I Love Bicis

¿Es la bicicleta una tribu urbana?

Por: Pablo León

14 dic 2012

 

La bicicleta fomenta la identificación del colectivo.
Un joven en Malasaña con su BMX. Foto de Santi Burgos.
Las personas nos definimos por diversos elementos. La ropa determina si nos va más lo hippie o lo pijo; el restaurante en el que comemos delata nuestro paladar y el modelo de teléfono puede convertirte en un snob o un geek, fanáticos de las nuevas tecnologías. Todos los elementos que nos rodean describen una parte de nosotros. Emiten mensajes a los demás. Así, en la jungla urbana, al cruzarnos con otras personas con ciertas semejanzas, nos reconocemos. “Una tribu urbana es una categoría identitaria vinculada a un grupo identificado por características subculturales, centradas en el vestir y en ciertos patrones de consumo o producción cultural”, explica la psicóloga Esther Sánchez. Este fenómeno cultural moderno está relacionado con la aparición histórica de la categoría social del adolescente. Antes, el niño pasaba directamente a formar parte del mundo adulto mediante su participación como aprendiz en contextos laborales (taller, industria, agricultura…). Al retrasarse el acceso a la adultez, quedan unos años en los que la persona no encaja ni en las categorías infantiles ni en las de sus mayores. De ese vacío, surgen las identidades grupales propiamente juveniles: tribus, pandillas, movimientos musicales o culturales. En la sociedad actual, afectada de un evidente síndrome de Peter Pan, este fenómeno ha trascendido la adolescencia. Además, el consumismo ha propiciado esta división y la ha utilizado como herramienta de marketing: Mac frente a PC; Facebook o Twitter; piso en propiedad contra alquilado; coche o bici.

 

Recorrer en bicicleta una urbe cambia tu relación con ella”, dice Asier Rua, fotógrafo y ciclista urbano en Madrid. Todos los usuarios de la bici, ya vayan de traje al trabajo, lleven a su hijo en una bicicleta de paseo o acudan al instituto a pedales, comparten una visión. “La categoría identitaria implica una diferenciación respecto a otras tribus y respecto de otros grupos no tribalizados. Esa persona es distinta al resto y se ve comprometida en un desafío; los demás le cuestionan y él se defiende intensificando los comportamiento que le identifican. Su identificación con el grupo se acentúa: ellos son los únicos que le comprenden, en el más amplio sentido existencial del término”, resume Lorenzo.

Las nuevas tribus están estrechamente relacionadas con la industria cultural, bien como consumidores de nuevas tecnologías (geeks), como subcultura que gusta de la marginalidad en el vestir y los gustos (hipsters) o como nuevos yuppies que invierten en industrias culturales minoritarias (yukies). Todos disfrutan de cierta marginalidad y un sentimiento antimainstream. “La bici es un objeto personal que acompaña al usuario en ciertas prácticas rutinarias y llega a formar parte de su presentación pública: compra un modelo peculiar, lo tunea, se viste pensando en el vehículo. La bicicleta nos habla de su usuario tanto como al revés. Se trata de una vestimenta, una pieza más de su presentación pública”, aclara Baltasar Fernández, profesor de Psicología Social Universidad de Almería. Fernández no cree que haya surgido una tribu urbana en torno a las dos ruedas. “El uso de la bicicleta es desigual en distintas ciudades; en Barcelona, por ejemplo, es muy común, y el tipo de personas que las utiliza es muy variado”. “Desconozco si hay tribus que la utilicen como característica obligatoria del grupo, ni siquiera entre colectivos profesionales o estudiantiles concretos. Creo que son una excepción entre sus propios compañeros, si bien una excepción que en algunas ciudades se extiende hasta ser una proporción llamativa”, concluye.

Tribus urbanas en bicicleta.
La realidad es que los usuarios de la bicicleta la asumen, en muchos casos, como elemento identificativo: se presentan ante los demás con la bici. Tradicionalmente, la defensa de la bicicleta en España se ha asociado a una ideología progresista y verde, ya que ha formado parte de su argumentario, o a personas con un perfil deportivo. Esos ha cambiado. Existen pedaleantes en Londres, Roma o México que comparten inquietudes con sus homólogos de Madrid, Barcelona o Nueva York.

Ahora no hay que ser ni deportista, ni ecologista, ni de izquierdas para moverse en bicicleta. Eso no quita para que todos los que se mueven a pedales encuentren puntos en común. “El hecho de que la cultura vanguardista asuma la bicicleta y proponga estéticas más atractivas, provoca que se extienda. Dota de una connotación más positiva a la bicicleta y cambia de escala al introducirla en un mayor número de espectros socioeconómicos”, resume Anto Lloveras, arquitecto, artista y emprendedor de proyectos relacionales (LAPIEZA). En las ciudades donde la bicicleta no ha tenido una representación, se han formado grupos que defienden su uso. Aunque para algunos sea una pieza más de nuestra presentación social, al ver llegar a alguien en bici sabes que puedes tener una conversación con multitud de puntos en común; sabes que entiende por qué te mueves a pedales

Hay 13 Comentarios

En respuesta al titular. No lo creo, muchos de los usuarios de bici no son más tribu de lo que pueden serlo los de ciclomotores, v.g.
Salud y pedal
http://www.bicicleta-electrica.blogspot.com

Las bicicletas, o los cicilistas mejor dicho, no son una "tribu urbana"; lo unico que ese colectivo comparte es el transportarse sobre dos ruedas y pedalear. Vivo en una ciudad, Amsterdam, en la que rodamos miles y miles de ciclistas cada dia, de forma cotidiana; y sobre las dos ruedas se ven tanto rastas, como ejecutivos de traje impecable y pelo engominado, hay absolutamente de todo. Todas las clases y categorias sociales pedalean.

Me ha parecido bastante interesante el artículo.
Aunque no sea una generalización, que todos los usuarios de bicicletas pertenezcan a una tribu, creo que el fenómeno sucede.
Conozco a amigos que pertenecen a ellas. Sobre todo destacaría en Barcelona el uso de las fixies, al que le acompaña una estética bastante atractiva. Estos grupos se han inventado sus propios juegos como "bike polo".

En definitiva, muy interesante.

http://momabikes.com

Solo con el encabezamiento ya me ha dado dolor de cabeza. Pablo, creo que esta vez has cambiado la bici por los patines. Paso de liarme con la réplica a semejante desatino, ya han respondido otros con acierto.

Creo, como veo que lo hacen algunos, que esto de tratar de hacer de la bici una cosa auténtica y minoritaria está pasado de moda y, más que eso, resulta contraproducente si lo que se quiere es que se normalice en todos los sentidos.

Tratar de concluir si la bici consolida tribus urbanas es reforzar su aspecto minoritario y marginal. Creo que es preferible enseñar y ejemplificar con personas que aporten normalidad, naturalidad y que rompan estereotipos.

http://bicicletasciudadesviajes.blogspot.com.es/2011/04/el-director-va-trabajar-en-bici.html

Quizá habría que superar ese momento sociológico de analizar bichos raros y mirar a la bici de frente como vehículo más que como fetiche.

Animo.

Pues no, la bici no es una tribu urbana. Como bien apuntan más arriba las tribus son las personas. Y sí, tenemos afan de etiquetar a la gente, como también apunta otro comentario. Pero el hecho de que la bicicleta haya sido el eje sobre el que algunos grupos de personas encuentren el nexo para satisfacer su necesidad de socializarse bajo determinados parámetros estéticos no tiene porque ser negativo. Es síntoma de aceptación y auge de popularidad y crecimiento. Lo mismo que la música genera tribus urbanas o las motocicletas o la ropa. Eso no significa que por conduccir determinada moto escuchar según que música o vestir con cierta marca uno se tenga que identificar con una tribu urbana. Es simplemente que la pasión y el gusto por algo, contra más se extiende, más se ramifica y es inevitable que se creen grupos entorno a ellos. Porque todas nuestras pasiones son candidatas al snobismo.
http://www.modaypedal.com

Si, desgraciadamente en este pais la bicicleta en muchos casos es un accesorio en varios tipos de modas. He estado en Europa y también en Asia, y por alli no se usaba como un poster. Me parece algo que no se debería recalcar. La bicicleta, el coche el telefono... son herramientas Y PUNTO, todo lo que se le añada a esto apesta.

si lo es, mala cosa...
lo que es seguro es que no debería serlo.

ese concepto de "tribu urbana" es siempre de grupos reducidos y "especialitos"...
parece que el autor de este blog fomenta la idea: tribus y subtribus, dependiendo de la bici que utilicen, y le gustaría definirse así, tomando la bici como icono "pop" y diferenciador...
yo, que vivo en Berlín, donde parece que pablo se convirtió a la religión de las dos ruedas, lo que menos soporto de españa es ese afán de definición clasificatorio que te impide tener un todoterreno e ir en bici a trabajar, ser de izquierdas e ir a los toros y combinaciones por el estilo que te hacen ser inmediatamente un bicho raro...
y al final te echan...

No, definitivamente no debería de ser tribu urbana utilizar la bicicleta.

Sería interesante Pablo, que incluyeses en una entrada un día algo que desmontase esos tópicos (aunque es tu blog!!!!haz lo que quieras ;-))...
estemos deacuerdo o no con ellos...

Por ejemplo, manifestacion antiaborto en bici,
o una foto de gente gorda y contenta pedaleando además de esta que ilustra la entrada que aunque solo se les vea de rodilla para abajo tiran pá tras de chic que son...

Saludos!

Definitivamente no se trata de una tribu urbana... la bici se utiliza cada día más simplemente porque es un medio de transporte práctico, barato y muy entretenido. El principal freno para su extensión es el miedo al trafico motorizado y la falta de educación en este sentido.
Este tipo de artículos precisamente no ayuda a extender la imagen de que cualquiera que lo desee puede utilizar la bici como medio de transporte urbano!

Me muero de vergüenza. Tanto tiempo en bici por Madrid para acabar en esto. Sr León, entre plagios y artículos como este ¿dónde va? ¿Qué defiende? ¿Qué imagen quiere dar en este periódico de los ciclistas?

Creo que este blog debería desarrollar el tema del ciclismo urbano, la gente que gusta de ir en bici al trabajo, a los estudios, la ciudad como espacio para la bicicleta, etc, y no andar todo el tiempo queriendo convertirnos en "progres" contra conservadores, ni en una tribu urbana contra otras. Transversalidad, que se dice ahora, puedes ser ciclista urbano sin que te consideres progre ni te guste vestir de nosequé manera ni estar en nigún grupo cerrado que se defina contra otros.

Pero qué es lo que realmente mueve a una persona adulta a utilizar un medio de transporte humilde y que provoca tantos sudores. Es la posibilidad de conducir hacia donde te dirijas y mantenerte en forma al mismo tiempo. O es la independencia que nos concede movernos de punto A punto B sin tener que preocuparte del trafico, del aumento del precio de la gasolina o del incómodo medio de transporte. O es el sentimiento de libertad que nos da la bicicleta. O es la combinación de todos esto.

En verdad existe una revolución positiva con la bicicleta? La bicicleta esta curando nuestro corazón de penas. Yo se que hay una crisis económica y la gente se esta preocupando mas por el medio ambiente. Pero si se esta poniendo en marcha una nueva forma de pensamiento y un mejor estilo de vida? Esto ni los mayas lo hubieran podido predecir.

visiten mi blog;

http://recuperandolacalle.blogspot.mx/

La bicicleta no es una tribu urbana, en todo caso lo serían los ciclistas. En mi opinión no lo es, y sólo por una moda pija de tunear bicicletas hasta lo absurdo y comprar un determinado tipo de ropa puede plantearse ahora algo así.
Es un modo de transporte saludable, versátil, eficaz y eficiente, una herramienta para hacer deporte y un medio para educar; nadie hace 15 años nos incluía a los ciclistas en tribus, eso es sólo una vía de escape para que algunos encuentren un hueco en la sociedad, hoy aquí mañana allí, sin saber realmente qué son ni encontrar su propia personalidad.
http://pasosypedales.blogspot.com.es/

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el blog

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Paco Nadal

Pablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 y comenzó con la bici por las calles de Berlín, donde vivió varios años. Desde entonces, pedalea en cada ciudad por la que pasa. En 2010 arrancó este blog dedicado no solo a las bicicletas sino también a la movilidad y a los retos a los que se enfrentan las ciudades del futuro.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal