Facebook camino de convertirse en Matrix

Por: | 28 de marzo de 2014

“Es como el teletransporte. Puedes ver y sentir cosas que están a miles de kilómetros del lugar donde te encuentras. Es como estar allí. Es diferente a cualquier otra cosa que he probado en mi vida" fueron las palabras que comentó Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook. Se refería a algo que vivió de primera mano el jueves 13 de febrero. Ese día Mark realizó una visita privada a la Universidad de Stanford. Allí estuvo con el profesor Jeremy Bailenson. Como lo primero es lo primero, antes de sentarse a hablar, invirtieron 30 minutos en recorrer el laboratorio. Luego estuvieron 90 minutos hablando sobre la psicología y las aplicaciones de la realidad virtual.

Durante este tiempo que estuvieron juntos, Jeremy Bailenson le explicó a Mark los avances del proyecto de realidad virtual en el que están trabajando desde hace un par de años. Como no hay testimonio gráfico de la visita, tan solo podemos presuponer que Zuckerberg realizó la demostración práctica habitual que hacen en este laboratorio. Simula el vértigo que se siente al tener que cruzar un agujero de 30 metros de profundidad caminando por un estrecho tablón de madera. Esta es tan solo una de las experiencias de realidad virtual que ha desarrollado el equipo de Bailenson.

Lo que sí sabemos es que Mark quedó impresionado con lo que vio en el laboratorio de Jeremy. Hasta el punto que, tan solo unas semanas más tarde, ha pagado 1.450 millones de euros para adquirir Oculus. Una empresa que tiene dos particularidades. La primera de ellas es que es una compañía que no tiene ningún producto a la venta. El único producto de su catálogo, el casco de realidad virtual Oculus Riff, tan solo está disponible en desarrollo. La segunda es que es una empresa que existe gracias a la economía colaborativa. Oculus nació en 2012 gracias al éxito obtenido en una campaña de captación de fondos de particulares realizada en Kikstarter. Con esta campaña consiguieron reunir 2,4 millones de dólares. Una cantidad que lo convirtió en uno de los proyectos de mayor éxito de esta plataforma. Una cifra que hoy se queda ridícula si la comparamos con lo que acaba de pagar Facebook por ella.

Oculus kikstarter

Como no podía ser de otra manera, la primera reacción de analistas y expertos de las tecnologías ha sido la de echarse las manos a la cabeza. "Lo ha vuelto a hacer", dicen. "Ha sacado de nuevo el talonario para realizar una inversión que no tiene sentido alguno". "Esto no le llevará a ningún lado". Lo cierto es que, esto mismo fue lo que se comentó cuando Zukerberg compró la red social para compartir fotografías Instagram. En aquel momento, la primera reacción de estos mismos analistas fue avisar que cientos de miles de personas abandonarían esta red social. Y, no sé si es casualidad o no pero, tan solo una hora antes que el creador de Facebook anunciaba la compra de Oculus, también se hacía pública una noticia que dejaría sin argumentos a los que le criticaron en su día por la compra de Instagram. Esta red social ha superado un nuevo récord. Ya tiene más de 200 millones de personas activas al mes. Para los que tengan poca memoria, habrá que recordar un detalle. Cuando Mark anunció la compra de Instagram declaró que se sentiría muy feliz si Instagram consiguiera superar los 100 millones de perfiles activos. Lo relevante del nuevo récord de Instagram ni siquiera estaría en el número total de personas que lo utilizan. Lo que de verdad llama la atención es que ha obtenido 50 millones de estos nuevos registros en los 6 últimos meses.

Dejando a un lado los registros récord de Instagram y de vuelta a la compra de Oculus, lo que se nos plantea ahora es un escenario diferente para el diseño de Facebook. Zuckerberg ya no se conformaría con que esta plataforma, sea tan solo una red social y uno de los "países más poblados" de la tierra. Ahora busca convertir Facebook en un planeta propio. Aquí es donde entra en juego Oculus. Según Mark, gracias a la tecnología de esta empresa, podrá convertir esta red social en una plataforma donde el término social cobre otro significado. Facebook podría cambiar no solo nuestra manera de comunicarnos o de jugar o trabajar, sino de relacionarnos con nuestro entorno. Todo esto no es más que una apuesta del futuro que se nos avecina. En palabras del propio Zuckerberg, Facebook ahora mismo tan solo "permite compartir momentos con tus amigos pero, lo que podremos conseguir es que se compartan experiencias completas y convertirse en la plataforma más social que haya existido en la historia de la humanidad". A esto, le hemos de añadir que, con esta compra, Mark no solo adquiere una nueva empresa, también pone a su disposición a los investigadores más avanzados en el terreno de la realidad virtual. Un segmento que hasta ahora ha estado prácticamente confinado en desarrollos para juegos. Su intención es abrir estos avances a otros segmentos como la medicina y la educación.

Como explica Zuckerberg: "el móvil es la plataforma de hoy y ahora nos estamos preparando para las plataformas de mañana”. Para apoyar esta tesis y, sobre todo, desmentir a aquellos que afirman que Facebook estaría interesado en convertirse en un fabricante de dispositivos, Mark recuerda que las tecnologías cambian cada 15 años y que lo que a ellos les interesa no será ni la cantidad de usuarios, ni los contenidos sino la experiencia.

Oculus

Mientras Facebook comienza a diseñar la ruta de lo que parece ser un viaje que nos llevará a vivir experiencias en un "planeta" tipo Matrix, las otras redes sociales que aún nos han sentido el golpe de talonario de Mark, están ocupadas con proyectos algo más terrenales pero no por ello menos relevantes. Eso sí, cada una a su tema. Los de Google vuelven a sorprendernos con Youtube. En este caso, la oportunidad va de segmentar mercados por edades. La plataforma de vídeos más compartidos del mundo supera a Facebook como espacio de intercambio entre los adolescentes. De ahí que se esté planteando desarrollar un entorno para menores de 10 años. Tal como lo oyen. Para ello tendrían que resolver un tema que no es nada sencillo: el de la seguridad de los contenidos. En la actualidad, Youtube dispone de filtros que bloquean los contenidos inapropiados pero, no son del todo fiables. Una razón de peso para analizar la posibilidad de lanzar un entorno independiente que garantice la navegación segura a los menores de edad.

Los de Twitter también andan en otra historia. Están centrados en explorar las posibilidades de los contenidos. Tiene su lógica de negocio ya que una de las ventajas que hacen de esta red social algo único es su capacidad para obtener notoriedad en los medios. Esto les permite crear tendencias a través de las etiquetas más utilizadas (trending topics). Sobre todo vinculados a la actualidad. De ahí que se hayan lanzado a desarrollar una experiencia diferente. Los de la red social de "máximo 14 caracteres" han lanzado una iniciativa pionera en Europa. La han llamado la #MuseumWeek. Durante la semana que va del lunes 24 al domingo 30 de marzo, museos e instituciones culturales de toda Europa interactuarán con su público a través de esta red social. Para entender el alcance de la iniciativa, vale con un dato: se han sumado más de 500 museos e instituciones, 80 de ellos de España. El objetivo es enseñar el contenido de los museos, ya sean público del mismo o no, de una manera diferente. La idea es enseñar como son estos centros por dentro. Que expliquen de primera mano todo eso que "no se ve" cuando se va a visitar una exposición. Cada día de la semana se dedica a un tema diferente. Desde "un día en la vida de un museo" hasta "historias memorables" o, como no podía ser de otra manera: "el reto de ser creativo en 140 caracteres".

Museum week

Lo que está claro es que, con o sin relojes, gafas o cascos de realidad virtual, con o sin filtros de seguridad en los vídeos y con o sin máximos y mínimos de caracteres, esto de las redes sociales está realmente muy animado.

Hay 0 Comentarios

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Mil millones de vecinos

Sobre el blog

Al grito de guerra "Síguenos en Twitter" o "Hazte fan en Facebook" las empresas exploran nuevas estrategias para posicionarse en las redes sociales. Un mercado millonario de ¿usuarios, clientes, amigos, seguidores, fans...?. Echemos un vistazo a lo que está pasando en las redes sociales.

Sobre el autor

Lola Pardo

Lola Pardo es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha trabajado en las áreas de Márketing de Consumo, Desarrollo de Negocio y Nuevas Tecnologías de Apple, Guinness y el Grupo Sol Meliá . En la actualidad es responsable de Desarrollo de Proyectos de internet en la Fundación "la Caixa" y profesora de e-commerce del Máster en Márketing Digital en la Barcelona School of Management (Universidad Pompeu i Fabra).

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal