Metroscopia

Metroscopia

“No creo en las encuestas”. Mal empezamos... Es tanto como decir “no creo en los termómetros”. Las encuestas, como los termómetros, no son una cuestión de fe, pertenecen al mundo más humilde y pragmático de la medición. Si están bien hechas, son una herramienta para medir, y así describir, los estados de opinión de una sociedad en un momento determinado. Los datos están ahí y son los mismos para todos. Otra cosa es cómo se analizan e interpretan...

Iguales por ley, diferentes en todo lo demás

Por: | 06 de marzo de 2013

Foto Post Igualdad

Las declaraciones de Jorge Fernández Díaz en las que afirma que “el matrimonio gay no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural” no serían tan desafortunadas si se hubieran producido estrictamente en el ámbito de su vida privada. No obstante, gran parte de su infortunio se debe a que dan la espalda a la sociedad y a la normativa existente sobre un derecho fundamental como es el derecho a la igualdad. 

En mayo del 2012 un sondeo de Metroscopia desveló que tan solo un 9% de la sociedad española estaba en contra del matrimonio homosexual. Del 87% de ciudadanos que estaban a favor de la unión entre parejas homosexuales, solo un 32% consideraba que no debía llamarse matrimonio. Pero lo que plantea el Sr. Fernández Díaz no es una cuestión semántica, sino una cuestión de derechos y de otorgar diferente protección legal a dos personas por el solo hecho de su orientación sexual o identidad de género.

La Declaración de Derechos Humanos, nuestra Constitución y la Carta Social Europea recogen una serie de “motivos prohibidos” por los que ninguna persona puede ser objeto de un trato desigual, inhumano o degradante en el ejercicio de sus derechos. La orientación sexual y la identidad de género son dos de esos motivos prohibidos, y el derecho a tener una familia uno de esos derechos. Por esta razón, cuando el Sr. Fernández Díaz se opone a que un ciudadano –por su orientación sexual o identidad de género- tenga la misma protección legal que otro ciudadano, le está negando el derecho a la igualdad que recoge el artículo 14 de nuestra Constitución. 

Es responsabilidad última de los Estados velar por que las actitudes y comportamientos -tanto de sus instituciones como de sus ciudadanos- no se basen en estereotipos, prejuicios y creencias que puedan provocar una violación concreta o sistemática de los derechos de sus ciudadanos. En consonancia a esto, el propio Gobierno de España -del que forma parte el Ministro del Interior-, y con motivo del Día internacional contra la homofobia y la transfobia que se celebra el 17 de mayo, hizo pública una extensa declaración institucional en la que afirmó que “a día de hoy permanecen síntomas de discriminación absolutamente intolerables, que exigen incrementar los esfuerzos en la defensa de la igualdad. Es el caso de la homofobia y transfobia, dos formas de discriminación que no deben tener cabida en ningún ámbito de la sociedad, ya que atentan contra los Derechos Humanos y quiebran la convivencia, pilares que deben sustentar cualquier sociedad democrática y plural, y que deben ser garantizados en todo caso por los poderes públicos.”

La no discriminación a las personas debe ser un compromiso no solo de los gobiernos, sino también de los que forman parte de él y de sus instituciones. Las creencias y valores del Ministro del Interior son tan respetables como las del resto de los ciudadanos. Sin embargo, la duda que queda es si cuando esas creencias se convierten en discurso político se puede garantizar el desempeño imparcial de la función pública. La igualdad es un derecho, no una concesión. 

Grafico Post Igualdad
Sondeo realizado en mayo de 2012 y publicado en el libro del Pulso Social en España 2.

 

Violeta Assiego,es abogada y coordina los temas de Discriminación, Pobreza y Exclusión Social en Metroscopia. En twitter @Vissibles

Fotografía de la 1ª marcha del orgullo gay oficial celebrada en Londres el 01 de julio 1972. Foto de archivo.

 


Hay 5 Comentarios

Mujer; a lo mejor apoya la poligamia que si que vale para sus cosillas. Y hasta la poliandría ¿porque no?.
Yo creo que corren turnos estos del gobierno a ver quién la suelta mas gorda y distraen del saqueo....

Estoy de acuerdo con los derechos fundamentales de todo ser humano; la igualdad en derechos, pero no comparto con los matrimonios entre personas del mismo sexo y menos que se les permitan a esos desadaptados adoptar menores de edad. Las Leyes de Dios prevalecen por encima de todo pensamiento humano. Lean la Biblia Levítico 18 v22.

Parece que con el paso del tiempo los perjuicios van desapareciendo, ya es hora!!

- en un país libre, cualquiera puede opinar lo q quiera siempre q no caiga en la calumnia o la injuria.
- no existe el "derecho a la igualdad"; existe -ni más ni menos- la igualdad ante la Ley.
- Fernández Díaz no aboga x distintos efectos jurídicos en función del género sino en función del sexo.
- sí veo discriminación contra las mujeres q deciden usar el burka o el niqab. Sólo el sr Franco pretendía dictar normas del vestir.

Yo no soy igual que nadie, soy diferente.
http://adf.ly/4hVPL

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre los autores

Este Blog es obra colectiva del equipo técnico de Metroscopia. Los responsables de sus análisis y comentarios son , , Silvia Bravo, Susana Arbas, Mar Toharia y Violeta Assiego.

Metroscopia

Metroscopia combina la experiencia de su equipo profesional en estudios de la opinión de la sociedad española con una actitud de curiosidad permanente. Referente en sondeos políticos y estimaciones electorales, aborda investigaciones sobre todos los ámbitos de la vida social. Este blog aporta algunos de los datos públicos de estudios de Metroscopia, así como reflexiones sobre opinión pública en general.

Libros

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Pulso Social de España 2 (enero 2011-mayo 2012)

Toda realidad ignorada prepara su venganza», advierte Ortega en uno de los párrafos finales del «Epílogo para ingleses» de su Rebelión de la masas. Y no hay realidad que, en democracia y sobre todo en tiempos de crisis, resulte más arriesgado ignorar que la opinión pública. El objetivo de esta serie de estudios es poner a disposición general datos de opinión solventes, relevantes y acerca de una amplia variedad de temas. Porque cuanto mejor conozcamos nuestro estado de ánimo colectivo menor será el riesgo de tener que afrontar las consecuencias de haberlo ignorado.

Pulso de España 2010

Pulso de España 2010

Intentando ser fiel a uno de los lemas orteguianos («vivir de claridades y lo más despierto posible»), el Departamento de Estudios de Opinión Pública de la Fundación Ortega-Marañón (FOM), con la colaboración de Metroscopia, y gracias al patrocinio de Telefónica, ha elaborado el presente "Pulso de España 2010", que aspira a ser el primero de una serie de informes periódicos sobre la realidad social española desde un planteamiento sosegado, independiente y plural.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal