Wert, Fernández, Gallardón... Rajoy.

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 21 dic 2013

La decisión de aprobar este pasado viernes, en Consejo de Ministros, el anteproyecto de Ley de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la embarazada, conocido ya como la Ley Gallardón, culmina una acelerada y tensionada agenda de reformas e iniciativas políticas del Gobierno presidido por Mariano Rajoy, que han oscurecido otras de muy relevantes como el paquete de medidas contra la corrupción y a favor de la transparencia.

A la Ley Gallardón, le han precedido las polémicas y discutibles propuestas de la Ley de Educación y la Ley de Seguridad Ciudadana. Polémicas por el unánime rechazo parlamentario a la primera y casi total a la segunda. Y discutibles porque la mayoría de los colectivos y asociaciones de cada sector no solo cuestiona la idoneidad y conveniencia de tales reformas sino que, incluso, compartiendo algunos puntos, duda de su eficacia normativa. Es decir, leyes que no van a obtener los resultados deseados y que, probablemente, van a provocar no pocos conflictos o problemas. O, dicho de otra manera, leyes que deberían tener un amplio consenso por su naturaleza y que acaban imponiéndose por la actual mayoría generando amplios rechazos.

Pero el remate ha sido la Ley Gallardón. Dos años ha estado el Gobierno, y el PP, discutiendo internamente sobre la medida. Finalmente Rajoy, como pasó con Wert, Fernández y ahora Gallardón, no solo ampara o rubrica, sino que toma la última decisión. La más contundente. Es normal, siempre, que en un Ejecutivo, el Presidente decida por compensación, generando consensos internos o equilibrios aceptables. Pero,  en estos casos, Rajoy se alinea con el sector más rocoso de su partido y de su Gobierno, fijando una peligrosa, creo, asociación. El PP es percibido como el partido que atenta contra las libertades y los derechos. Desprenderse de estos conceptos, de su percepción, para referenciarse exclusivamente como el Gobierno de las reformas contra la crisis puede tener importantes consecuencias políticas y electorales.

Rajoy está obsesionado con fijar su espacio electoral por la derecha. Ha decidido poner un muro infranqueable con una serie de reformas de fuerte contenido ideológico y que generan una irritación espasmódica en muchos sectores sociales mostrando, a la vez, sus limitaciones para convertir el rechazo en oposición, y la oposición en bloqueo o freno efectivos. Rajoy renuncia al centro, covencido como está de que la creciente pluralidad, fragmentación y ebullición en el espacio a la izquierda del PSOE le aleja, definitivamente, de construir una mayoría alternativa sólida y, llegado el caso, gobernable y sostenible. Apuesta por gobernar en minoría o con apoyos puntuales. Pero, para ello, necesita una presencia parlamentaria suficiente para que los acuerdos sean posibles con una o dos fuerzas para completar su probable presencia en el hemiciclo, dada la configuración actual de la Ley Electoral. Rajoy no improvisa, pero va acumulando aislamiento. Ha tomado una decisión con cálculo político y calculadora demoscópica. Se la juega.

Esta futura geometría política, fruto de su actual geografía electoral, puede alterarse si se acumulan los problemas de percepción en la sociedad. Es cierto que se gobierna (se administra) desde el BOE pero las sociedades democráticas contemporáneas son más resilientes y dinámicas que las fuerzas políticas que las interpretan y las quieren representar. Rajoy no puede reducir la política al BOE. Sin liderazgo social, ni consenso ciudadano, ni reformas concertadas (política y socialmente) su agenda puede ser vista como impuesta y no como necesaria. Rajoy debe esforzarse más en convencer antes que imponer. Las mayorías absolutas generan pereza política y prácticas perversas en el ejercicio del poder.

Las palabras parónimas, en retórica, son aquellas que se escriben o suenan de una manera muy similar (cambian en un acento o una letra), pero que poseen significados diferentes. Por ejemplo, derechos y derechas. Derechos sociales y derechas políticas. Solo una letra, pero lo cambia todo. El PP está jugando con un marco mental muy fuerte para mantener su núcleo duro. Y se arriesga a desdibujarse como partido moderado. Mientras, está dejando el espacio central vacío y está agitando las aguas progresistas, que no todas se sienten representadas con las ofertas actuales y que pueden, seguramente, tener un gran protagonismo político en la calle, en las redes y en las urnas.

Hay 41 Comentarios

Hola, amigos. ¡FELIZ NAVIDAD PARA TODOS! ¡Y a resistir que la lucha sigue!

El gobierno de Rajoy se ha comprometido con su ideología para promulgar leyes que, en vez de mejorar la vida de las personas para quienes van dirigidas, consigue soliviantarlas en todos los ámbitos legislados. No hay un solo ministro que se salve, es un récord de la historia democrática española.
Si empezamos por el lobo con piel de cordero Gallardón, tendríamos que haber sabido de antemano que es un tipo peligroso, con una ideología de la derecha extrema, a pesar de su verbo fácil y engañoso. Aprueba una ley maniquea del aborto que se antepone a la decisión pendiente del Tribunal Constitucional sobre el tema. Probablemente el TC, tan conservador, no hubiese llegado a los extremos que llega esta ley retrógrada y antidemocrática, que otro gobierno tendrá que cambiar pronto. Por no hablar de las tasas judiciales, que tanto han perjudicado a los ciudadanos. Un ministro que no tiene contento a ningún estamento de la Justicia. Es harto difícil.
Wert, un ministro para el que se nos han acabado los calificativos. La Real Academia de la Lengua se está afanando en encontrar algún adjetivo olvidado que encaje en la malísima gestión de este individuo.
Soria, otro que tal baila. Se ha sacado de la manga una reforma de la Ley Energética que eso y nada es lo mismo. Ha dejado descontentos a todo el mundo, de tal manera que nadie sabe lo que va a pasar con los recibos de la luz del año próximo. Dice que no subirán, de momento, lo cual significa que sí subirán y probablemente mucho. No de golpe pero en cómodos plazos, a lo largo de todo el año, cobrándonos a todos la tarifa con intereses de demora, por la anulación de la subasta. Al tiempo.
Fernández, un ministro que se encuentra incómodo en la democracia. No le gusta que los ciudadanos disfruten de las libertades propias de la democracia, prefiere pisotearlas. Como no puede ordenar a la policía, muy a su pesar no son los grises, que maltraten y aporreen a los manifestantes, pretende reprimir al pacífico ciudadano que protesta contra las medidas de este incomprensible gobierno con multas, detenciones y una Ley de la Mordaza que aniquila hasta el más mínimo derecho constitucional. Ahora dice que lo del camión del agua no es idea suya, tratando de escurrir el bulto.
Báñez, ministro del paro. Con su llegada todo ha ido a peor en el tema laboral. La ley de emprendedores no funciona y los que se han acogido a ella no cobran. Los contratos fijos han disminuido hasta las cifras más bajas y todo se ha convertido en eventual. Báñez ha sido la que ha profundizado la distancia entre los ricos y los pobres.
Mato, ¿minitra de Sanidad? No hagamos bromas con esta mujer, su mente es olvidadiza y no suele recordar lo que sucede a su alrededor. Sabe algo de la Gürtel y poco más.
Margallo, ministro de Exteriores y de Economía. Viaja poco y habla mucho de economía. No sabemos por qué. Su Marca España se derrumba como una montaña de arena. La ideología de su partido y su gobierno la desmoronan. Allá ellos.
De Guindos, ministro de Economía. No sabemos nada de él. Sabemos que se pasea por Europa y el Ecofin pero no sabemos si participa o pasa el tiempo en la máquina del café.
Montoro, catedrático de Hacienda Pública. Un mal ministro de la materia. Él es el que nos ha metido en el pozo de las facturas de la luz, retirando del presupuesto los 3.600 millones, que estaban destinados para las eléctricas, traspasando ese agujero, directamente a los bolsillos de los ciudadanos. Y encima se ríe el tipo. En los ciento y pico de años que lleva la Lotería Nacional sorteándose, ha sido el único que ha tenido las pelotas de cargar con un 20% los premios de Navidad y a partir de ahora todos los demás. Ha subido el IVA, otros impuestos y nos ha puesto en el disparadero de la ruina, con tal de cumplir con su maldito déficit.
Ana Pastor, es médico, sin embargo Rajoy ha preferido que sea ministra de infraestructuras, una materia relacionada directamente con la salud, como ya se sabe. Ha tenido la mala suerte de estar en el ministerio impreciso en el peor momento. Se le cayó un tren de alta velocidad poniendo en riesgo las ventas futuras.
Por fin, el gran Rajoy, un político sin fronteras, dialogante donde los haya, dicharachero y educado como nadie. Conocedor de la verdad pero que, por no alarmar a la sociedad, prefiere no decírsela y nos cuenta a diario las mentiras más jugosas y menos esperadas. Es todo un crack.
En definitiva, ¿Qué tenemos que hacer en las próximas elecciones generales? Exacto, echarlos.

Primero: Yo también vi el documental al que se refiere Jesus M. con el impresentable de Santoña ante el monumento a Carrero Blanco. Con lo lengua larga que soy yo no encuentro palabras para expresar mi estupefacción. Gracias Jesus M.
Segundo: En mí comentario donde dije "Plaza Del Sol" evidentemente quería decir " Puerta Del Sol ".

Vamos a decirlo en castizo: La chulería y el desparpajo de este des-Gobierno, raya en el insulto a la inteligencia de los habitantes de este país. El responder con amenazas como Montoro, con gracietas de Wert sobre sus tohallas, las respuestas barriobajeras de Fernández, con descalificaciones contínuas de una mala educación que raya en la grosería y la rebasa, como el episodio de Celia Villalobos, nos retrocede al famoso - ¡Ud. no sabe con quién está hablando! -, o al - ¡Aquí las preguntas las hacemos nosotros! -, al - ¡Para eso ganamos la guerra! - frases, que cualquier habitante de este país mayor de sesenta años hemos oído muchas veces. Es el mismo talante de los de entonces, normal en sus herederos, el fascismo lo llevan en los genes. Y no hay solución, esta es una transición que más bien parece la travesía de Moisés por el desierto: ¡Están ahí, siguen los mismos fascistas, que prostituyen la democracia justificándose en ella al estilo de Hitler!.
Viendo un reportaje hace un par de días sobre Carrero Blanco, salió el monunento a dicho personaje en Santoña, la cámara grabó toda la parafernalia del aniversario, y el locutor a un concejal de la localidad, que dijo textualmente: ¡Que vengan a quitarlo si tienen c., que yo estaré aquí armado y bien armado, que tengo permiso de armas!. ¿Por qué no se presentó en su casa la G.C., inmediatamente después de estas declaraciones a retirarle las armas preventivamente, y se le denunció?..., porque no hay quién se atreva con ellos, porque son los mismos, porque todos lo saben, y la resignación que produce el miedo continua igual, e impedirá que este país se recupere alguna vez.
Conforme pasa el tiempo, se sienten más impunes, sacan leyes involutivas, con el convencimiento de que va a dar igual, tienen sus encuestas. Mucha gente les va a seguir votando porque la sombra de Franco sigue flotando en el aire que respiramos, porque retrocedemos por el túnel del tiempo, quién sabe hasta qué época, un día amaneceremos con la vuelta del Santo Oficio, si no es que ya ha llegado.

El agente de la Policía Nacional "Jiménez" llega a su trabajo a las ocho de la mañana y su jefe le comunica a él y a sus compañeros que el operativo de hoy consiste en el desalojo por desahucio de dos ancianos en Leganés y que el Presidente de la Comunidad de Madrid Sr. González le ha pedido encarecidamente que sean contundentes pero moderados en sus acciones. Allá van Jiménez y sus compañeros y desalojan a los ancianos sin necesidad de más de tres o cuatro porrazos y dos detenciones a miembros de la PAH. Acabada su jornada laboral Jiménez vuelve a su casa y se comporta huraño y distante con su mujer y sus hijos.
A la mañana siguiente vuelve a su trabajo y el jefe les comunica que el operativo para hoy es controlar una marcha verde de alumnos y profes que quieren llegar hasta el Ministerio de Educación y que le ha comunicado tanto el Ministro Wert como Rajoy que dicha protesta debe ser dispersada con contundencia pero evitando cualquier efecto mediático. Sin problemas Jiménez y sus compañeros detienen a un profesor de Educación para la Ciudadanía que estaba muy exaltado, el resto de los chiquillos corren despavoridos hacia las bocas del metro y requisan las cámaras de tres periodistas gráficos. Jiménez vuelve a su casa sin apetito ni ganas para ver el fútbol en la tele.
El miércoles por la mañana se les comunica a Jiménez y a los demás que deben evitar una concentración de indignados-antisistema en La Plaza Del Sol con todos los medios disponibles y al amparo del ministro Fernández que se hace responsable de todo lo que pudiera ocurrir. Se da caña a discreción, la concentración ni se ve y Jiménez vuelve a su casa aquejado de nauseas y diarrea, no cena y pasa una mala noche.
El Jueves, la orden del día, que viene directamente del Gallardón y la Mato, es realizar una redada en una clínica abortista clandestina en Pozuelo de Alarcón. Jiménez y sus coleguis detienen a dos ginecólog@s, tres enfermeras, una recepcionista, cuatro mujeres sin identificar y requisan un forceps, tres cajas de guantes de látex , dos pinzas y un colador de leche esterilizado. Al volver a su casa Jiménez se detiene en el bar de la esquina a tomar unas cañas con los vecinos y consigue llegar a su domicilio a las tres y cuarto de la madrugada con la porra de corbata y la gorra del revés.
!!Por fin Viernes!! Pero después de dormir tres horas en el sofá, llega tarde al curro y el jefe le tiene haciendo fotocopias hasta las siete de la tarde, momento en el que le comunica que hay que meter una horitas extra y que tienen que ir él y los otros a la planta sexta de la sede del PP en la calle Génova para controlar un registro en busca de documentación contable y al amparo de un secretario judicial por orden del juez Ruz. El operativo se prolonga catorce horas sin incidentes de importancia que reseñar salvo que el agente de la policía Jiménez tuvo que ser ingresado en La Paz con un cuadro agudo de ansiedad.

Literalmente me destornillo de risa cuando veo escrito que el PP hace leyes de transparencia y mucho más sabiendo el manejo tan peregrino que hace de los conceptos.
Personalmente no es que perciba que el PP es peligroso, es que tengo la certeza de que lo es, porque si no son conscientes de las barbaridades que hacen son de temer, y si lo son no tienen calificativo alguno.
A mi me parece absurdo que sigan gobernando. Además creo que los demás partidos deberían dejarles completamente solos, y que el Rey no debería firmarles ni una Ley más.
Considero una burla y una falta de respeto enorme hacia el votante, y el ciudadano en general como legislan y las poca consideración que tienen hacia cualquier tema de índole social.
No me gusta que no podamos hacer nada al respecto hasta que no hayan elecciones de nuevo, eso es algo que habrá que cambiar también…
El PP en éste momento es un partido con un suspenso en Democracia más grande que un castillo. Curiosamente quieren acabar con un sistema que sin embargo durante muchos años les ha permitido aprovecharse de él, y ahora que no hay para todos pretenden seguir estando en él pero sin repartir nada…
Del tema de la Ley del aborto “me niego a denominarla de otra forma” No es agradable que de golpe me hayan dejado a la altura de una retrasada mental, sin decisión alguna sobre mi vida, lo que pienso o siento… En el caso de que me encuentre en semejante trance tengo que pedir permiso como mínimo… ¡Dos nada menos!… Yo no sé como no se levantan también todos los caballeros del país en contra de esto. ¡Manda narices!..
Lo que van a conseguir es que la próxima Ley que se haga sobre el tema, porque se hará de eso no me cabe la menor duda, será muchísimo más justa que la que hemos dejado atrás por la simple razón de que nunca más nos vamos a conformar con medias tintas…
En cualquier caso las mujeres seguiremos haciendo lo que nos de la gana, lo que siento es que tal y como lo han puesto no estará al alcance de todas. Otra de las muchas crueldades que nos han aportado las servidumbres de este partido para con las oligarquías más conservadoras.

Al Ramón ya le han salido respuestas y si al Gallardón le avala el Rouco (lee noticias al respecto) y en cuanto a lo comentas de los catalanes, el ser mea pilas no es exclusiva de ninguna persona sea de donde sea, de todas formas soy nacionalista catalán y ateo ¿será cuestión (igual) de esas estadísticas que te ponen?

..........

Ideología, sí, y sacristía. Pero desde luego también cálculo, que los empresarios de la política no mueven ficha sin afinados estudios de riesgo. Están contentos. La contestación social es mínima, o al menos fragmentada, se va diluyendo con el tiempo. La ley mordaza es el tiro de gracia, no una espoleta de las manifestaciones. Curiosa ironía, y prueba de su comodidad real. En el peor escenario posible de crisis económica, corrupción escandalosa y desafíos ideológicos, apenas pierden un 25% de la intención de voto. Mientras el cómplice necesario, Psoe, sin desgaste de gobierno pierde cualitativamente mucho más, su legitimidad real es un cadáver. Ya sabemos, el voto cautivo del PP es mucho más fiel. Así pues, en plenos casos bárcenas y blesas, que no solamente habrían dinamitado gobiernos y atiborrado cárceles en casi todas las democracias europeas, en España significan esperpénticamente un espaldarazo al gobierno. Si la mayoría silenciosa acata y la mayoría fiel vota, la preeminencia del PP es casi incontestable. La realidad es la tozuda prueba: ningún gobierno aprueba leyes tan supuestamente contestadas en un momento tan grave si no sabe que se lo puede permitir gracias a una sociedad entregada.

Ideología, sí, y sacristía. Pero desde luego también cálculo, que los empresarios de la política no mueven ficha sin afinados estudios de riesgo. Están contentos. La contestación social es mínima, o al menos fragmentada, se va diluyendo con el tiempo. La ley mordaza es el tiro de gracia, no una espoleta de las manifestaciones. Curiosa ironía, y prueba de su comodidad real. En el peor escenario posible de crisis económica, corrupción escandalosa y desafíos ideológicos, apenas pierden un 25% de la intención de voto. Mientras el cómplice necesario, Psoe, sin desgaste de gobierno pierde cualitativamente mucho más, su legitimidad real es un cadáver. Ya sabemos, el voto cautivo del PP es mucho más fiel. Así pues, en plenos casos bárcenas y blesas, que no solamente habrían dinamitado gobiernos y atiborrado cárceles en casi todas las democracias europeas, en España significan esperpénticamente un espaldarazo al gobierno. Si la mayoría silenciosa acata y la mayoría fiel vota, la preeminencia del PP es casi incontestable. La realidad es la tozuda prueba: ningún gobierno aprueba leyes tan supuestamente contestadas en un momento tan grave si no sabe que se lo puede permitir gracias a una sociedad entregada.

Mintras las " cúpulas " del PP , de anteayer ( AP ) de ayer y de hoy no se vean obligadas a celebrar sus reuniones en Alcalá -Meco por " imperativo LEGAL " ....España no tendrá remedio.

El PP es el ENEMIGO DEL PUEBLO. Una banda que ampara a un gobierno incapaz y arbitrario digno ( indigno ) de un país bananero. Si Rajoy ha sido capaz de construir hasta su vida privada como una gran mentira, es imposible que tenga capacidad ninguna para gobernar un país...europeo e incluso que algún día llegue a decir alguna VERDAD. El gobierno actual es la versión retrógrada del caballo de Atila, cabalgado por un inepto que dirije a otros ineptos chapuceros y corruptos (ver lass noticias de cada día ) jaleados por los burros más burros de la sociedad ( ese lastre histórico ) Es muy triste para todos los que hemos luchado y arriesgado por una España MEJOR , homologable con los paises más avanzados de Occidente, presenciar como a día de hoy la destrozan y dejan en ridículo mundial estos PEORES, a caballo de los....PEORES de base de nuestra sociedad. De aquellos que llevan la neurona ( antidemocrática ) con taparrabos y huesecillo en la nariz.

Tengo una máxima: cuanto más repite una persona que es muy "recta y cabal" más desconfío de ella. Creo que los dirigentes del PP suelen usar muchos términos que llevan a creer que hacen todo lo contrario a lo que dicen. El tiempo está dando la razón en ése sentido. Lo triste es comprobar como los votantes de derechas no se sienten mal por haber sido defraudados y, casi segura al 90%, volverán a votarles. Las políticas de derechas afectan a todas las capas de la sociedad, pero hay muchos que aún no se han enterado. En España no somos todos "rentistas".
Saludos y buenas vacances...

Creo que es más sencillo. Rajoy y gran parte del gobierno son muy de derechas y están tratando de imponer su visión de la sociedad. Otra parte del gobierno no es tan de derechas, pero o se pliegan o son simplemente oportunistas.
Estas cosas ponen de relieve que uno de los grandes problemas de España fue la desaparición de un partido de centro derecha moderado como UCD. En el PP siguen mandando gente que se afilió a AP. Estas cosas no deben olvidarse.
No creo haya cálculo electoral alguno.
Un saludo
John Falstaff

Este ministro es un impresentable un voto no le da licencia para meterse en mi vida. Es un cínico en su vida privada y nadie le dice nada, pues eso ¡Nosotras parimos, nosotras decidimos!.

Supongo que la Ley del Aborto en parte es para contentar a su electorado más de derechas y en parte, supongo, para contentarse a sí mismo. Rajoy es un tipo de derechas, más próximo a la derecha tradicionalista que a la derecha liberal y en esto lo demuestra. ¿Error político? No lo sé, pero desde luego los argumentos que sustentan su decisión son demasiado antiguos. Nadie debería creer que la sociedad tiene la facultad de obligar a una mujer a ser madre en contra de su voluntad y a gestar dentro de sí un hijo que no desea. La ley de plazos parece lo más lógico, pero una parte significativa del PP es católica y todos sabemos cuál es la doctrina de la iglesia respecto de este punto. Lo dicho. Tradicionalistas de toda la vida. Es lo que hay.


Hanna - Hay que echarlos como sea y cuanto antes. - pero no al precio de instalar otros del mismo talante como UPyD y Ciutadans, capaces de hacer pinza con el PP.


Este es el plan B del PP - no ganar mayoría absoluto pero tener a mano a la Rosa del turno para seguir con el latigazo de la población. Tiene que ser partidos de izquierdas. Si PSOE pudiera dejar de mirarse el ombligo no podría fallar, pero ...

Ramón "Por no hablar de los nacionalistas catalanes o vascos que cuentan en sus filas con tantos o más meapilas que el mismo PP" - te equivocas. Para empezar, no son "nacionalistas" catalanes, son "independentistas", muchos de ellos son anti-nacionalistas, pero hartos del espectáculo de España, y sobre todo del PP que no pinta nada allí, quieren auto-gobernarse.


Es más - creo que ahora, si lo que dice el autor del artículo es verdad, sólo queda el peligro de Cataluña - si escapa de las manos de Rajoy, los Aznar y co. no perdonarán, cortarán cabezas en su propio partido.


Y Fer, si Rajoy no contenta a los que siempre votan PP, Aznar va a hacer un golpe por la derecha y robarle precisamente estos extremistas, más Aznaristas que del PP.

Que conste que lo sabíamos, Antoni, pero me alegra que lo digas y argumentes tan claramente. Es vomitivo que este presidente se olvide del bien común y solo busque el apoyo de la derecha más reaccionaria sin importarle el resto del país. Hace mucho que lo estamos viendo: la ley Wert, tan complaciente con las presiones de Rouco y la Conferencia episcopal que se impone a todos sin consenso, y esta ley del aborto que deja indefensas a las mujeres, por si no tuvieran suficientes piedras en su camino. Entre estas cosas y las presiones de la patronal y las grandes empresas (eléctricas, bancos...) para recortar, cargar las cuentas, quedarse con las casas y las vidas de la pobre gente, está claro que quien menos le importa es precisamente esa gente común y corriente ¿Es que la Conferencia episcopal y el Opus puede garantizarle tantos votos como los que necesita? Yo creo que no, porque a votar vamos todos, así que confío en que en las próximas elecciones, y ojala que sean cuanto antes, estos sujetos se tengan que ir a su casa con el rabo entre las piernas. Y que nadie se vuelva a acordar en el futuro del santo de su nombre.

Hablando de letras podría decirse que el Partido Phascista, está formado por una mafia de gentuza adoradora del dinero y el pelotazo por encima de la persona. La casualidad ha querido que esta vez den con un pais sumiso y aborregado entregado a la fiesta y en la mas absoluta ignorancia. Nada mas.

JESUS, creo que lo que dice Gutiérrez, más bien, es que al gozar de una mayoría parlamentaria absoluta como la que tiene el PP en esta legislatura, el presidente del gobierno no siente que deba explicar suficientemente y, sobre todo, persuadir al parlamento y la ciudadanía de la bondad o conveniencia de sus leyes y reformas. Como no tendrá problemas para sacarlas adelante en el parlamento pues le da exactamente igual explicar o no explicar y mucho menos persuadir o convencer. De ahí la "pereza", es decir, la nula comunicación política, de ahí la ejecución sumaria de proyectos y legislaciones que generan un amplio rechazo social (aborto, ley de educación, etc.) pero que se aprueban de todas formas sin diálogo ni consenso. Esa actitud, en una democracia, es fatal. El gobernante que se comporta de esa manera no se diferencia demasiado de un dictador totalitario, porque hace y deshace sin el consejo y consentimiento de su parlamento. Olvida el presidente Rajoy que más importante aún que su legitimidad electoral (la tan cacareada mayoría absoluta) es la legitimidad política que hay que conquistar día a día en diálogo y negociación constante con los ciudadanos (“constituents”, como dicen los anglosajones), y esa legitimidad el señor Rajoy y su gobierno la dilapidan cuando aprueban —¡imponen!—leyes y decretos como lo están haciendo. Diría incluso que lo que Gutiérrez llama “pereza política” en el caso de Rajoy no es más que soberbia ideológica e incapacidad para empatizar con las circunstancias y el sufrimiento de los ciudadanos de a pie. Eso explica la perversión de este gobierno, tan parecido a una tiranía.

o sea, que está legislando en función del cálculo electoral, de seguir "agarrao" al sillón... ¡Pero qué asco!

La gobernanza del PP esta haciéndose oír cada vez más. La traca última es la nueva ley sobre el aborto, pero la fiesta no ha acabado, quedan 2 años y el BOE nos hará sufrir de lo lindo todavía . El calculo de Rajoy es arriesgado. Pero todo dependerá de la actitud de la oposición. Si sigue haciendo su calculo egoísta y de corto alcance, la impopularidad del pp habrá servido de poco. Una agresión como estamos recibiendo (reforma laboral, ley de seguridad ciudadana, ley del aborto... ) merece excepcionalmente la constitución de una gran coalición electoral y transversal para derrotar a este gobierno vendido a los sectores más exaltados y para anular ipso facto toda esta batería de leyes ultraconservadoras. La oposición tiene la respuesta (Michelle Bachelet ha vuelto al poder con una gran coalición, el partido socialista francés se coaligo con los verdes y los radicales de izquierda para ganar las legislativas, en Italia el centro y la izquierda echaron a Berlusconi etc.....). Creo que no queda otra alternativa.

A propósito de los recortes de Wert, muy bueno este Vídeo de la Universidad de Murcia contra los recortes y felicitando las fiestas: Muy bueno, sólo dura 1 minuto y vale la pena:

http://cort.as/78SP

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

Últimas entradas

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal