Pasa por el taller al menos una vez al año

Por: | 03 de enero de 2014

ErgoespirometriaA pesar de lo informal del título, el presente post está lejos de ser una frivolidad, todo lo contrario. Lo aeróbico -el running, el spinning, el triatlón- está muy de moda por razones muy diversas que van desde el reto personal a la necesidad de controlar el peso corporal pero resulta un tanto alarmante la cantidad de noticias de muertes súbitas que ocurren en las diferentes carreras que se desarrollan en España, las últimas en días pasados.

Es muy posible que estos hechos se hayan multiplicado debido al aumento de adeptos a este tipo de actividad pero, por lo que observo en mi entorno, intuyo que puede que en muchos casos estos “accidentes” se produzcan por un entrenamiento inapropiado (a veces escaso para el esfuerzo a realizar, otras veces excesivamente intenso para la capacidad del deportista), es decir por hechos evitables. Sin embargo, particularmente, aún me preocupan más las muertes indirectas, aquellas cuyo origen es el mismo pero que no se producen directamente durante la actividad sino camufladas en cualquier otro momento del día a día. Nuevamente, mi intuición me dice que puede que estas muertes indirectas se produzcan en un número mucho mayor que las que ocurren en carrera luego puede que nos encontremos ante un problema verdaderamente grave.

Todos los años hacemos una o más revisiones a nuestro coche, a la moto o a la caldera de la calefacción. De no hacerlo, sabemos a lo que nos arriesgamos: un buen día el motor “casca” y nos tenemos que gastar un dineral en la avería o incluso tenemos que cambiar el aparato.

Seguro que muchos estaréis de acuerdo con que a menudo cuidamos mucho más nuestras cosas que a nosotros mismos, algo que deberíamos hacernos mirar porque es cualquier cosa menos lógico. Sin embargo, igual que el coche, la moto o la caldera, necesitamos que nos revisen de vez en cuando porque parte de nuestra mecánica puede haberse dañado o puede venir, sin que lo sepamos, averiada “de serie”. Y aún deberemos cuidar más este asunto si somos o queremos ser personas físicamente activas porque, tal y como comentamos en la entrada titulada "una agresión controlada", la actividad física va a suponer forzar muchas de nuestras estructuras y órganos internos y debemos asegurarnos que están lo suficientemente sanos como para realizar la actividad que pretendemos.

En un corredor o aspirante a corredor, lo fundamental a revisar, las partes más susceptibles de lesionarse por el trabajo al que se las somete son el sistema cardio-pulmonar y las articulaciones de zona lumbar hacia abajo.

No se trata de hacer un reconocimiento médico excesivamente profundo sino de comprobar si somos aptos o no para correr y en el caso de serlo, a qué intensidad debemos desarrollar el grueso de nuestro trabajo. Para la revisión del estado de nuestras articulaciones, basta con analizar nuestras propias sensaciones, saber si tenemos molestias o dolores en alguna de ellas y verificar su movilidad. Obviamente, si hay dolor y/o falta de movilidad en alguna articulación el médico o el fisioterapeuta nos la revisarán y prescribirán el tipo de ejercicio conveniente, poco más.

En cuanto a la revisión del sistema cardio-pulmonar, además de conocer nuestro nivel de presión arterial en reposo, deberemos comprobar el correcto funcionamiento de nuestro corazón a través de un electrocardiograma. Esta sencilla prueba descartará la mayor parte de anomalías de nuestra “patata”. Si todos los valores salen correctos, estaremos listos para iniciar un programa progresivo de entrenamiento pero si surge cualquier duda o tenemos la intención de llevar nuestro entrenamiento a altos niveles de exigencia, deberemos hacernos además una prueba ergoespirométrica para comprobar cómo responde nuestro cuerpo al esfuerzo. Posteriormente, si el médico da el visto bueno, ¡a correr!

Algo muy conveniente es comentar con el médico nuestras intenciones respecto del entrenamiento para que nos pueda asesorar de la mejor manera posible y nos informe del rango de intensidad en el que más nos conviene trabajar. Si tenemos la oportunidad de acudir a hacernos estas pruebas a un médico deportivo, muchísimo mejor; seguro que tienes alguno cerca. En cuanto al precio de estas pruebas, suele ser accesible, desde luego más barato que revisar la caldera de casa así que, al menos una vez al año, pasa tú también por el taller.

Para los que viváis en Madrid, os dejo el enlace del Laboratorio de Fisiología del INEF que es un centro de referencia en la realización de este tipo de pruebas. A los que ya tengáis experiencia en este sentido, os invito a que uséis los comentarios para informar de otros centros en cualquier lugar de España donde se puedan realizar este tipo de pruebas de forma fiable.

Para terminar, un par de advertencias:

1.- De la misma manera que se nos puede estropear el coche a los pocos días de haber realizado una revisión, ni siquiera la realización de un seguimiento periódico serio de todos los deportistas del mundo garantizaría que nunca fuera a ocurrir ningún suceso. Sin embargo, con dicho seguimiento reduciríamos al mínimo las posibilidades de que esto ocurra, en nuestras manos está.

2.- No faltarán los oportunistas que tras la lectura de este texto aprovechen para clamar al cielo algo así como "ya decía yo que esto de correr era insano". A ellos les digo que lo que lo que de verdad es un problema serio de salud pública que cada año mata a muchos miles de personas (si no a millones) en todo el mundo es el sedentarismo. Correr es una de esas actividades que bien hecha nos hace más sanos y fuertes y que no sólo puede aportar más años a la vida sino fundamentalmente más vida a los años, en ello estamos.

Hay 18 Comentarios

Hacer deporte es muy bueno y muy recomendable en la vida de dia a dia .
Pero tambien hay que hacerte un tiempo exacto para esto ya que tambien hay que trabajar tambien yo personalmente no tengo tiempo ya que estoy trabajando demasiadas horas y no me da tiempo para nada mas.

Muy interesante el articulo muchas gracias, os sigo...

Hola.
Una vez por semana me gusta leer vuestros artículos de este espacio, gracias por la seriedad de estos.
Saludos Luis.

Bueno, al final deducimos que hay que practicar el deporte en su medida justa. Los grandes esfuerzos al final pueden pasar factura.

Muy buenas, creo que en cualquier asunto que se trate los debates son interesantes, incluso cuando algunos comentarios nos parezcan absurdos. Considero que pocas, muy pocas opiniones son "palabra de Dios", pero en esta sociedad en cualquier tema, y el deporte no es una excepción, nos encontramos con gurús que todo lo saben y afirman y desdicen con una seguridad que asusta. Personalmente huyo de ese tipo de gente. No seré yo quien defienda el comentario de "Porsiacaso", puesto que, de una parte, carezco de conocimientos científicos para hacerlos aunque el propio sentido común apunta a que en su mayoría no son correctos. Pero, por otro lado, los deportistas, entendiendo como tal a aquellos que practicamos en mayor o menor medida deporte deberíamos admitir lo lesivo que puede llegar a ser el mismo, incluso haciendo las cosas bien, y que, por tanto, no todo es color de rosas. Esto supone que el deporte es malo per se?? NO, pero no lo será siempre que uno lo haga correctamente y con cabeza, siendo en tal caso muy beneficioso para nuestro organismo. Dudo que se pueda considerar sano el entrenamiento al que se someten los deportistas a nivel "olímpico" por mucha preparación que lleven (conozco a varios y su preparación por muy buena alimentación, asesores y descanso que tengan cuesta decir que es saludable) y al mismo nivel, o más alto, pongo en duda el deporte sin asesoramiento profesional y médico que practican muchos fanáticos populares, y cuando digo muchos son muchos (algunos levan entrenos muy similares a los de aquellos contando con un nivel y un asesoramiento muy inferior), y el que aquí escribe no es un recién llegado a este mundillo y he cometido "excesos" entrenando. He visto y veo pasar cerca mía a muchos que sean fastidiado y bien, que arrastran lesiones serias de por vida, muchos de ellos eran, cosas de la vida, "gurús" de profesión o guiados por éstos. El deporte es un esfuerzo que se le somete al físico y sino se controla puede produir el efecto contrario: empeorar nuestra salud. Moraleja: en el término medio está la virtud (defectos y excesos son malos como casi todo en la vida, por lo que algo moderado pudiendo forzar un poco la máquina pero sin que la luz del semáforo se aproxime al color rojo es excelente), y además se debe dignificar la profesión del buen preparador físico
(apunto que no me gano la vida como tal y que no hay tantos buenos, la titulación es un inicio pero no es suficiente... el hábito no hace al monje), creo que muchos de los problemas que se tienen entrenando son por malas, malísimas praxis deportivas, carentes de base de conocimiento, de un correcto reconocimiento de su nivel y de cómo está uno de salud para practicar esfuerzos, y que cuando llegan las lesiones se achacan a "mala suerte", sin darse cuenta que ha habido una mala planificación y puesta en práctica. Es mi humilde opinión, un saludo.

Paracelso ya lo dijo: "Nada es veneno, todo es veneno, sólo depende de la dosis". Con el ejercicio pasa igual: no hacer ejercicio es muy negativo, hacerlo en exceso, también lo es.

Igual que un coche que no se toca tiene más probabilidad de fallar y, al opuesto, un coche que va a 200 km/h a diario también fallará antes, pues todo es igual.

Que cada uno haga con su cuerpo lo que quiera, pero he asistido en maratones a desvanecimientos de gente que NO ESTABA PREPARADA para ello, pero parece que cualquiera tiene que estarlo. Ahora está muy de moda el maratón, duatlón, triatlón, iron-mans, etc... pero dejémonos de chorradas y atengamos a lo que nuestro cuerpo puede desarrollar en función de nuestro peso, altura, edad, masa muscular, fisiología, genética y otros factores que incluyen el tiempo y forma de preparación de una prueba de alta exigencia.

Les recomendaría que miraran algún vídeo en youtube de Ana María Lajusticia sobre este tema. Por lo menos para que lo tengan en cuenta.

Esta señora lleva años hablando de las muertes súbitas en maratones.

Vaya cómo se pone el personal pq uno usa la palabra "intuición" en un artículo científico y, por eso, riguroso, serio, adulto, coherente y patatín y patatán. Pues nada, intuiciones las de Chiquito de la Calzada y Mariano Ozores, reyes de la comicidad y el circunloquio. Yo no soy Rousseau y diosmelibre del ditirambo del hemisferio derecho del cerebro, pero me consta que la mayoría de los grandes descubrimientos científicos han empezado con "intuiciones", esas malditas. Qué és una hipótesis si no una "intuición" bien peiná. Ná, que la vuelta al trabajo es mala y la vuelta al no trabajo peor. Sobre todo si la genuina mala leche los precede.

Nada en exceso.

Porsiacaso , tienes más razón que una santa, correr es de cobardes.

Ciertamente la ausencia de evidencia científica en los comentarios del autor es hiriente. El beneficio clínico de realizar una ergometría con estudio de gases en el contexto del que hablamos es bastante dudoso, lo que me hace intuir que hay un interés ajeno al de difusión del artículo. Una publicación como El País debería hacer un filtro más selectivo

Estoy con Belén. Y añado: un periódico que aspira a ser serio no debe aceptar entre sus contenidos digitales (aunque sean blogs) basura de tal calibre.

Porsiacaso:
No tienes ni idea de deporte y medicina. Yo llevo una válvula cardíaca y llevo más de media vida haciendo deportes y nunca he tenido ningún problema. Eso sí, paso la ITV cada año.
Saludso

Espero que el autor no haya escrito su tesis doctoral con la "intuición". Este artículo es de una falta de rigor científico pasmosa.

Porsiacaso, anda lee un poco de fisiología del ejercicio básica que te hace falta. Dios Santo, que sarta de estupideces hay que oír... Algo me dice que eres el típico regordete de sillón.

Si no, practicas deporte te pierdes la mitad de la vida.
Soy un amante del running o de correr, que ha sufrido varias lesiones pero la ilusión y las ganas son siempre las mismas recuperarte bien para seguir corriendo

#Porsiacaso , no se pueden decir más tonterías en menos lineas.
Ahora resulta que por "gastar latidos tasados" te ACORTAS LA VIDA!!!!
Anda, lee un poco deja de escribir tonterias sobre el funcionamiento del corazon,,,

En contadas excepciones un corredor o deportista de élite,llega a superar la media de edad de los demás mortales.Y la explicación es sencilla,pasa como a los coches,un F1,es rapidísimo,pero la vida de su motor es muy corta por los esfuerzos a los que se los somete.Pues igual pasa con todo en la vida cuanto más uso des a tu corazón,y sometas a esfuerzos críticos a tu osamenta,más proclive eres a las lesiones de desgaste,a hipertrofiar tu corazón,y a gastar latidos tasados,que acortan tu esperanza de vida, sí o sí.Por lo tanto una cosa es andar al ritmo que se quiera,ejercicio imprescindible...un motor parado,al poco tiempo no arranca...y otra el deporte como obsesión enfermiza,eso como cualquier exceso,es dañino para nuestra salud.Lo diga Agamenón o su porquero,no conozco a nadie que sea deportista a tiempo completo,de élite o no,en la que a cierta edad,no ande medio cojo,con la cadera destrozada,los meniscos,y articulaciones,que sufren los microtraumas de correr.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Los pies de Bikila

Sobre el blog

Correr no solo consiste en ponerse unas zapatillas y moverse. La realidad es que casi nadie corre correctamente de forma natural. En este blog queremos que los aficionados a la carrera aprendan a correr correctamente, a entrenar de la mejor manera posible y a prevenir las siempre inoportunas lesiones, para optimizar los beneficios del ejercicio.

Sobre el autor

Carlos Alberto Cordente. Doctor en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, exdecatleta internacional y actualmente profesor del INEF (Universidad Politécnica de Madrid), el autor es experto en atletismo y en actividad física para la salud. Aspira a aportar su granito de arena para que España se convierta en un país con una verdadera cultura deportiva (no solo del resultado deportivo) y, en este sentido, se declara enamorado de la ciudad en la que creció, Gijón, por ser, en su opinión, la ciudad más deportiva de nuestro país.

Archivo

mayo 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30 31  

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal