40 Aniversario
De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

¿Es un tabú el primer mes de maternidad?

Por: | 10 de octubre de 2011

DSC03816 

“El primer mes es muy duro. Vas a tener momentos de sentirte mal, triste, sola, físicamente débil, desbordada, de pensar que nada volverá a ser lo de antes, que nunca más caminarás bien, ni montarás en bici ni disfrutarás del sexo como antes. Pero tranquila, es normal, le ocurre a todo el mundo y, ya verás, se pasa”.  Nunca agradeceré bastante las palabras de mi madrina unos días antes de parir. Fue la única persona que me advirtió de la dureza del primer mes después de parir al primer hijo. Y tan importante como avisarme de lo que me iba a ocurrir, me consoló: todo vuelve a su sitio. Así fue. En lo primero y en lo segundo.

Desde entonces, a las amigas que antes de parir me han preguntado qué les esperaba, solo a las que han preguntado, les he explicado lo mismo. La felicidad es inmensa, indescriptible, brutal, buscada, compartida, pero hay peros. Si te han hecho episotomía ir al baño es un drama; levantarse de la cama en casa cuesta mucho más que en el hospital; el olor de las pérdidas del postparto es muy desagradable; secarte las partes con secador, humillante; la visión de las grapas de una cesárea, no te digo; te darán las doce y no te habrás duchado; cuando te suba la leche te dolerán tanto las tetas que hasta te molestará la toalla (aunque luego la lactancia funcione perfectamente; si no, no la angustia puede ser terrible); a veces los entuertos duelen mucho; habrá ratos en los que imaginarás tu foto en los quesitos de la Vaca Lechera; por mucho que lo intentes, no podrás evitar algunas visitas indeseadas, tocarán el timbre justo en ese ratito que habías logrado dormir; te apetecerá comer platitos pero tendrás cero ánimo para cocinar… y el día que por fin hayas quedado para salir llegarás una hora tarde (porque el bebé te pedirá más teta de la cuenta y en el momento de cruzar la puerta se cagará y se manchará el modelito hasta el cogote). Etcétera…

“Menos mal que me lo dijiste”, me han confesado semanas después, pasada la fase 24 horas en pijama. ¿Por qué no solemos explicarnos lo mal que se pasa el primer mes después de parir por primera vez? (Digo “la primera vez” porque a la segunda ya sabes de qué va y es otra cosa). ¿Por qué hay gente que llega a sentirse estafada, pensando que si se lo hubieran contado no se mete en tamaño fregao? ¿Existe un pacto de silencio al respecto? Es, como defiende una amiga, ¿un tabú hablar de que estás fatal cuando se supone que todo tiene que ser maravilloso?

La matrona Núria Torras, 30 años de oficio, los últimos como coordinadora de los cursos de preparto, postparto y del taller de lactancia del hospital de Sant Pau de Barcelona, lo atribuye a varios motivos. Por un lado, dice, “antiguamente las madres tenían a sus propias madres al lado, ahora o están más lejos: porque no están, o porque las hijas quieren estarlo”. Un argumento que me recuerda al que también explicaba la doula que entrevisté en este post. “Además”, prosigue la matrona, “las mujeres paren más tarde, con 30 y pico años, tienen la vida más montada y organizada y son más exigentes y perfeccionistas. Con estos mimbres, cuando se les echa el tinglado encima no se lo esperan y se desesperan”.

¿Pero por qué no contáis “el tinglado” en las clases de preparto?, le pregunto a Torras. “Sí que lo contamos, pero la principal obsesión de las embarazadas es el parto, se centran mucho en él. Por eso intentamos que en las sesiones donde se explica el postparto y la lactancia vengan acompañadas de sus parejas o de las abuelas, porque sino el discurso se queda en la trastienda”.

Pasado el trago, soy yo quien pregunta qué tal les ha ido a las primerizas. “Sabía que el primer mes es el peor, pero hay que vivirlo para entenderlo, por mucho que te lo esperes la vorágine te supera”, contesta la mayoría. “Es todo tan intenso y el niño requiere tanta energía…”, convienen. También la mayor parte asegura que les ayudó mucho compartir su situación con otras madres primerizas, en cursos postparto, por ejemplo, “porque restas importancia a lo que te está pasando al ver que le pasa a todo el mundo”. Y sobre todo, “porque dejas de sentirte mal por sentirte mal en un momento en el que se supone que todo es fantástico y no te puedes quejar”.

Pero lo dicho. Se pasa. Todo vuelve a su sitio. El secador también.

Hay 90 Comentarios

Soy primeriza con bebe de 5 meses. Sin duda lo mas duro es el primer mes. En el que estas muy cansada, dolorida y todavia con las hormonas por las nubes. La mami pasa a un segundo plano y todo el mundo quiere coger, besar, achuchar al recien nacido así se te pongan los pelos de punta. Visitas da igual q sea mañana o tarde. Yo aconsejaría a quien vaya a dar a luz en breve hablar mucho sobre el tema de las visitas y poner los puntos sobre las íes desde el principio, pq luego no se tienen fuerzas para ello y la gente con "la ilusion" se lo tomará todo a mal cuando se les intente frenar. Es precioso, vale la pena por duro que sea y todo va volviendo a su sitio poco a poco.

Madre mia.. No puedo sentirme mas identificada... Es lo que yo no paro de repetir desde que di a luz.. ¿Por que coñX nadie nos cuenta la verdad? Y encima si no estas exultante de alegria eres de lo peor... Que bonita la maternidad! Y una mierrrrrrXxx....En que fregao me he metido... 😱
Eso si.. Cuando ves a tu nene feliz! Se te pasa todo! Lo que daria porque no llorase tanto..😊 solo me consuela leer blogs como este y el pensar que tiene periodo de caducidad.. Que esto se pasa... En fin.. Animo a todas las que pasais por esto..

buen artículo, bueno, los cambios siempre dueles, es ley de la vida…

Me encanta el post!! En mi opinión las visitas són lo peor, porque ya la matrona nos preparó en el curso preparto de lo bueno y lo malo, y todo y avisar a la familia de que necesitábamos tranquilidad, en seguida querían venir a verlo, cogerlo, tocarlo, abrazarlo... Y yo de chacha paca con ellos. Mi casa un hostal donde tenía que dar prácticamente día o días y hora para que viniesen incluso días y días a dormir! Que es tu primer hij@! Que lo quieres disfrutar y ya te cuesta bastante porque el primer mes vas perdida, cansada, dolorida, y en ocasiones depresiva, y con tanta visita mucha más de todo!! La próxima vez, si la hay, nos vamos de vacaciones!!

No se expresar la cara de circunstancia que se me ha quedado al leer esto en 10 minutos de descanso de cuidar a mi bebe de 20 días. Los únicos 10 minutos para mí.

Pienso una y otra vez en lo que han dicho y creo que me repito como todas: es acaso un tema tabú?

A modo resumen mi experiencia se parece mucho a la del post. Yo fui cesárea en el ultimo momento. Mi embarazo iba bien biológicamente hablando. Pero llegue a la semana 42 y no tenia contracciones. La ginecóloga no me administro inducción y decidió sobre la marcha cesárea al día siguiente.

Repito: semana 42. Eso es: 42 semanas de estrés familiar, de control de amigos y conocidos, de limitaciones personales, ansiedad, etc. A mi se me sumó con los papeleos y fechas limites para matricularme en derecho. Que lo terminé el día wje fui ingresada.

Tras la sorpresa de la cesárea, ese día mismo ya das igual. Es así. Lo importante es el bebé. A partir de mucho antes de parir, la gente te hace sentir ya mala madre porque duermes o no, por lo que comes o no, lo que haces o no. Hablamos de estima que disminuye hasta el día de dar a luz al bebé. Después, todo es peor. Las noches el bebe tarda en adaptarse. Y la gente te culpara a ti y malas costumbres de esto. Si no come bien (o pide cada hora leche) dirán que es porque tu leche es mala, o no tienes tanta. Si caga mal es culpa de lo que tu comes, que el ingiere por la leche, te dirán. Aguantas visitas de mierdao paseos que no quieres hacer, ir al baño son dos semanas de sufrimiento, lloros y dolor. A mi la lactancia me fue muy bien, aun hoy, y que siga así. Pero el bebé si enferma también es culpa tuya.

Nadie te dice que el primer mes de vida del niño y de nueva visa tu pasas a ser un segundo plato, o décimo, y que todo lo que le pase al bebe sera tu culpa, y que el padre se volverá loco de estrés que TÚ (madre) deberás controlar no solo tu pena y dolor de la nueva vida, sino el sentimiento de tu pareja. Pasas de ser una mera embarazada más a una mujer luchadora que hasta tú te sorprende de cuanta paciencia y aguante tienes para todo. Y la capacidad de hacer mil cosas a la vez.

Soy madre primeriza de un bebe precioso de 3 meses. Verdaderamente me pregunte. ¿Por que hay tanto tabu en esto? Una vez mas las mujeres nos callamos entre nosotras en vez de compartir nuestras experiencias de modo natural. Bueno... Algunas. A mi la matrona me aconsejo muy bien para el postoarto, pero es cierto. Por mucho que te cuenten ... Es mucho mas duro de lo que dicen. Sera por eso que la gente no expresa la verdadera dureza? Cuando cuento lo duro que fue, me quedo con cara de tonta porque parece que soy la unica de mis amigas que lo ha pasado fatal. Entre que la cesarea no te deja moverte, (llore de cansancio la primera noche). Despues las visitas, la presion de si sube o no la leche, la angustia de que ves que no llega, despues cuando llega no es suficiente, intentas de todo, finalmente consigo lactancia mixta. Eso si, todo el mundo te habla de las bondades de la leche materna, y tu te sientes culpable porque no llega. Dias sin dormir, dias de pijama. Mientras que la gente te dice que la lactancia adelgaza y tu dices.... Y una mierda! Otra presion mas para la mujer. Te ves postrada en el sillon para dar de mamar. Haciendo mil cabriolas para que el bebe se enganche y le puedas dar leche. La cesarea te hace que las posturas mas comodas para dar de mamardesaparezcan ( tumbada de lado en la cama... Imposible con la cesarea hasta el mes... Y medio, en mi caso). Luego lees opiniones y vas a la liga de la leche, que mas bien vas desesperada porque te gustaria dar lactancia exclusiva, y las respuestas son mas bien... ¿ porque no has venido antes? En fin ... Tomas nocturnas con sistema de nutricion suplementaria ( por sonda) para que tu bebe pueda tener esas bondades de la leche. He leido articulos de mujeres que han hecho lo imposible para dar lactancia exclusiva. Mi puerperio( periodo despues del parto para las neofitas) lo definiria como: sacrificio= lactancia, dependencia= no podia salir a la calle sola con el niño 6 peldaños me lo impedian, no podia coger el carrito a pulso por la cesarea, tenia que esperar a que viniera mi marido), dolor= fisico y emocional , agobio= suegros y visitas inesperadas (porque quieren venir todos a la vez y porque no vienen cuando el bebe tiene 3 meses, esta mas gracioso, los papas adaptados y ya todo el mundo se olvida) hambre= gracias mama por hacerme la comida y la casa, como dijo mi matrona " las visitas deseadas las que ayuden con la casa, las que no que se vayan para casa o que os acompañen en el paseo al parque con el niño porque si encima le teneis que poner la cervecita.... Ya lo que os faltaba".
Asi seguiria contando experiencias sin parar... Pero cuando vez esa carita mirandote, cuando le sientes cerca y piensas hace nada estaba ahi dentro... Cuando te sonrie por primera vez... Os prometo que se os olvida todo, el mundo se para y os aseguro que los comentarios de ... " sigues embarazada? O ahora a ponerse a dieta" que tan cruelmente te comentan algunas personas... Se diluyen.
Como en todo siempre encontraras a la que le ha ido de maravilla, ¡que suerte! ... O ¿que mentira? Aprendamos a ser sinceras entre nosotras, el mundo iria mejor y no tendriamos esos listones tan altos e inalcanzables.
Por cierto, odio a todas las famosas que han tenido bebes y estan divinas a los 15 dias! La imagen que dan es odiosa, porque no es real y nos hacen a las demas que nos miremos en ellas pero nadie dice, si han dado a luz un mes antes para no ganar los kilos del ultimo mes, o si dan lactancia matena exclusiva o si tienen una niñera que las deja descansar en paz, o si se han hecho una operacion reductora de abdomen para estar planas al mes. Dan una imagen de la mujer ficticia e irreal. ¿ para cuando ejemplos reales? Bastante exigente es ser madre como para encima preocuparse por ser la mas divina de la fiesta!
Me he extendido mucho, solo espero que este relato sirva a alguna premama o mama.
Un abrazo y muchos aplausos a todas esas mamas que estan al pie del cañon esos primeros meses tan duros.

Había leído este artículo mucho antes de pensar siquiera en quedarme embarazada. Pero cuando regresé del hospital, sin poderme mover de la cama por la episiotomía y hematoma derivados del fórceps, no tenía ni idea de cómo calmar a la criatura preciosa (pero exigente) que tenía entre mis brazos, y distaba años luz de sentir esa "alegría inmensa" que se suponía que iba a experimentar.. en ese momento decidí buscar este artículo! Y al leerlo, no pude reprimir lagrimones de emoción, risa, complicidad y alivio al sentirme tan identificada con este testimonio. Desde entonces se lo envío a mis amigas recién paridas, que me agradecen el consuelo y de paso sirve para romper el tabú que existe, dando paso a una verdadera terapia de grupo.

Había leído este artículo mucho antes de pensar siquiera en quedarme embarazada. Pero cuando regresé del hospital, sin poderme mover de la cama por la episiotomía y hematoma derivados del fórceps, no tenía ni idea de cómo calmar a la criatura preciosa (pero exigente) que tenía entre mis brazos, y distaba años luz de sentir esa "alegría inmensa" que se suponía que iba a experimentar.. en ese momento decidí buscar este artículo! Y al leerlo, no pude reprimir lagrimones de emoción, risa, complicidad y alivio al sentirme tan identificada con este testimonio. Desde entonces se lo envío a mis amigas recién paridas, que me agradecen el consuelo y de paso sirve para romper el tabú que existe, dando paso a una verdadera terapia de grupo.

el tabú más hermoso de destapar… lo digo por mi experiencia… :)

Tengo una hija de 6 mese y a excepción de lo de las visitas y de llegar tarde a la cita, lo demás no me pasó. No pasé dolor por la episiotomia, andaba perfectamente al día siguiente, no olía tan mal la sangre del mes siguiente..

Genial, totalmente de acuerdo!!!

Mi peque ya tiene 4 meses y hoy he podido darme un baño relajado por primera vez!!! Qué ilusión. Sí, el primer mes es absolutamente duro y más cuando tu familia te presiona y no entiende que necesitas espacio, tiempo y descanso después de 20 horas dilatando y una cesarea... http://espaciodecrianza.wordpress.com

Si yo tuviera que valorar en general mi primera experiencia como madre primeriza....Es posible que ni si quiera se me ocurriese repetirla.
El embarazo empezó bien, pero con un diagnóstico prenatal del bebé con un alteración cromosomica...Tuvimos que decidir si seguir adelante o no....Decidimos seguir adelante muy bien aconsejados por nuestras ginecologas, ya que si todo iba bien iba a ser un niño completamente normal.
Final del embarazo, diagnostico de eclampsia, cesárea por retraso del crecimiento del feto.
Nació con 1'700 kg.
El primer mes, con la carga psicológica de mi empeño en que la lactancia funcionara, haciendo visitas cada 3 horas al hospital para darle el pecho, sacándome la leche después de darle el pecho, sacandome la leche por las noches cuando no iba al hospital.... Con fiebre por infeccion de orina por la sonda vesical que me pusieron, cefaleas como efecto secundaria a la raquianestesia.
Aún asi todo, recuerdo aquel primer mes con mucha ternura por que estuve muy bien apoyada en todo momento por mi marido y mi familia, por que estabamos muy ilusionados en cada visita por los avances que haciamos y por lo que avanzaba el bebé.
A dia de hoy repito la experiencia, aunque me gustaria que esta vez todo fuera mucho mejor.
A las primerizas solo les digo, que deben centrarse en ser mamas, y a los papás primerizos les digo que son el pilar fundamental para que no nos desmoronemos, la mejor ayuda de todas.

Tengo dos hijas preciosas, y disfruté muchísimo de ellas desde el primer día. Es cierto que no duermes, no comes y no paras... pero con solo verlas, se olvida de todo. Mi recomendación es que disfrutéis de ellas a cada minuto, aunque estéis rendidas... son tiempos que no vuelven y recordaréis para siempre. No hay nada más bonito que ser madre.... Suerte a todas las futuras mamás...'

Soy madre primeriza y la verdad es que sentí todo lo que relatas en el post, me gustaria recomendar el libro de Kaz Cooke EMBARAZADA: LA GUIA INDISPENSABLE PARA MADRES PRIMERIZAS relata muy bien y de forma divertida las partes más desagradables del embarazo, parto y postparto.

Me encanta tu blog. Vivo en Suecia. Tengo un enano de 18 meses. A pesar de que el es un bendito, ha dormido y comido bien siempre. Ha empezado la guarderia sin problemas. Pero que duro a sido para mi. Odio esos libros que te preparan para la maternidad que te lo ponen todo bonito como un cuento de rosas y la verdad no es asi. Adoro a mi hijo y quiero tener otro, pero ahora se lo que es y la verdad la proxima vez congelo comida, compro ropa extra para no tener que lavar. Me compro una aspiradora automatica y ademas no se de donde lo sacare, pero buscare tiempo para mi de donde sea.

amigo felix..... ¿porque no lees otro periódico más cosmopolita, hombre? creo que te sulfurarías menos! no sé, el ABC, LaRazón o el Mundo igual te molarían.


Da igual que te avisen, y yo casi prefiero no saber nada. Con mi hijo no fue el primer mes, sino el primer año de pesadilla, hasta los doce meses no durmió la noche entera, ( me refiero a una noche de seis horas). Y yo casi me vuelvo loca, en cuanto a las madres- abuelas es mejor que se queden en sus casas y como mucho llamen por teléfono, en el caso de que no lo desconectes como yo hacia. Ah el telefonillo hay que desconectarlo, que las visitas son un pestiño.

Muy bueno el post, qué identificada me he sentido! Con mi primer hijo, nadie me habló de lo que venía después del parto y realmente fue muy muy duro. Ahora estoy embarazada del segundo y sé lo que me espera, así que trataré de estar preparada y afrontarlo de la mejor manera posible. A mis amigas primerizas siempre les doy el mismo consejo: no os dejéis nada por hacer, porque desde el momento en que nace el bebé, vives 100% para él. Como dice la autora del post, afortunadamente los malos momentos pasan, y puedes disfrutar a tope de lo maravillosa que es la maternidad.

Yo tengo una niña preciosa de casi 15 meses, a mi la matrona sí me comentó varias veces que era difícil, que congelara comida y contara con ayuda porque tú tienes que ocuparte las 24 horas del bebe y más si le das pecho como es mi caso.
Tuve un parto inducido que fue rápido, para ser primeriza, 3 horas y cuartode dilatación y episotomía
A mi me ha ido muy bien porque tengo la suerte de que mi niña ha dormido siempre de un tirón todas las noches, al principio hacia 2 tomas nocturnas y luego sobre los 3 meses ninguna y siempre ha sido muy buena, no ha llorado nada. He dormido por el día el primer mes cuando la niña dormía ( como nos recomendaba la matrona), las cosas de casa se quedaban sin hacer si no eran necesarias o las hacía mi marido, Aún así lo que peor he llevado es la estancia en el hospital, estuve muy agobiada y aunque no quise visitas al final se presentó gente de imprevisto...es una epoca en la que estás cansada y con ganas de estar tranquila con tu bebé y tu marido y aún así parece que la gente no lo comprende. Luego te dan la chapa con ir a verte a casa... nosotros seleccionamos. Y luego estuve mal los 3 primeros meses con la lactancia:mastitis, grietas... fatal¡¡ menos mal que se me quitó con una pomada ( la única que me sirvió, purelan) estuve a puntito de dejarlo y aún sigo... Por lo demás he tenido mucha suerte pero no dejo de reconocer que hay gente que lo pasa mal, es muy dificil y hay que contarlo y no por ello eres mala madre. Hablando con otras mamás yo me di cuenta de que hemos tenido muchísisma suerte con nuestra nena¡ Mucho ánimo para todas las que estén ahora criando a sus bebés. Mi conclusión es que merece la pena tener un niño pero tienes que mentalizarte muy bien de que tiene momentos duros.

Será porque soy muy joven, pero lees estas cosas y el escasísimo instinto maternal que pueda tener se me va por el sumidero...me encantan los bebés, pero para cogerlos y achucharlos un ratito. Luego, para sus padres.

Primer parto, 17 horas dilantando, sin epidural, episiotomía, hemorragia posterior y dos transfusiones. Segundo parto, seis horitas, sin epidural, desgarro grado II. En los dos casos nos fuimos a casa de mis padres los primeros días, y mi madre me atendió. Yo amamantaba y ella y el padre de las criaturas hacían todo lo demás. Te quitas la limpieza, las comidas, las coladas y te dedicas a que el mayor no note disminución de atención y a dar mimos al recién nacido... y en cuanto el pequeño deja tu pezón, a descansar al colchón, jaja. Puerperios felices. Felicísimos, y en cuanto tienes fuerzas, a casita con tus niños y su padre. Viva mi madre, que además trabaja y tiene tiempo para todo! Y abajo las horripilantes e ignominiosas hemorroides que, en mi opinión, son lo peor del puerperio!

Hola,

Un apunte, por favor, el secador no es recomendable, no es higiénico!!!

Aparte de eso, enhorabuena por el post y en realidad por todo el blog, gracias por ir desgranando aquello que se queda "en la trastienda".

Lo importante es un gran cuidado para que todo este en lo normal, y siempre estar l tanto y comunicarse con su doctor para no correr riesgos, saludos

Y he visto mujeres humildes y poco cómodas socialmente cargar con su hijos, episiotomías, lactancia y pocos recursos, salir adelante y entregarle sonrisas incansables a sus pequeñitos bellos recién nacidos, no nos quejemos tanto que es un poco ñoñería también...

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal