Oscar fashions critics vs social                                                                                                                    Infografia realizada por SAP

Es lo que tiene esto de las redes sociales, que todo (o prácticamente todo) lo puedes medir. No solo eso, con los datos en la mano, puedes plantear análisis comparativos e incluso predicciones. Para las marcas, esto es lo más parecido a tener una bola de cristal. Para los clientes representa la oportunidad de convertirnos en una especie de oráculo de la verdad. La gala de los Óscar de este año ha sido un ejemplo de cómo el análisis de los datos de los contenidos que compartimos en las redes sociales están cambiando algunas cosas.

Las marcas de moda y las de lujo, consideran esta ceremonia como un gran escaparate que, de una u otra manera, acaban convirtiendo en ventas. De ahí que tengan tanto interés en mostrar sus diseños. Lo hacen tanto por motivos promocionales, como para analizar tendencias. Hasta ahora, este análisis era un espacio acotado a los críticos y expertos. Los comentarios que publicaban los expertos en moda en revistas como Cosmopolitan, Glamour, Vogue, Marie Claire... valían su peso en oro. Poco o ninguna relevancia tenían los comentarios de los espectadores que, año tras año, siguen por televisión y con un entusiasmo considerable, el paseo por la alfombra roja de las estrellas de cine.

La gala de este año ha sido diferente. Ha sido una ceremonia con un claro ganador: las redes sociales. Todo ello, dejando al margen el que Ellen DeGeneres, la presentadora, hiciera un selfie con varios actores y lo publicara en su cuenta de Twitter. En tan solo 40 minutos, obtenía un millón de retuits y pulverizaba el récord que ostentaba nada más, ni nada menos que Obama, el presidente de EE.UU.

Seguir leyendo »

Llanto de un bebeSi nos ponemos a divagar sobre lo que pasará con WhatsApp tras la compra por parte de Facebook nos darían las uvas. Lo cierto es que no tenemos ni la más remota idea de que harán los de la red social con esta aplicación de mensajería instantánea. Lo que sí sabemos es que la frontera entre las redes sociales y las aplicaciones para dispositivos móviles son cada vez más difusas. Unas y otras van creando escenarios compartidos que van más allá de las compras y adquisiciones a base de tirar de talonario. Están tejiendo unos vínculos y unas dependencias cada vez más interesantes. Sobre todo, porque no vienen de crear relaciones entre las diversas comunidades de personas que las utilizan sino de los contenidos.

Es cierto que las redes sociales necesitan de audiencias globales y de gran volumen pero, no es menos cierto que, su capacidad para generar interés y fidelizar a quienes las utilizan viene de la mano de los contenidos. Aquí es donde entran las aplicaciones móviles. Ellas son las que están dándole una nueva dimensión a las plataformas de las redes sociales. Un ejemplo de esta simbiosis lo tenemos en los contenidos visuales. Dejemos al margen el tema de los vídeos. Están prácticamente cautivos de una única plataforma (Youtube) y centrémonos en las fotografías. Un contenido que se ha disparado creando nuevas categorías de imágenes como el “selfie”, el “piestureo” que conviven con las fotos de toda la vida: cenas con amigos, cumpleaños y demás acontecimientos cotidianos. La facilidad con la que podemos atrapar y luego compartir estos momentos a través de los dispositivos móviles es el secreto del éxito de redes sociales como Pinterest o Instagram.

Es en este terreno, en el del interés generalizado por crear un tipo de contenido, es donde nacen iniciativas que, hasta hace relativamente eran impensables. Por ejemplo la de hacer que una imagen hable. Que lleve un sonido que la convierta en algo inolvidable, diferente y único. Como sucede con otras muchas coas que hasta ahora nos parecían cosas de la ciencia ficción y que los avances tecnológicos están haciendo posibles a un ritmo de vértigo. Es tan solo un ejemplo de las nuevas oportunidades de negocio que crean estas inercias entre las redes sociales y los dispositivos móviles.

Seguir leyendo »

Unas olimpiadas de invierno muy calientes

Por: | 21 de febrero de 2014

Classic olimpics photo at sochiCon la edición XXX llegó el cambio. Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 marcaron un antes y un después. Pasarán a la historia por ser las olimpiadas de las redes sociales. Es uno de estos casos donde las cifras hablan por sí solas. Durante los 16 días de competición, estaba previsto que se generasen 60 GB de información al segundo. Un volumen un 30% superior al que se generó en los juegos celebrados en Pekín. Si comparamos los tuits publicados en ambas olimpiadas, nos daremos cuenta de lo que suponen estas cifras. Tan solo la ceremonia de apertura de Londres generó 9,66 millones de tuits. Una cantidad superior al total de tuits que se publicaron durante todos los juegos olímpicos de Pekín.

No es que los deportistas, sus patrocinadores y los aficionados perdieran la cabeza. Hay que tener en Infografia-redes-sociales-londres-2012-blog-acens-the-cloud-hosting-companay cuenta que, en el intervalo de cuatro años que separa ambas olimpiadas, por seguir con el caso de Twitter, esta red pasó de 6 a 140 millones de perfiles registrados. En el caso de Facebook, el salto fue de 100 a 900 millones. También ayudó el que, en las instalaciones deportivas, existieran 500.000 puntos de acceso Wifi que facilitaron que se llegase a un total 220.00 horas de conexión. Como no solo de Twitter vive el contenido que comparte el “hombre social”, a los tuits le hemos de añadir las fotos (100.000 tan solo en Instagram) y los vídeos (3.500 horas en Youtube). Esta fiebre por seguir las olimpiadas a través de las redes sociales tiene un claro ganador: los deportistas que utilizan estas plataformas. Casos como la gimnasta estadounidense Gabby Douglas conocida como “la ardilla voladora” que, al aterrizar en la capital del Reino Unido tenía tan solo unos miles de seguidores y, al irse había conseguido superar el medio millón. Otros que se subirían al pódium de los ganadores son los patrocinadores. En el caso de Londres, Nike ganó la competición y dejó a Adidas en segunda posición. Una victoria que tiene doble mérito ya que Adidas es patrocinador olímpico oficial. Pese a ello, Nike consiguió generar más menciones y más seguidores. Para conseguir esta victoria, Nike diseñó una campaña a pie de calle (#findgreatness) donde celebraba los éxitos de los atletas. Entre el 27 de julio y el 2 de agostos, la marca consiguió más de 16.000 tuits asociados a las olimpiadas, frente a 9.300 de Adidas. El impacto de esta campaña se expandió a Facebook. Allí, Nike creció un 6% en número de seguidores (frente al 2% de Adidas) y un 77% en participación (59% para la marca alemana).

Quienes no lo tuvieron fácil fueron los organizadores. Antes de comenzar las olimpiadas, el COI (Comité Olímpico Internacional) trató de imponer unas normas sobre como los deportistas debían gestionar los contenidos que compartirían a través de sus perfiles en las redes sociales. La respuesta de los deportistas no se hizo esperar. Lanzaron la campaña #Wedemanchange donde básicamente lo que reivindicaban era el poder mencionar a sus marcas patrocinadoras. Unas marcas que habían hecho posible que pudieran acudir a la cita olímpica.

Viendo la que se les venía encima, el COI no solo rectificó sino que lanzó el Olympic Athletes' Hub, un directorio de los perfiles verificados de los deportistas olímpicos. Toda esta cuestión se habría quedado en un rifirrafe de intereses económicos si no fuera por lo que le sucedió a Voula Papachristou. Desde la intimidad de su habitación, móvil en mano y sin pensarlo dos veces, Voula publicó en su perfil de Twitter el siguiente comentario: “con tantos africanos en Grecia... los mosquitos del Nilo al menos tendrán comida casera”. La delegación olímpica de Grecia reaccionó de manera fulminante. Un solo tuit acabó con los sueños de esta deportista. Voula fue expulsada de los juegos olímpicos. La deportista consideró que la reacción era excesiva. En realidad, su comentario iba referido a la crisis sanitaria generada por un virus que provenía del Nilo. Sacado de contexto, le cortó sus opciones olímpicas. Otros deportistas, se limitan a compartir su día a día, sin entrar en más complicaciones. Es el caso, por ejemplo, de Pau Gassol que consiguió arrancarnos una sonrisa al mostrar su sorpresa por las dimensiones del comedor de la villa olímpica.

London-2012-olympic-hub

En los Juegos Olímpicos de invierno de Sochi la situación ha evolucionado por estos derroteros. Por compartir el día a día y no solo los resultados de las competiciones o lo primero que te viene a la cabeza. Aun así, pese a que se presupone que los deportistas ya llegan entrenados en cómo gestionar con sentido común sus perfiles en las redes sociales, no se ha podido evitar que saltara el escándalo. En este caso no vino de la mano de un comentario racista sino por una fotografía. En ella se veía a una esquiadora libanesa (Jackie Chamoun) que posaba en topless. La foto se hizo para un calendario en el 2011 cuando Jackie compaginaba su pasión por el esquí con su trabajo como modelo. Quien le iba a decir a Jackie por aquel entonces que tendría que disculparse por este posado. Nada más inaugurarse los juegos olímpicos de invierno de Sochi, la foto comenzó a circular por las redes sociales provocando todo un escándalo en el Líbano. Jackie respondió a través de su perfil en Facebook pidiendo a sus seguidores que no ayudaran a difundir su imagen. Tenía que concentrarse en el eslalon gigante y tanto mensaje se lo impedía.

Pero, lo que viene a demostrar que los deportistas están bien entrenados en esto de las redes sociales es el éxito que está teniendo en Sochi la plataforma Tinder. Este éxito tiene el nombre y apellidos de una joven de 23 años: Rebecca Torr. Esta deportista que compite en la modalidad de snowboard por Nueva Zelanda ya avisaba a sus más de 6.000 seguidores en Twitter que pensaba disfrutar al máximo de su experiencia olímpica. Además de Twitter, Rebecca tiene perfil en Tinder. El resto de la historia ya la pueden adivinar ustedes mismos. Rebecca publicó que utiliza esta plataforma y, en Sochi, se desató la locura. Hay que tener en cuenta que lo del sexo a lo loco durante las olimpiadas no es tan solo un mito. En los juegos olímpicos de Londres se distribuyeron 15.000 preservativos entre los deportistas. Si tenemos en cuenta que participaron, aproximadamente, 10.500 atletas, no parece que sea una cantidad que respondiera a la demanda real. Y eso que, en Londres, no tenían Tinder.

Rebecca-possum-torr-girlAparentemente, esta plataforma que tiene un gran éxito en los campus universitarios de Estados Unidos es una aplicación para ligar. En la realidad es más bien un juego social muy adictivo. Su mecánica es bien simple. La aplicación te muestra las fotografías del perfil de Facebook de las personas que están en 1 km a la redonda. La idea es sencilla: localizar a personas que te gusten y que estén cerca. Si una persona no te gusta, lo único que has de hacer es pasar a la siguiente foto. En el caso contrario, si indicas que te gusta la foto y a la otra persona le gusta la tuya, pueden abrir un chat para estar en contacto. Con este criterio de “gusta – no gusta”, tan solo en Estados Unidos, las personas que usan Tinder, ya han valorado más de 13.000 millones de fotografías. Muchas de ellas de manera compartida ya que la última moda es reunirse un grupo de amigos para hacer estas valoraciones de manera conjunta. La carga de adicción a esta red social la confirman sus datos de uso: tiene una media de 11 accesos al día con una duración de 7 minutos para cada acceso. Esto supone invertir 1 hora y cuarto al día para valorar fotos de personas que tienes "chup-chup" bien a mano .

A todas estas, lo que no sabemos es si Rebecca ha conseguido novio durante su estancia en Sochi. Esa pregunta la ha dejado sin respuesta en su perfil de Twitter. Lo que tampoco sé es si Rebecca ha conseguido medalla. Con tanto revuelo social he olvidado por completo consultar los resultados de esta deportista. Es lo que tiene estos de las redes sociales. Despistan con mucha facilidad. Incluso son capaces de calentar la temperatura de las pistas de nieve. Si no se lo creen, consulten las temperaturas que, ahora mismo, tienen por Sochi.

Medalla sochi

San Valentín DUELE

Por: | 14 de febrero de 2014

I-love-u-w

Acción. El año pasado una persona se puso en contacto con una empresa que le enviaba a su correo electrónico ofertas y planes para celebrar San Valentín. Les explicaba que, dado que no tenía novia, le resultaba doloroso recibir este tipo de mensajes. El personaje en cuestión se llama Tomàs Fuentes y la empresa a la que iba destinado su petición era atrápalo. Lo cierto es que, como cuentan desde atrápalo, los internautas publicamos lo primero que se nos viene a la cabeza pensando que nuestros comentarios pasarán inadvertidos. De la misma manera que consultamos todo tipo de cuestiones en foros, en nuestros perfiles o en el de las empresas para ver si pasa algo. En el caso de atrápalo han llegado a recibir peticiones para que contacten con una línea aérea y explicarles que los horarios de sus vuelos son un desastre. Cuando no les preguntan directamente por el tiempo que hará en la ciudad de destino como si este buscador fuera además el servicio nacional de meteorología.

San Valentin DUELE

Incluso, los hay, como el caso de Tomàs, que tras pedir que no le enviaran más correos con planes para celebrar San Valentín se deciden a dar un paso adelante. El año pasado, los de atrápalo le propusieron una solución: apuntarse a un Speed Dating. Tomàs lo rechazó y ahí quedo la cosa. Este año, con San Valetín a la vuelta de la esquina, Tomàs sigue sin novia. A diferencia del año pasado, en esta ocasión, Tomàs está dispuesto a buscar una solución a su dolor y para ello contará con la ayuda de los de atrápalo. Esta es la historia de la campaña #1NoviaParaCap0.

San vantin SIN NOVIA

Los de atrápalo están familiarizados con este tipo de desafíos. En noviembre del año pasado le preguntaron a sus seguidores desde su perfil en Twitter que estarían dispuestos por conseguir un menú en un restaurante de Barcelona. Una de las respuestas que recibieron fue la de Ricard que se lió la manta a la cabeza y ofreció invitar a unas cañas a todos los empleados de atrápalo. La empresa aceptó la oferta y desafió al tuitero a resolver el lio en el que se había metido utilizando su ingenio. Ni corto, ni perezoso, Ricard pidió ayuda a través de un tuit a dos marcas de cerveza de Barcelona. En un visto y no visto había conseguido las cervezas. La historia no quedó ahí. Con esa agilidad y humor que caracteriza a las empresas que entienden que las redes sociales son un espacio donde relacionarse con sus clientes los de atrápalo lanzaban la siguiente pregunta: si por una cena nos has conseguido 300 cervezas, ¿qué nos consigues por un viaje a Amsterdam?.

Reacción. Ha pasado todo un año. Volvemos a estar en San Valentín y Tomàs no ha logrado conseguir una novia. Quizás tenga algo que ver con el hecho de que lleve “uñacas” en los pies. Al parecer no se las corta y las tiene casi medio metro de largas. También es cierto que Tomàs sí que tiene quien le consuele. Tiene una muñeca hinchable. El problema con ella es que la infló con helio y no hay quien la baje del techo de su habitación. De ahí que sea una relación en punto muerto. Lo que resulta indiscutible es que la chica que se anime a convertirse en la novia de Tomàs disfrutará de una ventaja insuperable. No la podrá comparar con ninguna otra por lo que, cualquier cosa que haga o diga, Tomàs lo recibirá como una verdad inmutable. Hay que tener en cuenta que el protagonista de esta historia ni siquiera sabe lo que es besar a una chica.

 Por otra parte, mirar a Tomàs es como mirar directamente al sol. Tiene efectos secundarios: te daña la vista. Esto nos lleva a la cuestión clave: ¿cómo debería ser la novia para Tomàs?. Sus amigos lo tienen claro: debería ser fea. Aplica aquella lógica de feo con fea.

Todo esto es lo que nos cuentan los amigos de Tomàs que están ayudándole a encontrar una novia. Lo cuentan en unos vídeos en los que nos explican, de manera muy convincente, estas singularidades de Tomàs. A cambio, los de atrápalo se han comprometido a organizar una cena (real) entre las personas que publiquen los mensajes más originales para ayudar a Tomàs a encontrar una novia (o dos). Desde atrápalo lo tienen claro: lo que Tomàs no ha conseguido, lo lograremos entre todos. Encuentre o no una novia, lo que también parece que esta claro es que, este año, a Tomàs le va a doler San Valentín. Le va a doler pero, no de pena sino de risa. No es metafórico. Cuando vea lo que sus amigos dicen de él en los vídeos que han grabado para apoyar la campaña, Tomàs se va a morir de la risa.

¡Larga vida a Facebook!

Por: | 07 de febrero de 2014

Facebook-10-years-header-664x374

De un tiempo a esta parte, en cualquier encuentro de profesionales de la comunicación y el marketing que se precie se plantea la siguiente cuestión. ¿Cuánto tiempo de vida le queda a Facebook? Los hay que afirman que, la desaparición de esta red social, es tan solo una cuestión de tiempo. En el lado contrario están los que piensan que Facebook ha venido para quedarse. Que ya forma parte de nuestras vidas y de la manera en la que nos relacionamos. Lo único que sucederá es que Facebook cambiará. Tendrá que evolucionar y encontrar nuevos servicios, afirman, pero no desaparecerá. En parte porque es una cuestión de volumen, argumentan. Vistas las cifras del 10 aniversario de esta red social, habrá que darle la razón a los del bando de los que piensan que Facebook tiene recorrido.

Para celebrar este aniversario, desde Facebook han hecho públicas 10 estadísticas. De entre todas ellas, hay tres datos que apoyan la tesis de los que piensan que a esta red social le queda una larga vida. En el mes de diciembre de 2013 ya eran 945 millones de personas las que usan productos de esta red social a través del móvil. Ese mismo mes, casi el 81% de las personas que accedían diariamente de manera activa a sus perfiles en esta red social provenían de fuera de EE UU y Canadá. Por último, en enero de 2014, se publicaron 77.200 millones de posts (nuevos contenidos) geolocalizados (etiquetados por su ubicación). Si estas cifras no son indicadoras de la buena salud de Facebook, podemos añadir una cuarta: desde octubre de 2005, se han compartido 400.000 millones de fotografías. Dejaremos al margen los más de 6.000 millones de "Me gusta” al día" y los 7,8 billones de mensajes enviados (acumulado desde comienzos del 2012) por una cuestión de dimensionamiento. Las dejaré aparcadas por una cuestión estricta de torpeza mental por mi parte, no porque no sean relevantes. Son cifras que, por su volumen, me resulta inimaginable acertar con una manera de abordarlas.

10 estadisticas FB 10 años

Estos 10 datos estadísticos que nos cuenta Facebook por su décimo aniversario no solo son impresionantes por su volumen. Si hacemos una lectura más allá de los números, veremos que nos están contando algo realmente indicativo de por dónde va este asunto de las redes sociales. Lo que está sucediendo es un efecto natural del paso del tiempo. Estamos entrando en una nueva etapa. Hasta hace relativamente poco y, esto seguir´´a siendo así durante un tiempo, el mayor atractivo de las redes sociales estaba vinculado de manera directa con el continente. Con las plataformas. En la primera etapa lo fundamental giraba en torno a la toma de decisiones que definirán el perfil digital que nos identifique: ¿doy de alta un perfil en esta red  si y en esta otra o no?, ¿me doy de alta en todas?, ¿o en ninguna?.

Era una etapa en la que la atracción básica era explorar nuevos formatos, nuevas manera de comunicarnos. Los cientos de miles de personas que se daban de alta en las nuevas plataformas se concentraban en vivir de primera mano lo que se sentía al tener un nuevo seguidor, disfrutar del poder que da el seleccionar un "Me gusta" o hacerse fan de una marca. O, ver que sucedía cuando creabas un evento o enviabas una solicitud de amistad. Estábamos creando red. Explorábamos las funcionalidades de las redes sociales mientras, casi sin darnos cuenta, nos íbamos acercando a la siguiente parada. Tanto las marcas, como las personas, íbamos directos a explorar el universo de posibilidades que supone la creación de contenidos.

Si primero fue un "Me gusta" o seleccionar una fotografía para el perfil, luego fue escribir un comentario, al que le añadimos una foto o un vídeo para, a continuación, publicar estos contenidos en uno, en varios, o en todos todos los perfiles. Por ejemplo, resumir una idea en máximo 140 caracteres para Twiter, añadir a esta idea o experiencia un enlace para publicarlo en el perfil de Facebook. Seleccionar unas etiquetas o palabras clave para G+ y Youtube... En esta etapa, el continente (las plataformas sobre las que se desarrollan las funcionalidades de las redes sociales) pasan a un segundo lugar. Ahora, lo que de verdad importa, es el contenido.

Contenidos GoPro

Hay marcas que han pillado muy rápidamente este cambio. Por ejemplo, es el caso de GoPro. La empresa de las mini cámaras todoterreno que, pese a su tamaño son de un nivel de sofisticación considerable, al igual que lo es su precio (entre 199 y 399 euros la unidad), ha decidido que esto de vender un continente está bien. Su negocio es vender una plataforma. En este caso un hardware. Las ventas les van viento en popa y los beneficios se acumulan en cada ejercicio anual. Pero, consideran que esto no es suficiente. Lo curioso viene ahora. Hace tan solo unos días, el fundador de GoPro anunciaba que, para crecer como empresa, lo importante no era vender las mini cámaras. Lo que de verdad les interesa son los contenidos. Por esta razón han creado una red social propia. En este caso, el formato que van a probar es lanzar un canal para Xbox, la consola de Microsoft. La primera pregunta que se me vino a la mente antes esta iniciativa fue: ¿dónde ven el negocio de montar una red social unos fabricantes de cámaras de video? La respuesta ya la habrán adivinado. El negocio está en los contenidos.

Lo que GoPro ha entendido es lo mismo que ha visto Facebook en su décimo aniversario y que, Google vio mucho antes que nadie. Si tu vendes mini cámaras a personas que sienten una pasión desatada por grabar sus experiencias practicando deportes extremos, a poco que sientas afinidad con tus clientes has de entender que lo que van a necesitar no solo es un plataforma donde publicar y compartir estos videos. Ya sea vídeos de bajadas en bici por un precipicio, saltos en paracaídas, maniobras imposibles subidos a un skate o cabalgadas interminables subidos en una tabla de surf. Lo que tus clientes querrán es que la emoción que sienten al practicar estas actividades tenga un reconocimiento público y notorio. Sobre todo muy notorio. Si es posible que lo vean, lo compartan y lo comenten, cientos de miles de personas. Incluso si la hazaña acaba en un señor tropezón en el suelo. No vale solo con hacerlo, grabarlo. Para compartirlo y que tenga difusión hay que convertirlo en contenido. Es un escenario de oportunidades para redes sociales con un inmenso volumen como Youtube y Facebook. 

Hospital in the rock foto grupos visitantes

Podríamos pensar que esto es tan solo un tema de unos pocos apasionados de lo extremo. Pero, si observan a su alrededor verán que el movimiento que cede el paso a la importancia de los contenidos está allá por donde vamos. Pongamos que te vas de viaje a Budapest y decides visitar el “Hospital in the rock”. Lo que te sucederá es que, al final de la visita, la guía de turno te pedirá que poses para una foto de grupo. A continuación te explicará que has de estar atento a su web porque en tan solo unos días, la foto estará allí. Una vez tengas tu foto localizada, la guía apela a la memoria histórica. Te explica que, como homenaje a todos los anónimos valientes que salvaron miles de vidas en este escalofriante recinto, publiques esta foto en tus perfiles de redes sociales y, sobre todo, que comentes tu experiencia de la visita con todos tus contactos. Lo que te piden es que generes contenido. No te piden que vayas a su perfil en Facebook y le des al “Me gusta”. Te piden contenido, no continente.

PAKTA platos
Hay otros casos donde el contenido es lo más importante y por esta razón la marca y/o empresa lo que busca es proteger el contenido original. Tratan de evitar el que sus clientes conviertan este contenido original en contenido propio basado en la experiencia vivida. Es lo que le sucede, por poner un ejemplo, al restaurante de comida Nikkei de los hermanos Adriá. Si vas a su web, te será muy difícil no fijarte en un apartado atípico para la web de un establecimiento donde lo que hacen es servir comidas. Es un apartado de Preguntas y Respuestas más frecuentes. En esta sección te explican que, que puedes hacer fotos de los platos que vas a consumir. Algo que resulta difícil de evitar ya que la puesta en escena de los mismos es muy cuidada. Eso sí, también te recomiendan no utilizar el flash y te informan que estas fotos las puedes hacer tan solo para uso personal.

Un aviso extraño para estos tiempos que corren donde todos andamos como locos creando y compartiendo todo tipo de contenidos en nuestros perfiles. Un aviso también razonable si tenemos en cuenta que, la degustación del menú largo del PAKTA, lleva un mínimo de 2 horas y 20 minutos. Entre plato y plato hay una sincronización semejante a la de una parada en boxes de un coche de Fórmula 1. Difícil sustraerse a la tentación de no hacer fotos. Aún mas difícil es sustraerse a la tentación de, inmediatamente, publicar este contenido y contar la experiencia de lo que te está pasando.

Estamos enrando en una nueva etapa, la de los contenidos. Es el regalo de cumpleaños que nos deja Facebook. Tan solo 10 años han sido suficientes para que el continente deje de tener importancia y ceda el paso al contenido. Quien nos iba a decir hace tan solo una década que del dilema del “ser o no ser”, una vez superado el de "estar o no estar" pasaríamos al dilema de “publicar o no publicar”. ¡Feliz cumpleaños, Facebook! y ¡que cumplas muchos más!.

Para los que se hayan quedado con la curiosidad de saber si el ejemplo de Budapest es real, les dejo la foto que hizo la guia de nuestro grupo. Me localizan fácil. Soy la del abrigo beige y jersey amarillo. Se los cuento porque, si van a Budapest y tienen unas horas disponibles, lo de visitar este hospital es una experiencia mas que recomendable. Como nos explicaba la guia, es casi una obligación moral. Es un reconocimiento a todos aquellos que han sufrido la devastación de una guerra. De ahí que me haya puesto manos a la obra y haya creado este contenido que ahora comparto con todos ustedes. ¡Felicidades Facebook y bienvenido a la nueva etapa, la del contenido!

Hospital in the rok 2

 

Obama te invita a su viaje

Por: | 31 de enero de 2014

White house obama estado de la union promo

“Hablo con mucha gente y mucha gente me habla” fue la respuesta que dio Barack Obama el lunes 30 de enero del 2012. Con esta frase explicaba las razones que le habían llevado a conceder la primera entrevista virtual de la historia de un presidente de los Estados Unidos de América. A las 17:30 de aquel lunes, Obama se sentaba en su sillón favorito de la habitación Roosevelt de la Casa Blanca reconvertida para la ocasión en un plató de televisión. Le esperaba una tarea considerable. Responder, en tiempo real, a las preguntas que le llegaban a través del perfil de Google Plus de la Casa Blanca. Antes que Obama tomase asiento y comenzara la entrevista, ya había recibido más de 227.000 preguntas y comentarios.

Dos años más tarde, el miércoles 29 de enero del 2014, los titulares de los periódicos de todo el mundo volvían a destacar una iniciativa de Obama. Se hacían eco del que ya es su quinto discurso sobre el estado de la Unión. En el mismo, el presidente de los Estados Unidos anunciaba que prescindirá del Obama en estudio hangout Google+Congreso para aprobar las medidas que considere necesarias. Gobernará a golpe de decreto. Así evitará, según afirma el propio Obama, interminables sesiones parlamentarias. Para garantizar que este mensaje llegue alto y claro a todos los confines del mundo, la maquinaria de la Casa Blanca no solo publicaba el discurso íntegro al mismo tiempo que Obama lo realizaba, sino que ha organizado una elaborada estrategia de comunicación a través de las redes sociales. El objetivo no es sólo difundir el mensaje. Lo que busca Obama es la complicidad de sus ciudadanos. Sin intermediarios que distorsionen su mensaje. Un avance considerable en su elaborada estrategia de redes sociales. No persigue aumentar el número de seguidores. Busca la complicidad de los que ya tiene y la de los ciudadanos que, sean seguidores o no, estén de acuerdo en su propuesta de gobernar a golpe de decreto. Persigue el "respaldo moral" que otorga la opinión directa del ciudadano.

El primer paso de esta estrategia ha sido asignar una denominación (y dominio propio) al mencionado discurso: WH.gov/SOTU En este sitio se recoge la agenda de actividades que Obama piensa realizar a través de las redes sociales. Destacan dos iniciativas. En ambos casos formuladas como invitaciones. La primera de ellas es una invitación a participar en el “Big Block of Cheese Day”. El nombre de este acto es un homenaje a la idea que tuvo el presidente Jackson, allá por Febrero de 1837, de realizar una jornada de puertas abiertas en la Casa Blanca. Obama y su equipo han reinventado esta jornada. Plantean que, este 29 de enero, pase a la historia por ser el día en la que la práctica totalidad de las personas de su gabinete estarán de jornadas abiertas en las redes sociales. Cualquier ciudadano podrá enviar sus preguntas a cualquier persona que ocupe un cargo relevante en la administración de Obama y obtener una respuesta en tiempo real. Esta jornada de puertas abiertas no quedará reducida al número 100 de Pennsylvania. Se amplía a Twitter, Facebook, Tmblr, Instagram. El colofón final lo pone Google Plus.

Obama virtual tour

Para esta última red social y, teniendo en cuenta los resultados de la entrevista virtual de hace dos años (el vídeo lo han visto casi 800.000 personas), han organizado lo que denominan “un viaje virtual con el Presidente”. En este caso, la invitación muestra una simulación de un viaje por carretera por todo EE UU que lleva sobreimpresionado el siguiente texto: ¿quieres venirte al viaje de Obama?.En realidad, lo que anuncia esta invitación es la posibilidad de participar en un Hangout (video llamada a través de Google Plus) con Obama que tendrá lugar en el perfil que la Casa Blanca tiene en esta red social. La fórmula utilizada es prácticamente la misma que la de hace dos años. Cualquier persona está invitada a participar. Basta con grabar un vídeo con la pregunta que quiera formular y publicarlo en Youtube. Desde la Casa Blanca avisan que se ponga especial atención a los detalles: presentarse con el nombre y la ubicación antes de hacer la pregunta e incluir la etiqueta #AskObama2014 y #POTUSRoadTrip al publicar el vídeo de la pregunta. El viaje virtual – entrevista en directo (Hangout road) se podrá seguir desde Youtube, Google Plus y la web donde se hace promoción del discurso de Obama. Tendrá lugar el viernes 31 de enero.

Como era de esperar, la reacción de los ciudadanos americanos es variopinta. Los hay que aplauden esta iniciativa, los que consideran que carece de interés, los que apoyan al presidente y no preguntan nada, los que avisan al presidente que solo recibirá ataques y críticas negativas, los que explican las ventajas de la política fiscal. Por haber, hay incluso quienes hacen preguntas. Es el caso de Isaiah Taylor, un joven de 14 años de Shepersville aficionado a tocar la guitarra y programar, que le pregunta a Obama por el aborto. También hay personajes conocidos. Como Alexis Ohania, cofundador de Reddit, que le pregunta al presidente sobre la libertad en internet que el mismo Obama defendía allá por el 2012.

Comentarios Obama hangout

Por ahora, la Casa Blanca no ha publicado ninguna respuesta. Mientras Obama ya está “en carretera”  recorriendo diferentes estados, el vídeo donde te invita a unirte al tour virtual lleva más de 317.000 visionados. Si tienen interés en acompañar a Obama en este viaje virtual a través de las redes sociales, tengan en cuenta un último detalle. El vídeo que le dará derecho a un “asiento” en el viaje ha de tener un máximo de 60 segundos. Con esta limitación de tiempo ya se entiende que a Obama las sesiones parlamentarias se le hagan eternas y prefiera responder a los interrogantes que plantea su programa de gobierno a través de los escenarios virtuales que le ofrecen las redes sociales. Sin intermediarios. Lo que no se le puede negar a Obama es que, en este viaje virtual no irá solo. Tendrá una multitudinaria conversación por delante que confirma lo que el mismo dice: "hablo con mucha gente y mucha gente me habla".

¿Qué pasará en el 2014?

Por: | 24 de enero de 2014

Cuesta-de-enero

Ahora que ya hemos dejado atrás el cierre de año y andamos en plena cuesta de enero, la pregunta del millón que nos trae de cabeza es: ¿qué pasará con las redes sociales en el 2014? Una cuestión que se encadena, de manera inevitable, con otros interrogantes como: ¿será el año en el que veremos como Facebook se derrumba? Si este fuera el caso, ¿quién tomará el testigo como la red social de mayor relevancia del planeta digital?, ¿se consolidarán Twitter y/o Google Plus?, ¿qué pasará con los contenidos?, ¿destronarán los videos cortos a los vídeos de gatitos?. En el verano, ¿volveremos a vivir una invasión de fotos de #postureo y, el resto del año, seguiremos sufriendo las #selfies?, ¿qué pasará con los ingresos?,¿encontrarán las redes sociales nuevas fórmulas para obtener beneficios?, ¿habrá más salidas a bolsa?, ¿quién adquirirá a quién o a qué.?.

Estas cuestiones, junto con otras muchas más, rondan por las cabezas de analistas, expertos, desarrolladores y demás fans de las redes sociales. Lo de las respuestas es otro cantar. Aquí aplica aquello de “cada maestrillo tiene su librillo”. Con escaso margen de error, podemos asegurar que cada persona a la que consultes sobre este tema, tendrá su propia opinión. También es casi seguro que, rara vez estas opiniones, serán coincidentes. De ahí que las respuestas a estos interrogantes sean de lo más variada y, por tanto, plantear tendencias sea un ejercicio más bien de imaginación. Algo de esto es lo que explica el #Anuario 2013 de las redes sociales. En este análisis, utilizan lo sucedido en el 2013 para aventurar por donde van a ir los cambios en este año que acabamos de estrenar.

Lo primero que destacan en este informe es que el 2014 será el año en que se consolidarán dos plataformas: Google Plus y Linkedin. La primera de ellas no lo hará sólo por crecimiento en tráfico y/o popularidad sino por su integración con el resto de los servicios del buscador, en especial por la potencial mejora en los resultados de búsqueda (SEO) que premiará a los contenidos que se compartan en esta red social. La segunda de ellas por las mejoras que aplicarán a los filtros en las búsquedas. Un territorio que tenían prácticamente abandonado ya que estaban centrados en comercializar los servicios premium y las cuentas corporativas. En la lista de “ganadores” incluiríamos a Pinterest que, no solo crecerá en términos de tráfico, sino que consolidará su potencial de generar ingresos a través de acciones promocionales y campañas de marketing.

Justin bieber selfie
Será un año complicado para Facebook ya que tendrán que mejorar las cuestiones relativas a la privacidad. No sólo en lo que respecta a la política de explotación de los datos que aporta la actividad de las personas registradas en esta red, sino en la gestión de los contenidos. En este sentido, habrá que seguir muy de cerca la evolución de Snapchat, la red en la que los mensajes que se envían tienen una vigencia en el tiempo limitada. Otra de las asignaturas pendientes de Facebook será gestionar el impacto que ha tenido el cambio aplicado al algoritmo que muestra los contenidos. Un cambio que da prioridad únicamente a determinados contenidos. Dicho de otro modo, destaca los contenidos de pago que, en su práctica totalidad son contenidos publicitarios y relegaría los contenidos que publican las personas que forman parte de tu red de amigos que son la razón de ser de base para estar en esta red.

Esto es lo que pasaría con las plataformas. Otra cosa son las tendencias con respecto a los contenidos. En este caso, lo más relevante no será lo que se cuente sino el formato en el que se cuente y la actividad que genera un contenido. Como dirían en una discusión entre amigos: “son los contenidos, idiota, no el número de fans”. Pese a que el 2013 fue el año en el que las marcas, e incluso los medios de comunicación, consolidaron sus estrategias de contenido y comenzaron a explorar las mil y una posibilidades que ofrece el “branded content”, en el 2014, veremos menos textos. Los contenidos en las redes sociales serán, en su mayor parte, visuales. Tanto de fotos, como de vídeos. La razón es bien sencilla. Son los que generan una mayor actividad. Sólo los álbumes de fotos atraen un 180% más que los textos. En el caso de las imágenes y los vídeos estos porcentajes son de 120% y 100%. Esta tendencia a dar mayor importancia a la interacción, eclipsará la obsesión por el número de seguidores.

Google-hashtags-840x420Una tendencia que no significa que el contenido en formato texto vaya a desaparecer de las redes sociales. Lo que sucederá es que, los textos no se pueden limitar a contar cosas fuera de contexto o sin un hilo narrativo. Los textos tendrán que contar historias. Es lo que se conoce como storytelling. Una particularidad que dará cabida a redes sociales que se han ido consolidando en nichos específicos como Slideshare (red social para compartir presentaciones). Lo que quedará en el capítulo de “misterios sin resolver” es el tema de los vídeos cortos. La práctica totalidad de las grandes plataformas permiten este tipo de contenidos pero no es un formato que se haya consolidado en Youtube que no solo es el segundo buscador más utilizado del mundo, sino que se ha reafirmado como almacén universal de vídeos.

A nivel de funcionalidades no habrá grandes cambios. La geolocalización, uno de los temas estrella del 2013, ya no será un territorio exclusivo de Foursquare. Facebook y Google Plus no sólo han entendido la importancia de los “check in” sino que le suman el valor añadido de promocionarlo a través de las imágenes. El otro tema del 2013 fue el del etiquetado del contenido. Un terreno propio de Twitter que se consolidará como una funcionalidad asociada a la búsqueda. Los hashtags ya no los veremos solo en Twitter. Estarán en todas las redes y se aplicarán para todo tipo de contenidos.

Según este análisis, en el 2014, las redes sociales seguirán creciendo en habitantes, nos tocará hacer vídeos (largos y cortos), publicar imágenes (a poder ser geolocalizadas) y seguiremos etiquetándolo todo. Visto así, me temo que el 2014 será una repetición del 2013. Eso es la teoría. En la práctica, vaya usted a a saber que cosas estaremos contando y donde las compartiremos allá por enero del 2015.

A Google se le atragantan los círculos

Por: | 17 de enero de 2014

Jaweds youtube channel

“¿Por qué coñ* necesito una cuenta de Google Plus para hacer un comentario?”, es la frase que apareció publicada en el perfil de Youtube de Jawed Karim. El enfado de Karim venía a cuenta del anuncio de Google sobre los cambios en el sistema de comentarios de la plataforma de vídeos. Un enfado que podía haber pasado inadvertido si no fuera porque Karim es uno de los fundadores de Youtube. También es cierto que, hace más de 8 años que no publica ningún contenido en su canal por lo que no sabemos si realmente se ha tomado la molestia de ponerlo al día expresando con claridad meridiana una opinión con la que muchos otros están de acuerdo. Hasta el punto que, desde Google, decidieron rectificar esta medida anunciando que tomaban nota de las quejas y habilitando de nuevo la posibilidad de gestionar los comentarios desde la cuenta de Youtube. La lecura de fondo que nos queda tras este rifirafe nos da la medida de la obsesión de Google por impulsar el uso de su red social

Pese al escepticismo generalizado acerca de esta plataforma, lo cierto es que se ha convertido en la segunda red social del mundo por volumen de registros. Otro cantar sería si la midiéramos en términos de tráfico. En ese caso, ocuparía la quinta posición. Por volumen, Google + cuenta con 540 millones de perfiles. De ellos, 300 millones son perfiles activos. El resto son interacciones procedentes de otros servicios del buscador. La prueba del algodón de este último dato nos la da la cantidad de nuevas fotografías que se publican cada semana en Google + (también conocida como Google Plus). Nada más, ni nada menos que 1,500 millones. El anuncio del cambio en la política de publicación de comentarios situaba a la compañía del buscador en un territorio peligroso. Cualquier persona que quisiera publicar un comentario sobre un vídeo de Youtube, tendría que hacerlo obligatoriamente desde una cuenta de Google Plus.

Este proceso elimina la lógica natural de publicar contenidos utilizando la misma plataforma en la que te encuentras navegando y en la que previamente te has registrado. Google defendía este nuevo circuito argumentando que estos comentarios no solo se visualizarían en el canal de vídeos. También aparecerían en los perfiles de Google Plus. Las críticas a este nuevo sistema no cuestionaban esta ventaja potencial. Se centraban en la obligatoriedad de tener una cuenta activa en la red social para poder publicar comentarios en la plataforma de vídeos. Puesto en otro contexto, vendría a ser algo así como si una línea aérea te obliga a tener una reserva previa en un hotel cuando vas a sacar un billete de avión.

Google-plus-1
Lo que pone de manifiesto esta estrategia no es más que lo que desde Google vienen repitiendo de manera insistente desde que lanzaron Google Plus. Para el buscador, esta plataforma es algo más que una red social. Es "la llave” que ha de dar acceso "natural" a todos los servicios del buscador. A tener en cuenta que esta llave única ya estaba activada para la cuenta de Gmail (el correo de Google) y las demás funcionalidades añadidas como compartir documentos, calendario, noticias e incluso los mapas. Desde el punto de vista de negocio, no se trataría tanto de explorar nuevas oporunidades de negocio, sino de gestionar de manera inteligente los datos personales, ampliando la información que deja el rastro de las búsquedas realizadas por estas personas. Mientras más información disponga el buscador sobre una persona, mayor afinidad en los resultados de las búsquedas que se le ofrezca. Una afinidad que Google necesita mejorar al máximo por el impacto que tiene el uso de los dispositivos móviles. Porque, ¿para qué le sirve a una persona obtener 3 millones de resultados cuando a las 14:00 horas está buscando a través del móvil una pizzería que esté cerca de donde se encuentra en esos momentos?. Si Google no es capaz de dar el salto y gestionar este tipo de información, apaga la luz y vámonos porque mantener el negocio tal y como lo han hecho hasta ahora, se les puede ir de las manos.

Lo cierto es que lo de la integración con el perfil de Google + al utilizar cualquier servicio de Google, ya es algo más que una realidad. Otra cosa es que esta integración suponga una interactuación directa en esta red social. Forzar esta integración no significa que Google no haya hecho esfuerzos considerables por promocionar su red social a través de la mejora de los servicios que ofrece. Uno de los más notables es el de “Hangouts” (retransmisión en directo y en diferido a través de Youtube de vídeo ya sea privado o público y que también está disponible en versión texto). A este habría que añadir los eventos (ya sea para una convocatoria a un acto como para una recaudación para un proyecto) y las mejoras en la aplicación para dispositivos móviles.

Google-plusPero, la posibilidad de agrupar a los contactos en círculos que fue la gran apuesta de Google cuando lanzó esta red social no termina de consolidarse. A diferencia de Facebook en la que es la red de contactos lo que prima, en Google Plus, lo relevante es el contenido que se comparte. El proceso natural para tener contactos en Facebook es que formen parte de tu círculo de amistades o conocidos. En Google + este proceso se invierte. Añades nuevos contactos a tus círculos en función del interés o afinidad con los contenidos publicados en el perfil de esa persona. Es un mecanismo enfocado a  descubrir nuevas personas. A diferencia de Facebook que te permite re-encontrarte con personas que ya conocías y a quien le habías perdido la pista. Lo cierto es que, si analizamos a Google Plus como una red social, lo tiene difícil ya que compite con otros dos entornos que se han consolidado por su simplicidad: Facebook para tener una red de amigos y Twitter para acceder a información de manera instantánea.

La particularidad que tienen los círculos de Google + es que son muy sencillos de crear. Al dar de alta una cuenta en esta red social, la misma plataforma te pregunta si deseas añadir a los contactos que ya tienes (que, por ejemplo, Google reconoce a través de tu cuenta de Gmail) y un lista de personas que no conoces pero que te pueden interesar. Es un comportamiento similar al de Twitter ya que te permite discriminar si quieres ver la totalidad de los contenidos que publican estos contactos. Los círculos tienen cuatro categorías básicas: Familia, Amigos, Conocidos y Siguiendo. Estas categorías se pueden ampliar creando nuevos círculos. Los contenidos se pueden filtrar en función de estos círculos y los comentarios se pueden valorar (en este caso el “Like” o “Me gusta” es un “+1”). Los círculos también permiten gestionar el acceso a los comentarios que se publican desde el perfil seleccionado antes de la publicación quien tiene acceso a los mismos.

Existen otras dos maneras de acceder a los contenidos. Una de ellas es a través de las Comunidades (grupos de personas que se crean porque comparten un mismo tema de interés). La otra es a través de “What's Hot" que muestra los temas más vistos en ese momento clasificados con su correspondiente etiqueta (hashtags). Estas son tan solo algunas de las funcionalidades básicas de Google Plus. Si bien es cierto que todas ellas son muy sencillas de utilizar, no es menos cierto que, puestas todas juntas, se convierten en un auténtico galimatías. Sobre todo para aquellas personas que interactúan de manera forzada con esta “capa social” que Google pretende aplicar a todos sus productos. Es lo que tienen los círculos. En el imaginario colectivo tendemos a confundir el círculo (superficie) con la circunferencia (línea curva). De ahí que no es de extrañar que a Google se le estén atragantando los círculos. En el imaginario de las redes sociales, están planteando un escenario confuso (y forzado) entre los contenidos (propios o ajenos) y la manera de acceder a los mismos.

Google-Plus-New-Android-App

Esto es una invasión en toda regla

Por: | 10 de enero de 2014

Groenlandia

Tan solo Groenlandia, la práctica totalidad de África y el Medio Oriente se quedan fuera. El resto de los rincones del globo terráqueo está materialmente invadido por empresas que desarrollan aplicaciones para Facebook. Tampoco es algo que nos deba extrañar. Cada mes, más de 250 millones de personas utilizan aplicaciones específicamente desarrolladas para esta red social. La que mayores beneficios generan son los juegos. Traducido a cifras de negocio supone unos ingresos para los desarrolladores que superan los 2.000 millones de dólares americanos.

Las ciudades de Estados Unidos son las que tienen una mayor presencia de desarrolladores para esta plataforma. Tan solo en este país hay 20 ciudades que tienen, en activo, más de mil empresas que desarrollan para Facebook. De entre todas ellas destacan San Francisco, Nueva York y Los Ángeles. La razón por la que unas ciudades tienen o no mayor densidad de empresas de desarrollo es bien sencilla. Depende de su cercanía a una universidad dedicada a la tecnología o a empresas de innovación, así como aquellas donde circula el capital riesgo.

FB-Devs-US-Cities-2

A estas empresas, gracias al valor añadido que aportan sus desarrollos y los conocimientos de su personal, les puede suceder lo que a Parse. A golpe de talonario y de un día para otro pueden pasar a integrarse dentro de la misma Facebook. En el caso de Parse esto ha servido a la red social para dar apoyo (en concreto servicios de back-end) a más de 100.000 aplicaciones. Números y operaciones de compra ventas al margen, los desarrolladores comparten una misma obsesión: las aplicaciones para dispositivos móviles y las de validación de acceso a un entorno con la cuenta del perfil de Facebook.

Desde Facebook son los primeros interesados en dar apoyo a esta “invasión” global de desarrolladores. Como explicaba a Mashable Mike Vernal, director de ingeniería de Facebook, lo que se plantean desde la red social de manera prioritaria es como “hacer que la vida de los desarrolladores sea una vida mejor”. La respuesta a estas cuestiones no deja lugar a dudas sobre la importancia y la estrategia que en Facebook aplican a su comunidad de desarrolladores: "estamos enfocados en hacer que construir grandes aplicaciones móviles sea lo más fácil posible, en obtener esas aplicaciones de las personas adecuadas y que se conviertan en grandes aplicaciones en grandes empresas".

Otro ejemplo del negocio que puede suponer este nicho de mercado, caso que no funcione la opción de ser adquirido a golpe de talonario, es el de contar con el apoyo directo de Facebook. Un ejemplo de este otro modelo sería el de la red social de recomendación de lectura de libros Goodreads. Allá por el mes de enero de 2012 y gracias a las interacciones que conseguían a través de esta red social (incluida la posibilidad de acceder al perfil a través de la cuenta de Facebook), tenían disponible información sobre las preferencias de lectura de 6,5 millones de personas. El lanzamiento del “Timeline” de Facebook les permitió saltar a los 18 millones de registros. Esto no habría sido posible sin el apoyo de la propia Facebook que fue quien actuó como factor acelerador de este crecimiento. Si bien es cierto que, para que esto suceda, se ha de tener un mínimo de masa crítica (como era el caso) y los desarrollos disponibles para los dispositivos móviles. A partir de ahí, lo que realmente funcionó es la recomendación de las personas que se iban registrando en las aplicaciones. Volvemos a lo de siempre. Cuando hablamos de los nuevos modelos de negocio, no podemos obviar que los mercados se han convertido (también) en conversaciones. Es el boca – oreja de toda la vida pero, elevado a audiencias millonarias y, sobre todo a la desaparición de las fronteras geográficas.

Mapamundi desarrolladores FB

 

El mapamundi global que muestra donde se encuentran las empresas que desarrollan para Facebook viene a mostrar este nuevo mercado sin fronteras territoriales. De la misma manera que las personas que utilizan Facebook se encuentran repartidas por todo el mundo, las empresas que desarrollan para esta plataforma también están diseminadas por la práctica totalidad del mundo. Lo que nos muestra este mapa donde las zonas calientes (con mayor presencia de desarrolladores) se muestran en tonos anaranjados es una invasión en toda regla. El susodicho mapa de la invasión lo presentaba la misma Facebook en la pasada edición de LeWeb. En este se observa que, los países con mayor número de desarrolladores (por orden alfabético) son: Brasil, Canadá, Francia, Alemania, India, Japón, el Reino Unido y los Estados Unidos. Todos ellos superan los 10.000 desarrolladores. En España habría más de 5.000 empresas dedicadas a desarrollar aplicaciones para esta red social.

Facebook considera que un desarrollador es todo aquel que programe productos para su plataforma. En concreto, todos los que ofrecen soluciones que han de arrancar con el inicio de sesión en esta red social. Para facilitar esta tarea, ofrecen los kits de desarrollo (SDK) disponibles para iOS y Android. Visto lo visto, casi podríamos hacer una nueva clasificación de ciudadanos del mundo. Por un lado estarían los empleados de Facebook. Por otro, las personas registradas en esta red social. Si usted no se encuentra en ninguna de estas dos categorías, lo más seguro es que sea uno de los miles de desarrolladores que andan ocupados en la invasión del planeta tierra.

Queridos Reyes Magos

Por: | 03 de enero de 2014

Carta-reyes-magos-2Este año he sido razonablemente buena. Por mucha prisa que tuviera, he revisado la ortografía de los textos antes de publicar en el blog, cada semana me he roto la cabeza pensando los temas que podrían ser interesantes para los lectores, he comido un par de piezas de fruta casi todos los días, en el metro he optado por ir de pie y dejar asiento libre a quien vaya más cansado que yo y no he descargado de internet ningún contenido que no estuviera permitido. Es verdad que algunos días he salido realmente tarde de la oficina pero, muy pocas veces me he llevado trabajo a casa y tan solo he estado liada con unos temillas durante las tardes de los domingos. Esto último creo que no lo han de tener muy en cuenta ya que las tardes de los domingos son unos tiempos muertos muy extraños. A todo esto le podemos sumar mis propósitos de año nuevo. Para el 2014 he decidido que comeré pescado dos veces por semana, bajaré el volumen de la música que pongo cuando limpio la casa y ordenaré la bandeja de entrada del correo, cada día, antes de irme a casa. También estoy planteándome hacer una limpieza de los grupos de WhatsApp, decidir qué rayos hacer con la cuenta de Twitter y organizar las fotos que subo a Facebook. Ya puestos, creo que debería darle una pensada a la cuenta de Foursquare y la de Instagram. Como no sé si podré con todo, por razones de supervivencia, me quedaré con lo de organizar los grupos de WhatsApp.

Por todas estas razones, mis queridos Melchor, Gaspar y Baltasar, creo que estarán de acuerdo conmigo en que este año merezco tener regalos. Mas si tenemos en cuenta que aún me dura el disgusto de los dos trozos de carbón que me dejaron el año pasado. Por si fuera poco, como esto de los disgustos rara vez vienen solos, me tocó la alubia y tuve que pagar el roscón. Para facilitarles la tarea les cuento lo que me gustaría que me regalasen. Estaría bien que incluyeran 4 pares de calcetines negros. A poder ser de mí talla. Querría un albornoz de baño (también de mi tamaño y de color negro), un gorro de lana como el de mi amiga Alicia (no me importa que tenga rayas) y una máquina de fotos. Por último, les propongo hacer un cambio. El vale por dos entradas que les pedí el año pasado para ir a ver El Rey León, me interesaría que lo cambiaran por un vale para las sesiones sobre los negocios en la era colaborativa que darán en FOXIZE los próximos 8, 9 y 10 de enero.

En principio con estos regalos ya me apaño. Si la lista completa no pudiera ser, me valdría con lo de los calcetines y la clase de FOXIZE. Lo de los calcetines no es capricho. Aún quedan un montón de meses de temperaturas frías por delante y los que tengo ya están destrozados. Lo del vale para la clase tampoco. Resulta que, aun cuando organice de manera inteligente los grupos de WhatsApp y los perfiles que tengo en las redes sociales, lo que no podré obviar es que las cosas han cambiado y no veo otra salida que no sea la de adaptarme a estos cambios.

Calcetines de rayas

Porque, ni siquiera Baltasar que es el más testarudo de los tres, me podrá discutir que este invento de las redes sociales no sólo está modificando la manera en la que nos relacionamos. También está cambiando la manera en la que las empresas hacen negocio. Hasta hace muy poco, para las empresas, la manera "normal de hacer las cosas” era ser propietario de ellas. Las empresas vivían de eso. De generar una abundancia del producto XX para un mercado que las demandaba. En este ecosistema, lo eficiente para las empresas era conseguir el máximo de ganancias en este intercambio. Ahora, con la irrupción de miles de millones de contenidos que comparten miles de millones de personas, el valor de “lo compartido” es más importante que "lo propietario". No solo cuando se trata de compartir conocimientos en empresas que basan su modelo en la innovación. También en las empresas de consumo. Esto lo saben muy bien empresas como Google y Apple. Estas dos compañías han entendido que, en este nuevo contexto, el éxito reside en crear el entorno para que otros contribuyan a generar la riqueza.

Luego viene como se ha de organizar lo del reparto de los beneficios pero, eso es otra historia. Aquí de lo que se trata es de tener la visión global de lo que está sucediendo. Todo esto es lo que explicarán Javier Creus y Albert Canigueral en el curso organizado por FOXIZE. Ambos saben de lo que hablan ya que Javier es el creador de ideasforchange y Albert el de consumo colaborativo. Entenderán que, a la vista de lo que se nos viene encima, no me quiera perder lo que contarán en estas sesiones. Sé que les puede parecer un capricho tonto. No me refiero al de los calcetines sino al vale para el curso de economía colaborativa. Pero, como les contaba, ya que este año he sido razonablemente buena, creo que no están en posición de cuestionarse ninguno de estos dos regalos básicos que les pido que me traigan la noche del 5 de enero.

A estas alturas de la película ya habrán adivinado que mi lista de regalos no termina aquí. Tengo una última petición. Viene al caso por coherencia con lo que les contaba de los cambios y el valor real que tiene el compartir, frente a la necesidad de poseer. El día de Nochebuena Rosa Montero publicaba un artículo en la contraportada impresa de este diario. Se titulaba “Maldición” y explicaba su experiencia en la plataforma colaborativa Teaming donde ella misma gestiona 10 grupos. La idea de esta red social solidaria es bien sencilla. Puedes optar por apuntarte en cualquiera de las 2.000 causas que ya existen. Con este sencillo gesto te comprometes a donar 1 euro al mes. El pago es seguro y el importe llega íntegro a la causa. También puedes dar de alta una causa y gestionar el grupo de ayuda de las personas que la apoyen. Rosa hacía un llamamiento para que nos apuntáramos a este proyecto. Apelaba a nuestra conciencia social y a la pobreza que sufren en nuestro país 600.000 familias.

Teaming Home

Dado que la necesidad de colaboración es tan intrínseca al ser humano como la necesidad de sentirse recompensado, mis queridos Reyes Magos, les pido que se olviden de todo lo que he incluido anteriormente en la lista. Me sumo a lo del consumo colaborativo y paso ficha en lo que respecta a las propiedades. Paso de pedirles los 4 pares de calcetines negros, el albornoz de mi talla, el gorro como el de mi amiga Alicia y la máquina de fotos. Incluso paso del vale para el curso. Ya me matriculo yo por mi cuenta. Por favor, por favor, por favor, para el 2014, tan solo les pido que muchos más se sumen al deseo de compartir. Ya sea compartir conocimientos o propiedades. ¡Ah! Y no se olviden de lo más importante. Como decía Rosa Montero en su artículo: “apúntense a Teaming, por favor”.

Mil millones de vecinos

Sobre el blog

Al grito de guerra "Síguenos en Twitter" o "Hazte fan en Facebook" las empresas exploran nuevas estrategias para posicionarse en las redes sociales. Un mercado millonario de ¿usuarios, clientes, amigos, seguidores, fans...?. Echemos un vistazo a lo que está pasando en las redes sociales.

Sobre el autor

Lola Pardo

Lola Pardo es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y ha trabajado en las áreas de Márketing de Consumo, Desarrollo de Negocio y Nuevas Tecnologías de Apple, Guinness y el Grupo Sol Meliá . En la actualidad es responsable de Desarrollo de Proyectos de internet en la Fundación "la Caixa" y profesora de e-commerce del Máster en Márketing Digital en la Barcelona School of Management (Universidad Pompeu i Fabra).

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal