Lluis Bassets

La guerra de nunca acabar

Por: | 09 de febrero de 2013

Es inconcebible que el Gobierno de un país donde rige el Estado de derecho pueda ordenar la ejecución de un ciudadano sin juicio previo ni procedimiento probatorio. Tal retroceso nos remite a los tiempos oscuros de los monarcas absolutos o de las dictaduras, y se hace de difícil comprensión cuando precisamente quien lo hace es nada menos que el premio Nobel de la Paz Barack Obama, el presidente que ha prohibido la tortura, ha renegado de la idea de guerra preventiva tal como se hizo en Irak y ha ordenado, aunque sin resultados del todo satisfactorios, el fin de las detenciones indefinidas y las extradiciones irregulares.

Más inconcebible es que tales actuaciones se realicen a partir de la fundamentación jurídica de los consejeros legales del presidente, como hizo Bush con su pretensión de legalizar la tortura o la detención indefinida y sin cargos. Eso es lo que ha hecho también la actual Casa Blanca y lo que ha desencadenado una tormenta política esta semana, puesto que han coincidido la publicación del dictamen del Departamento de Justicia autorizando este tipo de ejecuciones sumarias y la comparecencia ante el Senado, previa a su nombramiento como jefe de la CIA, del asesor de Obama para este tipo de actuaciones letales, John Brennan.

El memorándum ahora conocido considera que el presidente puede ordenar la ejecución de un ciudadano estadounidense cuando se trata de evitar la amenaza inminente de un ataque violento contra EE UU y no es posible su detención. Y la capacidad legal de Obama deriva de la existencia de un conflicto armado entre Washington y Al Qaeda y de la autorización por el Congreso del uso de la fuerza al presidente, aprobada en 2001, justo después de los atentados del 11-S en Washington y Nueva York. El elemento más destacado de esta contienda, bautizada entonces como guerra global contra el terror, es que EE UU la libra contra un enemigo sin territorio y sin Estado, sin declaración de guerra ni reconocimiento de las partes beligerantes, y también sin posibilidad de determinar la finalización del conflicto, en la medida en que puedan seguir vigentes las amenazas de atentados por parte de Al Qaeda o grupos afines.

Obama cambió la política antiterrorista de Bush, pero mantiene la idea de la guerra contra el terror, y más en concreto contra Al Qaeda. En su esquema, el campo de la guerra ha quedado mejor encuadrado y el enemigo más precisado, en buena correspondencia con los nuevos medios tecnológicos utilizados para esta guerra de nuevo tipo, los famosos drones o aviones no tripulados que permiten las ejecuciones a distancia. Pero la guerra es legalmente la misma y, como la de Bush, no tiene fin ni se sabe si puede tenerlo. Mientras se libra, el presidente podrá ordenar la ejecución de uno de sus conciudadanos cuando considere que representa un peligro para la seguridad de su país.

Hay 17 Comentarios

Totalmente de acuerdo con todo, salvo en algunas cosas que no han publicado los medios.

¿Cuáles han sido las consecuencias del derecho de esta guerra unilateral contra un adversario probado o supuesto salvo una carrera armamentística irracional en el mundo contra una amenaza potencial?
Efectivamente una ha sido la ejecución de un número considerable de jefes del Alqaeda tanto en Afganistán como en otros países tales como Yemen, Irak, Somalia, el Maghreb islámico (Libia Argelia), y ahora en Mali y pronto será en Siria. Todo ello NO sin otro número importante de civiles en su mayoría niños y mujeres.

Ese es el poder de la democracia, donde el ejecutivo tiene un límite judicial emanado en dicha rama, que en si es lo que diferencia con los gobiernos antidemocráticos y comunistas, que el tirano mata sin tener que someter a juicio al implicado.... perdón jajajaja lo que esta pasando es en la mayor democracia del mundo, este mundo como ha cambiado.

Por favor, tengamos la guerra en paz.

Sr. Bassets: Le propongo que Ud. escriba un nuevo libro:

La oca del señor Obama
Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Segun Lluís Bassets lo siguiente es cierto:

- Obama asesina libremente a quien se le opone, sean terroristas o ciudadanos Americanos, pero la culpa es de Bush.

- Obama viola la Constitución (la misma que juró respetar y proteger en sus DOS juramentos) pero la culpa es de Bush.

- Obama prefiere ASESINAR a sus supuestos enemigos antes que INTERROGARLOS, pero la culpa es de Bush.

- Obama juró en falso cuando ascendió a la Presidencia, pero la culpa es de Bush.

- Obama no hace la guerra abiertamente, solo guerras "secretas", y viola la Constitución al no pedir aprobación al Congreso, pero la culpa es de Bush.

- Obama tiene más de CUATRO AÑOS de ser presidente de Usa, pero Bush tiene la culpa de los crímenes de Obama.

¿He comprendido bien su idea, Sr. Bassets? Una pregunta, por favor. ¿Cuándo será Obama RESPONSABLE por sus actos? Porque veo que a Ud. le molesta que Bush le haya echado agua en la nariz a TRES TERRORISTAS, pero no le molesta en lo mínimo que Obama haya perpetrado incontables cobardes ASESINATOS a distancia con sus avioncitos. ¿No teme que un día de estos arranque don Obama a ASESINAR españoles?

"Cosas veredes, Sancho amigo, que harán a las piedras dar de alaridos." Solo hay dos cosas infinitas en este mundo: El universo y la hipocresía de la izquierda, pero tengo dudas de la primera.

Qué gran poder, la atribución de la infalibilidad. Confiemos en que quien lo ejerza no sea un asesino profesional.

Todo esto tiene su origen en la aceptación por parte de algunos gobiernos occidentales de la premisa de que el enemigo no tiene territorio ni Estado. Premisa falsa, elaborada y aceptada de forma interesada para impedir reacciones contra los Estados que dan protección a los grupos terroristas a los que Vd. hace referencia y se benefician de sus acciones.
El único enemigo que puede existir en la “nube” es algún tipo de software malicioso. El resto de enemigos viven en territorios, y lo más importante realizan sus acciones para beneficiar territorios, Estados, cuyos gobiernos les dan protección, financian y apoyan.
Según mi opinión lo importante de todo esto es saber si dichas actuaciones se están emprendiendo solo contra personas que se encuentran en zona de guerra, claramente inmersos en un conflicto armado declarado o también contra ciudadanos que puedan vivir en cualquier tranquila ciudad de Occidente, en las que es fácil de detener a cualquier persona que suponga una clara amenaza contra la seguridad de los intereses de los Estados Unidos.

Resulta fácil ser un moralista sentado en un sillón, por eso aunque no puedo negar que estoy de acuerdo con el Sr. Bassets, soy consciente de que estoy cómodamente sentado en mi sillón cuando escribo esto. También me inclino a pensar, por lo que sabemos sobre él, que Obama no tiene pinta de ser un asesino despiadado ni un criminal. ¿Entonces?.... Me alegro de estar cómodamente sentado en un sillón y de lo fácil que resulta pontificar así.

Sr Bassets: Todo caso de "terrorista detenido" es un caso de "reloj de una bomba que esta por explotar".
Como es posible saber si existe esa "bomba" (o no...) sin interrogar al detenido?
Como es posible "detener a sus complices" sin interrogar al detenido?
Como es posible "evitar la continuacion de los actos terroristas" sin "evitar la posibilidad que los terroristas sigan actuando"?

A veces, por motivos de "logistica", "tiempo disponible hasta que el acto terrorista ocurra", etc, la unica forma de evitarlo, es impidiendo fisicamente que aquellos "socios del detenido" aprieten el boton.

Que propone Ud. que deberian haber hecho en los EEUU si hubieran descubierto al lado de los 4 aviones, que 20 terroristas armados estan por subir a ellos para "tirar abajo" a los "gemelos"?

Leerles en que frase de la Constitucion de los EEUU estan detallados sus "derechos civiles"?


Estoy de acuerdo con el comentario de Ramiro Zamora, y añadir que la ley de la superviviencia, o la ley del mas fuerte, es la ley natural descrita por Darwin. A este científico se le olvidó precisar que tal ley es una variante de la ley del terror. Podeis observar que nuestro planeta Tierra está regido por Satán, es decir, por mentes putrefactas.

Claro, que si Mato debería dimitir por aceptar regalos de una trama corrupta y Rajoy por cobrar sobres negros, si tal extremo contable se confirma, qué debería hacer el inquilino de la Casa Blanca por su contabilidad negra de asesinatos alevosos a distancia como si se tratara de un juego de la Play. En fin, que todos llevan una doble contabilidad, en A y B, ya sea de números o de personas. Lo malo, en el caso de Obama, es que te encuentres en la B y te metan en el sobre sin poder decir esta boca es mía.

Los que tienen el poder, suelen demonizar a quienes ha elegido como sus enemigos, asi como calificar a los patriotas y quienes ejercen LEGITIMA defensa personal, con apelativos que convierten a tales personas en delincuentes o algo peor, asi nacen denominaciones como "comunistas, ateos, subversivos, terroristas, etc.", extendiendo el concepto a caracteristicas etnicas y religiosas como "indios, negros, amarillos, musulmanes, etc.", o lo que se les ocurra; asi surgen doctrinas genocidas e intervencionismos, la "civilizacion" occidental y cristiana es toda una especialista en esta forma de "glorificar" sus crimenes.

Dice el lema de los SEAL, el cuerpo de élite del ejército estadounidense que asesinó a Bin Laden, que el único día fácil fue el de ayer. Parece que en lo tocante al respeto de los derechos humanos por parte de EE.UU., el único día bueno fue el de ayer.

USA quedó profundamente herida con el atentado a las torres gemelas, y, a diferencia de España, por tomar un ejemplo no tan al azar, capitaliza los errores, sopesa sus propias debilidades, mejora las alertas y apunta con sentido común a los enemigos del conjunto de su población.
El lenguaje del fanatismo terrorista es la violencia visceral, cualquier consideración legalista es considerado por ellos como una debilidad a la que se le puede sacar provecho propio, por tanto no parece tan descabellada la política de "no razonar con la bestia".

Cualquier país hace (e hizo siempre) lo mismo que Estados Unidos: Matar cuando "cree" que peligra su seguridad, sin preguntarle nada a nadie.- Y no solo de a uno: de a dos, tres o mil.- No sé dónde está la novedad.- No lo hizo España cuando se asoció con Estados Unidos para ir a matar iraquíes?

Estoy totalmente de acuerdo con la ley. Apoyo a Obama, en cualquier medida que liquide la existencia de terroristas, por cualquier medio y en cualquier lugar.
Me pregunto que derecho a juicio o tratamientoi jurídico merecen los que se abrogan la capacidad de asesinar millares de inocentes, ajenos a los conflictos y que tratamiento humanitario merecen los que pretenden imponer doctrinas absurdas, creencias antediluvianas y leyes reñidas con los principios, costumbres y derechos de los demás ciudadanos de este mundo.
Para exigir derechos prmero hay que cumplir deberes, esencialente el respeto a las ideas,costumbres y estilo de vida de los demás.
Esa amenaza a la supervicencia de la humanidad hay que exterminarla, so pena de perecer a manos de los que nada respetan.
Pericles

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef017c36b33718970b

Listed below are links to weblogs that reference La guerra de nunca acabar:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

Últimas entradas

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal