De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Día de la lactancia materna: para que deje de ser necesario

Por: | 01 de agosto de 2012

DSCF3855

Es lo que tiene la reorganización del trabajo en verano, que tenemos el blog manga por hombro debido al resto de nuestras ocupaciones periodísticas-paternales (disculpas por ello)...

En mi primer día de vacaciones, y aprovechando una conjunción astral de bebé dormida y niños jugando abajo, me doy de cuenta revisando Twitter de que hoy es el Día de la Lactancia Materna. Como todos estos días, creo que el objetivo es llamar la atención sobre un hecho con el objetivo último de que llegara un momento en que fuera tan normal que no hiciera falta un día para conmemorarlo.

Pero hasta entonces, y como noto la respiración de Elisa a punto de despertar en mi cogote, os dejo unos cuantos enlaces, porque lo fundamental, y más en este tema, es información:

- Un reportaje que hice en 2010, pero que sigue vigente, sobre por qué a veces cuesta tanto amamantar y los falsos mitos sobre el tema.

- Una entrada en el blog sobre por qué todas, las que damos pecho y las que no, nos sentimos presionadas en uno u otro sentido y acabamos atacándonos mutuamente.

- Web de consulta del Hospital de Dénia para saber si un medicamento es compatible con la lactancia. El 90% lo son, aunque muchos médicos recomiendan destetar a la primera de cambio. 

- Web del Comité de Lactancia de la Asociación Española de Pediatría, con respuesta a las dudas más habituales, recomendaciones basadas en la evidencia científica, foro, etc. 

- La página de la Iniciativa para la Humanización de la Asistencia al Nacimiento y la Lactancia, de la ONU, que certifica los hospitales con buenas prácticas para facilitar la lactancia.

- Blog Una maternidad diferente, uno de los más informados sobre el tema.

- Blog Maternidad Continuum, por Pilar Martínez, farmacéutica y asesora de lactancia.

- Twitter, con el hashtag #dialactancia

 

En la foto, Elisa, recién nacida, y yo. Y sí, se puede trabajar y seguir dando el pecho. Lo atestiguan Natalia (tres años) y Elisa (un año). ¡Feliz día!

Hay 24 Comentarios

La lactancia es la mejor alimentación que puede recibir un bebé http://goo.gl/fb/e9blV

Bajo los antecedentes que manejo, la lactancia puede ser un periodo muy relevante e impactante en el desarrollo de un niño, pero creo debe darse de manera natural, no forzada. Entiendo que haya mujeres que prefieran evitar esta entrega, sin embargo, está en ellas también, llevarse el peso de la decisión. Y esa sí que es responsabilidad (otra razón para quererlas tanto). Saludos! http://www.papaenrodaje.cl

Estoy de acuerdo con bostonita. A veces hay hooligans hasta en asociaciones destinadas a ayudar con la lactancia a padres inexpertos. Yo tengo dos hijos. Por circunstancias varias, en ambos casos no me fué fácil darles leche materna. Les di lo que pude, e hice lo que pude (incluso alquilar una máquina sacaleches de hospital). Desde el principio la combiné con leche de fórmula y cuando la cosa se me hacia ya muy cuesta arriba, les destetaba y prácticamente se criaron con esta última. Decir que la de 8 años, se está tomando ahora el primer antibiótico de su vida (por una otitis -piscinera) y aun no sabe lo que es tener fiebre. El de 6 años, ni eso. Solo vamos al pediatra para las revisiones (me dice que va a estudiar el caso, jeje). No quiero decir con esto que su salud de hierro se deba al tipo de lactancia que tuvieron, pero tengo clarísimo que no les di veneno, como algunos me vendieron en su momento.
Entiendo que se les de un toque a esas mamis que no quieran dar leche materna para que no le llegue luego el pecho al ombligo, o por no tener que sacar la teta en público (menuda absurdez). Pero si tras varios intentos no va bien, hay otra vía. Que he visto bebitos llegar a los 6 meses en los huesos, siempre irritados, los padres al borde del colapso, y que al tomarse la primera papilla han visto todos la luz...

La lactancia materna es fantástica tanto para el bebé como para la madre, pero ..... hay veces en las que es muy duro o no se puede por una infinidad de motivos y las madres se encuentran con lacto-talibanes que las llenan de culpabilidad.
Yo también tuve a mi nena en USA y el apoyo fué tremendo por parte de consutoras de lactancia del hospital. Nunca me atreví a acudir a La Liga de la leche por aquello de las lacto-talibanes :-)

http://euglenaocasional.blogspot.co.uk/2012/08/mermelada-de-moras.html

La lactancia materna es la mejor opción. Aún en día sigue habiendo mucha gente que te mira mal si le das de amamntar a tu bebé en público y eso ha de ser lo más normal y natural que no estamos en el siglo 20.

Mi mujer y yo hemos tenido un bebé hace unos meses. Vivemos en Estados Unidos, y en el sitio donde vivimos es bastante fácil encontrar apoyo a la lactancia materna, tanto en el hospital como fuera. Actualmente nosotros combinamos la leche materna, en biberón o directamente del pecho, con biberones de fórmula. Para llegar hasta aquí hemos pasado por varias semanas de quebraderos de cabeza, sufrimientos y sentimientos de culpa. Yo tengo bastantes críticas hacia los grupos de apoyo a la lactancia materna. Creo que en el fondo su labor es positiva y tienen las mejores intenciones, pero no están exentos de problemas. Aquí van mis impresiones:

-En primer lugar inflan los beneficios de la lactancia materna hasta el punto de crear un sentimiento de culpa en la madre: lo mejor para mi hijo es la leche materna, por tanto si no puedo dar leche materna a mi hijo es que soy una mala madre. La realidad es que críar un niño con fórmula tiene algunos riesgos más, pero son bastante pequeños y una madre no debería sentirse culpable o preocupada por hacerlo.
-Te dicen que es difícil, y que hay que seguir intentándolo aunque no funcione al principio. Y es cierto, pero no te explican la parte más dura. En algún momento tu niño va a estar llorando desesperadamente porque tiene hambre, y la madre va a intentar seguir dándole el pecho, aunque es obvio que no está tomando suficiente porque no se calma. Sabes que tu hijo esta sufriendo de hambre y no puedes hacer nada. A nosotros nos decían que es normal que haya bebés que lloren más y que necesiten más atención, y que el nuestro era uno de esos. Después de un par de semanas sin ganar peso empezamos a complementar con biberón de fórmula y su humor cambió de la noche a la mañana.
-Cuando al final decides darle fórmula a tu bebé, vuelve la culpa. Te han contado tantas veces lo malos que son los biberones y la fórmula que no vas a poder evitar el sentimiento de culpa y de fracaso. Te han contado que el bebé puede acostumbrarse a la tetina del biberón y rechazar la teta de verdad si se acostumbra. También te han contado que la producción de leche se adapta según las tomas, así que si empiezas a reemplazar tomas de pecho con tomas de biberón se reducirá tu producción de leche... más senstimiento de culpa...
-Luego están todas esas madres a las que la lactancia les ha ido bien. No puedes evitar pensar que si ellas lo han hecho tú también deberías, y que quizá no lo estás intentando lo suficiente... más culpa...
-A todo esto hay que añadir la gente que dice que la lactancia es lo más natural, y que generaciones y generaciones de humanos se han críado sólo con leche materna. Lo que no sabemos es, históricamente, cuántos bebés han muerto de hambre o deshidratados por problemas al amamantarse. Sí que sabemos que la mortalidad infantil ha disminuido de forma dŕastica en los últimos 100 años, y que eso ha sido posible gracias a un montón de innovaciones médicas, y entre ellas se encuentra la leche artificial.
-La otra cosa que se les olvida a los que ponen como ejemplo a las abuelas es que la edad a la que las mujeres tienen su primer hijo no ha parado de subir. No es lo mismo tener el primer bebé a los 20 años que a los 35, y es bastante obvio que la producción de leche también se ve afectada por la edad.

¡Qué comentarios tan aburridos y machacones! Siempre contando lo mismo, una y otra vez, una y otra vez... ¿Le has puesto Elisa a la niña? Es un nombre que a mí me suena a piel de limón, no sé cómo explicarlo. Sólo con pronunciarlo ya tengo ese sabor en la boca. También me suena a coco hueco.

Concuerdo con lo que plantea Justo...Son tantas las exigencias que hoy se hacen a las mujeres que deciden plantearse el ser madres. ¿Será por eso que están retrasando tanto la maternidad? ¿Será por eso que el mundo, en general, está cada vez más "viejo"? La lactancia, para mí, es una forma de enfrentar la crianza, pero en virtud de los tiempos que corren, he entendido que no es la única...saludos http://www,papaenrodaje.cl

La clave está en no presionar ni estigmatizar a la mujer tome la decisión que tome. Hay buenas y malas madres entre las que amamantan y no. Hay mujeres emancipadas, autónomas y de profundas convicciones feministas entre las que amamantan y no. Hay niños sanos y fuertes pero también alérgicos y con multitud de problemas de salud entre los que han sido amamantados y los que no. En principio, desde un punto de vista científico, parece ya indiscutible que la lactancia materna es la opción más saludable para el niño y la madre, lo cual no quiere decir que sea la única posible. Yo amamanté a mi hija totalmente hasta los 6 meses y parcialmente hasta los 18. Di a luz en un hospital de Suiza, donde vivo, que cumple con el decálogo de UNICEF para promover y ayudar a la lactancia natural, pero al que han añadido un punto 11 muy importante a mi modo de ver: respetar siempre la decisión de la madre que opte por la lactancia artificial y apoyarla también para su correcta administración. Fundamental este aspecto en un país donde el "lobby" homeópata ejerce bastante presión (inaceptable, a mi modo de ver) sobre las madres que optan por la lactancia artificial. Presión también inaceptable cuando es en el otro sentido, como en el caso de España, donde recibía miradas inquisidoras (tristemente de mujeres) por amamantar a mi hija, donde tenía que justificar de mil maneras mi, según me decían, inoperante manera de amamantar a demanda y donde encima tenía que aguantar chanzas xenófobas del tipo "eso de dar siempre la teta es como de tribu africana". Le eché paciencia y me tragué algunas lágrimas en mi propio país, como supongo que hará la pobre "mala madre" suiza que alimenta a su hijo con biberón en el suyo. Pero mi hija ha crecido sana, a mí me ha encantado amamantarla y no he renunciado nunca a mi independencia ni mi trabajo. Entiendo que como la colega, también madre, que ha optado por la lactancia artificial. No nos enfrentemos por algo tan hermoso

Que todas podemos amamantar?!!!
Hombre, pues seguramente, pero todavía me está pesando en la conciencia las dos semanas de hambre que le hice pasar a mi bebé. Todo el día colgado de la teta, lo juro, y una semana cogió 80g y otra también menos de 100. Luego, lactancia mixta hasta apenas los cinco meses. Yo lo intenté de verdad, pero era mejor dejar que se consumiera? No y mil veces no.
Qué suerte las que podéis darles pecho y crecen hermosos. Pero no estigmaticéis a las demás...

Tanto ruido y poca acción. Mejor hacer lo que hizo el alcalde comunista y totalitario de New York: Prohibir que se le dé formula a los niños. Asunto arreglado.

¿Por qué será que los socialistas siempre se meten donde nadie los llama?

Soy madre de 3 niños. ¿He dado el pecho? ..... ¿Te interesa?
A mi me gusta llevarles en brazos a la cama, verlos bailar Shakira, enseñarle a regar la huerta, inventarme un cuento por las noches, el cine con palomitas en el sofa del salon, ver como dan sus primeros pasos, llevarlos a esa única clase extraescolar que les encanta, verlos nadar sin manguitos,...
¿Les di el pecho? La pregunta es: ¿les adoras? ¿ les respetas tanto que solo quieres que se conviertan en personas equilibradas, en adultos felices? En esta ruta, cada uno busca su camino y todos son válidos.
Un consejo que yo daría: escucha siempre todos los consejos, y luego haz siempre lo que tu creas que es lo mejor para tu familia.
!Y a disfrutar!!

ojalá yo hubiera tenido ayuda cuando pasé por una depresión post parto

El comentario hace referencia sobre todo al artículo "las que damos pecho y las que no, nos sentimos presionadas" y los conentarios del mismo. Lo he puesto aquí porque está enlazado más arriba y es más reciente pero podría haberlo puesto directamente allí.

He leído la mayoría de comentarios y de verdad que estoy alucinando.
Las que llamáis egoístas o feministas trasnochadas a las que no amamantan, de verdad creeis que sois mejores madres? Mejores personas lo dudo, porque el respeto y la tolerancia brilla por su ausencia.

Tengo 30 años, a mí mi madre me ha inculcado el deporte, la vida sana, una alimentación equilibrada, una educación y un cariño y amor inigualable. Me ha educado para ser tolerante, generosa, respetuosa, independiente y buena persona. He crecido sana, sin alergias, sin infecciones graves ni problemas derivados de una mala alimentación.. Y no, no me dio de mamar, y es la mejor madre del mundo.
Ser buena madre y dar lo mejor a tus hijos no se demuestra lactando, ni centrándose el los primeros meses de la vida de un niño, ni criticando a otras mujeres que no hacen lo mismo. Me gustaría ver a muchas de las que llamáis egoístas y malas madres a las que no dan de mamar dentro de 30 años.. a ver si son capaces de criar y educar a 3 hijas mientras se sacan el selectivo, la carrera y montan una empresa. Orgullo es lo que siento yo. Y todo eso sin necesidad de dar de mamar. Un poco de respeto y educación. El movimiento se demuestra andando...soy docente y veo muchas madres que amamantan a sus hijos, critican y desprecian a las que no lo hacen y luego atiborran a sus hijos de comida basura cuando son mayores. Eso se llama hipocresía.
Cada madre debe decidir lo que es mejor para sus hijos, basta ya de tanto radicalismo.

Mi hijo tiene 2 años y 8 meses. Seguimos lactando.
Cuando él nació viví la lactancia de una manera muy natural, ayudada de mi pareja y de mi matrona del ambulatorio, Ana.
Según crecen los niños, la gente comenta y algunos médicos cuestionan o valoran. Sin embargo, cada vez me reafirmo más en lo que hago, me siento feliz, orgullosa y tengo claro que la decisión es solo mía y de mi hijo.
Ante todo respeto la desisión de cada mujer respecto a si da o no el pecho.

19 meses... y todavía toma teta!!??!!! ¿Y sigues trabajando? Esto es lo que me dicen cuando lo escuchan por primera vez. Soy la mamá de un bebé que sale a trabajar con un sacaleches en la mochila con la suerte de tener a un papá que me apoya en todo. La de tiempo que se ahorra con la lactancia materna en lo que respecta al cuidado de biberones. Económicamente resulta también interesante. Al principio me pareció que dar pecho era complicado porque la subida de leche tardó 5 días, como el bebé pasaba hambre empezó a tomar biberones, nos costó acostumbrarnos el uno al otro, no sabía cómo cogerle, estuve a punto de tener grietas en el pezón porque no daba con la postura... Muchas veces pienso que somos nosotras mismas las que nos exigimos mucho sin dejar que las cosas fluyan con un tempo distinto al transcurrir de nuestra vida cotidiana llena de prisas. Si a esto se le añade el cóctel explosivo hormonal de después del parto, el entorno que te indica cómo hacer las cosas, la disparidad de teorías sobre la lactancia de matronas entre el centro de salud y el hospital, son elementos que pueden influir mucho el inicio de la lactancia.
Hoy en día, para mi hijo es el remedio universal: si tiene hambre, si tiene sed, si tiene sueño, si se ha caído, si se ha dado un golpe.... MAMA, TEEEEEEEEEEETA

Para Cristina: si es verdad tienes razón pero son casos excepcionales dentro de un gran grupo . No nunca le digo a una madre lo que debe hacer te lo puedo asegurar , oigo y puedo hacer algún comentario .

A Patricia: No todas pueden amamantar. Si la mayoría, pero no todas. Y no por falta de información. No presionemos.
Y luego hay quien no quiere.

La mujer retrasa la maternidad aunque su sueño sea tener hijos... En casa, ella suele hacerlo todo y fuera de casa debe trabajar porque con los salarios que se reciben o porque uno de la pareja está en paro, no queda otro remedio. Se le exige más a las mujeres que a los hombres y eso que son las mujeres las mejores estudiantes, las que poseen los mejores cerebros, las más fuertes psicológicamente y responsables en general. Ser madre se ha convertido en un sueño, cada vez más lejano para la mayoría. Sólo unas pocas pueden permitírselo ahora.

A mí me parece la mejor opción y tan natural como la vida misma, pero detesto la intolerancia de las madres prolactancia hacia las que no lo son... Deben de respetarse ambas opciones como se respetan las de los vegetales artificiales, las guarderías desde bebé, o los niños durmiendo en otros cuartos desde los cuatro meses... El mismo rasero para todo, no? En cualquier caso, todas hacen lo que creen mejor para su bebé!

Pasaos por mi blog de maternidad irreverente. Hoy, el caos veraniego
http://hijanohaymasqueuna.blogspot.com.es/2012/08/caos-veraniego.html

Dar de mamar es la cosa más natural del mundo, somos mamíferos, que no se le olvide a nadie!!

4 meses y medio y seguimos con lactancia materna exclusiva... No ha sido especialmente duro, pero sin los angelotes Gloria y Susana del Grupo de Apoyo a Lactancia de mi ambulatorio quizas no hubiera tenido el convencimiento suficiente para mantener la lactancia a pesar de los obstáculos. Muchas gracias!!

La leche materna es uno de los mejores ejemplos de lo sabia que es la naturaleza: su composición va cambiando a medida que va creciendo el niño. ¿Hay algo mas importante que tener a nuestro hijo inmunizado con nuestros anticuerpos durante sus primeros meses de vida?todas las mujeres podemos amamantar , por eso tenemos mamas no para lucir un bonito escote solo se necesita correcta información y paciencia.


Los comentarios de esta entrada están cerrados.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal