Lluis Bassets

Ni hablar

Por: | 05 de marzo de 2013

Esa es la respuesta. No hay nada que hablar. Las cosas son como son y todo debe quedarse tal como está.

¿Preguntar a los ciudadanos? No hay nada que preguntar. Se empieza preguntando y se termina cediendo. Se empieza por cuestiones intrascendentes y se termina tocando lo más sagrado. Preguntar es ofender.

¿Derecho a decidir? ¿A decidir qué? No hay derecho alguno a decidir nada. A las urnas cada cuatro años y luego a callar y obedecer. Así es nuestra democracia, representativa por supuesto. Y luego, ¿a decidir quiénes? No será la parte o la minoría la que va a decidir por el todo o la mayoría. Aquí solo decide quien ya tiene el poder. Y quien tiene el poder jamás lo va a soltar.

¿Una consulta legal? Ni legal, ni niño muerto. Hasta aquí podíamos llegar. La presunción es de ilegalidad, no de legalidad, por más que se declare y se proteste en sentido contrario. Consulta y legal son términos antitéticos. No será nunca legal porque no lo permitiremos. Al final quien dice lo que es legal es quien hace la ley, y luego la trampa.

¿Una consulta pactada? Eso es humor del fino. ¿Cómo puede ser pactada si una de las partes se niega a pacto alguno del tipo que sea? Jamás vamos a pactar que se consulte a alguien sobre un futuro que no queremos.

¿La consulta como culminación del proceso de diálogo y de negociación? Todavía más fácil: eliminamos el proceso y ya no hace falta consulta. Por eso no tiene sentido ni hablar ni escuchar.

¿Y entonces? Por encima de todo está la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, principio que transitó intocado desde los Principios Fundamentales del Movimiento hasta la Constitución democrática y que ahora se ha convertido para algunos en la quintaesencia constitucional.

Quien se desvíe un milímetro de estos principios o sea objeto de dudas y vacilaciones, sea Francisco Rubio Llorente, Pere Navarro, Martín Rodríguez Sol o el lucero del alba, será anatema y condenado a la hoguera de la nueva inquisición española. ¡Ea!

Hay 27 Comentarios

ay, ay, ay, BASSETS. Mira tu casa, luego la del vecino. es que eso pasa cuando alguien llega "muy alto" en un pasquín como lo es El País a partir de que el niño Berggruen lo capturó, y también capturó creo que además de los corazones de directivos como tu, capturó otras cosas, donde el sol no alumbra, y Drácula, usaba como puerto de partida en sus víctimas para empalarlos. Muy triste. Tienes estudios o eres sólo opinólogo, o mejor propagandista de muy, muy bajo nivel?. En fin. Cuénta más de los suicidios en tu país y de los deshaucios, por los que deberían ser llevados de oficio ante la justicia española en primer lugar, y luego instancias internacionales: los banqueros que las aprueban, los propagandístas por cómplices, y el mismo Reino de España, Sí, sí. Cuyo heredero al trono demostró una gran clase al ir al funeral de Chávez, e indirectamente representando a su rey-padre. Usedes lamebotas de burgueses aprendan de Doña Sofía y del Príncipe. Que siendo yo declarado enemigo y descreído de todos los méritos que le fueron "colgados" al Rey con su papel en la transición, etc., Y FANATICO DESCENDIENTE DE ABUELA ASTURIANA que empuñó armas durante la guerra civil bajo el color de la noble Tricolor Republicana, la que seguramente será restaurada, algún día, en Espeña. ATTE. Un gran admirador de sus capacidades.

Si usted aboga por la independencia de Cataluña, déjese de retóricas y de consultas y dígalo abiertamente. Se ha pasado tres pueblos con lo de "la nueva inquisición española". Me imagino que usted es de los victimistas, o los "pasivos agresivos" que piensan que todos aquellos que no son nacionalistas son franquistas.

Fuss: no hay ningún "doble criterio", simplemente la evidencia de que destruir o fragmentar un Estado-nación con el que se identifican la mayoría de sus ciudadanos desde hace mucho tiempo para sustituirlo por mini-Estados en base a un estado de opinión coyuntural en una parte de su territorio es un retroceso histórico descomunal, que perjudica y empobrece a todos. En cuanto a la UE, no es un pueblo ni una nación sentida asi por nadie, sino un ente "supranacional" artificial que, yendo más allá de una loable cooperación entre Estados soberanos, una élite tecnocrática pretende imponer ignorando la realidad irreductible a unidad del continente europeo. Pretender fragmentar la soberanía nacional entre taifas desgajadas de sus Estados y un ente tecnocrático supranacional es, además, volver a la fragmentación del poder de la Europa medieval, un modelo desastroso y superado por la creación de los Estados-nación modernos, y algo que debe rechazarse con absoluta naturalidad y convicción.

Eso sí, el mismo Pla decía que lo malo del sistema es que el fundamento, en lugar de la razón, la legalidad y el interés general, lo son la arbitrariedad corregida por el intercambio de favores. Esta es la base de la corrupción: un do ut des en negro y en directo, nada de diferido, por el que pagan mal sus autores. Menos mal que la Audiencia de Barcelona ha decidido que los condenados de Uniò Democrática por financiación irregular, pese a que Duran jure y perjure que es otra cosa, qué tío más obtuso, ha decidido, digo, que tales personas ingresen en prisión por una cuestión de confianza ciudadana. Lo malo es que el propio Duran no fortalecerá tal gesto con su marcha, cada día más necesaria.

Qué bueno es el libro de Pla que acaba de publicar Libros del K.O. 'Madrid, 1921. Un dietario'. Ahí van unas muestras.
"En nuestro país hay una gran cantidad de gente que cree en los milagros, que es, hablando en general, la misma gente que aspira a tener una información objetiva".
"Lo que enseña en realidad el periodismo es, quizá, a plagiar decentemente -cosa importantísima-. El plagio empezó con Adán y Eva y aún sigue. Puede que empezara antes".
"No hay nada más parecido a un salvaje que un hombre muy cultivado que no acepta la contradicción del ignorante". Al hilo con esta cita, otra del doctor Simarro, tertuliano de postín: "Con un español analfabeto se puede ir a todas partes. Con un español que sabe leer y escribir y las cuatro reglas, ya se topa con alguna dificultad, pero de todas maneras aún se va adelante. Con un español bachiller, las cosas empiezan a ir francamente mal... Con un licenciado, van pésimamente... Con un doctor... ya todo es imposible, completa, absoluta definitivamente imposible..." Un canto a la generación más preparada del siglo. Y también la más parada.
"El castellano, pobrecito, sufre por todos lados. De un lado, Cataluña le pone la cabeza como un bombo, y no le deja respirar de inquietud y de tósigo problemático. El vasco, en cambio, tira del otro lado, prometiendo un nirvana bancario y culinario. Puesto en esa disyuntiva, el castellano sale con las manos en la cabeza y casi nunca sabe por dónde anda". Ahí le has dado.
El comentario sobre las oposiciones, de 8 de junio, es genial. Los opositores son como cipreses de un tétrico cementerio. Un opositor, un ciprés. Seis, media docena.
"En la administración se parte de la base de que lo importante no es el administrado que paga los impuestos, sino el administrador que ha ganado las oposiciones. Es un criterio. Es un criterio basado en la inversión de los términos de la realidad". Y claro, de ahí se pasa a la exageración, como la que figuraba en la puerta de un despacho oficial: 'Horas de oficina: de una a una y media'. Suponemos que el receso está incluido.
"En Barcelona no se ha sabido comprender que la plaza de Cataluña no será nunca nada porque, en su espacio abierto, falta el gran edificio. En Madrid disponían del edificio [Palacio Real] y construyeron delante una plaza para impedir que se viera [Plaza de Oriente]". ¿Una alegoría urbanística de la situación política?
Bassets retuiteaba el otro día un editorial del 90, quiero recordar en que se recogían unas palabras del futuro Rey, Felipe VI, cuando decía aquello de que Cataluña será lo que los catalanes quieran que sean. Parece un cumplido, que como decía Pla no es otra cosa que "ofrecer una cosa por pura ceremonia, en la confianza de que no se aceptará la oferta". Pero no, esto no era un cumplido. Aquí se ofrece una cosa en la confianza de que no se entregará. Un cumplido engañoso, eso sí.
Y qué es eso de la fama de tacaños de los catalanes. Cita Pla a Gómez de la Serna, a la hora de pagar las consumiciones: "Es curioso: los catalanes casi siempre pagan. No sé cómo lo hacen..." Unos beben sin tasa y otros pagan la nota.

Fuss,

Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Lo malo, ni lo escribas.

Bien à vous,
Moi

Chapeau ! Un articulo brillante que describe esta esperpentica y sonrojante realidad democrática.

En fin, ¡a callar que cortan cuellos!

Porque una cosa es no poder decidir objetivamente sobre determinado punto y otra cosa no poder decir que se quiere decidir aunque no se pueda.

Fuss: tus comentarios están llenos de razonamientos circulares y, sinceramente, me da algo de pereza rebatirlos. pero si entras a comentar un blog al menos deberías tener la delicadeza de leer aquello que se está comentando. Es el Sr. Bassets quien cita los principios generales del movimiento en su escrito, en el penúltimo párrafo. En cuanto a lo demás. La separación de Cataluña y el resto de España puede perjudicarme y considero legítimo que se me consulte sobre esa cuestión. Es algo perfectamente democrático, fundamentalmente porque no creo en el expolio fiscal que es el fundamento del incremento del número de independentistas. De hecho estamos todos -catalanes y no catalanes- sometidos al mismo IRPF, al mismo IVA, a las mismas pensiones, al mismo derecho de paro, etc,. Los derechos de un catalán son iguales a los míos y si se quieren separar por motivos económicos, tengo yo el mismo derecho a oponerme a la separación por idénticos motivos, también económicos ¿O no?

Don Bassets,
Mientras estemos gobernados por la dictadura de los partidos nuestra joven democracia no merece ser llamada como tal.
Listas abiertas
Saludos.
Lluc

Lambda, algunas precisiones. No hace falta modificar la CE para hacer una consulta de autodeterminación en Catalunya. Ni siquiera hace falta modificarla para hacer un referéndum, dado que los referéndums en España no son vinculantes, y por lo tanto se pueden hacer sobre cualquier cosa, sólo sirven para saber la opinión del pueblo (que no es poca cosa). Así que para hacer una consulta sólo hace falta una ley catalana, y para hacer un referéndum sólo hace falta el permiso del gobierno español (que ya es notable que para hacer cualquier referéndum haga falta el permiso del gobierno español; luego dicen que España no es un estado centralista).


La modificación de la CE sería necesaria para aplicar el resultado del referéndum o consulta si saliera favorable a la independencia, pero no es necesaria para hacer el referéndum o consulta.

Carla, dice "En una democracia, el derecho a decidir lo tenemos todos, al menos todos los que estén impactados por la decisión." ¿El derecho a decidir de los españoles sobre, digamos, su retirada de la UE, estaría en manos de todos los ciudadanos de la UE? No, esa sería una decisión única de los españoles, a pesar de que impactaría a todos los ciudadanos de la UE. Me temo que tu principio no se mantiene, y que los españoles sois los primeros en reclamar vuestro derecho a decidir aún en asuntos que afectan a otros ciudadanos. Deberías comprender que los catalanes tengan ese mismo derecho y quieran ejercerlo, ¿no?

eurorealista, me fascina que tu defensa del estado-nación España la consideres moderna (¿más que la UE?) y la defensa del estado-nación Catalunya la consideres medieval. ¿Cómo consigues aplicar ese evidente doble criterio con tanta naturalidad y convicción

¿Les suena?

"España es una unidad de destino en lo universal. El servicio a la unidad, grandeza y libertad de la Patria es deber sagrado y tarea colectiva de todos los españoles."

"La unidad entre los hombres y las tierras de España es intangible..."

¡Amén!

Harendt, tú, como buen nacionalista español, tienes todo el derecho a considerar el pueblo español como ente soberano, con derecho a decidir y sin que nadie pueda decidir sobre él. Pero entederás también que un catalán considere el pueblo catalán como ente soberano, con derecho a decidir y sin que nadie pueda decidir como él. Exactamente igual que tú, sólo que referido a un pueblo distinto. Ambos sois nacionalistas, ambos queréis que vuestro pueblo-nación decida por sí mismo sin que nadie le imponga nada. Que uno defienda su derecho a decidir no es ni insultar ni menospreciar a nadie. Que a uno le expulsen de su cargo sólo por decir que debería buscarse la manera legal de, no ya decidir, sino simplemente que el pueblo opine sobre el tema, sí que lo considero un insulto y un menosprecio hacia la democracia. Algo que parece preocupar muy poco a los supuestamente demócratas españoles.

Thiebault, no sé si resulta muy tolerante considerar que quienes no están de acuerdo con las purgas contra los que están a favor del derecho a decidir son intolerantes. ¿Washington fue un intolerante? Defender la unidad de España es defender uno de los principios generales del movimiento; que en el resto de temas seas muy demócrata no quita que en este caso pongas la indisoluble unidad de España por delante de la democracia, tal como establecen esos principios generales del movimiento (que, por otro lado, sólo tú sacas a colación; excusatio non petita... ;-)). Es cierto, la mayoría de los estados no reconocen el derecho a decidir de parte de sus territorios, pero es que en la mayoría de los estados no hay ningún territorio en el cuál la mayoría de la población quiera ejercer ese derecho a decidir. Y en los estados democráticos donde la hay, los estados aceptan ese derecho: véase Canadá y UK. Considerar que el que España no siga el ejemplo de esos estados democráticos sea una falta de democracia en España no me parece ninguna tontería, ni mucho menos un motivo justificado para cesar a alguien. ¿Eso no te parece de inquisidor? Que lo que el sr. Bassets está calificando de inquisidores no es opinar que los catalanes no pueden decidir democráticamente su futuro, sino el tomar represalias contra quienes creen que sí deben (o incluso quienes se aproximen a eso, que el sr. fiscal ni siquiera llegó a tanto). Sí, el diálogo implica la posibilidad de que el otro no esté de acuerdo, pero no la imposibilidad de ni siquiera hablar del tema. Y el que los españoles no estéis de acuerdo con el derecho a decidir de Catalunya es muy legítimo, pero no lo es que impongáis esa decisión vuestra por encima del derecho a decidir de los catalanes. Especialmente cuando vosotros defendéis vuestro derecho a decidir y no permitís que otros decidan por vosotros sin vuestro consentimiento. Una postura un tanto hipócrita, defender el derecho a decidir para uno mismo y negárselo a los demás, ¿no te parece? Los catalanes desde luego que aceptan que la mayoría de los españoles no pensais como ellos. Lo que no aceptan es que los españoles decidais por los catalanes, como pretendéis hacer, igual que los españoles no aceptáis que los catalanes decidan por vosotros.

El sentido de "independencia" surge cuando un pais es colonia de otro pais. Pregunto, ¿Euskadi y Cataluña son colonias de España? Nunca lo fueron, mas bien, fueron colonizadores que participaron del NEGOCIO colonial cuando los paises de Sudamérica y Centro América, incluido México y el Caribe, eran colonias de España. ¡Basta ya de tanta manipulación política que convierten a las masas en meros borregos¡

Me sumo al educado planteamiento expuesto por Thiebault. El destino de España lo decidimos los españoles en su conjunto. Si se acepta eso, yo acepto cualquier cosa que decidamos todos juntos, me guste o no. Sin insultar ni menospreciar a nadie.

Me preocupa que la Constitución esté emborrajada. Primero, PSOE y PP pactaron rápidamente la modificación de un artículo para el pago de la deuda externa. Segundo, Mas quiere hacer un referendum sobre la independencia del territorio, sin que la Generalitat tenga las competencias para plantear un tema de ese calibre (habría que modificar la constitucion mendiante el sistema que ésta establece, con al menos tres cuartas partes del parlamento español a favor). Evidentemente, el Estado Español necesita una puesta al día de la Constitución, pensada en un marco de gran inestabilidad politica. (Alemania y otros estados lo hacen cada cierto tiempo, nosotros no deberíamos ser una excepción). Ahora bien, el comportamiento de los partidos actuales es propio de mentecatos. ¿Tendrá Cataluña su fuero (Concierto a la vasca)? Es probable. Es bastante más que probable eso que una súbita independencia. Pero las circunstancias economicas actuales hacen que ambas perspectivas sean muy dificiles. De ahí que el peso de carga de Mas y Junqueras esté en plantear la independencia. Lo que me preocupa es que no veo a nadie del Gobierno (del PP) con la inteligencia y la mano izquierda para tratar el tema (carecen de una visión compleja y estratégica del asunto). Esto no se soluciona con métodos de gallego sino con decisión e iniciativa, al estilo de Cameron (el Premier británico). Desde luego, qué pésima imagen damos al mundo. De todos modos, la independencia de los diferentes territorios de España no me quita el sueño. Lo que sí me preocupa es nuestra tendencia a dejar que nos desvíen de problemas mucho más acuciantes (y reales).

La mayoría de ciudadanos de la mayoría de los países no está de acuerdo en reconocer ningún derecho a decidir de partes de su territorio, así que la "genialidad" de la "genética profunda española" no cuela. Y no existe ningún derecho a decidir universalmente reconocido más que en los supuestos establecidos para el derecho de autodeterminación por Naciones Unidas (Resoluciones 15/14 y 26/25 de la Asamblea General), que nada tienen que ver con España. Que los catalanistas no lo quieran entender porque no les conviene es harina de otro costal.

"la mayoría de los españoles no estamos de acuerdo con el derecho a decidir de Cataluña." Esta frase es genial, y un vivo retrato de la genética profunda española (bien, vale, de una gran parte). Es como si la mayoria de españoles no estuvieran de acuerdo con los derechos humanos, es exactamente igual si lo estan o no lo estan, hay cosas, como los derechos humanos o el derecho de un pueblo a decidir su adscripción que son derechos universales. Que en España no se reconozca, es harina de otro percal.

Yo entiendo la desesperación de quienes tienen derecho a decidir. Comprueban que con el sistema establecido no hay posibilidad alguna de decidir nada, no con la mayoría o con la legitimidad que precisan. Seguramente piensan que, como en las relaciones entre las administraciones, no debiera regir el principio de jerarquía (en este caso, las mayorías que deciden) sino el de competencia (el ámbito al que se circunscribe la consulta). Difícil decisión que nos retrotraería al principio de los tiempos de qué fue antes, el huevo o la gallina.

El lenguaje de unos y otros está absolutamente sesgado, cuando no es falso. En una democracia, el derecho a decidir lo tenemos todos, al menos todos los que estén impactados por la decisión.

Tras el levantamiento del 17 de junio
mandó repartir el secretario de los escritores
unos folletos en la avenida de Stalin
en los que se leía que el pueblo
había perdido la confianza del gobierno
y sólo haciendo el doble de trabajo
podría recuperarla ¿No sería
más fácil que el gobierno
disolviese al pueblo y
eligiera a otro distinto?

B. Brecht

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef017c37524510970b

Listed below are links to weblogs that reference Ni hablar:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal