¿Por qué Túnez es la única flor de la primavera árabe?

Por: | 11 de septiembre de 2014

  Embajada de Francia en Túnez / Foto: Cristóbal Manuel

Los anhelos democráticos y las esperanzas de libertad puestas en los países que protagonizaron las primaveras árabes se están truncando. Tres años después de su inicio, la situación política y social de Egipto, Libia, Bahréin o Siria está plagada de tesiones, violencia, golpes de Estado, ascenso de extremismos islamistas y guerras fraticidas. La única luz que ilumina en este panorama desolador es Túnez, cuya transición hacia la democracia mantiene su rumbo difícil pero firme. ¿Qué hace distinto de sus vecinos a este pequeño estado mediterráneo? "El pueblo tunecino tiene una tradición de consenso entre laicos y conservadores y es, además, un pueblo homogéneo y tradicionalmente no violento. Todo esto ha contribuido al éxito de nuestra transición", explica Samir Dilou, ministro de Derechos Humanos y Justicia Transicional en el primer gobierno democrático tras la caída del dictador Ben Alí.

Samir Dilou, del partido tunecino Ennahda / Miguel Ángel MedinaEl político tunecino, de paso en Madrid, añade otra característica diferenciadora de su país: "La sociedad civil goza de experiencia en el diálogo, e impulsa a políticos y sindicatos a ahondar en esta dinámica". Mientras, "en otros países de la zona no hay dos partidos enfrentados, sino directamente dos pueblos, uno de los cuales apuesta por la democracia y el otro por otro modelo. Los ejemplos alrededor son terribles: en Libia hay armas por todas partes, Siria se desangra con la guerra, en Egipto el golpe de Estado provocó una fisura que partió la sociedad", continúa el exministro Dilou en la Casa Árabe.

Este modelo ha llevado al parlamento de la república a consensuar la Constitución más avanzada del mundo árabe-musulmán, considerada por muchos analistas como el mayor triunfo hasta la fecha de la primavera árabe, así como a estabilizar su situación de seguridad con el levantamiento del estado de emergencia, vigente desde 2011. Con todas las cautelas, el consenso parece ser la nota predominante.

Rim el Gantri, jefa de la oficina tunecina del Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ según sus siglas en inglés), una ONG que impulsa la democratización del país, aporta otra visión sobre el tema. "Túnez es un país muy pequeño en comparación con Egipto o Libia, lo que permite controlar más fácilmente el territorio nacional. Además, ya teníamos una fuerte estructura de Estado y de asociaciones, cosa que no ocurre en los vecinos". En su opinión, vertida también en la Casa Árabe, "la transición fue pactada entre todas las facciones políticas, y no la acaparó un único partido".

Rim el Gantri y Samir Diluo, en la Casa Árabe de Madrid / Foto: M. Á. M.

Otra idea que se ha llevado a cabo en su país y a la que deben aspirar el resto de regímenes es, dice Gantri, "poner en marcha una investigación seria de los abusos de los dictadores, como se hizo con la policía dirigida por Ben Alí". Según sus palabras, "después de una dictadura, es muy difícil que las víctimas tengan confianza en la justicia, pero nosotros lo estamos consiguiendo con medidas muy serias de investigación y compensación".

Este espíritu de consenso que, de momento, evita que descarrile la democratización, ha moderado a los partidos islamistas, a diferencia de lo ocurrido en otros países -como Egipto- en los que han tratado de acaparar todo el poder. Dilou, miembro del comité ejecutivo del partido islamista moderado Ennahda, anuncia que su formación "no va a presentarse a las elecciones presidenciales para evitar que se produzca la hegemonía de un solo partido en todas las votaciones".

Hay 7 Comentarios

Lo de llevar velo o no como símbolo de libertad es una falacia. También existe la libertad personal de llevarlo o no. En Turquía el velo no es obligatorio y ya vimos que los ciudadanos no estaban muy contentos con las políticas de Erdogan.

Islam e democracia ! Una memez .

@Martin Rotger Canaves, pues sí se ven muchas mujeres con velo, no sé si antes no era así, pero algo que me sorprendió fue ver jovencitas haciendo política, como candidatas y otras apoyándolas. Lástima que no puedo subir fotos aquí, porque tengo una de una chica que me dio una pegatina de la campaña de ella y me dijo: "Recuérdame que volverás a saber de mí". Eso sí, tenía velo, pero no me dio la impresión de que fuera muy "conservadora". También, en Túnez capital, una jovencita (con velo) que conocí en la calle (le pregunté una dirección) terminó haciéndome un tour por la ciudad. Se nos hizo de noche y hasta me acompañó al hotel, no tuvo ni que llamar a la casa a "reportarse", lo cual me indicó que tenía bastante libertad de ir y venir sin dar explicaciones. Tenía 20 años, inteligente y culta.

Estuve viajando (turismo) por Túnez en octubre de 2011, mes en que se celebraban las primeras elecciones luego de la caída de Ben Alí. En total estuve unos 17 días viajando sola a pesar de que me advirtieron de no ir -sobre todo- por la situación de Libia que afectaba al sur del país. Estando allá ocurrió la muerte de Gadafi (antes de los comicios). Lo más al sur que llegué a estar fue Douz a pesar de que en Kairouan locales me advirtieron de no "bajar" más. Durante el viaje hablé con bastantes tunecinos, estuve en sus casas y hasta me invitaron a la fiesta de un matrimonio-. Yo les preguntaba sobre temas como los de esta nota. Una de las razones que me dijeron de por qué la situación era distinta a la de vecinos como Libia y Egipto fue: Economía. Palabras textuales: "Como nosotros no tenemos el potencial económico de Libia (petróleo) nadie va a venir aquí a financiar más violencia. Afortunadamente no le interesamos a nadie". Los tunecinos, en general, están en contra del conflicto porque el TURISMO pesa mucho en la economía, y si hay violencia, NADIE VA ALLÁ A GASTAR. También son tranquilos, alegres, hospitalarios. Las clases medias y bajas -me dio la impresión-no aspiran a grandes cosas, se conforman con comer y vivir tranquilos. Se ayudan mucho entre ellos, si Ud. no tiene $$$ para comprar comida, le fía algún "hermano" y eso hace que no haya MISERA (sí hay pobreza, pero no MISERIA, que sí es es un detonante de violencia). Ah, se me olvidaba, la gente lo que más quería era trabajo, escuché frases como: "Con Ben Alí al menos había más trabajo que ahora" (la verdad es que turismo no había cuando yo estuve. En ciudades como Douz yo era la única foránea (hasta un tipo -que debía ser "secreta", por cierto, estaba buenísimo- me interrogó una vez llegué para saber qué hacía yo allá. Le pareció muy extraño una mujer sola haciendo turismo).

Es cierto que es el único país del mundo árabe que, por el momento, parece haber en cuanto a los pasos previos a la consolidación de esa tan ansiada "democracia" y que tanto anhelan. Se modificó la Constitución, se aprobó la nueva Ley Electoral y ahora, únicamente resta esperar a que se produzcan las elecciones (Majlis o Parlamento y las Presidenciales). Deseo toda la suerte del mundo para ese Pueblo Tunecino que ha sufrido los ataques del terrorismo mal llamado "islámico". Túnez tiene en marcha una política contraterrorista y se han creado tres "zonas militares" para combatir al "salafismo terrorista", Le Kef-Jendouba, Gaffsa-Kaserine y Tataouine-Medenine.

Una patraña....la foto es suficiente ilustrativa, señora con velo.Es la vuelta al islamismo con todas sus consecuencias

La foto es suficiente ilustrativa, en el fondo ha habido una reivindicación del islamismo....la señora con el velo hace inútiles los argumentos . Hace 10 años se veían pocos velos en Túnez capital, un símbolo suficiente

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Miradas Árabes

Sobre el blog

Los árabes permanecieron ocho siglos en España y nos dejaron un legado que va desde los monumentos de Al Andalus a miles de palabras que utilizamos a diario. Más allá de esta herencia, ¿qué sabemos de ellos? La influencia de la cultura y la sociedad de los 280 millones de personas que comparten esta lengua traspasa sus fronteras con el dinamismo de las revueltas árabes.

Sobre el autor

Miguel Ángel Medina es un periodista de El País centrado en las redes sociales e interesado en el mundo árabe, de la cultura a los libros y desde los viajes a la lengua. Ha visitado Palestina, Túnez, Marruecos, Egipto y siempre piensa en el siguiente viaje.

Contacto

¿Quieres contactar conmigo? Escríbeme a aquí

Facebook

Archivo

octubre 2014

Lun. Mar. Mie. Jue. Vie. Sáb. Dom.
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal