Lluis Bassets

Leviatán

Por: | 31 de enero de 2015

Tres noticias rusas iluminan la actualidad: una partida militar que tiene como escenario la ciudad de Mariúpol, en la costa del mar de Azof; una pugna política más que financiera, que ya ha empezado, entre Atenas y Bruselas; y la película del cineasta ruso Andrei Zvyagintsev, que lleva por título el que encabeza este billete.

Leviatán es el nombre del monstruo bíblico que simboliza el mal en el Libro de Job; da nombre también al Estado, tal como lo concibe Hobbes en el libro del mismo nombre, árbitro virulento y cruel para gobernar una raza virulenta y cruel; y es el título del filme ruso candidato al Oscar a la mejor película extranjera, en el que aparece el mondo esqueleto de una inmensa ballena que fue a varar en la costa del mar de Barentz, tal como la Unión Soviética varó en las costas europeas en 1991.

La ofensiva sobre Mariúpol, tres decenas de muertos civiles, tiene como objetivo completar la geografía de la Nueva Rusia, las dos regiones ucranias de Donetsk y Luganstk fronterizas con la Federación Rusa, a ser posible hasta enlazar con Crimea. Y quién sabe si desde allí los tentáculos del monstruo conectarán, a través de la codiciada Odessa, con la Transnistria separada de Moldavia y ahora suelta con sus estatuas de Lenin y su gobierno añorante de los soviets. El sistema es conocido: cohetes rusos, milicianos separatistas y el apoyo sigiloso y anónimo, sin banderas ni insignias, de las tropas desplegadas por los servicios secretos rusos, el cuerpo de funcionarios de donde salió el propio Putin.

El gobierno griego de coalición entre la izquierdista Siriza y la derechista y nacionalista ANEL rompe con tres líneas de comportamiento: el reformismo pactista socialdemócrata, característico en nuestros sistemas bipartidistas de turno en el poder; el rigor europeo de la construcción de la unión monetaria y ahora bancaria; y, sobre todo, la tradición atlantista que vincula a los europeos con los americanos del norte en la alianza reconocida como más exitosa de la historia y ahora enfrentada a la Rusia de Putin. La bandera que rompe esas tres líneas de puntos que tejen la historia de Grecia en Europa es la de la soberanía nacional, atributo esencial del Leviatán.

Los ingredientes de Leviatán, la película de ruinas soviéticas, paisajes áridos y luz nórdica, son el vodka, el sexo, las armas, la oligarquía mafiosa y la iglesia ortodoxa, por orden creciente. Todavía no se ha estrenado en Moscú. No gusta. Pero ha sido subvencionada por el gobierno y se estrenará. Rusia cumple con las formalidades, faltaría más. No es una mirada hacia el pasado, sino un retrato siniestro del presente, post soviético y más allá, quizás una premonición del futuro que nos acecha. Del momento en que la ley y el Estado de Derecho son meros trámites vacíos y las fauces del monstruo trituran sin piedad a los seres humanos inermes.

Hay 9 Comentarios

@ Lambda | 01/02/2015 20:41:55
Un analisis muy fino.
Eres el primero que menciona el TTIP y las guerras entre bambolinas (en paises terceros)...


Si alguien ha olvidado que Alemania estaba ocupada y por quien. Si alguien ha olvidado que Alemania era la cabeza de puente europea de EE.UU, el TTIP nos recuerda que el "cow boy" bueno, estilo John Wayne, solo existe en una produccion de Hollywood.


La era post Great Game introdujo a EE.UU en el juego de la informacion y la geopolitica exterior y luego se traslado al Pacifico.
El juego esta hoy en la energia y esas materias primas imprescindibles para la era del numerico/digital. Esa que alimenta nuestra economia.
El foco esta en el Caucaso, Ucrania, Oriente Medio y Africa. Sin olvidar el tesoro de Bolivia (Litio).


La guerra de la energia busca el hundimiento de Rusia, con el auge del fracking en EE.UU, que les convierte en el 1er productor mundial.
Venezuela cae. Amanece el petroleo brasileno. Méjico o cambia, o se hunde. Todo ello corta el grifo de las finanzas del mundo controlado por Rusia...


Nueva distribucion de las cartas/mapas y las influencias.
Entra China en la guerra sucia que sufre el continente mas maltratado del planeta : Africa.


Bienvenida Cuba y sus vinculos con América latina y Africa...


El Nuevo Orden Mundial que nos anunciaban con la caida del muro... Lo estan alumbrando ahora...
Si los europeos no despiertan, nos crugiran entre EE.UU y China, con la venia de los petrodolares que estan comprando Europa...


La paradoja es que Syriza iniciara la reconquista de la vision de Monet y Schuman (entre otros), dandole un poco de oxigeno a Putin.


Me gusta mucho lo que dices de que Draghi estaba en Goldman cuando se aprobaron las cuentas de Grecia... y esta ahora al timon del BCE y la nueva iniciativa de liquidez...


Como decia en mi anterior comentario, debemos escoger entre Behemoth y el Leviatan (del articulo), porque a Yavé, no se le ha visto mucho en el mundo de los humanos...

Siempre debemos escoger entre la enfermedad y el veneno... Y sacar provecho del resquicio que queda entre ambos...

Lambda.


¿La UE no parece una unión política? Lamentablemente, la UE es sobre todo una unión económica, en temas importantes, como son la política exterior, la política de defensa, la posición frente a Cuba, Kioto, etc., la UE no tiene una política común, la gran mayoría de las políticas que aprueba tienen relación con la economía o representan cosas a las que ningún Gobierno de un Estado democrático de nuestra época se puede oponer.


No hay que confundir la entrada de Grecia en la UE con su entrada en la moneda única. Grecia mintió, falsifico sus datos, para entrar en la zona euro, pero ya llevaba desde el 81 en la UE, o sea en la antigua CEE, y por tanto conoce perfectamente cuales son las reglas de juego, los valores, los vínculos, los compromisos de la UE. Por ejemplo, sabe que la UE se creó, se amplió, lucho y se hizo fuerte frente al comunismo que hoy gobierna Grecia.

@ECO, me da que arrogas a la UE mucho más de lo que realmente crees. Nos metieron a Grecia hace décadas con un informe de Draghi (que por aquel entonces trabajaba en Goldman) , que fue poco menos que un maquillaje financiero para hacer “potable” la entrada de Grecia en la UE. Se sabía, y lo sabe bien el actual Draghi. Es probable que tú desees una UE fuerte, pero me temo que confundes el continente real con el contenido hipotético que quizá desearías. La expansión de la UE al Este retrasó los mecanismos y la integración efectiva entre socios al menos una década. La incorporación griega se hizo con un afán de notoriedad y simbolismo, que no verdadera virtud práctica. La UE actual es el resultado de una política de parcheo constante, pues no termina de sustituir a los Estados nación. Es normal: el euro cuando se creó se lo llamaba en broma el " euro-marco". Y probablemente sea así, pues nadie se atreve proponer una hoja de ruta unívoca hacia una forma definitiva de supra estado, sea cual sea, pero con mecanismos homogéneos en todo el territorio. Nadie nos ha dicho la forma final que se quiere dar a la UE. Comprenderá usted, pues, que no me una sin ambagues a la dirección política actual de una UE que parece no tener una visión política clara. ¿Qué hacemos apoyando a Yatseniuk, a Klivscho, a Poroshenko ...? ¿O destrozando Libia sin un plan realista a posteriori, dejándola en el caos? ¿Porqué no hay debate claro sobre que forma completa ha de tener la UE, qué clase de unión fiscal queremos, o porqué apenas se debate sobre el TTIP, un tratado en el que algunos de sus documentos estarán clasificados durante 30 años ( ¡y supuestamente sólo es un tratado comercio... con muchas consecuencias)? Yo sólo veo una UE hecha desde arriba. Que conste, que nos ha traído cosas muy deseables (gran facilidad de movimientos, un mercado común...) pero me preocupa su deriva política, de la que no se sabe muy bien cuánta parte es de los países pesados, y cuánta es realmente de Bruselas. La UE no parece una Unión política, sino una correa de transmisión. ¿Adónde lleva? Ojalá pudiera decirlo con seguridad...

Grecia ha pasado de un día para otro a estar gobernada por el comunismo internacional, que es lo que representa Syriza. ¿Ha hecho algo la UE para evitarlo? No, todo lo contrario, ha abierto al comunismo euroescéptico la puerta del Parlamento Europeo. Ahora vienen las consecuencias. Grecia no solo está desafiando a la UE con no cumplir con los compromisos contraídos sino que amenaza con aliarse con Estados considerados como mínimo adversarios, cuando no enemigos, de la OTAN, organización de la que también es miembro.


El comportamiento de Grecia pone de relieve tres cosas:

Deslealtad del Gobierno de Grecia hacia la UE.

La debilidad de los vínculos que unen a los Estados miembros de la UE.

La debilidad de la UE para obligar a Estados miembros, como Grecia, a cumplir acuerdos y compromisos.


La UE ha pasado de ser la gran ilusión descrita por Tony Judt a ser ya una gran desilusión.

En el marco, "Rusia la puerta del infierno" hay un discurso gélido que se cuela por las rendijas del miedo; el bipartidismo es bueno. Es toda una declaración política de intención y resistencia al cambio, de miedo al cambio. Un síntoma de envejecimiento. No es que el por-venir sea en si mejor que lo que tenemos, si bien ya nos previenen de que cualquier tiempo pasado fue mejor, sino que es más bien lo inevitable. Si algo imperturbable tiene el por-venir es su ineludibllidad Aquello que se producirá nos guste o no nos guste y que nada o poco podemos hacer por evitarlo, acaso solo podemos retrasarlo y minimizar sus efectos. Pero lo más inquietante es que desde el porvenir seremos, para bien o para mal, sojuzgados. Casi de hinojos, el bipartidismo es bueno. Y para muestra un botón "Rusia" la antítesis de nuestros valores reformistas, pacifistas, y socialdemócratas. Ahí es nada. Más podríamos decir que el bipartidismo es culpable de todo; de las autovías, de la OTAN y su guerra sucia (tampoco es que haya guerras limpias), y por supuesto de la crisis y el robo institucional a los pobres, por medio del rescate a corporaciones y empresas privadas a través de los impuestos, así llamados, rescate. Una gran impostura. A veces me pregunto si no tendrá razón Fukuyama.

Leviatan, Behemoth.
Dia del juicio final?
Pentateuco vs Biblia cristiana (traduccion de Alejandria, contestada por los judios).
El Tanaj, contestado por los musulmanes (manipulaciones judaicas, segun ellos).
La tres religiones del libro quen en realidad eran cinco!


Hobbes y su pacto social vs el contrato social de Rousseau.
La religion sometida al poder del Estado (laicidad).
El Leviatan (dios mortal), si abusa de su poder absoluto y olvida la adhesion al pacto social, corre el riesgo de que los débiles se levanten contra él, cuando ya no puedan mas.


Aplicable a todas las geopoliticas/estratégicas desde que el mundo es mundo.


La OTAN dice no disponer de armas para ayudar a Ukrania.
Sutil lenguaje diplomatico para decir que seran los paises que la componen quienes directamente armaran a Ukrania, que a su vez estaran supeditados a las deciciones que se tomen en la OTAN.
Complicado eufemismo, confortado por las intevenciones contra aviones en los paises balticos y el refuerzo de esas tres naciones frente a la agresion rusa, cada vez mas evidente.


Gorbachev avisaba contra esa nueva guerra fria que se transformara un "maremoto" de lava candente que puede llegar hasta nuestros calidos hogares, tan alejados de la contienda.


Escoger entre los dos mostruos del juicio final siempre ha sido dificil para unas poblaciones diversas (cultualmente, intelectualmente y fundamentalmente) que viven, cada vez mas, con la nariz en las noticias locales, ahogadas por el aluvion de las noticias globales y sin la capacidad de discernir lo que se juega en las épocas mas complicadas.


Esta época se parece cada vez mas a los tempranos 30 del siglo pasado. Solo bastara una chispa para que prenda el fuego...
Y los parafuegos chino y europeo, no estoy seguro de puedan parar los lanzallamas americanos y rusos, con los que se juega en los "backstages" africanos, caucasianos, de Oriente Medio y Sudamericanos...

Vai, Zaporoie! Desde luego, usted no se ha enterado del conato de motín del Batallón Aidar en Kiev (de milicianos muy, muy cabreados), de la Policía Militar que quiere instaurar Poroshenko, de que Olev Turgeniev ya avisaba (en un video que hay, de poco antes del maidan) de la posibilidad de una fractura política muy seria en Ucrania por el frentismo y el repentino ostracismo contra partidos rusófonos. Luego vimos las votaciones en el Parlamento (videos) con amaños extraños, el ascenso de Pravy Sektor como no solo fuerza política, sino hasta paramilitar, que oficializó con la creación de la Guardia Nacional y las milicias ad hoc, que se lanzaron con alegría sobre las regiones "rebeldes" como Lugansk, Donetsk... y sin ningún deseo contemporizador con sus compatriotas rusófonos. Mal que bien, no sé cómo Europa continúa financiando la operación militar, máxime cuando junto con el FMI han pedido recortes brutales en sus condiciones de préstamo, incluso en cosas tan sensibles como el suministro de gas público (el coste) en un país cuyas duras condiciones climaticas puede afectar muchísimo al sufrimiento de la población. En parte, la renuencia de Europa o EEUU a implicarse por completo en el conflicto es por la evidente brutalidad de una parte del Gobierno de Poroshenko. El país ya está dividido en dos, y por una herida en cal viva. La gente de Donestk nunca olvidará los bombardeos de su propio Gobierno con Grad contra viviendas civiles. Pero mientras más se alarga la guerra, la brutalidad del régimen pseudo-democrático de Poroshenko no sólo empieza a sentirse en Donestk o Lugansk y lugares aledaños, sino en Kiev y las poblaciones del oeste, que no desean ir a la picadora de carne del frente, ni tampoco perder sus padres de familia y jóvenes en una empresa que se parece cada vez más a una estúpida guerra entre hermanos. Los españoles bien lo sabemos: no merece la pena una guerra civil, pues siempre termina con almas (y familias) partidas por la mitad y una fractura irreconciliable, por más que se camufle o se intente rellenar o pegar con algo. Ahora ya es tarde para echarse atrás, por los odios generados y la desconfianza mutua (los rusohablantes autóctonos probablemente siempre desconfiarán de Kiev y del oeste del país, pues muy pocos de esas partes del país han levantado la voz para defenderlos.)

Mis respetos para Andrei Zvyagintsev y su Leviatán ruso, porque es un ejemplo para los cineastas occidentales y la industria de hollywood, demasiado complaciente con su entorno, acaso creada para mayor gloria de este. Sus leviatanes están siempre al otro lado de la puerta (ese lugar descrito por LLuís como el infierno), y en raras ocasiones dentro de casa, aunque candidatos no faltan. No es de extrañar, por tanto, el éxito que cosecha el Leviatan ruso, que en definitiva viene a trabajar para nuestra causa. Es decir, cualquier expresión cultural que critique a nuestro vecino oriental, siempre será bienvenida, porque complace nuestro ego y nuestro etnocentrismo. A pesar de todo lo que ha llovido seguimos siendo los buenos. Por supuesto hay que citar las excepciones notables de cineastas occidentales comprometidos y poco dispuestos a complacer a los que le rodean, como el director "maldito" Oliver Stone y la crítica desconsolada de su propia sociedad (https://vimeo.com/75963633), algo siempre mucho más difícil de hacer que criticar al enemigo. Criticando al enemigo es fácil encontrar el aplauso, pero criticar la propia sociedad puede acarrear mas problemas que beneficios.


Lo que de verdad no gusta de Leviatán es que haya sido subvencionada por el gobierno, porque es un tanto que se apunta este. Hubiésemos deseado que esta y su director fueran proscritos. Solo nos cabe darle la mayor acogida y si es posible, un oscar. No será difícil.


No comparto ni el fondo ni la forma de lo que la entrada dice o insinúa, pero sobre todo no estoy de acuerdo en absoluto con la afirmación de que el bipartidismo haya tenido un comportamiento; reformista, pacifista y socialdemócrata. Es una afirmación falsa, que no se ajusta a los echos. El reformismo brilla por su ausencia a no ser que se refiera a la reforma neoconservadora que se ha hecho con el poder en todos los regímenes, así llamados, democráticos, llevándolos a una de las crisis mas profundas que hemos tenido en los últimos 100 años. Mientras aquello del pacifismo es una broma de mal gusto, después de la implicación directa o indirecta que los gobiernos bipartidistas, han tenido en los conflictos más recientes habidos, que han llevado la destrucción, la muerte y la pobreza a millones de personas en el mundo. En cuanto a la socialdemocracia, es una obviedad que es un esqueleto muerto del que solo queda el nombre. Uno mas de tantos grandes valores universales que decimos que nos identifican, grandes dinosaurios, de los que solo queda sus fósiles. Las únicas socialdemocracias que hay hoy en el mundo están en el cono sur americano. Mientras en Europa está en manos de Syriza o Podemos.

Combatir los imperativos geográficos siempre ha sido difícil. Si el puerto crimeo de Sebastopol es crucial para la estrategia militar rusa, buscar una conexión terrestre entre Crimea y el resto de Rusia es apenas una consecuencia de lo anterior. Hoy el estrecho de Kerch es barrera insalvable, a la espera de que un oligarca ruso cumpla su promesa de construir un gran puente. Mientras tanto los territorios espiritualmente rusos existentes entre Crimea y la actual frontera rusa, que hoy están bajo jurisdicción ucraniana, son tentación inaplazable para Putin y su entorno.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
https://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef01b7c741ea2c970b

Listed below are links to weblogs that reference Leviatán:

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Archivo

diciembre 2016

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal