El debate en Twitter

Por: Antoni Gutiérrez-Rubí | 20 sep 2016

Errejón

El debate abierto en Twitter entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón sobre la estrategia política y electoral de Podemos tiene un interés indiscutible. Y diverso. El más relevante, sin duda, es el político -y también orgánico- justo en pleno proceso interno de renovación, con una fuerte competencia entre ideas, personas y sectores. El peligro al fraccionalismo cainita les acecha, pero lo evitan con un ejercicio democrático que, en muchos casos, parece ejemplar. Podemos sigue sorprendiendo con una apuesta desacomplejada y abierta -en la sociedad conectada- sobre cómo interpretan sus principales líderes la lealtad, la responsabilidad y la libertad de opinión en la disputa de las ideas dentro, y fuera.

No es extraño que un debate tuitero tenga una gran relevancia política, a pesar de las limitaciones de este formato. Los votantes españoles, por ejemplo, consideran que Twitter es la mayor plataforma de influencia política. Según un estudio encargado por Twitter este mismo año, “8 de cada 10 electores destaca el valor de Twitter como plataforma que genera debate político y favorece la participación ciudadana”. El estudio concluye que para la mayoría de los electores “este canal debe ser utilizado por los políticos para acercarse a los ciudadanos y ofrecer una vía de comunicación directa que contribuya a generar cercanía, transparencia y empatía”. Es decir, con la bronca tuitera, Iglesias y Errejón no solo discuten abiertamente de estrategia, sino que atraen y movilizan políticamente a sus activistas y simpatizantes, ocupando la agenda política mediática justo en el tramo final de la campaña vasca y gallega, como ya lo hiciera, en formatos más programados, en las dos últimas elecciones generales.

Pero la pregunta es inevitable: ¿Twitter favorece, realmente, el debate político? ¿O bien, por el contrario, lo enmascara creando una apariencia de discusión argumentada? ¿Unos monólogos encadenados e intercalados son un debate? El aplausómetro tuitero (retuits, favoritos, menciones y replays…), así como los grafos de la conversación entre comunidades y nodos, se corresponde, entonces, con un indicador fiable de favorabilidad, impacto y simpatía de cada posición… ¿o no? O significa otra cosa que tiene que ver más con la pugna organizada, a veces con ayuda de bots, más que con el debate de las ideas. Y todavía más lejos, la acidez de la agitación tuitera, con sus crecientes episodios de odio y bullying político, ¿no esconde una severa limitación -más allá del de los 140 caracteres- para un debate realmente democrático?

Las posiciones están, cada día, más divididas sobre qué cultura democrática se favorece en los debates digitales. El lector o lectora advertirá, y con razón, que no es posible -ni conveniente- generalizar; y que depende del debate, de los debatientes y de las interacciones. Es cierto. ¿Pero hay en Twitter, por ejemplo, prácticas dialécticas nuevas o que exploren los límites del debate hasta ahora conocidos? La lista de puntos es larga, con aspectos positivos y otros no tanto, pero me centraré en tres que reclaman reflexión: la presencialidad (con los registros de escucha, atención y comprensión), la elaboración y el matiz.

Los debates en Twitter son asíncronos, por naturaleza. La presencia (mejor dicho, su ausencia) es substituida por la conectividad. Solo una voluntad democrática manifiesta de respeto a la pluralidad puede corregir, parcialmente, los inevitables déficits de escucha, de atención y de comprensión que una conversación sincopada, como la tuitera, incorpora. La elaboración está también reducida a la lógica del titular, de la síntesis forzada, de la compresión que no siempre garantiza comprensión. Y, finalmente, el matiz. Twitter no tiene sonido, cadencia, tono, timbre o volumen. El uso de emoticones y símbolos es un atajo tan sugerente como, a veces, insuficiente. No hay cuerpo que hable, ausente el lenguaje no verbal, no hay tampoco el color de la voz. El matiz se diluye, y con ello la necesaria ambigüedad que tan útil es en una cultura democrática de consenso y acuerdo.

Este debate morado ha coincidido -casualmente, entre otros- con el anuncio ayer de Twitter de aumentar su capacidad de conversación e interacción. El uso de imágenes, gif’s, vídeos y encuestas añadidas al final (según TW los tuits con imágenes tienen un 313% más de interacción) no contarán para los 140. En las respuestas, el nombre de usuario al principio del tweet tampoco será penalizado. Los usuarios podrán hacer RT o citar sus propios tuits, aumentando el potencial narrativo hasta los 280 caracteres, entre otras ventajas.

"Twitter se ha convertido en el sistema nervioso de nuestras sociedades, y hay que aprender a utilizarlo", afirma José Luis Orihuela, profesor de la Universidad de Navarra, y uno de nuestros grandes expertos sobre esta red social. Acierta @jlori, una vez más. Pero si la política necesita nervio, no estoy tan seguro que necesite más nervios a los que ya tienen la mayoría de los electores, ni mucho menos dirigentes nerviosos.

Hay 4 Comentarios

If you like to go to spas and saunas, get your damp clothing off as soon as you are done. Avoid wearing any wet clothing as it can promote herpes growth. Dry yourself completely after removing clothes that are wet.

Speak with a physical immediately once you feel a herpes infection forming. Without proper Apkpure , it can grow and increase in size.

Cotton underwear are your best selection. Those silk underwear may look extra nice and sexy, but they can cost you much comfort in the long run. Cotton underwear allows your skin to breathe and absorbs moisture. This can help prevent herpes infections from occurring in the first place.

If you like to go to spas and saunas, get your damp clothing off as soon as you are done. Avoid wearing any wet clothing as it can promote herpes growth. Dry yourself completely after removing clothes that are wet.

Speak with a physical immediately once you feel a herpes infection forming. Without proper Apkpure , it can grow and increase in size.

Cotton underwear are your best selection. Those silk underwear may look extra nice and sexy, but they can cost you much comfort in the long run. Cotton underwear allows your skin to breathe and absorbs moisture. This can help prevent herpes infections from occurring in the first place.

Unlike conventional software, you don't need to download files and then install the apps on your device. Simply open a Google account, and you will be able to access Android Market. You can access the Market via a web browser, or you can use the Android Market app. What is the http://apkpure.to/ difference? The Market apkpure . helps you to organize all your applications. Downloads are faster too.

Personalmente la comunicación a base de 140 caracteres me parece no ya escueta sino minimalista. Es posible que yo pertenezca a otra época, pero la carencia de pretextos y contextos me convierte las frases sueltas en maximalismos, postulados, declaraciones ex cátedra y presunción de infalibilidad. De todas formas trataré de adaptarme.
Otro fallo que le veo a eso de debatir en el Twitter es que a veces aunque no se llegue a las manos si suelen mentarse la madre los contendientes en el fragor de la batalla dialéctica, cosa que aprovecha muy bien la derechona monolítica para poder decir algunas de sus frases favoritas como eso de “ arreglen primero su casa…” o “nosotros somos gente seria…” etc. que tan pingües beneficios electorales les proporciona a falta de otros planteamientos más contundentes.
Para terminar quiero reconocer desde lo más profundo de mi autocrítica troskista y mi sinceridad de confesionario que soy un ferviente seguidor de una tuitera, me refiero a Esperanza Aguirre, vamos, es que me parto el pecho…….

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre el autor

es asesor de
comunicación y consultor político.
Profesor en los másters de comunicación
política de distintas universidades.
Autor, entre otros, de los libros: Políticas.
Mujeres protagonistas de un poder
diferenciado’ (2008), Filopolítica:
filosofía para la política (2011)
o La política vigilada (2011).
www.gutierrez-rubi.es

Sobre el blog

Hago mía esta cita: “Escribimos para cambiar el mundo (…). El mundo cambia en función de cómo lo ven las personas y si logramos alterar, aunque sólo sea un milímetro, la manera como miran la realidad, entonces podemos cambiarlo.” James Baldwin

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal