I Love Bicis

Las bicis fantasma

Por: Pablo León

14 oct 2011

Ghost_bike_tallahassee
Son blancas y aparecen encadenadas a un poste o farola. Igual alguien las ha visto en alguna ciudad del mundo. Suelen tener una pequeña placa o papel y son colocadas en los lugares donde un ciclista ha sufrido un accidente mortal. Las bicis fantasma sirven de recordatorio de la vida perdida en una calle o esquina anónima a la vez que de alegato sobre el derecho de los pedaleantes a circular seguros.

La primera bici fantasma, ghost bike, apareció en Missouri en 2003. Actualmente hay unas 450 por todo el mundo en más de un centenar de localidades. La Red ha convertido el fenómeno en global y ha creado un hermanamiento entre los ciclistas de todo el mundo. "Cada vez que instalamos un memorial, esperamos que sea la última vez", cuentan desde su web, "pero nos  hemos comprometido a realizar estas acciones tanto tiempo como sea necesario", continúan.

GhotsLa idea, que tiene un toque reivindicativo, se ha extendido al cine. El ghost bikes film (@ghostbikesfilm) es una película que investiga la mezcla de activismo, arte urbano y velo en el concepto de las bicis fantasma. Por otro lado, la comunidad también se comunica vía Facebook en el grupo Ghost Bikes Film Project. Surgieron como un homenaje póstumo pero, poco a poco, las bicis blancas se han transformado en parte del mobiliario urbano de muchas ciudades. Su presencia recuerda que las ciudades todavía no están hechas para los ciclistas pero que hay colectivos, y personas individuales, que siguen intentando que esto cambie.

Hay 35 Comentarios

Aquí en Florida hay unas cuantas. Hay mucho animal suelto y poco interés de las masas por otros cosa fuera del reggaeton, pitbull, Karkashians y todo eso. Además el mundo ciclista es un poco sectario también por estos lares. La mayoría te mira por encima del hombro (bueno, realmente aquí en cualquier ámbito sucede eso).... en fin. Hoy no es mi día parece jaja.

Pues a mi si me parece bien poner una bicicleta en el lugar del accidente. Es un acto de protesta por la poca educacion vial que tenemos en este pais, es una pena que tengamos que ir con miedo aun con derecho de circular, que seamos desechos de la acera y tambien de la carretera. Pedimos que se hagan carriles bicis por todas las ciudades, no solo por las afueras, que se penalicen a los coches que no utilizan intermitentes y se nos meten encima....
Ayer presencie como un conductor sin poner el intermitente se metio en la acera para entrar en su parking, la bici que iba a la misma velocidad que el coche tuvo que pegar un volantazo metiendose en la acera y parando en seco. No hay derecho.
Hoy a muerto el padre de un amigo mio, arrollado por un camion en una rotonda. No hay derecho!

En São Paulo, Brasil hicimos algunas bicis blancas también, pero el Alcalde siempre saca e desaparece con ellas. Tiene verguenza de la ciudad que no es hecha para nosotros.

Para Un Ingenuo,
Fue un chaval de 16 años el que falleció atropellado en un accidente de libro de cicleatón, salía del carril bici por el paso de cebra montado en la bici y la fatalidad no concede segundas oportunidades cuando no se es consciente de lo peligrosas que son las intersecciones de los carriles-bici y, si bien el automovilista parece que era el típico energúmeno el resultado suele ser mortal en muchas otras ocasiones en las que el conductor de vehículo motorizado realiza una conducción prudente y a una velocidad moderada.
De hecho los últimos ciclistas muertos en el CASCO URBANO de Madrid (vamos a uno por año) han sido en un carril-bici, ademas en uno de ellos no intervino ningún vehículo motorizado sino al ir bajando un tramo de carril-bici golpeó con la cabeza en el bordillo del carril-bici.

En Valencia yo conozco la del bulevar norte, junto a la rotonda de la universidad politécnica y me pareció ver otra en tres forques, casi a la altura del hospital general.

Practico ciclismo desde que tengo uso de razón, hasta los 18 como profesional y desde entonces como aficionado: deporte con la bici de carretera y para muchos desplazamientos por la ciudad con la plegable.
Al igual que veo burradas de los conductores también veo imprudencias de los ciclistas (ir sin luces ni elementos reflectantes por la noche, saltárse semáforos y stop, meterse en zonas [rotondas con mucho tráfico...] donde el sentido común te dice que no debes hacerlo)
Creo que la labor de concienciación en seguridad vial debe ir en doble sentido y dejar de plantear el asunto como un enfrentamiento entre ciclistas y conductores

Sobre el origen y cambio de la bici blanca en el tiempo: http://www.enbiciar.com.ar/2011/03/las-bicis-blancas.html

Si hubiera zapatos blancos y autos blancos por cada peatón y automovilista muerto no habría más accidentes.
Simplemente ya no quedaría lugar por donde pasar.....

Son paridas que parecen street art. Me quedo con las bicis blancas neerlandesas, esto es un copia. Más bicis en las calles durante la semana, y no tanto para el domingo, eso es lo que necesitamos.

Son paridas que parecen street art. Me quedo con las bicis blancas neerlandesas, esto es un copia. Más bicis en las calles durante la semana, y no tanto para el domingo, eso es lo que necesitamos.

Son paridas que parecen street art. Me quedo con las bicis blancas neerlandesas, esto es un copia. Más bicis en las calles durante la semana, y no tanto para el domingo, eso es lo que necesitamos.

Son paridas que parecen street art. Me quedo con las bicis blancas neerlandesas, esto es un copia. Más bicis en las calles durante la semana, y no tanto para el domingo, eso es lo que necesitamos.

Son paridas que parecen street art. Me quedo con las bicis blancas neerlandesas, esto es un copia. Más bicis en las calles durante la semana, y no tanto para el domingo, eso es lo que necesitamos.

Son paridas que parecen street art. Me quedo con las bicis blancas neerlandesas, esto es un copia. Más bicis en las calles durante la semana, y no tanto para el domingo, eso es lo que necesitamos.

Son paridas que parecen street art. Me quedo con las bicis blancas neerlandesas, esto es un copia. Más bicis en las calles durante la semana, y no tanto para el domingo, eso es lo que necesitamos.

En Madrid hay una de estas bicicletas fantasma en el parque del Pinar de la Elipa (cerca de la C/ José Luís de Arrese).
Por los escritos que rodean a la bici, que ya ha sustituido recientemente a otra anterior, debe de ser en recuerdo a un niño tal vez fallecido en ese lugar del parque, no dicen si montado o no en su bicicleta, o tal vez sólo asiduo al parque en el que gustaba de pasearse con su bici.
Yo paso a menudo por ese punto, que es un tramo del carrilbici que viene de O'Donell, y la verdad es que, con todos mis respetos a quienes hacen de la muerte un espectáculo de luz y colores, resulta un poco macabro pasar junto a la susodicha bicicleta, pues el lugar se ha convertido en una especie de altar con estampas de virgenes y santos, flores, cartas de familiares, amigos y conocidos que siguen dirijiéndose al muchaho allá donde se encuentre ahora, si es que se encuentra en alguna otra dimensión porque me temo que el pequeño no contesta.
En fin, menos mal que cada fallecido en la calle (muerte natural o violenta, accidente, etc) no tiene su altar correspondiente en el lugar de los hechos porque si no todo Madrid sería ya una especie de cementerio de la Almudena y desguace de cachivaches, teniendo en cuenta los hechos luctuosos que se dan a diario en las calles de la capital, y más si a cada uno de ellos hubiera que dedicarle una muestra de sus aficciones en vida: bibicletas, caballos (disecados), balones, esquies, raquetas, palos de golf, motos, coches o incluso avionetas, eso sí todo ello pintado de blanco-fantasma que queda muy propio.

Hay que reivindicar más respeto y espacio público para las bicicletas y cualquier inicitaiva en este sentido es loable, dure lo que dure en la calle

Yo sin embargo creo que las bicicletas blancas sirven para alimentar aún más la cultura del miedo:

http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com/2011/01/la-bicicleta-blanca.html

Lo cual las hace desafortunadas como mensaje para todas aquellas personas que no andan en bici y sirven del argumento "¿ves?" para los detractores del uso de la bici. Luego: malo.

una moda pasajera. Dentro de 5 o 10 todas las bicis fantasma estarán retiradas o .. no serán de color blanco. Pero seguirá muriendo gente en la carretera, en coche, en bici y cruzando pasos de cebra.

Al sistema de comentarios del blog le vendría muy bien un filtro de mensajes duplicados.

En Valencia hay al menos tres

Sí, las hay por todas partes, rellenan el tiempo de ocio de los que no saben qué hacer. Es ridículo. Tiene gracia que en los accidentes con bici (me refiero a aquéllos en los que está involucrada una bicicleta) el que pedalea nunca tiene la culpa. Si en lugar de gastar el parné en estas chorradas lo enviáramos a donde hace falta, otro gallo cantaría.

Fuí estudiante en Holanda a principios de los 90. Efectivamente en los Países Bajos, un país donde las bicicletas de paseo son todas negras, las bicicletas blancas eran en los 60 y 70 el símbolo de protesta de los indignados-ecologistas-ciclistas. El movimiento, al cabo de los años, no consigió finalmente casi ningún resultado práctico, pero consiguió que se construyera carriles bicis por todo el país y que se sacaran los coches fuera del centro de las grandes ciudades (Algo todavía hoy revolucionario en urbanismo actual). Todavía hoy la bicicleta blanca se ve como símboo de protesta y nadie en los Países Bajos pinta su bicicleta de blanco si no es para protestar.

Creo que en Villaverde hay una.

Creo que en Villaverde hay una.

En realidad la idea de colocar bicicletas blancas en la calle surgió con otro objetivo.
http://en.wikipedia.org/wiki/Luud_Schimmelpennink#The_White_Bicycle_Plan

Pero se han reconvertido en este tipo de homenajes, que me parecen más que correctos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal