Lluis Bassets

Solo queda Europa

Por: | 11 de noviembre de 2012

Ya sabemos quiénes van a dirigir la salida de esta crisis desde Washington y Pekín. No sabemos en cambio quién va a hacerlo desde Bruselas, y en nuestro caso, el de los europeos, nuestra ignorancia es mayor porque no sabemos dos cosas más: si de verdad queremos y estamos dispuestos a hacer lo que conviene para salir de la crisis; y si queremos salir juntos. Aunque lo que contará al final es lo más simbólico, y es que no sabemos, a diferencia de estadounidenses y chinos, quién nos va a dirigir en este fenomenal viraje geopolítico en el que estamos metidos desde hace cuatro años al menos.

Las elecciones en EE UU resolvieron algunas incógnitas. Sabemos que hay un presidente con una gran ambición política, dispuesto a recuperar la agenda perdida de su primer mandato. También que las ideas de la fiscalidad mínima y del Estado ausente tan caras a los republicanos han fracasado en las urnas. Nos queda por saber si Obama sorteará el abismo fiscal anunciado para enero, cuando se producirá una subida automática de impuestos y un drástico recorte del gasto público de efectos recesivos inmediatos, a menos que republicanos y demócratas consigan un pacto presupuestario. Si el presidente reelegido fracasa, todo el planeta lo notará porque quien debiera tirar de la economía se convertirá en un lastre.

Las elecciones opacas y secretas que se están celebrando en el 18º Congreso del Partido Comunista de China, con el nombre del nuevo presidente conocido de antemano, también serán trascendentales para todos nosotros, pero nos costará bastante tiempo y esfuerzo conocer la nueva correlación de fuerzas y los consensos sobre los que se armarán las nuevas políticas. Xi Jingping, el nuevo líder, pertenece a la tendencia más favorable al mercado, que va a relevar a Hu Jintao, menos liberal. Si su economía no se mantuviera en buenos y sostenibles niveles de crecimiento, todo el mundo lo notaría.

La única elección relevante que se espera en Europa, donde se ha instalado ahora el ojo huracanado de la crisis, es la que se celebrará el otoño próximo en Alemania. La quiniela dice que los socialdemócratas entrarán en una gran coalición para hacer de nuevo políticas de crecimiento, después del calvario rigorista impuesto por Merkel, nuestro abismo fiscal. Alemania manda, es cierto, pero nada funcionará en el futuro si solo es Alemania quien manda y si los europeos no somos capaces de dotarnos de estructuras de gobierno para el euro, banca, impuestos, presupuestos y quizá más cosas.

Mientras no lleguemos a tener estas estructuras, probablemente con un presidente europeo a la cabeza, no habrá más remedio que envidiar la capacidad de reinventarse de EE UU en cada elección y la previsible y pragmática estabilidad con que se fraguan los consensos ideológicos y se efectúan los relevos generacionales en la insondable cúpula del poder chino.

Hay 6 Comentarios

Opacas y secretas son también las negociaciones entre gobiernos nacionales que han de decidir el futuro de Europa.


¿No sería más democrático dar todo el poder al parlamento europeo y que el parlamento escoja gobierno, o votar a un presidente que tenga todo el poder ejecutivo y el parlamento todo el legislativo? Sistema presidencial o parlamentario, ¡pero división de poderes y democracia, por favor!

Mientras haya políticos que privilegien a los RICOS mediante exención de impuestos o subsidios, y le carguen la romana a las clases mas desfavorecidas, EUROPA no podrá emprender vuelo. Luego cuando no se tiene dinero, pero se tiene IMAGINACIÓN, poder creativo, espíritu solidario, y todo ello se pone en movimiento, Europa va a resurgir como tantas veces de sus cenizas ! Pongamos nuestro OPTIMISMO EN MARCHA. Esa es la clave!

cierto, muy cierto, don Lluis:
https://usaworldgaze.wordpress.com/2012/11/11/the-gopconservatives-needs-less-traditional-principals-and-values-and-a-lot-more-spanish-101-to-win-the-2016-elections/

Soy latinoamericana, de un pais al sur. Cuando adolescente, veia con admiración (y cierta envidia) la situacion de los que considerabamos "paises adelantados". Pensaba: "Mi Diós, porque somos tan pobres? Nosotros estudiamos, trabajamos y solo nos rodea corrupcion y pobreza" .Pasados 30 años, soy profesional, tengo casa propia (una apenas), plano de salud, viajo y...algunos ahorros. Mi circulo de amistades tambien lo tiene. Nuestro standar no es el europeo, mas estamos optimistas. Ahora estamos preocupados en sacar de la miseria a los que se quedaron atras (inclusion social).Nunca imagine que el mundo podria dar vueltas de esa forma. Talvez la respuesta al paradoxo (y que nos sirve de alerta a los paises emergentes) está en el libro "How much is enough?".

Creo que en europa hay mucho egoismo y conffontación. Para poder lidiar la crisis necesitamos unidad fiscal, y tal solo se reúnen a tomar café de vez en cuando en Bruselas sin llegar a conclusiones claras de unidad...

Vamos, que los europeos dependemos de nosotros mismos por las narices.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef017d3d83933a970c

Listed below are links to weblogs that reference Solo queda Europa:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

Últimas entradas

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal