40 Aniversario
De mamas & de papas

De mamas & de papas

De la comedia más almibarada al thriller más terrorífico, todo es posible en un día con hijos. En este espacio, padres y madres que a la vez son periodistas, y los lectores, comparten información y experiencias para sobrevivir a estos años apasionantes pero agotadores. Participa en los comentarios o a través de nuestro correo

Las galletas NO son saludables, aunque lleven el logo de los pediatras

Por: | 19 de febrero de 2016

Galletas
Un niño coge una galleta de un bote. / CORBIS

Entre dos cajas de galletas, una con el logo visible de la Asociación Española de Pediatría y otra sin él, ¿creerías que la que lleva el sello es mejor que la que no? Al fin y al cabo, es la asociación de los médicos a los que confías la salud de tus hijos. Si algo lleva su sello, será bueno para ellos. ¿O no? Si te fijas en el supermercado, este logo aparece en varias marcas de galletas dirigidas a los niños, en algunos yogures o en cereales de desayuno. Y no es el único. Puede parecer broma, pero los Bollycao, es decir, bollería industrial de toda la vida, llevan estampado bien grande el sello de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.

Puede que no lo pienses conscientemente, pero sí puede influir en tu decisión de compra. Y eso es lo que pretende impedir la Organización Médica Colegial, la institución que agrupa a todos los colegios de médicos de España, cuya Comisión Central de Deontología ha aprobado recientemente una declaración que prohíbe este tipo de uso de los sellos de sociedades médicas científicas en marcas comerciales al considerar que no es ético. Según el texto, este tipo de prácticas suponen "una forma de publicidad subliminal asociativa en la que se entiende que el producto viene avalado por la sociedad científica cuya imagen o logo figura en el mismo producto o en una imagen en la que aparecen ambos". Os recomiendo que leáis aquí la declaración completa, que es muy clara y no tiene desperdicio.

A la espera de la reacción de estas instituciones y de comprobar si se dan o no por aludidas, el presidente de la Organización Médica Colegial, Juan José Rodríguez Sendín, es tajante: "Yo les diría a los consumidores que duden de la verosimilitud de todos los productos con sellos de sociedades científicas, organismos o instituciones médicas". Es decir, que en vez de pensar que son mejores que otros productos, "pongan en duda su credibilidad y ventajas". Rodríguez Sendín, en conversación telefónica, insiste en que "los médicos no están para hablar de estas cosas, sino para recomendar buenas prácticas sanitarias y de salud", y que "todo lo demás son pamplinas".

Galletas
Dos cajas de galletas con el logo de la Asociación Española de Pediatría.

La aparición de logos de sociedades médicas científicas en marcas comerciales, desde salchichas hasta pañales, ha sido denunciada desde hace tiempo por muchos de los propios médicos y profesionales de la salud, como reconoce la propia declaración de la Organización Médica Colegial. Uno de los más activos ha sido el dietista y nutricionista Julio Basulto, autor de varios libros y colaborador habitual de medios de comunicación como Radio Nacional de España y la Cadena SER. Basulto emprendió hace meses una cruzada contra el uso del sello de la Asociación Española de Pediatría en las galletas Dinosaurus. "El sello está en un montón de sitios, pero en este caso me parece especialmente grave porque el alimento está dirigido al niño, con un formato muy atrayente", me explica. "Un donut todo el mundo sabe que no es saludable, pero la gente cree que las galletas sí lo son".

Me incluyo en ese grupo, como madre de tres niños que desayunan galletas (tendré que empezar una campaña de desintoxicación). Y es que aunque la información nutricional figura en la caja, sólo la mitad de los consumidores la miran siempre, según una encuesta de Eroski Consumer de 2013, y de ellos, sólo la mitad la entienden. Para el 94% de los encuestados, las etiquetas usan términos demasiado complejos. Pero Basulto lo explica de forma muy gráfica: "La galleta tiene la misma cantidad de grasa que un churro y bastante más azúcar".

Así es. Mirando la etiqueta de las Dinosaurus de chocolate, tienen un 22% de grasa y un 31% de azúcar, es decir, que si te comes las tres que vienen en cada bolsa, casi te has comido una entera hecha de azúcar, 13 gramos, que es algo más de la tercera parte del consumo diario que recomienda la OMS para los niños, 37 gramos (para una dieta de 1.750 calorías). En el caso de las Dinosaurus normales, el contenido es del 21% en azúcar, es decir, que cinco de ellas hacen una entera hecha de azúcar. El porcentaje sube en las Oceanix, a las que están enganchados mis hijos, hasta el 27%. "Nos da bastante rabia que se asocien las galletas a algo saludable, cuando contribuyen notablemente a la ingesta de azúcares y grasas saturadas en los niños y al riesgo de obesidad infantil", dice Basulto.

Dino
Etiqueta nutricional de las galletas Dinosaurus normales. En rojo, la cantidad de grasas y azúcar por 100 gr.

¿Quizás al llevar el sello de la Asociación Española de Pediatría (AEP) son algo mejores que las demás? ¿Puede que tengan cantidades menores de grasas y azúcares? "No son distintas a las demás. Para que estén buenas tienen que tener grasa y azúcar", afirma el nutricionista, que advierte de que sumando tasas de sobrepeso y obesidad infantil, "estamos entre el 30,8% y el 44,5%, y el Gobierno no toma medidas serias para revertir esta situación, como prohibir la publicidad de alimentos poco sanos en horario infantil".

Y si estos logos son tan polémicos, ¿por qué las sociedades médico científicas permiten su uso? Básicamente, por dinero. La "colaboración con organizaciones, instituciones y empresas" es "una de las fuentes de ingresos económicos" para poder llevar a cabo "actividades de formación, investigación, divulgación científica y acción social", explica en respuesta a un cuestionario escrito Antonio Nieto, vicepresidente de la Asociación Española de Pediatría. Es decir, que la industria patrocina actividades docentes y formativas de los médicos. Y a cambio, las sociedades permiten el uso de sus sellos a determinadas marcas.

Ocea
Etiqueta nutricional de las galletas Oceanix. Rodeado en negro, la cantidad de grasas y azúcar por 100 gr.

"La industria de la alimentación se encarga de bombardearnos de modo descarado o subliminal en y entre programas de TV, en películas, en anuncios, etc. para que consumamos sus productos, en lugar de incitarnos a comer sano", critica el pediatra José María Paricio. "Esta misma industria organiza pretendidos programas y campañas antiobesidad (véase el programa THAO, patrocinado por fabricantes de chocolate, leches infantiles y bebidas azucaradas) y paga descaradamente a determinadas sociedades científicas y sanitarias para que avalen sus productos", añade.

La Organización Médica Colegial, en su declaración sobre el tema, establece que "es deontológicamente aceptable un cierto tipo de promoción publicitaria, siempre que ello se desarrolle dentro de los siguientes principios: transparencia, asunción de responsabilidades por parte de los promotores y avalistas y que los beneficios de los productos, sustancias, métodos o actividades ofrecidos a la población superen ampliamente a posibles riesgos o efectos adversos". También afirma que "es contrario a la Deontología Médica solicitar o aceptar contraprestaciones a cambio de prestar la imagen de la profesión médica para avalar productos alimentarios de dudosa salubridad". 

¿Quién decide si un producto es saludable o no? El propio texto de la Organización Médica Colegial cita a las "clásicas galletas" como "productos que podrían ser incluso perjudiciales".  "Hay documentos de organizaciones científicas, como la Organización Mundial de la Salud, expertos, grupos, paneles... ", sugiere Francisco Ojuelos, abogado experto en Derecho alimentario. "Se resuelve consultando las fuentes que no tienen conflicto de interés".

Bolly
Paquete de Bollycao con el sello de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.

Sin embargo, desde la Asociación Española de Pediatría, niegan la mayor, que el sello en la caja de un producto suponga que lo estén avalando. "Entendemos que la resolución es válida para aquellos profesionales médicos colegiados que no cumplan con la legalidad. En nuestro caso, ninguna de las actuaciones de la AEP incumple ninguna normativa ya que nuestra asociación no concede avales a productos, ni los patrocina, ni presta su logotipo con tal fin", asegura su vicepresidente.

"Los acuerdos de colaboración de la AEP con las empresas son claros y trasparentes. El uso del logotipo de la AEP, que se acompaña siempre de la frase “Entidad colaboradora con la AEP”, cuyo contenido y significado es claro, indica que la entidad u organización colabora con nuestra Asociación para actividades que estén alineadas con nuestros fines profesionales o sociales. Es decir, principalmente a través de sus programas de Responsabilidad Social Corporativa, colaboran en el fomento de la formación profesional o de la promoción de la salud infantil", continúa Nieto. Es cierto que los logos llevan esa coletilla de "entidad colaboradora" (que un consumidor normal probablemente no sepa lo que signifique). Pero si os fijáis en las fotos, a un tamaño de letra considerablemente menor.

"Ellos sabrán lo que hacen, pero la declaración es muy clara", afirma Rodríguez Sendín. El presidente de la Organización Médica Colegial, que no quiere entrar a valorar casos de marcas y sociedades médico científicas concretas, dice que ahora hay que esperar a ver cómo reaccionan las entidades que llevan a cabo estas prácticas, y en función de su respuesta, decidir los siguientes pasos, ya que se trata de una situación nueva. El código deontológico es vinculante para todos los médicos, ya que han de estar colegiados para poder ejercer. "Las sanciones son a título individual, no colectivo, pero estos organismos tienen juntas directivas" a cuyos miembros se puede pedir responsabilidad.

Rodríguez Sendín recuerda que "la medicina no es una actividad mercantil", y que "los médicos y la medicina no pueden usar el prestigio de la profesión para dar ventaja competitiva a una marca comercial". "Nos parece deplorable que entidades médicas pongan su logo para dar un marchamo de calidad a productos como galletas o salchichas", concluye.

Hay 45 Comentarios

Hay que tener cuidado con ciertos hábitos desde la infancia, existen muchos mitos...

@Eva: en la web de la AEP confirman lo que se ha dicho por activa y por pasiva: que ellos no avalan productos y que el hecho de que un producto lleve su logo solamente significa que la empresa productora colabora con ellos (es decir, que les da "pasta").

Por otra parte me parece una irresponsabilidad la afirmación (ver enlace abajo) de que las galletas son parte de una dieta saludable. El ejemplo que dan de ocho galletas al día (4 en desayuno y 4 en merienda) suponen más de la cuarta parta de la ingesta calórica recomendada para un niño (1500 cal según ellos). Eso aparte del contenido en azúcar del que se habla en el artículo. Y habrá que ver realmente cuántos niños se contentan con cuatro galletas y no comen el doble o más.

http://www.aeped.es/comite-nutricion/documentos/aclaracion-aep-sobre-las-galletas

Pues perdone Pedro , pero le remito a la web de la AEP y en concreto al Comité de Nutrición Infantil.

@Revenga, tienes toda la razón, pero no conviene entrar a trapo de trolls ni ponerse a su altura. Un saludo

Eva: sí, no te has expresado bien. Y la AEP ya ha dicho que se lava las manos en cuanto a la calidad nutricional y salubridad de los productos que llevan su logo, y que se limita a recoger las subvenciones de los fabricantes. Vienes a soltar juicios de valor sobre las "revistas médico rosas" y eres incapaz de soportar tu afirmación más allá de afirmaciones propias de la industria tipo "es que le dan la energía que necesitan los niños". Hale, pues sigue dándole a los niños alimentos ricos en azúcares, hidratos de carbono con alto índice glicémico y grasas de mala calidad nutricional, que siempre que no los estén comiendo las 24 horas del día les va a ir estupendamente. Por otra parte te copio lo que dice la asociación de colegio de médicos sobre estos alimentos "otros productos que podrían ser incluso perjudiciales, como las clásicas galletas que contienen cantidades importantes de azúcar. " y te recomiendo que leas el informe (link del artículo)

Por favor, si es así, decidme que debo dar a mis hijos en lugar de galletas,POR FAVOR.

Hola JLRM-S,

Vete a echarle mierda a tu madre. ¿Que es eso de que Basulto o Revenga "se untan" con margarina? Te refieres a que el sello de la AEDN o FEDN ha estado vinculado a marcas como Unilever. Eso es cierto, pero ¿tienes pruebas de cuál ha sido el voto y posicionamiento de nosotros cuando se ha tenido que decidir este tipo de relaciones? Tienes tantos argumentos para defender las sandeces que dices como yo de acusarte de ser un narcotraficante.
No hijo, no. Yo no me unto con margarina. Bocamuelle

Si queréis dar de comer bien a vuestros hijos, buscad en google "Tim Noakes raising superheroes"

Molt interessant!!! Per els infants i per tothom. Cal saver el que mengem, llegint les etiquetes i quant més informats millor. Defensem la nostra salut, la dels nostres fills i la dels nostres avis. Gràcies!!!

De acuerdo en general. Pero quien decide lo que es sano y lo que no? El aceite de oliva virgen entiendo que si. Pero y la margarina? Muchos nutricionistas-dietistas están recomendando margarina porque UNILEVER financia sus fundaciones y asociaciones! Como pueden ellos (Basulto o Revenga) juzgar otros comportamientos cuando se untan de margarina? Seamos serios

Ha llegado el momento de ofrecer a los consumidores galletas mas sanas- con menos azucares simples y con carbohidratos de absorcion lenta y menos grasas. Los consumidores estan cada vez mejor formados, educados y consultan las listas de ingredientes. Es hora de que la industria de la alimentación ofrezca alternativas mas sanas, con menos grasas y azucares asi como con menos aditivos e ingredientes naturales. Hay muchas opciones naturales para lograr esos objetivos: son ingredientes mas caros pero nos ofrecen calidad y mas salud. La industria de la alimentacion es responsable de la salud de un país y sus ciudadanos. Que no sea siempre el precio de los ingredientes lo decisivo a la hora de desarrollar nuevos productos. Los fabricantes tienen que innovar y ofrecer mas salud y calidad. Menos sellos de organizaciones medicas y menos azucares y grasas malas para la salud.

Las galletas no solo no son sanas, sino que son malas para la salud. Y el que diga lo contrario o miente o ignora que un alimento con un índice glucémico tan alto es altamente perjudicial. De hecho, ningún alimento con más de 14g de hidratos de carbono por 100g debería formar parte de la dieta habitual, o sea, que unas galletitas el domingo de merienda con la familia o amigos, son una opción válida, pero desayunar todos los días galletas con su composición de hidratos de carbono y aceite de palma, entre otros conservantes y colorantes, cuyas consecuencias a largo plazo aún están por ver, no son de ninguna manera una elección saludable.

REPETID CONMIGO, NO PIENSO COMER INSECTOS. Da igual los mi artículos que saquéis en los que digáis que todo es malo y cancerígeno, NO PIENSO COMER INSECTOS.

Estoy de acuerdo con el fondo del articulo, pero ¿porqué señalan que las galletas tienen 21gr de azúcar, cuando en realidad también tienen 47gr de "azucares" complejos? que hacen un total de 68gr de hidratos de carbono. ¿Que pasa con el azúcar? ¿que es el diablo, y los hidratos de carbono complejos son algo cojonudo o que nada tiene que ver con lo primero como si fuese otro macronutrientre? Con algún diferencia, siguen siendo HC de indice glucemico alto y refinados, vacíos de nutrientes.

Buenos días,
Creo que todo es bastante obvio, y a pesar de tener conocimiento de la cantidad de grasa y azúcar de una galleta a veces para evitar darle este tipo de productos a mis hijos tenemos que liberar una verdadera lucha contra todo el entorno social, que se empeña en que los niños deben comer cantidades de azúcar por un tubo. Sólo mencionar los cumples organizados en centros para peques, o los bolsones de chuches que llegan a dar en los "colegios" los padres del niño o niña cumpleañero, que es una vergüenza que se den en los centros educativos.

POR OTRA PARTE PIDOS DISCULPAS POR INCLUIR MI OPINIÓN SOBRE OTRO ARTICULO PUBLICADO EN ESTE PERIODICO Y EN QUE CURIOSAMENTE NO ES POSIBLE PUBLICAR OPINIONES: " ANTICAPITALISMO DE AMIGUETES" DE JAVIER AYUSO.
ES UNA "GALLETA GIGANTE" EN LA BOCA DE MUCHOS PALADARES DESEOSOS DE ATIBORRARSE DE UN AZÚCAR DE MODA. CUYA ETIQUETA SE ENMARCA PENOSAMENTE EN ESTE PERIODICO COMO FORMA DE PUBLICIDAD SUBLIMINAL ASOCIATIVA. UNA AUTÉNTICA PENA. A ALGUNOS NOS GUSTARÍA QUE ESTE PERIODISTA PASEARA POR ANDALUCÍA, HABLARA DEL MARIDO DE LA PRESIDENTA, LOS SOBRINOS Y FAMILIAS ENTERAS DE EXPRESIDENTES, CONSEJEROS, ALTOS CARGOS, DIRECTIVOS DE EMPRESAS PÚBLICAS CUYOS APELLIDOS IDÉNTICOS SE MULTIPLICAN EN ESTOS ENTES PÚBLICOS, ETC, ETC, ETC. PERO CLARO ESTE AZÚCAR SI LE GUSTA A LA LÍNEA EDITORIAL DEL PERIODICO. NO PRETENDO NI SIQUIERA JUSTIFICAR EL CASO O NO, DE PODEMOS, QUE NI SIQUIERA CONOZCO, PERO ALGUNOS ESTAMOS YA EMPACHADOS DE LAS TONELADAS DE GRASA QUE SE PUEDE LANZAR DE FORMA INTERESADA SOBRE UNA OPCIÓN POLITICA.

Si las galletas no son saludables como se afirma en el titular entonces no deberías consumirse, o más aun , deberían ser prohibidas,

Felix Francês y Enrique: La medicina és así: quien ponen la pasta a las sociedades de especialidades, academias, associaciones, etc son las farmaceuticas. Entonces el viejo Professor doctor, con cara de buen padre y marido, és pago para hablar bien de una certa medicina o alimento o complemento suplemento alimentar en los Congressos de la especialidad que en lo general son una VERGUENZA. Quien creen en ellos? Los medicos jovenes, los que tienen pasta para pesquisa via Sociedad y que naturalmiente prescriben todo lo que las farmaceuticas lo mandan. Y las farmaceuticas pagan para los medicos sus viajes para "cursos", cenas, etc, etc, etc.
Y como funcionan las licencias para medicamentos y alimentos? Sob el comando del dinero! El americano FDA és corrupcion pura y dura. Se no los pagan, no tiene la licença. VERGUENZA. Sin más.

Yo las hago en casa con aceite de oliva, harina integral de centeno, avena, azúcar moreno, miel, chocolate negro y nueces. Sanas y ricas ;)
www.facebook.com/Thermomix.Ester

Como en todos los campos, la gente debería preocuparse de leer las etiquetas con los ingredientes y los valores nutricionales. Muy pocos productos dedicados a niños están exentos de ingredientes sospechosos. Y galletas no he visto ninguna que pueda decirse que es igual de buena que un bizcocho casero... sòlo encontré una con pocos ingredientes artificiales...

Lo mismo ocurre con los champús, geles y demás productos de higiene para bebés, muchos cargados de tóxicos disruptores endocrinos y alérgenos llevan este sello de la AEP, es una vergüenza.

Gracias, Cecilia, por decir las cosas como son y develar que en el fondo de esta mofa a los consumidores, a costa de la salud de nuestros niños, está una vez más (¡sorpesa!) el dinero. La justificación que ofrecen los colegiados es, francamente, de risa.

Parece que toda la culpa es de los fabricantes de galletas. ¿La Sociedad Española de Pediatría, y otras, no tienen nada que ver? - Porque a mi me huele un poco a "tú dame pasta y te dejo usar mi logo".

A Silvia: he leido lo que pone en las galletas de los dinosaurios y se lee. "en colaboración con la Asociación Nacional de Pediatría"; tambien he consultado el Reglamento que has comentado, y es en el artículo 12 donde se restringe en el uso de determinadas propiedades saludables, que no es el caso, por el contrario en el artículo 11, dice: Que a falta de normativa comunitaria específica sobre las recomendaciones o aprobaciones formuladas por asociaciones nacionales de profesionales de los sectores médico, nutricional o diertético e instituciones de beneficiencia relacionadas con la salud, podrán aplicarse las normas nacionales pertinentes de conformidad con lo dispuesto en el tratado.
Por lo tanto la UE ya ve la facultad de estas asociaciones para emitir juicios de valor sobre los alimentos, lo que aún no se ha elaborado normativa al respecto, por tanto y resumiendo, en este caso habría que aplicar la normativa nacional que trate este tema y segundo, en el etiquetado de la Asociación de Pediatría no se mencionan que tengan propiedades saludables.

La dichosa grasa de palma que está en los chocolates para untar (otra grasaza que no por antigua y conocida es sana), en gran cantidad de marcas de pan de molde, en las palomitas de microondas, en el chocolate con leche (por llamarlo algo)... en fin... que yo miro y remiro las etiquetas y si tiene grasa de palma... bye man. Por no hablar del impacto medioambiental y de empobrecimiento de las regiones productoras de la palma dichosa... en fin. Otro día hablamos de los refrescos de cola... por fi.

El gran problema del aceite de palma (que es una grasa saturada, más allá de que se use de forma hidrogenada o no), no es tanto para nosotros directamente (que, como seres humanos que creamos nuestra propia basura, hasta nos merecemos la porquería que comemos), sino para los que nada tienen que ver: LA NATURALEZA, plantas y animales. Las selvas de Borneo y Sumatra (de donde sale el 85% de la producción mundial de aceite de palma) están siendo totalmente devastadas y no hay quién lo frene. En el año 2014, la mayroía de las emisiones de CO2 fueron debidas a los incendios en estas islas, provocados para librar terreno para la producción de la palma enana. Los orangutanes o el tigre de Sumatra (los cuales se extinguirán en no más de 10 años si no se hace nada), además del resto de animales, son calcinados vivos o muertos debajo de los escombros, o directamente de hambre porque no queda nada. Lo que es peor, los que logran sobrevivir, son apedreados o heridos hasta la muerte por los humanos, que consideran a los orangutanes una "amenaza" para los cultivos. Los bebés son quitados de sus madres y vendidos, muchas hembras prostituidas (sí, así como leen, de degenerado es el ser humano) y bueno, como los machos no sirven para gran cosa.... son la fiesta de la violencia.
El aceite de palma no sólo está en los productos alimenticios, sino en shampoos, geles de ducha y de manos, en los tensioactivos de detergentes para la ropa, limpieza de hogar, pasta dentífrica, cremas y cosméticos de todo tipo (y prácticamente todo lo que hace espuma), incluso en las cremas de medicamento. Es casi imposible evitar este producto, pero un paso importante es boicotear todo lo que se pueda (no todas las galletas o productos de bollería lo llevan, pero comprar las opciones que NO lo lleven, y mirad bien las etiquetas... porque si empezáis a leer, algunos productos ponen aceite de girasol x ej, y poco después, algún tipo de aceite o mantequilla de palma, me pasó con unas galletas del grupo IFA, que pone bien en grande que tiene aceite de girasol pero cuando lees atrás, también pone de palma... eso es totalmente engañoso).
Cualquier gesto ayuda!!

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

¡Participa!

¿Tienes dudas sobre cuestiones pediátricas o de crianza para nuestro consultorio? ¿Quieres compartir alguna experiencia o proyecto interesante? ¿Conoces algún plan interesante para ir con niños? Escríbenos aquí

Eskup

Libros

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

Cosas que nadie te contó antes de tener hijos

por Cecilia Jan

Tener hijos está bien. En eso estamos todos de acuerdo. Es uno de los momentos más felices en la vida de una persona. Pero, como diría el maestro Yoda, tiene también un lado oscuro: falta de sueño, pechos caídos, poco sexo (y rapidito), gritos, llantos y discusiones... ¿Por qué nadie nos avisó antes de todo esto? Este libro no es una guía ni un manual de autoayuda, sino un recuento de todas esas cosas, recogidas con humor —la mejor forma de sobrevivir— por una madre reciente y que, pese a tener ya tres niños, se siente aún una primeriza.

Anécdotas de guardería

Anécdotas de guardería

por Javier Salvatierra

Veinte niños que no llegan al metro de estatura. Una habitación cerrada. Un solo adulto. Los enanos juegan, aprenden, comen (¡ellos solos y sin protestar!), duermen la siesta e incluso obedecen hasta que llega la hora de volver a casa. ¿Cómo es posible? Este libro abre la puerta de estas escuelas para contar todo lo que allí sucede. Por fin descubrirás cómo se las ingenia la profe de tu hijo para sobrevivir cada día cuando tú tienes serias dificultades para controlar a un solo niño en casa.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal