40 Aniversario

Mil millones de vecinos

Sobre el blog

Al grito de guerra "Síguenos en Twitter" o "Hazte fan en Facebook" las empresas exploran nuevas estrategias para posicionarse en las redes sociales. Un mercado millonario de ¿usuarios, clientes, amigos, seguidores, fans...?. Echemos un vistazo a lo que está pasando en las redes sociales.

Sobre el autor

Lola Pardo

Lola Pardo es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha trabajado en las áreas de Márketing de Consumo, Desarrollo de Negocio y Nuevas Tecnologías de Apple, Guinness y el Grupo Sol Meliá . En la actualidad es responsable de Desarrollo de Proyectos de internet en la Fundación "la Caixa" y profesora de e-commerce del Máster en Márketing Digital en la Barcelona School of Management (Universidad Pompeu i Fabra).

Eskup

La fiebre de los corredores conectados

Por: | 27 de abril de 2012

Barcelona-20120422-00500
En 1970, animados por un centenar de espectadores, 127 personas corrían alrededor de Central Park en Nueva York. Del total, 55 llegaron a la meta. Era la primera maratón de Nueva York. Hoy, esta carrera reúne a 50.000 corredores que son animados por dos millones de espectadores repartidos a lo largo del recorrido y 315 millones que siguen la carrera en directo por televisión. El maratón de Nueva York ha crecido. Y, no sólo en cifras. Un ejemplo: desde el año 2000 hay una sección oficial para participantes en sillas de ruedas. Pero, no es el único. En su misma categoría están el de Londres, Chicago, Boston y Berlín. Los cinco conforman el World Marathon Majors. Maratones al margen, en los últimos años hemos visto como las carreras urbanas han invadido las ciudades. Existen en múltiples formatos: medio maratón (21.097 km), populares, solidarias, dedicadas a profesionales...  Hay una auténtica “fiebre” por salir a correr por las calles de las ciudades.  

El ganador de la primera maratón de Nueva York registró una marca de 2 horas, 31 minutos y 18 segundos. La marca quedó acreditada por los árbitros que esperaban en la meta. El campeón tuvo que esperar a que se la comunicaran para celebrar la victoria. Hoy, el proceso de registrar las marcas personales también ha cambiado. Los corredores tienen acceso a sus registros de forma inmediata y no sólo a la llegada a la meta, sino a lo largo del duro proceso de entrenamientos. No es magia. No es que tengan a un árbitro cronometrando a su lado cada vez que salen a correr. Lo hacen a través de aplicaciones para dispositivos móviles. Entre todas ellas, hay una que destaca: RunKeeperRunkeeper logoEsta aplicación (que funciona en los teléfonos con sistemas operativos Android, Windows Phone e iPhone) están tan extendida que se encuentra entre las Top 200 de la App Store. Lo que la ha llevado a ocupar la posición de liderazgo son dos factores. El primero es que cuenta con casi 10 millones de corredores registrados (de los que 5 millones son activos). Una cifra que posicionan a esta comunidad por delante de propuestas como la de Nike con su nikerunning El segundo es que fue la primera que permitió publicar los registros en las redes sociales más populares (Facebook y Twitter). Lo curioso es que Jason Jacobs la creó, en el año 2007, a raíz de la frustración que sintió mientras entrenaba para su primera maratón en Chicago con la ayuda de la aplicación de Nike. Hoy, su compañía cuenta con 25 empleados, una cifra muy alejada de los 22.000 empleados de Nike con quien compite en este mundo de las carreras.

RunKeeper traks
Para salir a correr deberían bastar unas zapatillas, un recorrido y la motivación de mejorar la marca. Quizás, en este último elemento esté la razón de la “fiebre”. Disponer de una medición precisa de resultados en todo momento es una motivación extraordinaria. Este es el punto fuerte de estas aplicaciones. Ya sea Runkeeper o Endomondo (otra aplicación muy extendida), lo que obtiene el corredor es la información de los kilómetros recorridos, el tiempo invertido, las calorías consumidas y el mapa de la ruta recorrida. Hay funciones avanzadas como marcar objetivos de distancias en tiempos específicos, completar cantidades de distancias acumuladas o una carrera e incluso perder una cantidad de peso en un plazo de tiempo determinado. O detalles como la  función “auto pausa” que permite gestionar las paradas circunstanciales (por ejemplo un semáforo en rojo).  Run keeper tarck runSi además de correr te gusta escuchar música, puedes sincronizarla según tus preferencias. Si te gusta la fotografía y llevas el iPhone, mientras corres, en el caso de Runkeeper se puede “geolocalizar” las fotografías de interés y compartirlas en las redes sociales. De nuevo volvemos a las redes. Pese a que correr se puede considerar como un deporte que se practica en solitario, lo que demuestran aplicaciones como Runkeeper es que a todos nos gusta compartir nuestros logros. De ahí que, en la actualidad la compañía no está centrada en mejorar su aplicación de registro sino en desarrollar su comunidad virtual.  Su objetivo es ofrecer lo que ellos llaman “gráfica de salud”. Un universo de funciones para controlar la presión o monitorizar el sueño. La idea, la siguiente meta, es que los corredores puedan crear, almacenar y compartir; sobre todo compartir, toda esta información de manera muy sencilla.

Con redes sociales o sin ellas, el esfuerzo que exige salir a correr por las calles es y será un desafío solitario. Entre la meta y el corredor no queda espacio para otra cosa que no sea el esfuerzo personal. Lo que las redes han aportado a la “fiebre” por correr es un elemento extra: la motivación de compartir la experiencia con otros. Sean estos otros corredores, amigos, compañeros de la oficina o vecinos. Por cierto, ¡vecino! ¿quedamos para salir a correr?.

Nikerunning marato

 

 

 

 

 

 

La Jornada 35 de la Liga de fútbol profesional española nos trae de vuelta el “clásico”. El partido Barcelona vs real madridque enfrenta al Fútbol Club Barcelona y el Real Madrid. Como todos los clásicos, se presenta cargado de tensión. En este caso por la relevancia del resultado de cara a decidir el ganador de la Liga. El Real Madrid lleva ventaja pero el partido se juega en el campo del Barcelona que es un territorio que se le resiste al actual entrenador del Madrid desde el 2008. Fútbol en estado puro.

Y ¿tu? ¿Dónde vas a ver el partido?. Esta es la pregunta del millón que se repite antes de los partidos. Porque todos y cada uno de los mil posibles rituales para ver el fútbol conforman lo que representa este deporte. En casa, con la familia, sentados delante de la televisión y con el sonido apagado porque es preferible escuchar la crónica de los locutores de la radio. En el bar de la esquina con un grupo de amigos, muchos nervios,  y un par de cervezas. En directo en el campo porque eres socio y desde siempre vas con un paquete de pipas y la bufanda de tu equipo al cuello…Ahora le sumamos una nueva posibilidad: ver como plantean los equipos este partido en las redes sociales, en concreto en Facebook. Previo a que los jugadores salten al campo vemos un duelo muy igualado.

Los dos clubes muestran en las fotos del perfil sus respectivos estadios. Un Camp Nou engalanado con los colores del Barcelona y un Bernabeu en blanco y negro que sirve como fondo a la celebración de la victoria en el caso del Madrid. La bienvenida también es prácticamente idéntica. Una frase formal. En el caso de Barcelona en inglés y en el caso del Real Madrid también en inglés, seguido de varios idiomas (incluido chino y árabe).
Barcelona profile en facebook Real madrid profile facebookLos dos clubes tienen actualizadas sus páginas y hacen mención destacada a los  preparativos para “el clásico”.  El Barcelona avisaba el pasado jueves, a través de un vídeo publicado en Youtube, que los “Toons” (una réplica en dibujos animados de sus jugadores) ya están listos. El Real Madrid publicó el viernes por la mañana una galería de fotos del último entrenamiento previo al partido. En ambos casos, los destacados ocupaban todo el espacio central.

Barca toons en facebook
Entrenamiento madrid en facebookVisto el empate, a modo de prórroga, si ampliamos la visión utilizando la línea del tiempo de Facebook, al irnos al momento de la creación de ambos equipos, vemos que ni con esas. En ambos casos, se nos presentan las fotos de los fundadores, con una leyenda descriptiva y la fecha. Para el desempate necesitaríamos una ronda de penaltis pero, por ahora, no veo como podríamos resolver esta opción en las redes. Habrá que esperar a ver lo que sucede en el campo. Al margen de por donde se decanten los goles, hay algo que compartirían los fundadores de ambos clubes. Estarían orgullosos de la dimensión actual que tienen sus clubes en las redes: casi 30 millones de "fans". Hasta en eso, pese a las diferencias y la rivalidades, el resultado se repite: empate.

Founded barca en facebook Founded real madrid en facebook


La noticia de la operación de cadera del rey Juan Carlos, a raíz de un accidente sufrido durante una cacería en Botsuana, ha tejido una tupida “tela de araña” en Twitter. A  una velocidad de vértigo se han sucedido los comentarios en esta red soccial, en un tono que va desde el humor desenfadado hasta las voces de protesta más airadas. En el mapa de "trending topics” (País: España. Idioma: castellano) tan sólo falta el invitado de piedra de esta historia: el elefante motivo de la cacería. Los términos de mayor relevancia que tejen esta tupida red de comentarios son: escopeta, urdangarín, froilán, borbones, repúblicana, república.

Un elefante trendings españa
Pese a esta silencio “semántico” la imagen de una fotografía publicitada por la web de la empresa Rann Safaris donde se muestra al rey frente a un elefante muerto ha suplido con creces esta ausencia. La fotografía ha sido reproducida, en las redes, a la misma velocidad a la que sucedían los comentarios en Twitter. Pese a que, a los pocos minutos de conocerse la noticia, la página de Rann Safaris aparecía bloqueada y mostraba el aviso: “This Account Has Benn Suspendd”.

Un elefante foto del rey con elefante muerto
Para hacernos una idea de la velocidad de propagación de esta noticia en las redes, tomemos como referencia el impacto de la noticia publicada en este mismo diario. A las 18:51 se publicaba la noticia. Tres horas más tarde, mostraba 4.832 comentarios,  3.765 retweets y 21.549 recomendaciones en Facebook.

En el siguiente enlace (clikar aquí) puedes ver un resumen (storify “Twitter y la cadera del rey” generado por @jtravieso y publicado en www.20minutos.es) con los comentarios de mayor relevancia agrupados por:

  • tienen preguntas
  • no se creen la suerte de la familia real
  • aluden a fecha simbólica
  • tono de humor


Mientras el efecto viral se acelera con esa velocidad de crucero con la que sueñan todos los expertos en marketing, en la “supuesta cuenta” de Twitter del rey Juan Carlos, el comentario que se muestra es un “call to action” (llamada a la acción” que, aprovechando la ventaja de los 140 caracteres, no deja lugar a dudas sobre lo sucedido: No ha sido un acidente. Me han hecho un Robert Baratheon. Vengad mi muerte. A tener en cuenta que, a diferencia de la casa Baratheon (una saga ficticia de literatura fantástica en la que está inspirada la serie televisiva "Juego de Tronos"), esta historia es real. En todos los sentidos.
Un elefante tweet del rey


¿Tomarán vino los señores?

Por: | 04 de abril de 2012

Situación de compra “real”  (21:30 de un viernes. La escena se desarrolla en la mesa de un restaurante). El camarero se acerca, entrega las cartas con el menú, da un paso hacia atrás y con voz cantarina pregunta: ¿traigo la carta de vinos?. Se hace el silencio hasta que uno de los comensales responde:

Opción 1. Si, por favor.
Opción 2. No, gracias.
Opción 3. Pues, depende ¿qué nos recomienda?.

Botella y copa de vino

A tener en cuenta que, en todas las opciones mencionadas podríamos intercalar un universo considerable de variables. Por ejemplo, en la primera respuesta, parte de la decisión vendrá dada por una compleja combinación entre los gustos de los comensales, la comida solicitada y los precios que se muestren en la carta. También habrá que especificar el tipo (blanco, tinto, rosado, espumoso...), categoría (afrutado, con cuerpo...), nacionalidad, número de botellas. Para estos casos, hay una opción “de ayuda” que simplifica gran parte de estas cuestiones: el vino de la casa. Caso de negativa, podemos pensar que ahí se quedaría la cuestión. Pero no, existen las variables que vamos a denominar “espontáneas”. Por ejemplo cuando tenemos el antojo de “una copita de vino”. Por último, la opción abierta a las recomendaciones del experto que se posiciona, dentro del proceso de compra, como una promesa a nuevas experiencias. Es justo aquí, en la promesa de experiencias, donde reside la complejidad de mercados como el del vino. Comprar y vender no depende tan solo de la relación calidad – precio. Cuestiones como la logística (alta relevancia de los sistemas de distribución), el conocimiento de la marca, la fidelidad del cliente o la política de promociones) son factores decisivos. Existe un factor aún de mayor relevancia: la voz del experto. Hasta aquí, nada parece indicarnos relación alguna con las redes sociales. Pero, veamos la situación con otro enfoque.

Situación de compra “virtual (12:30 de un viernes. La escena se desarrolla en la mesa de despacho de una oficina). La agenda avisa que hay “cena en casa”para  esta noche. Será un picoteo. Ensaladas, embutidos y quesos. De postre frutas y helado. La opción de las cervezas que hay en la nevera queda descartada. Hay que sorprender a los invitados con un buen vino. Se hace el silencio hasta que miras a la pantalla del ordenador. Tienes el navegador de internet abierto, acercas las manos al teclado:

Opción 1. Sabes el vino que quieres. Pones en el navegador la dirección de la web donde habitualmente compras. Curioseas las ofertas que se muestran en la tienda virtual por si hay algo que te interesa (de la misma manera que en el restaurante le darías un vistazo a la totalidad de la carta). Haces el pedido especificando que necesitas la entrega para última hora de la tarde. Utilizas la pasarela de pago y listo.

Opción 2. No tienes ni idea de que es lo que quieres. Pero, el vino es cosa tuya. Tecleas el menú en el buscador y a continuación le preguntas ¿qué vino es más adecuado para esta ocasión?. Con una fe ciega le das a “enter” y a partir de ahí entra en juego un elemento nuevo: el vino social.

El pasado martes 3 de abril, el diario Expansión anunciaba en su versión impresa el cierre de la primera ronda de financiación de la puntocom participada por el que fuera el sumellier de El Bulli (Ferrán Centelles). En esta ronda, de la que no se conoce el importe (de un total de financiación necesario de 1,5 millones de euros), han invertido los dueños de Privalia (outlet virtual), Esade Ban (la red de business angels de ESADE) y dos socios de fondos de capital riesgo europeo y de Sillicon Vallley. El proyecto, aún en fase beta y testeado por 2.000 usuarios, ya está abierto al público bajo el dominio www.wineissocial.com. Se ha diseñado en torno a una idea tan sencilla y simple que podría  parecer absurda. Es una tienda on-line de recomendación y distribución de vinos que se apoyará en las redes sociales para conseguir usuarios y difusión de sus productos. Aquí es cuando llega el momento de “descorchar” lo que supone para las marcas y sus productos la irrupción de las redes sociales. Hasta ahora, en el mercado tradicional, el aliado más poderoso en la decisión de compra era el vendedor silencioso: el empaquetado. Las redes sociales ofrecen una nueva perspectiva de “vendedor silencioso: las recomendaciones de otros clientes. En realidad esto no es nuevo porque los clientes siempre hemos establecido relaciones con las marcas y los productos que consumimos. Pero, lo que si es nuevo es la manera en la que ahora compartimos nuestras opiniones y nuestras experiencias. Ya no se trata sólo de dimensionar a las redes sociales como un “centro comercial” donde hay que publicitarse e interactuar con los clientes. Se trata de entender que las redes han modificado la manera en la que las personas nos relacionamos. Marcamos “like” cuando algo nos parece interesante. Compartimos con nuestros contactos la localización exacta de donde nos encontramos. Etiquetamos en las fotos a personas con la que algún día tuvimos contacto…

Basta echar un vistazo a la primera página de “wine is social” para entender la dimensión del cambio. Esta web no es más que una tienda online donde comprar vinos pero, atención a los matices.

Wine is social

El menú de navegación (zona superior) no muestra las opciones tradicionales construidas en base a catálogo de Productos y Ofertas sino que invita a compartir experiencias y acceso a la opinión de los expertos. La zona central está dedicada a promoción pero donde debería mostrarse un producto y su precio, lo que se muestra es una invitación a “descubrir y compartir los vinos que te gustan”. Wine is social twitterAcompañado de una propuesta de compra de valor añadido irresistible: “Recibe dos vinos excepcionales...”. A pie de página, como refuerzo a la promoción muestran unas sencillas instrucciones que indican los beneficios que obtendrás si te animas a realizar una acción de compra. En la zona de cierre (inferior, derecha) observamos el único elemento “tradicional” de esta propuesta de comercio electrónico. Un corazón, con el símbolo del euro en su interior nos ofrece “Ofertas especiales. Compra tus vinos favoritos a los mejores precios directamente de bodega”

Al seleccionar la opción “Darse de alta” te avisan que tan solo te llevara unos minutos “descubrir tu perfil de cata”. Este es un código (el del perfil) patrimonio de las redes. Hasta que ellas llegaron los perfiles era eso que veías cuando caminabas por la calle y tropezabas con tu propio reflejo. Si navegas por la opción de “Manifiesto”, bajo la firma de “La Comunidad” descubres que te invitan a Wine is social facebook“revolucionar el mundo... Únete a nosotros”. De nuevo un código propio de las redes sociales. En la opción “Nuestros expertos” de nuevo aparecen los rasgos propios de las redes sociales. Nos encontramos fichas de cada uno de ellos, con sus atributos de identificación (foto y texto con información de contexto). Por último, en la opción “Experiencias” proponen múltiples posibilidades: probar, descubrir, comparar, reconocer... Esta última propuesta esconde un gran desafío: desencadenar el deseo de compartir con las personas. Con otras personas con las que te relacionas en base a las experiencias previas a la compra. Es una propuesta realmente innovadora basada en un comportamiento que existe desde los tiempos de los tiempos: la necesidad de compartir (y de poseer) lo que nos gusta.

En las dos situaciones, lo que no varía es que lo importante es hacer una buena elección. Lo que ya sabemos es que, hacerlo en buena compañía marca una gran diferencia. En ese sentido, las redes sociales plantean unas oportunidades realmente embriagadoras. Si te interesa la evolución de este proyecto, puedes seguirles en Twitter a través de @wineis social #wineissocial y en Facebook.com/wineissocial

 

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal