Empezar de cero… ¿otra vez?

Por: | 16 de mayo de 2014

1366660472_170308_1366660828_noticia_normal

Familia de inmigrantes sudamericanos que parte de retorno, en el aeropuerto de Barajas. / B. PÉREZ

 

Cuando salimos de nuestro país para buscar una vida mejor vamos con un sueño en mente: un trabajo que mejore el salario que tenías en tu país, construir una vivienda y tener una vida digna en nuestro país de origen. Siempre tenemos el anhelo de regresar a nuestra tierra, a nuestro pueblo, a nuestra familia, a nuestras calles. Hasta hace poco eso era posible: llegábamos, trabajábamos a tope, ahorrábamos lo que podíamos, incluso teníamos claro el negocio que queríamos montar allí, y cuando estábamos listos, cogíamos el avión y ¡a casa se ha dicho!

Al llegar allí, compartíamos la alegría del regreso, recuperábamos nuestra familia, nuestros hijos/as, nuestra sociedad y estábamos bien vistos porque incluso llegábamos a crear puestos de trabajo para nuestro pueblo. Si llegábamos al pueblo creábamos cooperativas y poniamos a toda nuestra familia a trabajar; si llegábamos a la ciudad montábamos un negocio y al menos dos o tres familiares se beneficiaban trabajando.

Nos enterábamos en una semana a lo mucho de todo lo que había pasado en nuestra ausencia: quién se casó, quién se dejó, quién se murió, quién nació… ¿Cómo está el gobierno? ¿Qué se ha hecho? ¿Qué se ha dejado de hacer? En fin, era una puesta a punto de información social, económica y política.

Pero, ¿qué pasa cuando no regresamos de esa manera? ¿Sin sueños alcanzados y con las maletas vacías? ¿Sin una casa donde llegar a vivir? ¿Sin planes de futuro ni de negocios? ¿Deprimidos y enfermos? ¿Al borde de un ataque de nervios?

¿Qué pasa cuando todos los que tenían que venir a saludarte te miran como si fueras un fracasado? ¿Culpándote?  ¿Con mirada de lástima?

Todos estos interrogantes nos sirven para hacer una reflexión: cuando tenemos un sueño estamos  mínimamente preparados para el futuro que queremos cuando venimos aquí, y eso nos permite enfrentar las adversidades, pero, ¿estamos preparados para regresar cuando no hemos triunfado?

Juan es uno de los retornados avergonzados. Llegó joven, fuerte, con ganas de trabajar 18 horas sin descanso en el oficio que le pusieran.  Ahora, lo que queda de él es un hombre cansado, avejentado y con una depresión que casi le lleva a la muerte. Él, como cientos de personas, ha tenido que regresar sin dinero, con deudas, con una casa pagada a medias y devuelta al banco. Con la cabeza baja y el corazón roto al sentir que no puede dar a su familia lo que había prometido: negocio, coche, casa nueva, estudios, viajes.

La familia de Juan ha hecho lo posible por ayudarle a superar su depresión: encontrarle un nuevo trabajo, acogerlo en sus casas, escucharlo, distraerlo... Él ha puesto todo de su parte y está otra vez empezando de cero a luchar y vivir.

Es hora de que veamos a la inmigración con sus dos caras, no solo por lo que pasa aquí, la desesperación de quedarse sin trabajo, sin casa y sin servicios sociales, sino también lo que nos espera allí cuando el migrar no es una esperanza de vida digna, sino una lotería que el gobierno de turno te obliga a jugar. Si sale bien, tendrás trabajo, casa y bienestar, pero si sale mal ¿qué te queda?

 

Texto escrito por Marcela Pesantez, activista de la RED Mujeres LAyC en España

Hay 9 Comentarios

Saltando el muro en la frontera de Estados Unidos en 1,2,3....

Saltando el muro en la frontera de Estados Unidos en 1,2,3....

Mucha suerte en el retorno, ojalá puedan reanimar su dolor contribuyendo al progreso de sus naciones, actualmente en su mayoría con excelentes índices de crecimiento y, en muchos casos, evidentes mejoras sociales y de igualdad. Lástima de esta patria casposa, que pierde mucho de heterogeneidad y mestizaje con estas marchas, frunciendo aún más el ceño de su excesiva intolerancia.

https://casaquerida.com/2014/05/22/una-pista-de-hielo-armado/

Mucha suerte a todas estas familias con las que durante tanto tiempo hemos convivido y tanto hemos compartido y nos han enseñado. Les deseamos lo mejor.

Que triste el volver, que triste lo que está pasando en Europa en general y en España en particular...

Mucha suerte

https://elbuhonero.es/infieles-en-la-red.html

Van jalando pa su pueblo, del que nunca nunca debieron salir

Van jalando pa su pueblo, del que nunca nunca debieron salir

Van jalando pa su pueblo, del que nunca nunca debieron salir

Van jalando pa su pueblo, del que nunca nunca debieron salir

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Migrados

Sobre el blog

España vista desde la mirada de quienes nacieron en otros países. Migrados es un blog de encuentros y desencuentros, de episodios cotidianos, de integración y de lucha por la supervivencia en un entorno extraño y, a veces, hostil. Es una ventana a las vidas de personas que se han quedado en una tierra donde la crisis ha convertido a sus propios ciudadanos en emigrantes. Coordinado por Lola Hierro.

Sobre el autor

Lola HierroLola Hierro. Periodista y viajera, está convencida de que su oficio debe entenderse como un servicio público. Cree que una de las obligaciones de los de su gremio es dar voz a los olvidados y a los débiles y, ante la duda, ponerse siempre del lado de las víctimas. Con Migrados quiere llamar la atención sobre un fenómeno social que no siempre recibe la atención que merece a través de las experiencias de héroes y heroínas cotidianos.

Quan Zhou WuQuan Zhou Wu. China de cara, pero andaluza de corazón. Quan es diseñadora gráfica y dibujante del cómic Gazpacho Agridulce. Nacida en Algeciras en el seno de una familia profundamente tradicional, lleva 24 años intentando alcanzar el perfecto equilibrio entre sus raíces orientales y un estilo de vida muy occidental. @Gazpacho_Agri

Abdel Abdelouahed BelattarAbdelouahed Belattar, Abdel. Es educador social y especialista en migraciones. Español de origen marroquí, él se ve de aquí de allá, o de los dos sitios a la vez. Su pasado le ha hecho tener una perspectiva diferente de las migraciones hasta el punto de estar decidido a investigar y demostrar que quienes emigran aportan mucho a la economía, a la política, a la cultura y a la sociedad, y que por ello tienen la llave para lograr un cambio social real.

Jean-Arsène YaoJean-Arsène Yao. Originario de Costa de Marfil, es Doctor en Historia de América por la Universidad de Alcalá (España), y titular de un Master en periodismo de agencia por la Universidad Rey Juan Carlos (España). En la actualidad combina su labor docente con actividades periodísticas.

Ernesto G. MachínErnesto G. Machín. Cubano de corazón y con raíces españolas, profesor, periodista y escritor. Proviene de una familia trabajadora, vivió la época dorada de la revolución cubana y un día se convirtió en aprendiz de viajero. Un día decidió contar su largo viaje por el mundo convencido de que sus crónicas ilustraran el dulce amargo de la emigración.

Julissa JáureguiJulissa Jáuregui. Madrileña de origen peruano, ha vivido más años en esta ciudad que en su natal Lima. Politóloga cuyo activismo le llevó a especializarse en cooperación internacional y migraciones. Escribir reportajes y crónicas narrando las historias de vida de los migrantes se ha convertido en una herramienta más de su reivindicación.

Sagar Prakash KhatnaniSagar Prakash Khatnani. Escritor español de origen indio, y autor del bestseller internacional “Amagi”. Ciudadano del mundo y convencido acérrimo de que la cultura ha de servir para derribar fronteras, diferencias y dogmas.

Otros autores

  • Shivan Khalil
  • John Ekow Ampan
  • Mercedes Rodríguez

Recomendamos

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal