Metroscopia

Metroscopia

“No creo en las encuestas”. Mal empezamos... Es tanto como decir “no creo en los termómetros”. Las encuestas, como los termómetros, no son una cuestión de fe, pertenecen al mundo más humilde y pragmático de la medición. Si están bien hechas, son una herramienta para medir, y así describir, los estados de opinión de una sociedad en un momento determinado. Los datos están ahí y son los mismos para todos. Otra cosa es cómo se analizan e interpretan...

De la nada al todo (y viceversa)

Por: | 26 de diciembre de 2011

Rise and Fall
Situémonos en junio de 2009, un año después de la segunda victoria consecutiva de José Luis Rodríguez Zapatero en unas elecciones generales —marzo de 2008— y casi un año después del comienzo de la mayor crisis económica mundial iniciada tras la caída de Lehman Brothers en septiembre. En aquellos momentos, la evaluación ciudadana sobre la situación económica era negativa —un 74% la calificaba como muy mala o mala— y la previsión sobre la evolución de la crisis era mayoritariamente pesimista —un 84% situaba lejos el final de la crisis española—. Unos datos sin duda negativos pero que, teniendo en cuenta los actuales, nos pueden parecer ahora incluso voluntaristas.

En aquella fecha y en esas circunstancias, una encuesta de Metroscopia preguntaba a los españoles, si pudieran elegir, a quién preferían en esos momentos como Presidente del Gobierno entre los tres últimos mandatarios que había tenido nuestro país (Zapatero, Aznar y González) y el que en aquellos momentos era el líder de la oposición (Rajoy). A pesar de las críticas y aunque por escaso margen, el elegido por un porcentaje superior de ciudadanos era José Luis Rodríguez Zapatero (25%), seguido por Felipe González (24%) y José María Aznar (23%). Solo un 9% de españoles prefería a Mariano Rajoy. ¿Lo malo (o bueno) conocido antes que lo malo(o bueno)por conocer?

En todo caso, mientras que entre el electorado socialista las preferencias se repartían casi a partes iguales entre Rodríguez Zapatero y González (46% y 43%, respectivamente), la mayoría de votantes populares optaba antes por Aznar (57%) que por Rajoy (25%).

Dos años y medio después de aquella encuesta —que aportaba, entre otros, datos tan poco favorables para el líder popular como que un 40% de votantes populares desaprobaban su labor y un 54% mostraba poca o ninguna confianza en él—, Mariano Rajoy ha pasado a ser el sexto presidente de nuestra —cada vez menos joven— democracia tras ganar unas elecciones generales por una amplia mayoría absoluta.

Actualmente, los datos de opinión respecto de la situación económica son los peores jamás registrados en una encuesta: un 96% evalúa negativamente la actual economía nacional y un 93% cree que está lejos el final de la crisis en nuestro país. Pero ahora un 54% de los españoles (un 90% entre los votantes populares) considera positivo para España la victoria electoral de Rajoy y un 44% (84% entre los populares) cree que el nuevo presidente del Gobierno gestionará mejor la crisis económica que su antecesor. Rajoy ha pasado de ser criticado por la mayoría de los ciudadanos (y una importante parte de su electorado) a lograr el mejor resultado electoral para un partido conservador en España.

El camino contrario ha sido emprendido por el ya expresidente, José Luis Rodríguez Zapatero. En junio de 2009 el todavía Secretario General de los socialistas mantenía el apoyo de su electorado: un 76% aprobaba su gestión y un 67% manifestaba mucha o bastante confianza en él.

No obstante, si hace dos años y medio era el mejor presidente para un porcentaje superior de españoles, ahora son mayoría (53%) quienes consideran que ha sido un mal presidente. Una imagen negativa que, además, no va a variar con el paso del tiempo. O esa es, al menos, la opinión que prevalece entre la ciudadanía: un 41% cree que Zapatero será juzgado por la historia igual que ahora.

Hay 3 Comentarios

Ganar las elecciones por mayoría absoluta, en puridad, sería hacerlo obteniendo más del 50% de los votos del censo. Y ese no es el caso del pp. Otra cosa es que la asignación de escaños por un porcentaje de votos inferior al señalado antes suponga tener más de la mitad de diputados del Congreso de Diputados. Lo cual manifiesta de forma empírica la condición taumatúrgica de nuestro sistema electoral al que, encima, pretenden calificar de proporcional: ni el gran Juan Tamarit lo podría hacer mejor.

Veremos a ver qué piensan dentro de 4 años

¿Es normal tal volatilidad de valoración en nuestro electorado?. Quiero decir ¿se produce tambíen en los de nuestro entorno?. De existir fuertes deferencias ¿es sólo atribuíble a la coyuntural circunstacia de la crisis o a algún otro factor más estructural?. ¿Se podría deducir que nuestra democracia es más inmadura que las otra?

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Este Blog es obra colectiva del equipo técnico de Metroscopia. Los responsables de sus análisis y comentarios son , , Silvia Bravo, Susana Arbas, Mar Toharia y Violeta Assiego.

Metroscopia

Metroscopia combina la experiencia de su equipo profesional en estudios de la opinión de la sociedad española con una actitud de curiosidad permanente. Referente en sondeos políticos y estimaciones electorales, aborda investigaciones sobre todos los ámbitos de la vida social. Este blog aporta algunos de los datos públicos de estudios de Metroscopia, así como reflexiones sobre opinión pública en general.

Libros

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Toda realidad ignorada prepara su venganza», advierte Ortega en uno de los párrafos finales del «Epílogo para ingleses» de su Rebelión de la masas. Y no hay realidad que, en democracia y sobre todo en tiempos de crisis, resulte más arriesgado ignorar que la opinión pública. El objetivo de esta serie de estudios es poner a disposición general datos de opinión solventes, relevantes y acerca de una amplia variedad de temas. Porque cuanto mejor conozcamos nuestro estado de ánimo colectivo menor será el riesgo de tener que afrontar las consecuencias de haberlo ignorado.

Pulso de España 2010

Pulso de España 2010

Intentando ser fiel a uno de los lemas orteguianos («vivir de claridades y lo más despierto posible»), el Departamento de Estudios de Opinión Pública de la Fundación Ortega-Marañón (FOM), con la colaboración de Metroscopia, y gracias al patrocinio de Telefónica, ha elaborado el presente "Pulso de España 2010", que aspira a ser el primero de una serie de informes periódicos sobre la realidad social española desde un planteamiento sosegado, independiente y plural.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal