De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través del correo demamasdepapas[arroba]gmail.com

Esas frases de madre que dan tanta rabia

Por: | 18 de julio de 2011

Madre 

Las escuchaste una y mil veces hasta el día en que eres tú la que las pronuncia. Frases que en boca de tu madre te daban una rabia que te mueres y que te descubres repitiendo en la cocina, el pasillo o en plena calle. Con el mismo tonillo y timbre. Con la misma retranca. Segura estoy de que Anna Manso, la Peor madre del mundo (blog en catalán), me presta un rato su traje para enumerar frases que igual no gustan a partidarios de la crianza natural, respetuosa y carlosgonzalista. Yo le leo y me entusiasma, pero en la práctica, lo reconozco, fracaso: lo mío es carlosgonzalismo semidesnatado.

Cuento hasta tres. A la unaaaaaa,  a las dooooos, a las dos y mediaaaaaaaa. La postura es muy importante. Brazos en jarra, que no falten. Un pie más adelantado que el otro y piqueteando con la punta al suelo. Cabeza ladeada. Si no se abusa, se pronuncia con rigidez castrense y voz firme, tiene propiedades asombrosas para la ecuación velocidad igual a espacio dividido por tiempo.

Andando. Pues eso, que son menos cuarto y no llegamos.

Ponte las zapatillas. Asombrada me tiene constatar cuánto me gustaba ir descalza de pequeña y qué poco tolero ver a mi descendencia pasearse sin nada en los pies por la cocina.

Que no. Porque no. Porque lo digo yo. Y punto. La vida es dura y no se puede dar siempre explicaciones. Algún gracioso le enseñó a la de cuatro años a responder “porque no no es una respuesta”.

Ni hablar. Cuando un simple "porque no" ya es dar demasiadas explicaciones.

No soy un perchero. Cuando salen de la escuela y pretenden que trasiegues con su chaqueta, su mochila y sus cromos.

No soy una papelera. Cuando después del “no soy un perchero” te acercan el papel del bocadillo.

¡Camina! ¡Que ca-mi-nes! Esta es de pataleta en la calle, con la niña sollozando a dos metros. Se pronuncia en tardes gloriosas. Cuando llegas cruzada del curro a la puerta del cole y la de cuatro años sale de la clase más cruzada que tú. La vuelta a casa comienza tensa, no tienes ni gota de paciencia en el saldo, la enana busca el conflicto por cualquier chorrada y acabáis montando el pollo en plena calle.

Encima que no sé qué, vas tú y no sé cuanto. Toma. Reproche en toda regla. ¿Necesario? Lo contó muy bien mi compañera Cecilia Jan en este post.

Me aburro (la niña). Cómprate un burro (la madre). Esta es la primera viñeta del cómic. La segunda es la colleja de la madre, acompañada de un ¡y no me pises el suelo que acabo de fregar!

Llora, llora, que vas a saber por qué lloras. En los primeros puestos del Top Rabia, tarde o temprano la pronuncias.

Me has hecho daño (la niña). Como te dé una torta verás tú lo que es que te duela (la madre). Propia de los episodios de piojismo crónico y consecuente paso de lendrera tras el baño. Es de persona inmadura, falta de autocontrol, agresiva. Atenta contra la autoestima y todo lo que se supone que nunca deberíamos hacer con nuestras criaturas. Hago, pues, un llamamiento a todos los autores que he leído y admiro (Carlos González, Dorothy Corkille, María Jesús Comellas, Rosa Jové o las blogueras de la tribu 2.0) a que en sus próximos libros dediquen un capítulo a “Cómo sacar piojos del 100% del cuero cabelludo de un menor, semana sí, semana también, sin perder los papeles”.

Sé que faltan unas cuantas frases. Entran en escena con los años. Ya hablaremos. A ver si os pensáis que tenéis chacha. A ver si te crees que esto es una pensión y puedes entrar y salir cuando te dé la gana. Que no me entere yo… Lo hago por tu bien. Y la definitiva: Cuando tengas hijos lo entenderás. Y resulta que sí, que pasan los años, las repites, y lo entiendes.

Hay 56 Comentarios

Mi abuela era terrible para estas frases. Recuerdo dos.
- Tengo hambre (yo).
- Pues chúpate el dedo (mi abuela).

- Yaya, ¿que hay de comer?
- Chocho y moscas.

¿tú qué te has creído?¿que soy el banco de España?... todo un clásico!

Yo como Caracola, he llorado de la risa, y con muchos de los comentarios también. Yo también creo que las he dicho casi todas. Y mira que me juré que nunca lo haría...
De verdad, gracias!

Yo como Caracola, he llorado de la risa, y con muchos de los comentarios también. Yo también creo que las he dicho casi todas. Y mira que me juré que nunca lo haría...
De verdad, gracias!

Gracias, gracias y gracias.

Leyendo el artículo y los comentarios me he reído como hacía tiempo que no lo hacía. He llorado y todo!!! (de la risa).

Para mí, la primera frase que dije y que luego fui consciente de que era el principio de una época fue: "Con que venga bien, me da igual si es niño o niña" y a partir de ahí, he dicho todas las citadas e incluiría una más: "Me voy por no veros, que os vais a acabar haciendo daño" (cuando mis hijos juegan a luchas con su padre). Esa misma frase se la ha oído decir a mi madre tantísimas veces!!!

Supongo que va con el cargo (ser madre) y pasar días cruzados y otros inolvidables. Es genial ser madre, eso sí, saca lo mejor de ti y también lo peor.

UFFFF!!!!! Las he dicho todas. la peor una que dije hace poco: Yo a vuestra edad. . .
También tengo de mi cosecha: Yo no soy un policía , soy una madre.

Gracias. Es una catarsis para mí , que hago de padre y madre. El Dr. Jeckill y Mr. Hide es un tebeo con lo que tengo yo. Suscribo el 120% de las frases. Seguro que lo ve mi chiquitín de catorce y se descojona un buen rato.

Mi madre cuando se enfadaba decía "Mira mira..., que te que te..." con la mano alzada y ¡¡¡¡daba miedo¡¡¡¡¡ No pegaba pero acoj*naba un monton ¡¡¡¡

Yo con mi hija de momento no uso casi ninguna, bueno, sí, la de A la de una, a la de dos y no llegamos a la de tres porque sí que funciona y obedece... de momento.

Ja, ja, ja. Son muy buenas. El traje te sienta muy, muy bien. Gracias por la citación. Todo un honor.

Mi hijo de casi de cinco añitos, me empieza a cuestionar obligaciones de la vida cotidiana. (por qué tengo que irme a la cama, por qué tengo que lavarme los dientes, por qué comemos esto o aquello, muchos por qués...) y últimamente, cansada de darle respuestas encantadoras, le contesto una frase que mi madre nos decía;- "porque lo digo yo y punto."

a mi me ha venido a la mente una de mi abuela que me dejaba un tanto descuadrada (y que la decía sin agresividad ninguna, como quien habla del tiempo): "llora llora, que así meas menos" ¡¡¡jajaja!!! yo creo que no entendía la relación entre una cosa y otra y me quedaba pensando...

Cómo pude olvidar tan pronto aquella rabia que me daba las típicas frases: "Si voy te vas a reir", o " Mut" (cuando les das una orden y replican, y replican...) , o cuando están destrozando la habitación, y les dices ¿que haceisssssss?. y te responden "nadaaaaaaaaa"., y tu no puedes evitar decir." ¿Me quito el zapato?...

- Violetita qué estás haciendooooo??? (ella en la cocina)
- NAAAAAAAAAAAA (yo en cualquier otro sitio de la casa)
- Na buenooooooooo.

Pero la joía confiaba en mí y no venía a verme. Un día con 5 años me corte el pelo debajo de la mesa de camilla, y vino a verme... se jartó llorá la pobrecica mía.

Pa mi la de "Vamos, Caminando que es gerundio.... " la odio y la uso tanto.....

Mi madre me las decía absolutamente todas, y yo, como padre las digo casi todas a mis tres. Pero hay una de mi cosecha que utilizo cuando están haciendo algo peligroso y no ceden: "Como te mates te remato".

¿Pero es que nadie sigue el blog de drama-mamá?
Cómo no ser una drama mamá

"Ya veremos" y "Ponte derecha". Aún me ponen de los nervios, aún me las dice y tengo ya 42 años.

La mejor (que yo tambien digo) es: Que hay para comer, mama? comida!!

Hay otra version andaluza: sopa, gazpacho y cafe

Y si, ahora entiendo a mi madre, hay veces que estas agobiada con multitud de cosas y te vienen con estas preguntas y tu saltas por peteneras...

"Cuando seas padre comerás huevos"

Yo recuerdo cuando eran mas pequeños y empezaban a hacer ruidos, dar golpes de esos que te ponen atacada porque crees que te están tirando la casa abajo, y gritaba QUE HACEIS????? respuesta: NADA!!!!! y seguian, hasta que una voz poseida por un monstruo daba un alarido...ESPERAD Y VEREIS!!!!!!! y silencio absoluto. Y lo de contar ... núnca llegué al dos y medio. FUNCIONA!!!!!

?Soy la unica que no le guardo rencor a mi madre por frases semejantes? Lo juro, ni las odiaba, ni me molestaban. Lo tomaba como una muestra de sentido del humor. Creo que se nos ha olvidado que los padres somos tambien seres humanos y tenemos nuestros dias. De lo que se trata es de tomar esas frases como un desahogo, con respeto.
Un supersaludo

O las de:
"Lo estaba viendo venir"
"Parezco bruja"
"Si es que te lo habia dicho"

Jeje, yo me acuerdo de algunas como:
"Ponte un jersey, que tengo frio" (pues pontelo tu :P)
"En el tercer mundo matarian por esto" o "cometelo, no te das cuenta de que hay gente el mundo que se esta muriendo de hambre?" (cuando no me queria comer la comida)
"Te voy a dar yo razones para llorar!" (esta amenaza funcionaba como la seda conmigo, me callaba ipso facto)


Pues yo odiaba y odio, pero a veces cae lo de "Tú no me conoces a mi enfadada".
Otras: "Venga, vamos, que no tenemos todo el día", "Duermete ya, que mañana hay que ir al cole", "¡Qué no, que nos tenemos que ir, que van a cerrar los columpios!" , "qué te he dicho que no andes descalzo por la piscina" y... ummmmm, me rechinan los dientes después de decirla, pero... tengo un peque muy llorón y más problemas de los que quisiera y me cuesta mantener la calma: "¿Quieres dejar de llorar? ¡Qué no tienes ningún motivo!", "
La de ¿qué parte de no, no entiendes?, no creo que vaya a funcionar. Mi sobrino ya tiene un hit respuesta: la n.
Es una máquina de respuestas. Su madre le decía lo de "Comételo todo que hay muchos niños que pasan hambre" y con siete años le contestaba: "pues mándaselo por correo".

Y la de: "mami me duele la barriga", "pues jalatela pa´rriba"; lo siento pero a veces no puedo con ellos y estas frases son de lo más socorrido, y sí me parece estar escuchando a mi madre

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones de crianza? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal