De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Ese bebé de la publi no es gracioso, está gordo

Por: | 25 de febrero de 2016

A modo de aclaración. [Ante la polémica suscitada por este post, quiero subrayar que su único objeto es llamar la atención sobre la obesidad infantil —que empieza a edades más tempranas de lo que a priori podríamos pensar—, desmitificar la creencia de que para que un bebé sea sano debe estar gordo y reflexionar sobre el papel de la publicidad en todo esto. El uso de la palabra ‘bebé’ en sentido amplio (no me refería a un niño de meses) en el titular y las imágenes publicitarias publicadas en un primer momento pueden haber sido poco acertadas y haber inducido a errores de interpretación. En ningún momento se dice ni se recomienda ni se insinúa en este texto que haya que poner a bebés a régimen ni que un bebé de aspecto rollizo no sea perfectamente normal y sano.

Para aclarar estos puntos, consulté de nuevo al pediatra José María Paricio, al que pregunté si hay bebés con sobrepeso e incluso obesos y a partir de qué edad se puede hablar de obesidad infantil. Esta es su respuesta: “Efectivamente hay lactantes menores de hasta casi 2 años que pueden estar gordos de verdad, con michelines impresionantes. A veces al 2º mes de vida ya. Y están con lactancia materna exclusiva o toman pecho a los 12 meses y comen mucha verdura y nada de pasta y están en percentiles muy altos o por encima del 97 incluso. Y están sanos. Estos bebés, si comen sano, a partir del año empiezan a dejar de aumentar y crecen y su aspecto ya no llama tanto la atención. A partir de los 3-4 años, el exceso de peso ya es muy difícil de justificar como un signo de salud. Es decir que, por simplificar, antes de los 3 años si un bebé parece gordo o tiene claramente sobrepeso según las tablas de crecimiento, hay que ver qué está comiendo y si se mueve o no. Si come sano, por ejemplo leche materna, verduras, etc, no hay que hacer nada más que esperar, que seguro que se normalizará hacia los 3 años. Por encima de los 3 años, es difícil de creer que esté con una dieta bien balanceada y adecuada al ejercicio que hace. Por encima de los 3 años, tener sobrepeso es motivo de preocupación y de consulta a pediatra y/o nutricionista”.]

PubHace ya 10 años que se decidió que, para luchar contra la anorexia, las modelos que desfilaban en la Pasarela Cibeles debían tener un peso mínimo. ¿Y qué hay de un peso máximo para los bebés modelo con el fin de atajar la obesidad infantil? Porque ese nene con triple molla en el brazuelo que te mira sonriente desde gran parte de los anuncios de productos destinados para ellos no es gracioso, está gordo.

Y un bebé gordo, en contra de lo que opina tu madre, tu vecina y tu cuñada, no es un bebé saludable, sino la semilla de un posible futuro diabético, hipertenso o enfermo cardiovascular y, lo que es todavía peor, con una esperanza de vida menor que la tuya. Hace años que la OMS viene alertando de que la obesidad es una auténtica epidemia. En España, un 27,8% de la población infantil (de 2 a 17 años) padece obesidad o sobrepeso, según la Encuesta Nacional de Salud 2011–2012, la última publicada. El Informe Aladino revela un dato escalofriante: la prevalencia del sobrepeso y la obesidad entre los siete y ocho años, la franja de edad que se considera indicadora del futuro, es del 43%.

Según alerta el centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), el 19% de los niños españoles son obesos, un porcentaje que triplica al de hace 30 años, que se encuentra entre los más elevados de Europa y que incluso supera al de Estados Unidos, donde es del 16%.

"En Europa, solo Malta y Portugal nos aventajan. Pero no estamos solos, otros países como Grecia, Bélgica, Italia y Gran Bretaña nos acompañan en tasas semejantes de sobrepeso en la infancia", advierte el veterano pediatra José María Paricio, autor de Tú eres la mejor madre del mundo.

"En estudios recientes, en la población de 8 a 17 años se ha encontrado un 26% de sobrepeso y un 13% de obesidad, con un total de 39% de personas de esta edad con exceso de peso (obesidad + sobrepeso). Estas cifras eran mayores en los niños y niñas de 8 a 13 años: 31% de sobrepeso y 15% de obesidad, frente a 17% y 9% respectivamente en los de 14 a 17 años", explica Paricio, para quien "son unas cifras terribles pues, para entendernos, casi la mitad (cuatro de cada 10) de niños y adolescentes españoles tiene exceso de peso y uno de cada ocho está claramente afecto de obesidad".

Pero la culpa de que nos gusten los bebés rollizos no la tiene ni mucho menos la publicidad, ya que solo muestra lo que gente quiere ver. ¿A qué se debe que prefiramos a los bebés bien ternescos? "Supongo que es porque antiguamente había desnutrición y alta mortalidad infantil, así que preferían pasarse que no llegar", contesta vía email el pediatra Carlos González, autor de Mi niño no me come, entre otros muchos libros de crianza , alimentación y salud infantil.

"Hace muchos años se le temía al hambre que se pasó en la guerra y en la posguerra y eso podía explicar que estar gordito se considerase de buena salud, pero hoy en día, seguirlo haciendo contribuye a justificar la epidemia de sobrepeso y obesidad que hay en toda nuestra rica sociedad", avisa Paricio, creador de la web de referencia sobre compatibilidad de lactancia y medicamentos.

"Los niños de los años 50 estábamos predominantemente flacos, entre otras cosas porque nos movíamos mucho y comíamos casero y lo justo; los pediatras que empezamos a ejercer a finales de los 70 vimos mucha desnutrición aún, debido a escasa y mala alimentación, pero todo eso es agua pasada: hoy vemos sobre todo niñas y niños con exceso de peso. Hoy los niños han dejado de moverse y comen mal", se lamenta Paricio.

Con todo, que la imagen de los bebés que difunde la publicidad esté sobredimensionada no es lo que más preocupa a Carlos González: "Lo que me da escalofríos es que recientemente ha habido anuncios de suplementos para hacer engordar a los niños, con padres que obligan a los niños a comer, como si eso fuera normal o aceptable".

20160222_175512
Brazuelo con triple molla de un catálogo de ropa de primavera-verano de 2016.

¿Y cómo esperan los publicistas que bebés que parecen perrillos shar pei se conviertan unos pocos años después en las Katemossitas y los Justin Bieverillos que pueblan las campañas de ropa infantil? Pues dificilmente, ya que un pequeño con sobrepeso desde la guardería tiene cuatro veces más de probabilidades de sufrir obesidad cuando cumpla 14 años que otro en su peso, según un estudio publicado en la revista científica The New England Journal of Medicine.

Lamentablemente, está tan arraigada la mentalidad de madres de posguerra (sí, he dicho madres y no padres, puede ser una percepción equivocada, pero el peso es una preocupación fundamentalmente de madre) que muchas de ellas siguen pensando que su medida como buenos madres está en el peso que alcancen sus hijos y establecen una feroz competencia. "Pues mi hijo tiene seis meses y usa la talla de nueve", dice muy ufana una madre mientras cambia a su hijo en los baños de un centro comercial. "Pues anda que el mío, que usa la de año y medio". En medio de esta conversación, te avergüenza confesar que el tuyo también tiene seis meses pero usa su talla (o incluso un poco menos). ¿Es que acaso vamos a vender a sus hijos al peso? El problema, según apunta el dietista y nutricionista Julio Basulto en este post, en el que cita un estudio mexicano, es que "las madres de niños con sobrepeso-obesidad no perciben de forma adecuada el peso de su hijo, sino que lo consideran normal”.

Y lo que es peor, esta obsesión por el peso de los bebés lleva a muchas madres mal informadas a cambiar la teta por el bibe y a adelantar la alimentación complementaria. Yo misma fui testigo en una farmacia de cómo una madre pretendía que le vendieran "polvitos de arroz" para su bebé ¡de dos meses! Seguro que a los cuatro ya quiere darle bocadillos de chorizo. "La industria de la alimentación y, dentro de ella, la de la alimentación infantil, es una de las más poderosas del planeta. Eso explica casi todo el grave problema que tenemos", remacha Paricio.

El 19% de los niños españoles son obesos, un porcentaje que triplica al de hace 30 años, que se encuentra entre los más elevados de Europa e incluso supera al de Estados Unidos, donde el 16% de los escolares padecen obesidad. Son algunos de los datos que ha ofrecido en un comunicado el centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), cuyo propósito es concienciar sobre la importancia de combatir el exceso de peso en niños menores de cinco años para evitar que lleguen a ser obesos cuando crezcan. Los pequeños con sobrepeso desde la guardería son cuatro veces más propensos a sufrir obesidad cuando cumplan 14 años, según un estudio de la revista científica The New Journal of Medicine basado en más de 7.700 niños estadounidenses de cinco o seis años.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2065732/0/19-ninos-espanoles/sufren-obesidad-tasa/superior-eeuu/#xtor=AD-15&xts=467263
El 19% de los niños españoles son obesos, un porcentaje que triplica al de hace 30 años, que se encuentra entre los más elevados de Europa e incluso supera al de Estados Unidos, donde el 16% de los escolares padecen obesidad. Son algunos de los datos que ha ofrecido en un comunicado el centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), cuyo propósito es concienciar sobre la importancia de combatir el exceso de peso en niños menores de cinco años para evitar que lleguen a ser obesos cuando crezcan. Los pequeños con sobrepeso desde la guardería son cuatro veces más propensos a sufrir obesidad cuando cumplan 14 años, según un estudio de la revista científica The New Journal of Medicine basado en más de 7.700 niños estadounidenses de cinco o seis años.

Ver más en: http://www.20minutos.es/noticia/2065732/0/19-ninos-espanoles/sufren-obesidad-tasa/superior-eeuu/#xtor=AD-15&xts=467263

Hay 47 Comentarios

Patético artículo. Qué vergüenza que esté publicado en este periódico. Infórmense. Los bebés gordos no tienen nada que ver con la obesidad infantil, o no tienen porqué tener relación. Un bebé que prácticamente sólo toma leche materna y picotea del plato de la madre con 1 año de edad, que probablemente no camina o lo hace poco y está redondo es UNA HERMOSURA y lo más probable es que esté perfectamente sano. Conozco muchos casos, entre ellos mi hija que va a cumplir 6 años y está perfecta y fue una bebé tan gorda y preciosa como la de los anuncios (a base de teta y lo que aceptara comer de lo demás, sin papillas).

Pues a mi también me parece muy acertado el artículo. Un niño tiene que estar en su rango de peso, no una bola para que su mamá presuma ante otra de lo rollizo que está. ¿presumimos de que nuestros hijos de 16 años estén super rollizos? me parece que no. Cada alimentación en su momento.

De acuerdo con los comentarios... ¿pretende poner a dieta a los bebés?... por favor.
Obsesionarse con la alimentación... que si esto se puede comer que si esto no... sí que degenera en obesidad.
Hábitos saludables, es la única prevención contra la obesidad;
1. Comer de todo
2. Hacer ejercicio
El gran problema de occidente es que tenemos mucha comida a nuestro alcance y mucha comida-basura que se anuncia por doquier... el comer también se aprende... y también se enseña...

Pues debo de ser la única que piensa que el artículo es muy acertado.
Un bebé no está más sano por tener más "lorzas", por gracioso que nos pueda parecer. Eso de "es bueno que tenga reservas en exceso" sí que es una soberana chorreada digna de bastante ignorancia.

Cuanta gorda defendiendo a sus retoños gordos.......decid que si buenas madres....vuestro conocimiento ancestral sobre cuidado infantil es mucho mas valioso que la opinion de pediatras y expèrtos en nutricion

Me parece lamentable el artículo, no se si usted es consciente de la cantidad de tonterias que ha escrito. Graciasa gente como usted tenemos cada vez niños co edades mas tempranas sufriendo anorexia y bulimia. Creo que debería hacer un acto de reflexión de su trabajo y las criticas recibidas por el mismo.

Jajajajaja! Menuda perlita de artìculo!. A ver : como bien dicen por ahì, los bebès tienen una època de crianza en la cual deben acumular ciertas reservas. ¿Por què? Muy simple...cuando un bebè comienza su època de guarderìa y de trajìn diario los resfriados y las gastroenteritis aparecen y sus rollitos adorables simplemente se van. Cuando empiezan a caminar màs de lo mismo. Cuando empiezan a ganar altura otro tanto. Ni loca criarìa a un bebè delgadito de forma consciente y empecinada cuando no haya necesidad mèdica para que el crìo deba estar en el cuasi-chasis. Si seguimos con este nivel de tonterìa, ¿Què será lo pròximo? Bebès muscularmente definidos?... Fitness y veganismo neonatal?...

Este artículo es ridiculo y lamentable es que un periodico de tirada nacional lo publique. Me pregunto si la señora que lo ha escrito es madre o se ha dignado si quiera a preguntar a alguna mama, que si hemos tenido niños rollizos, si actualmente sufren o no obesidad infantil.

Como si no tuvieramos poco vamos a preocupar a mamas con bebes gorditos, de la alta probabilidad de q en un futuro prox. serán niños obesos, para q en lugar de darles leche, liquen lechuga y se lo pongan en los bibes.

Lamentable artículo... antes de escribir más vale informarse. La obesidad infantil es un problema y hay que controlarlo, pero si los bebes de la foto se consideran obesos, quien escribe no sólo no sabe cómo es un un bebé, con sus característicos pliegues, sino que además está incitando a las madres a poner a dieta a un bebé en cuanto se asemeje al de la foto??? Lamentable !!!

A Victoria Torres le diría que, antes de escribir un artículo hay que documentarse mejor, porque no se puede comparar el aspecto de un bebé con el de un adulto. La gran mayoría de los recién nacidos, especialmente los más sanos, presentan ese aspecto y cuando se hacen mayores no son gordos ni obesos.... A "polémico" le diría que confunde el sembrar polémica con ejercitar la estupidez y la mala educación, algo en lo demuestra andar sobrado. Un comportamiento como el tuyo en un foro delata problemas serios de relación (y no te ofendas) Un saludo al resto.

Que tontería, si el niño mama a demanda sólo leche materna hasta los seis meses y tiene lorzas, quieres decir que será un niño insano? valiente tontería. Lo mismo lo que alguien tiene insano es la poca materia gris que tenga en la cabeza por hacer prejuicios sin conocer la base.

Polemico, muy constructivo tu comentario. Y eso de comenzar diciendo 'No te ofendas" no te da permiso para ofender.

jajajajaja que de madres de bebes gordos y futuros obesos....como defienden las lorzas de sus retoños......entiendo que es una forma de defensa de las suyas propias(y el que no vea una relacion directa entre niños gordos y madres gordas que se lo haga mirar)......porque sino no se como pretenden que su ignorante opinion valga algo contra el criterio de pediatras y nutricionistas

Moni, no te ofendas pero entre los especialistas en salud y la opinion de una petarda......ya sabes entonces donde te puedes meter tu ignorante opinion......y una cosa es que tengan alguna reserva y otras que esten GORDOS.......que como te dicen los expertos es aumentar sus posibilidades de ser obesos en el futuro

Creó que este artículo tiene que ser censurado de inmediato. Tanta lucha contra la anorexia y bulimia para que un energúmeno hable de bebés gordos en publicidad. En vez de dar importancia a las cosas que las tienen, dan importancia a estar o no de la manera que imponente. Sólo falta ya que los niños tengan que preocuparse por su cuerpo y no por vivir y crecer felices.

Ya no sabéis que inventar, por dios!! Crear polémica donde no la hay, estamos locos o qué?
Totalmente de acuerdo con los comentarios anteriores.
Por favor, ganaros mejor el sueldo y pensar en mejores artículos, más prácticos, más interesantes o por lo menos sorprendentes, no estas tonterías que como mucho pueden crear complejos e inseguridades en padres y madres primerizos, y preocupados por darles lo mejor a sus hijos.

Me parece que este articulo esconde algun sentimiento frustrado de una madre de bebé degadillo.Hay que ser menos sentimentalistas y más informativos.
Diferenciar sobrepeso, obesidad, a un bebé gordito. Identificar si el origen es una carencia de conocimientos en alimentación o una buena lactancia materna!

Supongo que tras la lección de nutricionismo y crecimiento infantil la señora Victoria Torres lo menos que podría haber hecho como ocurre en la mayoría de artículos pediátricos que aparecen en publicaciones serias es dar su currículum en el campo de la nutrición pediátrica.

Pero que tipo de articulo es este? Un bebe gordo es un bebe sano, es una criatura que crece a ritmo de vertigo. Ha de estar bien alimentado. La responsabilidad de los padres es que coma de forma sana y haga ejercicio cuando sea capaz de hacerlo, pero calificar de problema un bebe gordo? Problemas de primer mundo.

Este artículo es lamentable

qué tontería. Esos niños no están gordos. Son bebés por dios. Bebés. y un bebé es bueno que tenga reservas en exceso. Te lo dice una mamá de dos peques, que comen saludablemente pero de pequeñitos, hasta el año y medio tuvieron épocas de estar más rellenitos. en cuanto se empiezan a mover más se adelgazan mucho. y en cualquier caso, si un peque no tiene reservas, en cuanto les llega una gastroenteritis u otra enfermedad muy habitual se quedan en el chasis, porque dejan de comer. Engordarlos artificialmente no, pero poner fotos de bebés de verdad y decir que están gordos... respetar a los niños por favor, hacéroslo mirar.

Existimos casos contrarios a los que describes , mi bebe pesó 4,200 kg al nacer y ha sido siempre muy muy grande (se sale de los percentiles) alimentado con LME hasta los 6 meses y BLW a partir de entonces, ni mi marido ni yo somos gordos., tanto él pediatra como él nutricionistas me han dicho que con LME no existe peligro de obesidad , dio negativo en las pruebas de disbetes del nacimiento, mi bebe es muy activo y alegre, al parecer es solo un niño grande. Siempre he tenido que escuchar vaticinios sobre su oscuro futuro de niño obeso. Escuche incluso recomendaciones sobre quitarle la teta y darle LA porque así le controlo mejor él pico, o temporizar las tomas... Al parecer la culpa siempre la tiene la teta.
SSaludos.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal