40 Aniversario
De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Bescansa, un postureo necesario

Por: | 13 de enero de 2016

image from https://s3.amazonaws.com/feather-client-files-aviary-prod-us-east-1/2016-01-13/acfd9cdc40b44146a475b75757cd54c5.png
Carolina Bescansa, con su bebé. / EFE

Si una imagen ha monopolizado la sesión de constitución del Congreso celebrada este miércoles ha sido la de la nueva diputada por Podemos, Carolina Bescansa, en el escaño con su bebé. Una imagen que a muchos ha resultado chocante, ridícula, innecesaria, "puro postureo". Pues sí, es postureo, pero totalmente necesario. 

"¿Y para qué sirve?", "¿y mañana qué va a hacer?", "esto lo puede hacer ella porque va al Congreso, pero cualquier trabajador normal lo tiene que dejar en una guardería", son comentarios que he escuchado o leído. Pues sirve para hacer visible y dar protagonismo, precisamente, a los problemas que tenemos millones de madres y padres "normales" para compaginar nuestro trabajo con la crianza de nuestros hijos. Sirve para recordar a todos, a la sociedad y a los poderes públicos, que los bebés no se cuidan solos y que lo ideal no es implantar guarderías desde los 0 años, para que todos podamos subcontratar su cuidado a otros mientras nosotros trabajamos en un ciclo sin fin, sino apostar por verdaderas medidas públicas que favorezcan la natalidad. 

Efectivamente, esto de llevar al bebé al trabajo lo pueden hacer pocas. Pero por eso, porque Bescansa tiene proyección pública, es importante que lo haga, en nombre de todas las que no podemos hacerlo, de las que quisiéramos una baja maternal más larga, de las que quisieran que los jefes y los compañeros no las consideren unas flojas por tomarse sus 16 semanas, o que no las borren del mundo laboral por tomarse una excedencia o una reducción de jornada. Por todas y todos los que no queremos limitarnos a ver crecer a nuestros hijos en pijama y los fines de semana.

Nos llevamos las manos a la cabeza cuando Mónica Oriol, expresidenta del Círculo de Empresarios, dijo que prefería no contratar a mujeres en edad fértil. Pero los ejemplos públicos de mujeres con poder son los de madres que renuncian a gran parte de sus bajas maternales porque el país, o sus empresas, no van a sobrevivir sin ellas. Ejemplos como los de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, que se cogió sólo 10 días, la entonces ministra de Defensa, Carme Chacón, que se ajustó a las seis semanas obligatorias, al igual que la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, o la presidenta de Yahoo, Marissa Mayer,que anunció que sólo cogería dos semanas de baja tras el nacimiento de sus gemelos. Es decir, mujeres que parecen decir a todos los empresarios y ciudadanos: si nosotras podemos volver a trabajar tan pronto sin apenas recuperarnos físicamente y nuestros hijos no van a sufrir el menor perjuicio por nuestra ausencia desde que nacen, si nuestros trabajos son tan importantes que ni siquiera la llegada al mundo de una nueva persona puede hacernos parar un tiempo, todas las demás que no hacéis lo mismo sois débiles o no dais la suficiente importancia a vuestros empleos. Así que mejor contratamos a un hombre, o a una mujer en edad no fértil, como decía Oriol.

Pese al revuelo que se ha levantado, antes que Bescansa, y también con la intención de hacer visibles los problemas de conciliación, otras diputadas o senadoras han llevado a sus bebés al trabajo. Quizás la más celebre es la eurodiputada italiana Licia Ronzulli, a cuya pequeña hemos podido ver crecer a través de distintas fotos en el Parlamento Europeo. Y este tipo de ejemplos son necesarios, porque ya tenemos demasiados del otro tipo. Aunque sean postureo.  

Ronzulli
Licia Ronzulli, en el Parlamento Europeo con su hija.

Hay 85 Comentarios

Es una forma como otra de empezar y en serio con el trabajo y tengo mucha ilusión en ellos porque ahora si van a cambiar las cosas.

Coml padre no puedo soportar una visiónbtan machista del asunto como se plantea en esta entrada. Los hijos son solo de las madres? Mi mujer y yo no sentimos ambos responsables...

Cuando empecemos a entender que conciliar la vida laboral y la familiar no es llevar a los hijos al trabajo, entonces podremos hablar de lo que hace esta mujer. Si todo el mundo va a su trabajo y deja a sus hijos en su guarderia porque sus jefes no se lo permiten, ¿Porque esta señora si que puede? ¿Es ella mas que ninguno de nosotros? En lugar de llevar a su hijo a su trabajo, que desde su trabajo haga hasta lo imposible por solucionar los asuntos de las maternidades y paternidades.

Estoy de acuerdo con la visión del artículo. Bescansa intentaba visibilizar el problema de las madres trabajadoras que queremos criar a nuestros hijos. La sociedad actual sólo acepta dos roles para la mujer: o madre a tiempo completo, aislada en su tarea de cuidar de un menor 24 horas al día o profesional libre de cargas familiares que hace de la empresa el centro de su vida. Muy conveniente para los empresarios y terrible para las mujeres que, si queremos trabajar, debemos abandonar a un lactante de 4 meses en una guardería, gastando la mitad de nuestro salario. Qué curioso que todos los comentaristas opinen que el bebé de Bescansa estaría mejor en la guarde! Pues no, donde mejor está es con su cuidador principal, ya sea mamá o papá. Que si Bescansa es una privilegiada? Pues a lo que deberíamos aspirar es a aumentar derechos para todas las madres, no a igualar por abajo. En EEUU no hay baja maternal, en Alemania y Dinamarca puede extenderse hasta 1 año. Qué preferimos las españolas? Se trata de elegir cómo criar a nuestros hijos, con apego o sin apego, responsabilizándonos de su cuidado o delegando esta tarea en terceros. Las feministas trasnochadas piensan que parir y ponerse el traje de la oficina una semana después es un avance... El avance para las mujeres supone tener libertad de elección: crianza a tiempo completo, trabajo remunerado o la conciliación de ambos, como ha querido visibilizar Carolina.

GESTO CONTRA LA SOLEDAD
Si de algo puedo hablar es de sacar a un hijo adelante en una sociedad que no está preparada para compatibilizar la familia con el trabajo.
Y donde el trabajo es una necesidad, no solo una realización personal, sino un ingreso de supervivencia.
¡Qué amargo ha sido ese tema para las del montón (como yo) que no tienen ni un sueldo que compense una cuidadora, ni un familiar a quien dejar tu hijo!
Cuantas veces en medio de una impertinente reunión a las 6 de la tarde me eché a llorar por olvidar poner algo importante en la mochila del niño…
¿Qué sabrá la alta burguesía lo que siente un niño que tiene que prepararse el desayuno por la mañana, cuando ve que nadie en su medio lo hace, ya que no salen las cuentas para pagar una cuidadora por la mañana y la tarde?
¿Qué sabrán las altas ejecutivas lo que es verse en urgencias, con 40 de fiebre, tanto tu hijo como tú, y darse cuenta que olvidaste la cartilla de la seguridad Social?
¿Qué sabrán lo que es un niño solo en casa a una edad que puede pasar peligro, ya que no hay quien cuide?
Mamá me decía mi hijo, vino el del gas, pero como no esperábamos a nadie, no le abrí
¡Muy bien hijo!
¿Qué sabrán lo que se siente estar trabajando y que te llamen del colegio de tu hijo, para decirte que tu hijo ha tenido un accidente?
¡Una vida entera pidiendo favores para que me ayudaran con mi hijo!
Afortunadamente, la vida me llenó, nos llenó de ángeles que nos ayudaron.
Pero solo nosotros, también mi hijo, sabe la soledad que hemos pasado.
¡Bravo Carolina Bescansa!¡ YO Aplaudo este gesto!

Si algo levanta ampollas, si la gente se parte el pecho hablando sobre ello, es que hay un problema mayor que todavia no esta resuelto... En paises tan poco sospechosos de ser atrasados como Finlandia he visto llevar a bebes a la oficina (en este caso era el padre ademas, porque la madre era maestra en una escuela y no podia) en caso de necesidad. Nadie se rasga las vestiduras, nadie hace del tema noticia. El caso es que en esos paises la actitud hacia la paternidad y la conciliacion cambio cuando vieron que es que se quedaban sin relevo generacional, que con las reglas del juego obsoletas y bananeras que tenian, las mujeres (y sus parejas con ellas) se plantaban y decidian no repoblar. A lo mejor en nuestro querido pais termina pasando lo mismo cuando seamos el colmo de la profesionalidad de empresa pero todos mayores de 50. Entonces nos echaremos las manos a la cabeza. Por cierto, Alicia Sanchez Camacho hizo exactamente lo mismito hace no tanto tiempo. La maternidad se ve que no entiende de colores politicos...

Me parece que la intención de la diputada no va por si a los hijos los tiene que criar el padre o la madre, va mucho más allá, sobre la conciliación del trabajo de las mujeres con su vida familiar. Y sí, un bebé de unos meses debe estar con su madre, que es la que le da de comer.

Totalmente de acuerdo. Tiene guardería y niñera pero la solución no está ahí, sino en lo insuficientes que son 4 meses para criar a un bebé; en la imposibilidad, en muchos casos, de seguir amamantándolo a tiempo completo si te vas a trabajar. Me pasó con mi hija: con cuatro meses pasó a lactancia mixta (con la que la mantuve hasta casi los dos años) porque la extracción de leche era muy traumática. Sin hablar de que, un mes antes de que naciera mi segundo hijo, dejé el trabajo por un tiempo. Imposible compaginar la maternidad de dos niños si eres periodista de calle. Ahí queda.

Comentario superficial como el gesto. Ignora el fondo del asunto: BESCANSA VA A TODAS PARTES CON UNA NIÑERA 24 HORAS. NO SE SI SE LA PAGA ELLA CON EL DINERO DE SU FAMILIA, el sueldo de profesora no da para tanto. ES HIJA DE LOS DUEÑOS DE LABORATORIOS BESCANSA, TELEVES Y OTRAS EMPRESAS MILLONARIAS. Bescansa ni es sintomática ni significativa y lo que hace es ajeno al tema, porque es un caso particular. TODO ESTO NO ES MAS QUE POSTUREO PIJO PODEMITA, un género muy extendido de gestos sin sentido que un pequeño grupo de privilegiados deseosos de hacerse pasar por pobres y gentes del común repite constantemente.

¿El fin justifica los medios?
Para que sea eficaz o efectiva una reivindicación no hace falta usar a un bebe. En este caso Bescansa no hizo esto por necesidad. Tenía otras opciones a su alcance (Guardería en el Congreso desde 2006, voto telemático aprobado en 2011, o excelentes profesionales). Se utiliza un bebe para buscar el impacto mediático a través de un método que toca la fibra sensible-afectiva del espectador… la exhibición de un bebe.
Pablo Iglesias (el muñidor de estas estrategias, secundado por el “niño” Errejón) es un farsante sin escrúpulos que no tiene ningún pudor en recurrir a lo que sea para satisfacer su ego... porque en esencia es eso… puro ego. En los últimos meses ha aprendido a fingir una sonrisa (el que tenga una mínima idea de interpretación, o sea observador, se dará cuenta enseguida) a hacer brotar sus lágrimas cuando conviene, a llevarse el puño cerrado al corazón… y un sinfín de trucos gestuales que lo único que persiguen es tocar la fibra sensible… manipular los sentimientos.
Pero, para que nos quede claro que lo del bebé de Bescansa era una operación de imagen, copio un enlace de "El Faro de Vigo" que demuestra que es un remake de lo que se le ocurrió a Pablo Iglesias en la campaña galaica de 2012. http://www.farodevigo.es/galicia/2014/05/28/sacamos-yolanda-diaz-hija/1031789.html

Sra.Jan..mire nosotros somos un anciano ruinoso ( Ud ya lo entiende .. que si la pensión.. nietos sin futuro..) y curiosamente nuestra larga vida nos ha llevado a entender de que disponemos/somos diferentes identidades ..y una pequeñita pero muy refulgente nos incita a tratar de vivir antes de que la muerte nos separe de cinco segundos de gloria parlamentaria.. ¿Puede ud interceder por nosotros con la finalidad de que se nos pasee por encima de rodillas parlamentarias en alguna sesión cercana en el tiempo por si acaso..?

Y no, los niños no están por todas partes. Si no me equivoco, España tiene uno de los índices de natalidad más bajos del mundo. Nos gana Japón y poco más. Hay poquísimos niños. Quizá es por eso el revuelo.

Lo que no entiendo es que un gesto para dar normalidad a algo que debería ser normal como dar lactancia materna a un bebé levante tanta polvareda. Yo sé perfectamente lo que hay en el mundo. He trabajado siempre y he tenido dos hijos que básicamente se han criado entre la abuela y una señora contratada. Me he perdido su infancia porque las empresas en las que he trabajado no consideraban que los empleados tuvieran cargas familiares. Después de todo...si las tienes es porque quieres...no las tengas. Eso han hecho muchas compañeras...no tener hijos y dedicarse al cien por cien a su trabajo...Pero yo sí quería tener hijos...y como era un problemón, Me sentía culpable cada vez que los llevaba al pediatra, me lo perdí casi todo. La mayor parte de los días los veía ya dormidos. No pedí reducción de jornada porque si la pedías te penalizaban y eras relegada de los proyectos interesantes, las reuniones se hacían a las 7 y 8 de la tarde...disponibilidad total...típica de multinacional. Pero era así..o lo tomas o lo dejas. Al final, me pudo la presión y lo dejé. Si no hubiera tenido hijos seguramente tendría un buen puesto en la empresa pero el precio era demasiado alto y no lo quise pagar. Así es como funcionan las cosas. Un buen puesto, un buen sueldo y vendes tu alma. Las mujeres que conozco con puestos altos o no tienen hijos o como si no los tuvieran ya que se los crían otros. En cualquier caso, se comportan como los hombres que nunca tenían la más mínima obligación familiar y si la tenían, la relegaban tan contentos. Por eso estoy tan de acuerdo con Cecilia. Es un postureo necesario. Que se vea a una madre con su bebé lactante en el Congreso no debería levantar tantas ampollas. Es evidente que no va a ir con él a diario, y seguro que tiene a quién dejárselo. De hecho, tiene otro hijo más mayor y no lo ha llevado. Es una reivindicación del derecho a dar a tu hijo lactancia materna, y de dar normalidad a la maternidad. Que no tengamos que sentirnos culpables por ser madres y después de todo el Congreso debe ser la representación de la vida normal, de la gente normal. Y la gente tiene hijos y si puede, les da un tiempo lactancia materna. Yo no pude apenas dársela.Me alegro que ella sí. Por cierto, Bescansa no tiene marido ni pareja estable conocida así que está sola.

Enhorabuena por tu artículo. Soy padre y he sufrido años atras marginación en el trabajo por el simple hecho de pedir reducción de jornada para pasar más tiempo con mis hijas. Yo he hecho la misma interpretación que tú de lo visto hoy en el congreso, lo importante es el gesto, el guiño a todas las madres y padres anónimos que no pueden conciliar.

Muchas gracias

Las opiniones son como los culos: todo el mundo tiene un@. Cecilia Jan opina y argumenta con cierta soltura e, incluso, aporta 9 fotografías que ilustran casos iguales o similares al que ahora nos ocupa. Yo no sé si, el mal llamado, "postureo" es necesario o no y, ello es debido, entre otras cosas, a que la palabra "postureo" no existe en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española (consulten, por favor, el "mata burros"). Sucede lo mismo con la "chona de Almendralejo" que, por el mismo motivo, no se sabe si es un galgo o un conejo. Soslayando el dislate lenguístico y centrándonos en el hecho de llevar el bebé al Parlamento, centro de trabajo de la señora Bescansa, no parece, en mi opinión (que también la tengo), una decisión acertada, entre otros motivos, por el derecho que tiene el bebé a la preservación de su propia imagen. La imagen de este bebé se ha publicado en todos los medios de comunicación y está por ver (el tiempo lo dirá) si este hecho ha sido algo positivo o negativo en el desarrollo de esta criatura. "Cómete el pollo Andreita" le decía Belén Esteban a su hija. No sabemos si también la señora Bescansa en un futuro próximo tiene pensado llevar a su bebé a programas del corazón que tanto abundan en nuestras cadenas de televisión.

Tinejo, ¿De qué es un buen ejemplo?
¿Por qué no ha dejado a su hijo en la guardería, y ha salido a darle el pecho cuando fuera necesario?
¿Crees que el trabajo de diputada requiere menos concentración que otros?

Es un buen ejemplo, es indiscutible. Lo triste es que más allá de los comentarios cavernarios de turno, ver a diputadas del PSOE poniendo "peros" entristece. Sus compañeras a principios de los 80 hubieran respondido en esos términos?

http://casaquerida.com/2016/01/13/un-socialista-en-la-corte-del-rey-dolar/

Tinar, afirmas: "Si eres conductor de autobús o minero, claro que no, pero si trabajas en un negocio tuyo..."
Ese es el tema. El Congreso de los Diputados no es el negocio de Bescansa, es una oficina pública como cualquier otra. Y se va allí a trabajar, no a ver una pelicula.
Lo de comparar el congreso con el bar de enfrente de tu casa, ¿Es una broma?

Tinar no te vayas por los cerros de Ubeda, los niños están todavia por todas partes y cuando son mayorcitos más aún porque no paran quietos, pero para ver la CÁMARA DE LOS DIPUTADOS creo que van de excursión con los colegios una o dos veces al año ¿no?

Vamos a ver ¿y si ella quiere amamantarlo con leche materna no tiene sus horas para hacerlo aunque esté en la guardería? y dicho de otra forma¿las diputadas no pueden pedirse un tiempo por maternidad y criar a sus hijos pequeñines como ellas quieran?, o dicho de otra forma ¿es tan necesario que Bescansa esté de diputada si en este momento está criando a un hijo, le hace falta para vivir? Conozco mujerez que salen de trabajae a las 7 de la mañana comen una hora y vuelven a su casa a las 9 de la noche, dentro de este grupo de mujeres las hay que podrán disfrutar de un permiso de maternidad, pero otras seguramente serán presionadas por su empresa para que el permiso de maternidad no sea tan largo; hay que salir a la calle , conocer que es lo que hay por ahí y entonces estudiarlo y dar soluciones, para eso estan las Cámaras para que se debatan todos estos temas y que la mujer pueda ejercer el papel más importante de su vida , el de ser madre y, al mismo tiempo, poder crecer como persona.

Pues te aplaudo Jose. A mí tampoco me parece tan terrible llevar un niño a según qué trabajos...Si eres conductor de autobús o minero, claro que no, pero si trabajas en un negocio tuyo...¿Por qué no? A mí de niña me encantaba estar en la tienda de mi tía....era una tienda de bisutería...he pasado allí horas...y le limpiaba las vitrinas. Yo no me sentiría nada mal si voy a la mercería y está la dueña con su bebé...no sé..no me dan grima los niños ni nada. Antiguamente los niños solían estar en los comercios con toda naturalidad. Cuando eran mayorcitos ayudaban y todo. Había una serie en la tele hace años: farmacia de guardia y los hijos estaban siempre en la rebotica haciendo los deberes...Y los hijos de los del bar de enfrente de mi casa desayunan y comen en el bar de sus padres. Ahora se ha perdido la costumbre pero antes había niños en todas partes y nadie se desmayaba ni se rasgaba las vestiduras por ello.

Esto que ha hecho esta mujer es una tontería de las grandes, igual que el comentario que ha dicho que en qué país estamos que es incapaz de entender estas actitudes; esta chica es una snob , igual que hubo otras snob de otra marca/s en otra/s época/s anteriores. Mira guapa, tu cuando vas al trabajo tienes que ir a trabajar, al igual que va la que limpia la escalera de mi casa y diez escaleras más durante la mañana para pagarse el ser autónoma y poder jublilarse con 600 € al mes, y tú, dejas tu hijo en la guardería del CONGRESO DE LOS DIPUTADOS que nadie te lo va a robar, y te pones a trabajar como una energúmena para que la mujer se integre en la sociedad, pero sobre todo la mujer DESVALIDA, por esa es por la que tienes que luchar y por conseguir lo mejor entre madre e hijo, pero de una forma responsable y no con estas fantochadas, por favor, que luego con tres o cinco años van al colegio y ya estarás 5 o 6 horas sin é/la, y entonces qué harás ¿te llevarás a la CÁMARA al colegio ,para que hagan los deberes? Sé seria tia, sé seria y te lo dice una de familia de izquierdas de toda la vida, pero eso sí, seria y trabajadora.

Hasta las asociaciones feministas y de mujeres progresistas han criticado la actitud de Bescansa por postureo innecesario.
Dejas tranquilamente a tu bebé en la guardería, o con la cuidadora, por que ha ido al congreso con una cuidadora, y cuando tengas que darle el pecho sales a hacerlo tranquilamente.
Si quieres pedir más medidas de conciliación para los padres, pues te pones a trabajar en una ley, que es parte de tu tarea a partir de ahora. Y punto.

a José: 1) Idem y 2) Chapeau !

Soy hombre, tengo un puesto directivo y mis dos hijos estan en una guarderia y cuando puedo los llevo al trabajo, no mucho ni todo el dia, pero de vez en cuando. Lo hago porque a veces me resulta mas comodo (visita al medico) a veces porque no estan muy bien y los prefiero conmigo que en la guarderia y a veces porque simplemente les gusta venir. Recuerdo que cuando trabajaba desde casa porque uno de ellos estaba enfermo todos se estrañaban, pero hoy en dia todo el mundo lo hace en la oficina con total libertad, y sinceramente creo que estan mas contentos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal