Lluis Bassets

Sobre el autor

es periodista. Director adjunto y columnista de EL PAÍS. Tiene a su cargo la edición de Cataluña.

Eskup

Mis libros

Cinc minuts abans de decidir

Cinc minuts abans de decidir

Enmig del vendaval independentista

Un llibre que explica, qüestiona i contextualitza com s’ha esdevingut, setmana a setmana, el canvi radical que els darrers quatre anys ha sotragat Catalunya. Des d’abans de la sentència del Tribunal Constitucional, fins avui, quan l’independentisme és en primer pla del debat polític i social.

L'any de la revolució

L'any de la revolució

Com els àrabs estan enderrocant els seus tirans

Crònica, anàlisi i atlas de les revoltes de la dignitat, que van conmocionar al món àrab durant 2011, amb referències i comentaris a tots els països on els joves van aixecar-se en protesta contra l'autoritarisme i les dictadures. Amb un nou epíleg per l'edició catalana.

El último que apague la luz

El último que apague la luz

Sobre la extinción del periodismo

Una reflexión sobre los últimos años de la industria de la prensa escrita, las dificultades para seguir haciendo periodismo de calidad y la indisoluble relación entre periodismo y democracia.

El año de la Revolución

El año de la Revolución

Cómo los árabes están derrocando a sus tiranos

Balance, atlas político y análisis de las causas de las revueltas de 2011, que han derrocado a cuatro dictadores, encendido enfrentamientos civiles y provocado reformas y convulsiones políticas en la entera geografía árabe.

¿AUN PODEMOS ENTENDERNOS?

¿Aun podemos entendernos?

Conversaciones sobre Cataluña, España y Europa
REIVINDICACION DE LA POLÍTICA

Reivindicación de la política

Veinte años de relaciones internacionales
La oca del señor Bush

La oca del señor Bush

Como la Casa Blanca ha destruido el orden internacional

Nube de tags

Gambito de sangre

Por: | 30 de julio de 2015

Al fin, Turquía ha bombardeado al Estado Islámico. Cierto, el Estado Islámico (EI) había bombardeado antes a Turquía y concretamente dejó 32 cadáveres en un atentado en la localidad de Suruç este pasado lunes en la frontera siria.

Hasta ahora Turquía miraba los toros desde la barrera. Sobre el papel estaba en la coalición junto a Estados Unidos para atacar las huestes de Al Bagdadi en Siria por medios aéreos, pero en realidad había hecho de la ambigüedad y de la inhibición toda una política: miraba para otro lado ante la llegada de yihadistas de todo el mundo a través de su frontera; lo mismo hacía con el contrabando de petróleo con el que se financia el terrorismo; y se permitía observar a distancia como se zurraban los peshmergas kurdos y los soldados del califato, como sucedió en Kobane el pasado septiembre.

Ahora ha movido pieza. Ha puesto a disposición de la aviación estadounidense su base de Incirlik para bombardear al EI, ha pedido el apoyo político de la OTAN y quiere crear una zona tampón en territorio sirio fronterizo, a disposición de la resistencia moderada siria, donde podría refugiarse la población, con la cobertura aérea y artillera de su ejército (por cierto, entre los moderados están los guerrilleros de Jabhat al-Nusra, rama de Al Qaeda que no quisieron incorporarse al EI). Al mismo tiempo, en un gambito sangriento, como para compensar, la aviación turca ha atacado las posiciones del PKK, el partido de los trabajadores del Kurdistán, y de sus milicias en Siria, los únicos grupos armados que frenaban el avance del califato, rompiendo para ello una tregua que ha durado dos años.

Seguir leyendo »

Los silencios del pujolismo

Por: | 27 de julio de 2015

No sé cuántos libros han aparecido alrededor del proceso soberanista. Es imposible contarlos y menos todavía leerlos. Se cuentan en centenares en poco más de cinco años. Sí sé cuántos libros han aparecido sobre el caso Pujol desde que se produjo la confesión, hace ahora exactamente un año: ocho, de los cuales dos son reediciones.

Lo sé muy bien porque yo soy el autor de uno de ellos, titulado La Gran Vergonya. Ascens i caiguda del mite de Jordi Pujol (Columna), que empecé a escribir en los mismos días en que el ex presidente confesaba sus pecados (hay traducción al castellano en la editorial Península).Yo solo fui el primero de los cuatro periodistas, digo bien cuatro, vinculados de una forma u otra con el diario EL PAÍS, que hemos publicado libros sobre Pujol en este año posterior a la confesión.

Pere Ríos, periodista de larga experiencia judicial y ahora en la información política, ha publicado su Banca catalana: caso abierto (Península). Maiol Roger, joven reportero político en elpais.cat y muy activo en las redes sociales, ha publicado Jordi Pujol. La gran familia (Angle). Y Margarita Rivière, columnista asidua de estas páginas, perteneciente a mi generación, que falleció el pasado 29 de marzo, justo dos días después de la presentación de su fábula moral sobre el pujolismo, la novela Clave K (Icària), escrita hace 20 años pero rechazada por los editores entonces por aprensión ante el poder de Pujol.

Seguir leyendo »

La nueva guerra europea

Por: | 23 de julio de 2015

No es solo Alemania la que ha cambiado. Hace ya más de dos décadas que Helmut Kohl y François Mitterrand se preguntaban angustiados sobre el rumbo que tomaría Europa una vez desapareciera la última generación que conoció y quiso evitar la repetición de la guerra entre europeos, es decir, los auténticos orígenes del proyecto de “unión cada vez más estrecha entre los pueblos de Europa”. Angela Merkel encarna plenamente el nuevo espíritu generacional, olvidadizo respecto a los orígenes del proyecto común. Justo cuando empezó la crisis de la deuda soberana el anciano Kohl, hoy muy enfermo, le dijo a un amigo que Angela Merkel estaba destruyendo su Europa (“Die macht mir mein Europa kaputt”).

Dos hechos bien conocidos están en el origen de la mutación. El más evidente es la unificación alemana, que desequilibró la ecuación sobre la que ha basculado todo el peso de la construcción europea entre Francia y Alemania. El segundo es la ampliación hasta 28 países socios, con la incorporación de multitud de enanos políticos que hace más sobresaliente y solitario el papel de una Alemania dominadora en el plazo comercial y financiero.

Seguir leyendo »

Tuiteando sobre la lista presidencial de Artur Mas

Por: | 21 de julio de 2015

Publico a continuación, traducidos del catalán al castellano, las tres series de tuits que escribí esta pasada semana a propósito de la lista única independentista pactada entre Convergència y Esquerra con el objetivo de obtener una mayoría parlamentaria que mantenga a Artur Mas al frente del Gobierno catalán.

Seguir leyendo »

De Bruselas a Viena, entre la angustia y la esperanza

Por: | 20 de julio de 2015

Hay 1.100 kilómetros entre Viena y Bruselas, y apenas hubo 24 horas de diferencia entre el acuerdo final en las negociaciones para impedir el acceso de Irán al arma nuclear celebradas en el Palais Cobourg vienés y la aprobación del tercer plan de rescate de Grecia por parte de la cumbre del euro, que reunió a los jefes de Estado y de Gobierno y a ministros de Economía de los 19 países que forman parte de la moneda única en el edificio Justus Lipsius bruselense.

Entre lunes y martes de esta semana la atención mundial se ha concentrado en las dos ciudades de la vieja Europa. Días históricos, ciertamente. Esta vez eran ajustadas a la realidad esas palabras tan desgastadas. Grecia no sale del euro, por el momento, y menos todavía de la Unión Europea. Irán no va a tener arma nuclear y emprende el camino para escapar de su aislamiento y del régimen de sanciones económicas al que estaba sometido.

Tanta proximidad en el espacio y en el tiempo no encuentra paralelismo en el espíritu de ambos acuerdos. La negociación del grupo llamado P5+1 (los cinco países con derecho de veto en el Consejo de Seguridad, que son Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido y Francia, además de Alemania) con la República Islámica de Irán terminó en un ambiente de optimismo y esperanza, mientras que la cumbre del euro lo hizo en un clima de alivio por el desastre evitado en el último momento, pero también de pesimismo y angustia. Es una nueva era, tal como titularon muchos medios de comunicación, pero de desconfianza e incertidumbre para Europa y de nuevas expectativas y esperanzas para Irán.

Seguir leyendo »

La diplomacia, partera de la historia

Por: | 16 de julio de 2015

Si atendemos a la más reciente experiencia, el futuro está en la diplomacia. La guerra está pasada de moda. O mejor dicho, no funciona. O peor, produce efectos perversos. Libia, Irak y Afganistán son los ejemplos más recientes de los pésimos efectos del uso de la fuerza para derrocar regímenes impresentables y construir unas relaciones internacionales pacíficas y civilizadas.

George W. Bush protagonizó el último intento de neutralizar regímenes peligrosos y llevar la democracia a los países que no la tienen a cañonazos (Afganistán e Irak). Barack Obama, con dos éxitos indiscutibles de momento en su haber, Cuba e Irán, significa exactamente lo contrario y es el primer presidente que alcanza dos acuerdos de tanta trascendencia (Libia carga en la cuenta de Cameron y Sarkozy). Si funcionan como es de esperar, su presidencia está más que salvada.

Seguir leyendo »

Europa madrastra

Por: | 14 de julio de 2015

La pedagogía europea es dolorosa. Se aprende en los fracasos y se toman las lecciones en el castigo de unos acuerdos adoptados bajo amenaza. Dice bien el viejo dicho castellano: la letra con sangre entra.

Tsipras ganó el referéndum y humilló a Merkel y a la troika. Echó a Varufakis (o Varufakis se zafó de un acuerdo que sabía tan inevitable como oneroso) y armó una nueva coalición parlamentaria con las fuerzas de centro. Pero no le sirvió para nada.

Seguir leyendo »

La deconstrucción del catalanismo

Por: | 13 de julio de 2015

Artur Mas pasará a la historia, al menos, por su capacidad para desunir a los catalanes. Hay políticos que unen incluso con políticas divisivas y los que hay que hacen exactamente lo contrario, con discursos aparentemente unitarios producen efectos centrífugos. Pujol y Mas, sin ir más lejos. Es difícil hablar de Pujol y situarle como referencia comparativa con Mas, a quien engendró políticamente, instruyó en el oficio y designó como sucesor. Pero no hay más remedio que hacerlo, a pesar del gravísimo estigma que pesa todavía sobre el ex presidente de la Generalitat y su familia.

Pujol hizo converger a los nacionalistas alrededor de una sola coalición, que se asentó en el centro de la política catalana y abrazó desde el independentismo hasta el autonomismo, desde el liberalismo y la democracia cristiana hasta la socialdemocracia. Siendo un político polarizador, supo graduar el abrazo y el estrangulamiento en sus tratos con la izquierda, especialmente la socialista. Como resultado de su capacidad de pacto con todos, dentro y fuera, la UCD de Suárez, el PP de Aznar y por supuesto el que más, el PSOE de González, consiguió que el consenso catalanista impregnara la vida catalana entera y penetrara en todos los partidos.

Seguir leyendo »

Revanchas de la historia

Por: | 09 de julio de 2015

Valen los argumentos que aporta la memoria, pero debidamente situados en el paisaje de su tiempo. Sí, en 1953 Alemania vio condonado un 62 por ciento de su deuda, gesto imprescindible para el milagro económico y base de partida de la primera superpotencia geoeconómica europea de hoy.

El mundo se hallaba entonces en plena guerra fría, un régimen de competencia menos pacífica de lo que parece entre la Unión Soviética y los Estados Unidos, con el mapamundi dividido en dos áreas de influencia, acordadas en la cumbre de Yalta, en 1945, a pocos meses de la victoria sobre Hitler. Y esa guerra fría había empezado a partir de otra guerra caliente nada menos que en Grecia, en la que se enfrentaron desde 1946 hasta 1949 el gobierno monárquico instalado por los aliados y las guerrillas comunistas que habían combatido al nazismo, apoyadas por Albania, Yugoeslavia y Bulgaria.

Seguir leyendo »

Plebiscito contra la troika

Por: | 06 de julio de 2015

Tsipras ha conseguido lo que quería. Ha encontrado la fuerza que buscaba, al menos de cara a su coalición, Syriza y a sus seguidores. Su victoria es clara, rotunda. Nada permite pensar que ablande a los más duros. Merkel quería el sí, pero muchos en Alemania o en Finlandia también querían el no.Si tiene alguna virtud este resultado es la de la claridad: entre una expresión de confianza hacia la Unión Europea y un gesto de disgusto extremo hacia la troika señalada incluso en la papeleta (Eurogrupo, Banco Central, FM)I, los griegos han escogido lo segundo.

El resultado también levanta un banderín de enganche que divide a los adversarios de Tsipras. Francia encabezará este bando, el de los que querían el sí pero van a defender la permanencia de Grecia aunque haya salido el no. Mario Draghi, el gran banquero europeo, también leerá con atención el resultado. Nada está escrito pero el margen de la victoria no garantiza nada.

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal