I Love Bicis

I Love Bicis

I love bicis se acerca a la realidad de la bici urbana, sinónimo de modernidad, responsabilidad ambiental y otro tipo de movilidad. Carriles bicis, políticas de desarrollo, alforjas para ir a la última o las luces más cool. Todo con ganas de reivindicar los pedales.

Sobre el autor

Pablo LeónPablo León es reportero y ciclista urbano. Escribe en El País desde 2009 sobre viajes, tendencias, cómics y cultura urbana. Comenzó con la bici por las calles de Berlín y desde entonces pedalea en cada ciudad por la que pasa.

Eskup

Bicicletas en pantalla grande

Por: | 21 de diciembre de 2012

 

En la película ganadora de Cannes el año pasado, la bicicleta tenía un relevante papel. En la primera película del recientemente fallecido Tony Scott, los pedales eran protagonistas. Y uno de los thrillers de 2012 ocurría desde un sillín. Como en las calles de muchas ciudades, la bicicleta está recuperando su protagonismo en el celuloide. Hace doce años Brendt Barbur vio esa conexión y creó el Bicycle Film Festival: una cita que une películas y pedales. El festival es itinerante, se ha celebrado en una veintena de ciudades del mundo y este fin de semana llega al Matadero de Madrid.

Seguir leyendo »

¿Es la bicicleta una tribu urbana?

Por: | 14 de diciembre de 2012

 

La bicicleta fomenta la identificación del colectivo.
Un joven en Malasaña con su BMX. Foto de Santi Burgos.
Las personas nos definimos por diversos elementos. La ropa determina si nos va más lo hippie o lo pijo; el restaurante en el que comemos delata nuestro paladar y el modelo de teléfono puede convertirte en un snob o un geek, fanáticos de las nuevas tecnologías. Todos los elementos que nos rodean describen una parte de nosotros. Emiten mensajes a los demás. Así, en la jungla urbana, al cruzarnos con otras personas con ciertas semejanzas, nos reconocemos. “Una tribu urbana es una categoría identitaria vinculada a un grupo identificado por características subculturales, centradas en el vestir y en ciertos patrones de consumo o producción cultural”, explica la psicóloga Esther Sánchez. Este fenómeno cultural moderno está relacionado con la aparición histórica de la categoría social del adolescente. Antes, el niño pasaba directamente a formar parte del mundo adulto mediante su participación como aprendiz en contextos laborales (taller, industria, agricultura…). Al retrasarse el acceso a la adultez, quedan unos años en los que la persona no encaja ni en las categorías infantiles ni en las de sus mayores. De ese vacío, surgen las identidades grupales propiamente juveniles: tribus, pandillas, movimientos musicales o culturales. En la sociedad actual, afectada de un evidente síndrome de Peter Pan, este fenómeno ha trascendido la adolescencia. Además, el consumismo ha propiciado esta división y la ha utilizado como herramienta de marketing: Mac frente a PC; Facebook o Twitter; piso en propiedad contra alquilado; coche o bici.

 

Seguir leyendo »

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal