Lluis Bassets

¿Cómo se echa a un dictador?

Por: | 08 de junio de 2011

Al primero, por los engaños de su mujer y su familia. El no quería irse. Pero le subieron al avión a rastras. Le amenazaron incluso. Los más piadosos improvisaron en la escalerilla la comparación con De Gaulle, que desapareció de París mientras los jóvenes levantaban las barricadas y se fue a Alemania a ver a su amigo, el general Massu (Túnez).

Al segundo, por los engaños propios de quien se cree invulnerable incluso después de abandonar el poder, que son autoengaños. A quien habla de tú a tú con todos los grandes de este mundo, es el garante de la paz y de la estabilidad en la zona y se considera poseedor de secretos y facturas de todos los que cuentan, se le hace imposible comprender que el palacio de verano donde se retira y jubila se convertirá muy pronto en la cárcel donde le detendrán y en el mejor de los casos le harán cumplir la pena que le impongan los tribunales (Egipto).

Al tercero, por la acción de las instituciones internacionales, que decretan su busca y captura, lanzan a sus aviones a bombardearle para evitar que siga asesinando a sus conciudadanos y terminarán abriendo el paso a la oposición armada que le derrocará. Como es un beduino, acostumbrado a someterse al rigor del desierto y a privarse de cualquier cosa con tal de sobrevivir, no será fácil terminar con él y mucho menos verle encerrado en una celda de Schevenigen, en La Haya (Libia).

Al cuarto, a cañonazos. Sus rivales tribales aprovechan las protestas populares, primero gastan su dinero y su influencia, y cuando no consiguen convencerle de que deje de engañar a unos y a otros firmando acuerdos que nunca cumplirá le pegan un cañonazo que le obliga a curarse en el extranjero. Quien tiene quemaduras del 40 por ciento a una cierta edad cuenta con razones poderosas para firmar finalmente su renuncia (Yemen).

Al quinto, ay, no se sabe muy bien cómo se le desaloja, aunque la fuerza y la prepotencia de su clan permite sospechar que le pueden despachar lo suyos en caso de que no demuestre suficiente dureza con la revuelta que sigue encendida y creciendo dos meses después de empezar. Pero pintan bastos y parece seguro que también caerá (Siria).

Del sexto ya apenas se puede decir nada. A estas alturas de las cuentas debería tocar a alguna monarquía. Y, por el momento, todas parecen bien apalancadas y sin ganas de que vaya con ellos la caza y caída de los sultanes que se ha desencadenado en su entorno geopolítico. Muchas son las que se lo merecen, y la que más la mayor y más poderosa, donde se refugian y exilian los dictadores y desde donde sale la ayuda para que no caigan (Arabia Saudí).

Pocos podían imaginar que la Unión Soviética iba a desaparecer cuando empezaron las huelgas de Solidarnosc en Polonia, en 1980, ni siquiera cuando se cayó el Muro de Berlín en 1989 y se unificó Alemania. De pronto, la historia se aceleró entonces y lo impensable se convirtió en posible. Exactamente como está sucediendo ahora. Por eso quienes observan con mayor inquietud y atención todo lo que está ocurriendo, al igual que hicieron en 1989, son los inquilinos de Zhong Nanhai, el complejo residencial de Pekín donde vive la nomenclatura gobernante en China.

Hay 9 Comentarios

Ya que estamos en plan de remozar y elminar las decrépitas dictaduras contemporáneas, porque no incluimos las dos reliquias sobrevivientes del anciano Stalinismo, Cuba y Korea.
Cualquier método sería aceptable. No tienen nada que ofertar para el futuro incierto. Cualquier cosa que las sustituya siempre sería un mal menor.
Al menos incluirlas en la lista de ronósticicos

Con diplomacia. Con mucha diplomacia.

"y haced subir a Rajoy y sus 40 mil corruptos"

Este Sr. Gascón cree que insultando demuestra que tiene razón, aunque diga mentiras. Allá están sus psoes quemando los documentos, y Ud. llama ladrones a los otros. De nada le sirve, Sr., su Zp está políticamente muerto y enterrado haga Ud. lo que haga, insulte a quien insulte.

"Cosas veredes, Sancho amigo, hasta a las piedras dar de alaridos"

Sr. Bassets, se le "olvidó" mencionar a Bahrein, en donde llevan más de dos meses encarcelando, torturando y matando disidentes con la excusa de que son "agentes de Irán"...
Un olvido bien conveniente, ¿no es así?
El País se ha "olvidado" de una de las dictaduras más brutales de Medio Oriente, jamás he leído en este peiódico que haya que imponer sanciones al rey Hamad y a sus compinches ni decretar orden de captura contra él.
¿Será porque en Bahrein está estacionada la V Flota de EEUU?
Usted es un hipócrita, critica las dictaduras que le convienen pero a las otras las "olvida"...
Me gustaría saber cómo se echa a un dictador bahreiní:
¿Pidiendo la intervención militar de Irán, que es el único país que ha protestado?
¿Poniendo bombas en la base militar gringa en Bahrein?
Porque aunque condeno completamente ambas opciones, es la única salida que ustedes y todos los demás medios occidentales les están dejando a los bahreiníes, que ven todos los días cómo la policía secreta arresta y tortura a sus familiares.

que mas da Sr.Bassets...mas bien y si me permite una pregunta, es quien hecha a los dictadores del capitalimo autoritario y salvaje en el que vivimos? como le decimos, o como convencemos a ese 1 o 2 % del mundo que nos controla que la felicidad no se consigue por consumir mas, que lo que importa es vivir una vida llena y equilibrada, a la cual se accede solo por un estado de bienestar que se centre en el individuo y sus necesidades y no en su valor adquisitivo? como lo hacemos cuando la prensa esta vendida, los politicos son burdas marionetas y la banca simple y PUROS LADRONES? cuando ya solo nos queda hecharnos a la calle para que nos saquen a palos por defender nuestros derechos? y eso en la desarolladisima Europa...mas y mas hipocresia, a este paso se les va a caer el castillo de naipes...o a lo mejor nos toca esperar a otro 11 de septiembre para ver cual es la siguiente jugada del imperio? por lo menos nuestros vecinos arabes ya nos demostraron con su coraje como iniciar el cambio, a nosotros nos toca poner de rodillas a los mercados o al dios neoliberal de turno, Islandia demostro que se puede...
lo dicho tanta desfachatez no aguantara por siempre...
adjunto aqui un link para los curiosos,
http://zeitgeistmovie.com/
Un saludo

Lo ideal sería encontrar el modo de que no entraran y así nos ahorrábamos el desahucio del dictador que usurpa la plaza y detenta el poder sin otro respaldo que su terror.

LOS SIRIOS, sin la ayuda de nadie, ya tienen acorralado al Dictador. Luego, dos misiles OTAN bien puestos estimularían y levantarían a todo el pueblo, que ya no lo soporta mas! Sólo hace falta esa pequeñita ayuda externa, y el salvaje caería para siempre! Pero el 'cirujano' Obama, y los tan diplomáticos y 'multilaterales' europeos, se la niegan a ese masacrado pueblo.

China? Mila como tiemblo !

Así que los que viven bajo dictaduras piden democracia -y me parece muy bien- qué raro que en Espanna los univesitarios en las plazas digan que los elegidos por votación no les representan, o sea nieguen el Parlamento, pidan se quite la inmunidad de los diputados, y otras cosas que hubiera sostenido Hitler y es un hecho que lo hizo, basó su meteórico ascenso al poder en atacar al Parlamento y la República de Weimar, y precisamente su grito era que no representaba al pueblo alemán y que no daba soluciones a las necesidades del pueblo alemán.

Un esfuerzo más, perroflautas, si verdaderamente queréís ser revolucionarios. Provocad al Ministro del Interior Rubalcaba a la represión violenta. Desprestigiad a la izquierda realmente existente. Echad a ZP y haced subir a Rajoy y sus 40 mil corruptos. Y cuando fracase y la crisis le rompa la espalda -gracias Manuel Vicent por la imagen- id contra Rajoy y la derecha menos extrema, motivos no faltarán.

Hasta que salga "el almogárave que siempre surge en Espanna en los momentos de crisis" en las palabras de aquel de Andrade en 'Raza'.

Lo más razonable es a patadas. Es la única razón que conocen y estiman. Lo malo es cuando el dictador da más patadas que las que recibe. Con todo, la pregunta clave es: ¿quién quiere a un dictador cerca de su casa?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01538f059a4e970b

Listed below are links to weblogs that reference ¿Cómo se echa a un dictador?:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal