De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través del correo demamasdepapas[arroba]gmail.com

Operación pañal

Por: | 04 de mayo de 2012

Foto Cristóbal Manuel
Hacia Semana Santa, mes más, mes menos, comienza en muchas escuelas infantiles el ritual del orinal: los niños que tienen entre dos años y dos años y medio se sientan a intervalos regulares a ver si, además de confraternizar -Natalia hizo algunos amigos nuevos durante esas sentadas-, cae algo. Si va bien, con suerte, en unas semanas, el nene en cuestión puede dejar el pañal, al menos de día, pero a veces no resulta tan fácil.

Aunque en otras culturas dejar el pañal se hace de forma totalmente distinta, e incluso no se llega a usar, como contaré en otro post, la tendencia actual entre psicólogos y pediatras occidentales es que el control de esfínteres no se aprende, sino que es una cuestión de madurez, por lo que no se debe imponer que todos los niños lo hagan a la misma edad. Sin embargo, la realidad es que el tiempo apremia: en España, por lo menos, la mayoría de las familias escolariza a los niños a los 3 años, y casi todos los colegios exigen que vayan sin pañal.

Incluso dentro del mismo rango de edad, cada niño reacciona de forma totalmente distinta. Por ejemplo, David empezó a los 26 meses a sentarse en el orinal en la guarde, pero sin mucho interés, de hecho, durante meses solo hizo algún pis ocasional, y en casa se negaba a sentarse. Así que acabamos quitándole el pañal un buen día, hacia los 30 meses, con la sorpresa de que lo controló perfectamente y solo tuvo un par de escapes. Natalia empezó a los 23 meses, y desde el principio, le encantó, así que casi todos los días volvía con alguna carita sonriente pintada en la mano porque había hecho pis en el orinal. En un mes le quitamos el pañal, y aunque controla bien en general, ha tenido algunos accidentes más que su hermano (muchas veces porque está tan ocupada jugando que se aguanta hasta que no puede más). Como curiosidad, los dos, en casa, usan el váter casi desde el principio, sin reductor. Ambos, con 4 años y medio y 3 años, siguen mojando el pañal nocturno, nuestro objetivo para este verano.

La psicóloga infantil Macarena Pi Davanzo, del centro Sinews, nos da algunas claves para los padres que ahora empiezan el proceso o se lo plantean. Para los que estéis en Madrid, dará una charla gratuita sobre el tema el 23 de junio. Si queréis compartir algún truco que os haya ido bien, por favor, hacedlo en los comentarios.

¿Cuándo es el momento adecuado para quitar el pañal?

Depende del niño, aunque en términos generales, una edad recomendada para empezar con este proceso es cerca de los dos años y medio o tres años. La capacidad de controlar esfínteres se adquiere con el desarrollo y para adquirirla se tienen que haber adquirido otras antes: que el cerebro capte las señales de que la vejiga está llena y que se pueda controlar el vaciado voluntariamente. Es decir, el niño lo logrará cuando esté preparado, no cuando sus papás o profesores quieran que lo esté. La madurez no sólo tiene que ser física, también se necesita que el niño o la niña esté maduro emocionalmente. A veces, los padres han hecho todo correctamente, pero su hijo no lo logra porque no puede controlar los músculos pélvicos. También hay niños que se lo quieren quitar muy pronto porque ven a sus hermanos mayores usar el inodoro, y otros que saben que es más cómodo usar el pañal y no quieren dejarlo. Si tiene que entrar al colegio en septiembre, se puede intentar en verano, pero sabiendo que puede resultar, o puede que no.

¿Cuáles son buenas pautas para indicarnos que un niño está listo para dejar el pañal?

- Se da cuenta solo de que ha mojado el pañal.

- Sabe reconocer cuándo tiene ganas de orinar o hacer caca.

- Puede decir las palabras “pipí”, “caca” o referirse a ello de alguna manera.

- Es capaz de bajarse solo la ropa para ir al baño.

- Es capaz de pasar mas tiempo con el pañal seco (por ejemplo 3 horas).

- Se siente incómodo cuando el pañal está mojado, incluso se lo quita.

- Entiende y es capaz de obedecer instrucciones sencillas.

- Se muestra interesado por hacer pis solo o por cómo otros hacen pipí y caca.

¿Cuál es el método más adecuado?

Depende de cada niño, de la etapa madurativa en que se encuentre y de sus circunstancias personales. Por ejemplo puede que un niño esté maduro físicamente, pero si acaba de nacer un hermanito, no quiera empezar con el proceso de dejarlo. Es diferente si se hace en la guardería o en casa, pero en todos los casos debería tratarse el tema de manera positiva, evitando señalar o que los otros niños molesten al que aún utiliza pañal o que ha tenido un accidente.

Una vez se considera que el niño está preparado, los padres o las profesoras pueden ir acercando a los niños al tema de dejar el pañal, por ejemplo leyendo libros especiales para niños pequeños o dejando que los niños vean cómo orinan. Se puede ir introduciendo el orinal, dejando uno en el baño al lado del retrete o jugando con un osito o una muñeca a que lo utilizan. Hay que intentar hacer de este proceso algo interesante para los niños, por ejemplo dejar que elija sus calzoncillos o bragas, comprarle un orinal o un adaptador para el inodoro con dibujitos que le gusten, etcétera.

Una forma útil es establecer una rutina, sentándolo en momentos fijos del día: por la mañana, antes de comer, antes de dormir, etcétera. Una vez que se empieza, aplaudirle si hace pis o caca en el orinal.  También funcionan bien los juegos (por ejemplo, los chicos pueden hundir barquitos de papel al hacer pis) o los refuerzos positivos tipo estrellitas para conseguir un premio, pero solo cuando el niño ya es capaz de entender el sistema.

¿Qué hacer si se niega a sentarse o a usar el orinal?

Lo mejor es no obligarle, pero seguir presentándoselo como algo positivo. A veces se dan cuenta de que para los padres es muy importante, y lo utilizan para llamar la atención.

¿Y si hace pis en el orinal o inodoro, pero se niega a hacer caca?

Hay que ver si sucede algo más, puede que esté estreñido o tenga diarrea. Muchas veces es por miedo, porque hay que hacer más esfuerzo que con el pis, o porque les cuesta despedirse de su caca. Hay que entender que es normal y que no lo hacen por molestar a sus padres, e intentarlo de nuevo de forma positiva, por ejemplo, con un sistema de puntos, o con un ritual para decir adiós a la caca.

¿Se puede volver a poner el pañal si se ve que el niño no está preparado y lo lleva muy mal?

Depende de la edad del niño y de cuál sea la causa por la que no quiere dejar el pañal. Puede que tu hijo tenga realmente un problema fisiológico o que por ejemplo no le guste hacer caca en el inodoro. O también puede ser que se empezó con el proceso de quitar el pañal demasiado pronto y realmente no tiene la capacidad de controlar o de darse cuenta de que tiene que ir al baño. También va a depender de cuánto tiempo lleven intentando dejar el pañal. Aunque es algo discutido y otros profesionales recomiendan no dar marcha atrás, puede ser un alternativa cuando el niño es muy pequeño, cuando hay una causa fisiológica subyacente o por ejemplo cuando no se haya seguido una estrategia adecuada. También si se llega a un punto en que transforma la dinámica familiar en algo estresante, y se convierte en una fuente de gritos, peleas, no pasa nada por volver al pañal un tiempo y volver a empezar el proceso.

¿Cómo quitar el pañal de la noche?

Lo primero es ver en qué medida puede el niño controlar el pis por la noche. Son señales positivas que tenga algunas noches secas, que se despierte y nos llame para ir al baño, que se quite el pañal o incluso que pida no llevarlo. 

Algunas recomendaciones son controlar los líquidos que se beben poco antes de acostarse, hacer pis justo antes y nada más levantarse o poner alguna luz por si le da miedo ir al baño a oscuras. Despertarle de noche y llevarle al baño sirve para que amanezca seco y puede reforzar su autoestima. Pero habría que despertarle totalmente, porque si va medio dormido, lo que estamos entrenando en realidad es que siga haciendo pis mientras duerme.

¿Y si sigue haciéndose pis de noche?

Técnicamente no se habla de enuresis (incontinencia urinaria) hasta después de los 5 años (incluso seis para los varones), es decir, antes de esa edad, se considera normal mojar el pañal, e incluso después, es un problema común (afecta a entre el 10% y el 13% a los seis años y al 6%-8% a los 10 años). Lo primero es que el pediatra descarte causas orgánicas, como malformaciones, infecciones o diabetes. Muchas veces, hay antecedentes familiares: alguno de los padres o un tío o primo que se hizo pis en la cama hasta tarde, en cuyo caso, viene bien que hable con el niño para explicarle y tranquilizarle. 

En cualquier caso, hay que tener mucha paciencia y hacer que el proceso sea positivo, no presionar diciendo que sus amigos ya duermen sin pañal, ni recriminarle por mojar la cama, a menos que lo haga a propósito. Se pueden probar los sistemas de puntos. También existen dispositivos como el Pipistop, que disparan una alarma cuando el niño empieza a orinarse y le despiertan, pero no se recomiendan antes de los seis años. Cuando al propio niño le empieza a dar vergüenza o a influir en su autoestima, lo recomendable es acudir al pediatra para que valore la necesidad de algún tratamiento.

Hay 20 Comentarios

el meto do para q un niño deje de hacer pipi en la camaes llevarlo a hacer pipi a la hora y media de haberlo acostadojustas si se levanta de dormir a las 8 de la mañanadespertarlo a las 6 dos horas antes asi durante un mes o 2 despues suprimir el de las 6 de la mañana y continuirar conel de la hora y media hasta q se crea conveniente

Yo a mi peque de 25 meses, una tarde de las que empezó el buen tiempo le dije que le iba a quitar el pañal. Nunca lo había pedido pero tenía que probar. Hace mucha calor para llevar ese pañal todo el día. Y mi sorpresa ha sido que después de dos semanas pide ir al baño y le encanta. Aunque al principio le gustaba mucho hacerlo en la calle, copiando a nuestro perro.

Yo creo que cada niño tiene su ritmo y que no hay que forzarles. Eso sí, es muy aconsejable que se les quiten en verano!!
un cordial saludo y gracias por vuestro blog

@mamaMadrid, sin opinar sobre la técnica que propone @Margeit, te cuento que existen teorías pedagógicas que proponen leerles a los bebés los clásicos sin adaptar. Mira este artículo, es muy interesante: http://elpais.com/diario/2008/01/05/babelia/1199492228_850215.html

A mí no se me ocurriría despertar a un niño que duerme tranquilamente para llevarlo a hacer pis. Si se mea en la cama, que se mee, pero antes, ¡dejadlo dormir tranquilo!
Tampoco entiendo la manía de esperar siempre al verano para quitar los pañales. No pasa absolutamente nada si se hace en otra época del año. Yo al mío se los quité en el mes de noviembre, cuando tenía dos años y tres meses, porque me pareció que ése era el momento justo. Se meó encima unas cuantas veces, pero no se le congeló el instrumento ni nada parecido. Y vivimos en el norte de Europa, no en el cálido sur.

Para el comentario de Margareit. ¿Poner a un bebe que no sabe ni sentarse en un orinal? Me parece un poco demencial, no le veo el sentido, no es que le vaya a hacer daño pero...¿para que?, está claro que un bebe de esa edad ni comprende ni está fisiologicamente preparado para usar un orinal, si acierta a hacerlo de vez en cuando es pura casualidad. ¿Qué sentido tiene?. Me parece una perdida de tiempo, es como ponerle delante El quijote todas las noches, para ver si así aprende a leer antes...

No tengo ni idea de como nos ira a nosotros porque la peque aun tiene 10 meses, pero casi desde "siempre" nos ha visto sentarnos en la taza del inodoro y le hemos dicho que estamos haciendo pipi o caca, para irle relacionando el lugar con las acciones y las palabras. Incluso en alguna ocasion que la hemos visto que tenia algun problemilla o que iba un poco durita, la hemos cogido como en cuclillas encima de la taza y hemos imitado el sonido de hacer un poco de fuerza juntos, mirandola con mucho carinyo y sonriendo mientras la animabamos a hacer caquita, y ha hecho!!!!! Como digo, veremos mas adelante como nos va :)

Uyy, yo empecé y me arrepentí el mismo día... Es que no sólo creo que no estaba preparada sino que además era invierno y por tanto un tostón... pero prometo volver a intentarlo pronto. Ay!


Hoy en mi blog de maternidad irreverente Feliz día de la madre!!!
http://hijanohaymasqueuna.blogspot.com.es/2012/05/felicidades-adelantadas.html

Exacto, los niños tienen su tiempo para aprender, pero es muy importante que nosotros papas les vayamos ayudando con las practica, aqui la idea es la paciencia y la tolerancia de mantener la calma por si llegan a ocurrir accidentes,cuando menos lo esperemos aprendera.

La verdad es que con mis hijos fue muy facil pero en la guardería siempre me dijeron lo mismo : " Cuando esté preparado". no podemos forzarle . Cada niño tiene sus tiempos y hay que saber respetaserlos.

Mi hija tiene casi catorce meses y he empezado a reflexionar acerca de cómo se quita el pañal. Después de enterarme de que en otras culturas el proceso se lleva a cabo mucho antes de los dos años, me pregunto si lo que hacemos aquí es lo correcto. Por ejemplo, en la guardería sentar a los bebés en el orinal sí o sí. ¿Os imagináis que en el trabajo os obligaran a ir al baño siempre a la misma hora que vuestro jefe decida? A mi no me gustaría nada... Voy cuando me apetece y no me aguanto (más después del parto y sus problemillas adyacentes de suelo pélvico...). Sin embargo, mi niña sabe perfectamente cuando tiene ganas de hacer y tanto para el pipi como para la caca se para, se pone en cunclillas y se toma su tiempo. Por tanto, ¿no sería mejor aprovechar su dinámica? Así que ahora cuando la veo en pose le digo: "Emma, ¿pipi?" o "Emma, ¿estás haciendo caca?", para que ella vaya asociando esas palabras a sus actos. Y quizá así, aunque no tengo ni idea de si va a funcionar, en unas semanas ella me lo indique del mismo modo que me indica que le ponga la chaqueta, que quiere ir a la calle, que quiere comer yogur, que quiere irse a dormir, etc. ¡Uy! ¡Menuda chapa os he metido! Un saludo a todos,
http://madreprimeriza.com/

¿"Les cuesta despedirse de su caca"? Yo eso no lo entiendo...

Pues nosotros no nos agobiamos, aunque en la guarde no lo querian pasar de curso porque aun llevaba pañal, y eso que tenia 2 años y 3 meses!! mas o menos entonces empezo el a pedir la caca y luego el pipi y en un par de meses le quitamos el pañal por el dia. Yo se lo segui poniendo por la noche unos meses mas hasta que el mismo dijo que no era un bebe y que no queria pañal. Y no ha tenido ningun accidente nunca. Pero yo creo que fue porque el ya estaba maduro para quitarse el pañal. Tengo amigas que en la guarde las han obligado y han tardado 5 y 6 meses en quitarle el pañal y por la noche tenian que levantarlos 3 y 4 veces para que no se hicieran. Y eso me parece de juzgado de guardia...


Yo no sé cómo pasó, pues fue mi hijo el que por imitación se sentaba en el inodoro, y en una semana fuera pañal, nunca ha tenido orinal ni reductor, y el "proceso" lo inició a los dos años y cuatro meses. Por la noche se lo sisgo poniendo, ahora tiene tres años, y salvo alguna rara vez, todos los días se levanta con el pañal seco. No suele resultar tan fácil, eso lo sabemos, una amiga nuestra está desesperada, su hija de tres años y medio casi, no hace caca si no es en el pañal, han probado de todo, premios, juegos, ahora se agarra unos estreñimientos fatales, y tienen que darle un jarabe para aliviar el dolor.

Pues yo no lo veo tan problemático. Creo que es una cuestión de madurez. y no obsesionarse. A nosotros nos coincidia el verano de cumplir 3 y todo fue muy fácil(creo que sólo una vez se lo hizo encima) y no recuerdo ningún problema especial...

Buscad en la web POTTY TRAINING, si queréis enseñar a vuestros hijos desde el principio. Os resumo: podemos identificar las señales que hacen los bebés cuando tienen ganas y sentándolos en el orinal cuanto antes (no hay fechas, cada uno a su ritmo y sin estresarse) la cosa va dando sus frutos. Nosotros empezamos con el nuestro con un mes (ahora lo haría la primera semana!) porque es mucho más fácil de lo que pensamos. Lo hacíamos así: Al cambiar cada pañal lo sujetaba un ratito sobre un recipiente de plástico y muchas veces hacía pis, caca ¡o las dos!, al principio es más fácil porque con tanta toma no paran de hacerlo. ¿no os pasa muchas veces que se lo hace mientras le cambias?, claro, les apetece con el fresquito, porque es lo natural!. Después cuando ya se podía sentar lo pasamos al orinal, donde le damos cuentos etc para que se entretenga. Nosotros NO hemos renunciado al uso del pañal aunque el objetivo es quitarlo cuanto antes. cada vez le "pillamos" más a menudo y vamos descubriendo sus patrones. También hemos conseguido con 15 meses que lo pongan en la guarde y está funcionando. ¡OS ANIMO A QUE LO HAGÁIS!

Buenos dias, no soy padre aunque mi novia ya me esta metiendo prisa a para ello y la entiendo, tengo hermana pequeña tanto como que me llevo con ella 18 años y casi que la hemos criado entre todos...para un niño no debe de ser un trauma eso del orinal...mi hermana fue a orinal pocas veces pq paso al water muy pronyo con 18-20 meses y aunque es verdad que alguna vez despues se ha podido mojar la cama, creo que hay que tratarlo con normalidad, los niños son maquinas de reproducir lo que ven a su alrededor y deben de ver a los demas hacer algo para hacerlo con total naturalidad....y es muy gracioso ver donde ponen el orinal las primeras veces ¡¡¡¡¡¡y no es en el cuanto de baño!!!!!!, te lo puedes encoentrar en cualquier sitio en el que se encuentre a gusto.......un sualudo

Estoy justo ahora pensando en quitarle el pañal a mi hija, tiene 2 años y cuatro meses. He leído de un método para empezar que consiste en dejarla todo un fin de semana desnudita (en casa claro) de cintura para abajo, para que se de cuenta de cuando hace pis o caca, y entonces ponerla corriendo en el orinal, y explicarle que es ahí donde se hace. Pero no se si esperar un poco más o no, porque ella de momento no ha mostrado interés, aunque tampoco lo contrario, vamos que ella con su pañal es feliz....será mejor esperar al verano?. En la guarde la profesora aún no me ha comentado nada. No se como decidirlo...

Mis hijos se decidieron pronto (la peque aún está en ello) y por propia voluntad... de imitación: vieron a los demás niños y también quisieron. Cuando atinaban a hacer algo, sobre todo la caca, era casi una fiesta: todos les felicitábamos, les dábamos achuchones y hasta llamábamos a los abuelos para contárselo. ¡Les encanta ser el centro de atención! (y hay que aprovecharse de ello)

Por lo que veo en este artículo y también en la guarde, el cole y muchas familias, cada vez está más extendido el sistema de recompensas (en formato estrellitas, puntitos, caritas sonrientes, etc.) para que los peques aprendan y hagan las cosas como se supone que deben hacer. En el cole de "la peque" tiene un sistema de este estilo para comer todo en el comedor, para leer, aprender las tablas de multiplicar, etc. Si lo hacen bien te dan una estrella al final de la semana.. Unos amigos tienes un sistema de puntos de colores para que sus tres hijos hagan todo tipo de cosas, desde lavarse los dientes hasta ayudar a poner la mesa, hacer los deberes o leer antes de dormir. El que más puntos obtiene en la semana puede tener un regalo o invitar a un amigo. Y ahora veo que también se aplica para aprender a hacer pis!!! No nos estaremos pasando con este tipo de sistema de incentivos? No estaremos creando individuos que sólo quieren obtener más puntos par tener el bonus más alto a final de mes? Y qué hay de entender lo beneficios de poder leer, multiplicar o hacer pis solito? Qué pasa si les quitamos el sistema de incentivos? Lo Haría igual? Si quieres compartir más sobre mamás y madrastras sigue el blog http://demadrastrasyotroscuentos.blogspot.com.es/

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones de crianza? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal