Lluis Bassets

La hidra descabezada

Por: | 02 de mayo de 2011

Tiempos extraños y de paradojas, veloces y contradictorios. Estados Unidos y su presidente, Barack Obama, propulsados de nuevo a un momento de máximo prestigio y reivindicación de su poderío, justo en los meses más tristes de ausencia de liderazgos mundiales y de debilidad de Washington. Quien se opuso a la guerra de Irak culmina la guerra global contra el terror, descabezando la cabeza de la hidra, el desafiante caudillo del megaterrorismo. Lo que Bush no supo ni pudo conseguir lo hace este Premio Nobel de la Paz tan prematuro como discutido. Apenas unas horas después de que Gadafi estuviera a punto de ser liquidado por un golpe aéreo de la OTAN es Washington quien directamente se adelanta en una acción de la máxima osadía y eficacia en inteligencia militar y en capacidad de acción.

Sólo conocerse la noticia ha empezado la explosión de orgullo americano, perfectamente comprensible porque la liquidación del mega asesino saudí significa para Washington sacarse una espina clavada en aquel 11 S de 2001, primera fecha de la vulnerabilidad de Estados Unidos, expresada en un ataque colosal a sus dos capitales, la política y la económica. En la noche, la gente se agrupa ya en las puertas de la Casa Blanca, justo antes de que Obama se dirija al país para explicar cómo dio personalmente la orden de terminar con la vida del terrorista y cómo fue ejecutada por un reducido equipo de agentes americanos dentro de territorio paquistaní.

Las repercusiones internas de esta noticia histórica son obvias. Todo cambia en la carrera presidencial para 2012, todavía no iniciada. La imagen presidencial quedará blindada, gracias a una acción que afecta a la seguridad nacional, piedra miliar de cualquier política con pretensiones de hegemonía. No hay que olvidar que desde las propias filas demócratas se ponía en duda la capacidad de Obama para erigirse como presidente con los instintos y la preparación para garantizar la seguridad de los estadounidenses. Esto está hecho: el crédito de Obama es a partir de ahora inmenso. Sin contar la reivindicación de las víctimas y de sus familiares, debidamente rememorados en el discurso presidencial.

La eliminación del mayor criminal de masas del siglo XXI tendrá también una extraordinaria repercusión internacional. La derrota del yihadismo es sonora, después del revés tremendo que está sufriendo en todo el mundo árabe, donde no han sido sus crímenes y su culto de la muerte los que han hecho cambiar regímenes sino la acción decidida de los jóvenes más occidentalizados y liberales. La decisión de Obama tiene el doble valor de descabezar la primera organización terrorista internacional y realizar un acto de justicia que ejemplifica ante todos sus seguidores el destino que les espera a quienes quieran proseguir

por este camino.

Hay 15 Comentarios

Hidra:Serpiente marina.Monstruo mitologico de siete cabezas.Ironias de la vida o del lenguaje...

Señoras y señores desde la casa blanca tengo que informar que doy comienzo a la teercera guerra mundial.ydeciros que aparte del comando especial ,en la opoeracion el enviado especial ha sido y sera el director de la guerra de las galaxias.Como dijo Jesus ,,,,hipocritas,,,,

Discrepo de Ud. señor Bassets: no se ha hecho un acto de justicia sino un acto de venganza. No es de recibo que el presidente de EEUU, premio Nobel de la Paz acabe su discurso diciendo "se ha hecho justicia". Se ha ejecutado a un delincuente sin juicio, y además seguramente Ud tambien está en contra de la pena de muerte. ¿Volvemos a los linchamientos del FAr West? Probablemnte hubiera sido imposible capturar a Bin Laden vivo, pero no hay que jalear el haberlo capturado muerto.

¿Bin Laden el mayor criminal de masas del siglo XXI? ¿Seguro? Porque si es por número de civiles muertos creo que le gana George W. Bush.

No dudo que hayan liquidado al sanguinario terrorista. Uno menos. Ahora solo cabe esperar que no creen otro igual. Por lo demás, lo que tiene que haber disfrutado Obama cuando Trump le pedía la partida de nacimiento, sabiendo que dentro de poco le iba a presentar, junto a su petición, la partida de su defunción política. De la de Donald, quiero decir.

Enhorabuena a Obama.

Nadie creía que los Estados Unidos tendrían un Presidente negro, y lo tuvieron.

Nadie creía que Obama capturaría (vivo o muerto) a Bin Laden, y lo ha capturado.

Nadie creía en democracias en países musulmanes, y podemos estar en camino de varias (Malaysia, Turquía, Líbano e Indonesia son precedentes estimables)

Alf, sin duda lo de que hayan lanzado el cuerpo de Bin Laden al Mar es sorprendente, pero ahora es cuando se le ha declarado oficialmente "muerto" ya que el ahorro presupuestario que supone la retirada de miles de tropas de Afganistán es necesario e imprescindible para superar la crisis financiera.

Capturado y muerto Osama Bin Laden, con una incipiente (aunque débil) recuperacíón económica y sin un claro líder de la oposición republicana, Obama tiene bastantes garantías de salir reelegido Presidente. La consecuencia inmediata de la muerte de Bin Laden será la retirada de gran parte de las tropas americanas en Afganistán una vez concluida su misión (lo de instaurar un régimen "liberalizante" era secundario) de forma que disponga de más recursos para reducir el déficit presupuestario este año y el que viene.

Me parece un análisis apresurado y corto de miras. Obama casi seguro que va a subir en las encuestas a corto plazo, pero el efecto de la noticia dentro de año y medio puede haberse diluido del todo por otros acontecimientos y, sobre todo, por la economía. George Bush padre capitalizó el derrumbe del comunismo y una guerra exitosa en Irak; un año antes de las elecciones de 1992 su popularidad era inmensa y parecía imbatible, tanto que los pesos pesados demócratas(Mario Cuomo, Lloyd Bentsen) decidieron no optar por la candidatura. Bill Clinton aprovechó para presentarse, y el resto es historia. Por el contrario, presidentes relativamente impopulares al empezar su tercer año de mandato (Reagan, Nixon) lograron ser reelegidos de forma aplastante. Conclusión: Obama no queda "blindado", y su reelección no está para nada decidida. El paisaje político americano es sumamente dinámico, y en unos pocos meses todo puede cambiar.

Aun alegrándome de la muerte de este terrorista, tengo que preguntarme si el señor Basset llamaría "realizar un acto de justicia" a la ejecución de un terrorista de ETA en suelo extranjero por parte de un comando español, o bien un acto de guerra sucia deplorable.

Que Donald Trump pida la partida de defunción de Bin Laden.

¿El mayor criminal de masas del S. XXI? Permítame dudarlo. Según la wikipedia, el 11-S murieron 3000 personas. En los atentados de Kenia y Tanzania, menos de 250. Y no se le conoce implicación directa (sí inspiración) en ningún otro atentado. Seguro que si nos ponemos a buscar encontramos a personas responsables de más de 5.000 muertes.

Todo el mundo sabe que Osama murió hace yá varios años en un hospital de Pakistan, Benazir Butto ya habló de esto en una entrevista con la BBc poco antes de ser asesinada. Cuentos y mas cuentos, puro photoshop para la galería, lo mismo que el famoso certificado de nacimiento del negro. pero cuando parareis de una vez por todas?

Ahora hay que tildar la mente y es importante por la amenaza que Gadafi hacia con llamar al terror. ok!

Estimado Luís,

Efectivamente, la llegada de Obama a la Casa Blanca de EEUU, supuso todo un aire de ilusión y esperanza para las personas con una sensibilidad y percepción desarrollada innata de los seres humanos, condicionada por una cultura y sistema dominante que la tiene adormecida, que, solo unos pocos saben manejar en beneficio propio, para mantener su poder y quién sabe, si para gobernar el mundo a su antojo con intenciones como las que señalas en tu anterior artículo.

Personajes con aparente poder y más que dudosa intención hay, salpicando por doquier este desolado paisaje: Berlusconi, Trump, déspotas de toda condición y poder en multitud de naciones y organizaciones claves del sistema productivo.

Sin duda, estamos necesitados de golpes de efecto renovadores de la ilusión y la motivación como el de Obama liquidando a la hidra y otros acontecimientos asimilables, que están propiciando despertar a las masas de su prolongado letargo.

Esperemos, que las aguas discurran contenidas por la diversidad de cauces existentes y que la aves emprendan el vuelo a la verdadera y única libertad de los seres humanos de aprender a ser conscientes.

Solo se necesita, que quienes tenéis la capacidad de influir y estáis en un observatorio privilegiado, que dicho sea de paso ya quisiera yo para compartir con los demás, asumáis de una vez vuestra responsabilidad, que habéis elegido libremente, al igual que la mayoría de los gobernantes y dirigentes democráticos del mundo, para despertar y promover la conciencia social como valedores de los principios y valores que latentemente tenemos los seres humanos.

Naturalmente, antes deberéis desprenderos del lastre que condiciona y somete vuestras conciencias y dejaros de escusas y justificaciones retóricas de falsas normas sociales impuestas artificialmente contra natura del verdadero espíritu de los seres humanos.

La solución es sencilla y signos abrumadores hay por doquier de las latentes ansias de los seres humanos por que le ayuden a despertar.

¡Indignaos! y ¡Comprometeos! que solo hay una vida y es muy breve.

Gracias y saludos para todos,
Juan Bernardo montejb

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef014e88319f2f970d

Listed below are links to weblogs that reference La hidra descabezada:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal