Lluis Bassets

Sin transición

Por: | 09 de noviembre de 2012

De Obama a Obama no hay transición. Puede haber cambios: se rumorea que Hillary Clinton quiere dejar la secretaría de Estado, y habrá otros cambios en el gabinete e incluso en la orientación de algunos departamentos. Pero no hay transición, que solo se da cuando cambia el presidente, incluso aunque sean del mismo partido. Transición hubo de Clinton a Bush. Y de Bush a Obama. Y fueron todas transiciones complicadas: dentro y más todavía fuera, en el vasto e incontrolado mundo.

Una transición presidencial es por definición un momento de debilidad que los adversarios y a veces los amigos y aliados aprovecharán para sacar ventaja. No es un fenómeno americano, sucede en todas partes. Entre Carter y Reagan hubo la crisis de los rehenes americanos en el Teherán de los ayatolás. Entre Clinton y Bush empezó la segunda Intifada y el naufragio del proceso de paz, exactamente lo contrario de lo que pretendía el presidente con los últimos esfuerzos para un acuerdo. Entre Bush y Obama hubo la guerra de Gaza, que terminó en la víspera mismo de la toma de posesión presidencial o Inauguration. Y entre Obama y Romney, de haberse producido una transición, se hubiera abierto de par en par la ventana de oportunidad para el ataque isarelí a Irán.

La reelección de Obama ha sido una derrota de Benjamin Netanyahu, el primer ministro israelí que hizo campaña abiertamente en favor de Romney y que viene levantando la bandera del ataque a Irán con la explicación de que si no se hace ahora ya será demasiado tarde. La bomba iraní es una 'amenaza existencial' para Israel, según su primer ministro, y un detonante muy peligroso de la proliferación nuclear en la zona para la comunidad internacional, con EE UU a la cabeza.

Hay coincidencia de intereses, pero divergencia de estrategias: a los halcones israelíes les viene muy bien un ataque en el que se reafirme la autoridad militar de Israel en una zona en plena efervescencia; pero a los gobiernos occidentales, empezando por Washington, temen los efectos descontrolados y desestabilizadores de una iniciativa de este tipo, que podría desembocar en una guerra de Irak II.

EE UU puede llegar a estar dispuesto a emprender de nuevo el camino bélico, por su propia naturaleza de superpotencia militar, pero seguro habrá resistencia del resto de sus aliados occidentales. La reelección de Obama, en todo caso, ha aplazado esta dinámica bélica para después de las elecciones israelíes, que se celebrarán a finales de enero de 2013.

La venganza es un plato que se sirve frío, hay que recordar a propósito de las relaciones de Bibi con Obama: el israelí le he hecho todo tipo de jugadas en estos cuatro años en que han coincidido en el poder, a pesar de que el presidente estadounidense ha seguido apoyando a fondo a Israel e incluso a su Gobierno, hasta el punto de tener que tragarse sus exigencias de congelación de los asentamientos en Cisjordania.

Con Obama haciendo las maletas y Romney preparando su presidencia, la tentación del ataque a Irán hubiera sido demasiado grande para Netanyahu como para sustraerse a ella. De un manotazo hubiera abierto una dinámica distinta, a la que el nuevo presidente debería adaptarse sobre la marcha. Ahora, en cambio, Bibi tendrá que entrar otra vez en un difícil forcejeo con Washington, con el temor de que en cualquier momento se abata sobre él la represalia del presidente reelecto.

Aliado electoralmente en una misma coalición con la extrema derecha xenófoba de Avigdor Lieberman, el actual primer ministro israelí prepara la superación de sí mismo con un gobierno todavía más de extrema derecha en el momento en que en la superpotencia amiga y protectora se consolida un gobierno claramente situado a la izquierda.

Hay 9 Comentarios

"¿Periodistas en extinción?"
Hace unos años publiqué una carta http://elpais.com/diario/2009/05/13/opinion/1242165607_850215.html ¿Periódicos en extinción? EL PAIS, 13-V-09) en la que me preguntaba si los periódicos, tal como los conocemos, corrían riesgo de desaparecer. Por aquello de la tonta confianza y del tonto optimismo, siempre tan unidos en la desesperación, concluía que "siempre habrá periódicos porque siempre habrá periodistas". Imaginaba entonces que siempre existirían periodistas para hacer periódicos. Hoy, tras el ERE ejecutado en la redacción de EL PAIS, y tras constatar otros muchos ajustes salariales y de plantilla que se realizan y se realizarán en otras muchas cabeceras, pequeñas y grandes, de la información, lo que me parece es que seguiremos leyendo periódicos pero no sé si habrá periodistas. Periódicos sin periodistas, parece difícil, pero cosas más increíbles se han visto. Lo que parece claro es que la progresiva reducción de las redacciones redundará en una menor calidad de los contenidos, y por ende, en una disminución del crédito de los medios, impresos o por imprimir, salvo... , salvo que pensemos que la información es un producto de consumo como otro cualquiera y que con cuatro máquinas se obtiene la misma producción y con la misma calidad.
Por otro lado, y en relación con la otra parte de este negocio de la información, la de los lectores, decir que, sin ser propiedad de nadie, somos dueños, no solo del diario, según propia confesión de este periódico en tribuna sin firma ("A nuestros lectores" EL PAIS, 11-XI-12), sino que también, como recuerda Indro Montanelli en sus memorias, somos amos de los periodistas. Vamos, que al final habrá quien mantenga que la culpa del ERE será nuestra. Por eso mismo me pregunto qué parte de culpa tenemos los ávidos lectores en la eliminación acelerada de informadores, y más concretamente, en la extinción de la profesión periodística. Cuánta responsabilidad nos toca a nosotros, lectores copropietarios, empeñados como estamos en que las noticias nos salgan gratis de toda gratuidad. Pues mucho. Lo gratis se impone porque lo imponemos, y con lo gratis llegó la precariedad para ellos, periodistas, y para nosotros, propietarios de los periodistas.
Así que en esas estamos en esta gran familia que es un periódico, los dueños reales no pagamos un euro pero queremos las mismas prestaciones que si lo pagáramos a doblón, mientras que los usufructuarios, los editores, los autores del ERE, andan desesperados por encontrar el modelo, antes llamado piedra filosofal, que convierta la falta de medios en riqueza de fondo, pero sin perder en el cambio, claro.

Cómo está todo. Cualquier día vemos hacer periódicos sin periodistas. Cosas más raras se han visto. También pensábamos que era esencial el hombre para procrear y mira, ya estamos a las puertas del hermafroditismo. Por lo demás, siempre pensamos que desaparecerían los periódicos tal y como los conocemos pero me parece que a este ritmo quienes desaparecerán primero serán quienes los hacen, los periodistas. Más que los periódicos, quienes se extinguen a pasos agigantados son los periodistas. El periodismo, hoy por hoy, es un callejón sin salida más que una plaza abierta. Pero claro, como ahora estamos en la sociedad del autohecho, que qué es la sociedad del autohecho. Pues eso, que todos nos lo hacemos todo, muebles, alimentos, reparaciones, información, todo a nuestro alcance. Como la autarquía pero sin salir de tus cuatro paredes. Y lo que se ahorra. Eso sí, ya no hay tiempo libre, pero quién desea tiempo libre cuando tiene que hacérselo todo.

Esperamos que esta segunda presidencia de Obama le libere de las presiones de los lobbies proisraelíes, encabezados por el AIPAC, (American Israeli Public Affairs Committee), y los proisraelí PAC dentro de los cuales el más influyente sobre los senadores y diputados del Congress en Washington es el non-partisan political action committee (NORPAC,) que en una forma u otra condicionan la política exterior estadounidense, y especialmente en la región de Oriente Próximo.
En mayo 2011 el PM Netenyahu fue recibido por el Congreso como a ningún presidente norteamericano y no digamos de otra nación. Senadores y diputados aplaudieron 27 veces de pie cada vez el PM soltaba una tantas expresiones racista. Netenyahu es bien conocido hasta entre los mismos israelíes y dentro de su gobierno por su extremismo, mentiras y oportunismo, es un maestro en la extorsión e invertir la realidad como lo refleja su historial político en dos ocasiones como PM.

Creo que la mayor amenaza contra la paz en la región proviene de gente de tal calaña.
La bomba nuclear iraní representa sin duda las Armas de Destrucción Masiva de Irak, un excusa para destruir el país persa. Los motivos son más que obvios.

Qué se supone que tiene que hacer un lector cuando dinamitan su periódico de cabecera desde dentro. Qué coño hace un lector en tal caso, dejar de leer, dejar de informarse, con lo de aburrimiento y peligro que tal cosa conlleva. El despedido, en general, ya sabemos lo que tiene que hacer, patalear y quejarse por no conseguir las condiciones que espera. Pero en el caso de un periódico, qué puede hacer la segunda parte de ese diálogo que es un diario como es el lector. Qué poco se cuenta con nosotros, por más que seamos la razón última de la reestructuración, ya sea por no comprar el periódico de papel y contribuir a su estabilidad, ya sea por exigir que la información sea gratuita a la par que de calidad. ¿Tendremosalgo de culpa los lectores en el despido de los periodistas? ¿Nos despedirán también a nosotros? Porque no pueden...

Todos los imperios tienen su tiempo, ninguno es eterno. (babilonio, persa, mongol, chino, egipcio, romano, turco, español, alemán, ruso, inglés, francés, etc). Repasen la Historia del zoológico humano y verán que todos son iguales en avaricia, despotismo, saqueos, etc.) Ahora, en este siglo XXI ya está en el horizonte la caída del imperio de Estados Unidos. Será entonces que surgirá la verdadera Unión de todos los pueblos del Planeta, no la unión de los estados políticos.

Es una tesis curiosa. Podría ser que, efectivamente, actores internacionales sientan que al acercarse elecciones presidenciales los EUA están crecientemente ensimismados o incluso piensen que pueden influir en su resultado. (Antoni, la duración de la crisis no es incompatible con que un factor desencadenante fuera la percepción de debilidad de EE.UU. ante próximas elecciones. Es difícil valorarlo, pero no es tan descabellado.)


Sr. Bassets, ¿cuáles son sus principales fuentes de información? No digo para este artículo, sino en general para la política internacional. Podría publicar una lista aquí al margen de su blog de las publicaciones académicas, prensa y blogs que encuentra especialmente iluminadores.

Halcones, siempre al acecho, nunca en descanso. A la mínima que te descuidas, zas, zarpazo y al buche.

Resulta escalofriante pensar que de haber salido Romney de nuevo nos encontraríamos con una escalada de tensión. Que sí, que la tensión seguro que la tendremos, pero es lo de siempre, hay con quienes las tensiones se tratan de destensar y quienes aprovechan las tensiones para romper todo por interés propio. Así que sí, mejor un Romney desahuciado con todos sus asesores que desahuciados el resto, que somos todos los demás. Que la crisis nuclear con Irán me da a mí que es una versión cara de las armas de destrucción masiva que llevó a Bush a desatar la guerra de Irak, con los grandes resultados que todos hemos comprobado.

Respecto a Irán, me parece muy injusto el bloqueo. No sé si sólo quieren hundir el país o si piensan que quizá el descontento empuje a los iraníes a la rebelión, pero no se puede jugar así con la gente, como si fueran peones que se pueden sacrificar. ¿Cuántas muertes causó el bloqueo a Irak? ¿Cuántas causará el bloqueo a Irán?

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef017ee4e6be35970d

Listed below are links to weblogs that reference Sin transición:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

Últimas entradas

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal