Mujeres

Mujeres

Este espacio nace para contar los cambios que está aportando la mujer a un mundo en transformación, para detectar desigualdades y para albergar debates bajo esta premisa clave: una sociedad desarrollada y libre no puede funcionar si no permite idénticas oportunidades a la mitad de la población.
Hombres y mujeres sois bienvenidos.

Casada niña, embarazada a los 11 años

Por: | 19 de enero de 2012

Telenovelaturca2

Por BLANCA LÓPEZ ARANGÜENA en Estambul

Hace dos semanas Turquía se enfrentó con una de esas noticias que hace sentir incómodo a todo el mundo. Z.Ç, una niña supuestamente de 11 años de la que solo se conocen sus iniciales, ingresaba en el hospital materno de la ciudad de Bolu en avanzado estado de gestación. La pequeña se quejaba de fuertes dolores y fue inmediatamente trasladada a la unidad de parto que las secciones infantiles de los hospitales en este país poseen. Tras un par de horas en observación, se le dio el alta y volvió junto a su marido, 15 años mayor que ella, todavía embarazada y sin que las autoridades movieran un dedo, según el relato más extendido en los medios turcos de una confusa historia sembrada de dudas.

El embarazo de niñas no es algo raro en Turquía, como tampoco lo es en otros países. Un repaso a la hemeroteca muestra que uno de los lugares con más casos de niñas-madre registrados es EE UU, con casi 50 madres menores de 12 años en las últimas cinco décadas. Sin embargo, a diferencia de Norteamérica, donde estos embarazos suelen ser fruto de violaciones, en Turquía las niñas-madres los son tras convertirse en niñas-esposas.

El matrimonio entre menores es una tradición relativamente común en las zonas más pobres de Turquía según la asociación Flying Broom, que trabaja para sensibilizar a la sociedad y al gobierno sobre esta lacra. Según un informe de la organización, existen 5,5 millones de niñas turcas a la que se les ha forzado a contraer matrimonio antes de los 18 años. Esto supondría casi la mitad de los matrimonios totales en algunas regiones del país.

Los motivos son principalmente económicos, ya que el novio suele pagar a las familias por su hija. Una especie de dote invertida. Esto conviene a las familias más pobres, que además ven en el matrimonio la fórmula ideal para asegurar el honor -léase virginidad- de la joven. A pesar de que el código civil turco prohibe los matrimonios entre menores, a veces se admiten excepciones hasta los 16 años si hay consentimiento paterno. En caso de que no se pudiera realizar el matrimonio por vías legales, muchas familias acuden al imán para que bendiga la unión, como en el caso de Z.Ç.

El embarazo de la niña fue primera plana durante varios días, señal de que Turquía comienza a sensibilizarse. En parte gracias a la incansable labor de las ONG, pero sobretodo al auge de las telenovelas que han contribuido a poner el asunto dentro de la agenda del gobierno.

TelenovelaturcaY es que cuando un extranjero ve las telenovelas turcas, no pude dejar de sorprenderse del grado de violencia contra la mujer que hay en ellas. Las palizas a esposas, hijas, o novias son extremadamente comunes, incluso las escenas de violaciones o vejaciones sexuales. Esta tendencia se ha incrementado en los últimos tiempos, coincidiendo con el éxito de la serie televisiva Fatmagül´ün Suçu ne? (De qué es culpable Fatmagül) una adaptación de la clásica película de los 80 en la que una joven, Fatmagül, es obligada a casarse con el hombre que la violó.

Lamentablemente la historia no es desconocida para Turquía. Pero lo que sorprendió a los directivos de la cadena que lo emitió fue el elevadísimo rating de audiencia del capítulo en el que Fatmagül es violada. Desde entonces, las cadenas de televisión anuncian a bombo y platillo las escenas más violentas de sus tele series.

Así ocurrió hace poco más de un mes con el inicio de la telenovela Hayat Devam Ediyor (La vida sigue), en la que una niña de 15 años- Hayat- es obligada a desposarse con un anciano de 70. Los dos primeros capítulo de la serie fueron todo un acontecimiento en Turquía. Las dos horas que duraron, fueron un compendio de los dramas a los que se enfrentan las mujeres, especialmente en las zonas kurdas del país. Después de casi morir a manos de su hermano por manchar el honor familiar al haber perdido la virginidad con su novio, Hayat, se convierte en la segunda esposa de Abbas Altindga, un rico hombre de negocios y que la obliga a dejar el colegio para ocuparse de la casa.

Algunas organizaciones, como Flying Groom, fueron contactadas por el director de la serie para hacer las escenas más realistas. Según esta organización “si el tema es tratado con seriedad puede ser un modo para que nuestro mensaje llegue al público”. Lo que las organizaciones como Flying Groom reclaman es que la violencia no se use como un mero reclamo para la audiencia, lo que contribuiría a su normalización entre una sociedad donde un tercio de las mujeres ya confiesan haber sufrido algún tipo de maltrato. Según la organización Hayat Devam Ediyor, puede ser una oportunidad para presentar a la mujer como dueña de su destino. Una mujer que pueda enfrentarse a las tradiciones familiares y recibir ayuda de la sociedad y del Estado.

Pero no es tan sencillo. Como confesó recientemente la ministra de Familia, Fatma Sahin, la legislación turca es muy confusa a este respecto. “El código civil define a los niños como aquellos menores de 17 años, el código de protección del menor pone el límite en 18 y el código penal en 15.” explicó.

Esta semana, la propia ministra Sahin, acorralada por las críticas en el caso de Z.Ç, aumentó la confusión sobre la postura del Gobierno en relación a los matrimonios de niñas.Tras ver fotos de Z.Ç y telefonear a su madre, pruebas sin duda concluyentes para un caso tan delicado, la ministra aseguró que la joven no tenía 11, sino 17 años. En sus declaraciones a los medios, prometió que el Gobierno “intentará que los trámites se agilicen para legalizar su matrimonio antes de que el bebé nazca”. Ni rastro de crítica a los padres de la joven. Ningún expediente al imám, en Turquía un funcionario del Estado, que bendijo la unión o a los médicos que no dieron parte a las autoridades.

Tras hablar la ministra, nadie ha querido indagar más en el asunto. Los responsables del hospital se han negado a hacer declaraciones sobre la verdadera edad de la niña, pero los periodistas que han cubierto la noticia aseguran que su edad no supera los 13. Sea como fuere, el baile de cifras dentro de la ley no es lo único que frena a las autoridades. La falta de voluntad política hace que las secciones infantiles en los hospitales de Turquía sigan necesitando unidades de parto.

Imágenes de las telenovelas Hayat Devam Ediyor y Fatmagül´ün Suçu ne?

Hay 35 Comentarios

Uno dice "Si ese señor de la foto es sólo 15 años mayor que la chica, es que debe haber envejecido prematuramente al menos 30 años". La foto es de las novelas turcas que ilustra el tema a tratar, si te hubieras leído el artículo lo sabrías.
¿Esto sólo pasa en famílias pobres? Qué pasa en las ciudades?
http://lastengobienpuestas.com/

Anna Veiga lo que hizo fue reproducir lo que ya habáin puesto a punto equipos de auténticos investigadores, es decir de hombres que se visten por los pies.

En la Clínica Dexeus en BCN se realizó la primera fecundación in vitro de España el 12 de julio de 1984.
El biólogo se llamaba ... Anna Veiga.

Tranquilo Pirro, las mujeres hemos descubierto, entre otras cosas, la fecundación in vitro........¿Hemos? la fecundación in vitro, como el 100% de los adelantos técnicos y científicos, han sido hechos por los hombres. A ver si estudiamos un poco y dejamos de leer el cosmopolitan y la propaganda de los institutos de la mujer.

Si ese señor de la foto es sólo 15 años mayor que la chica, es que debe haber envejecido prematuramente al menos 30 años

Ahmed, me alegra este tono tuyo conciliador de ahora, así evitarás que eliminen tu comentario. No sé qué modelo propones, pero tu retórica antioccidental no te la compra nadie. Mejor te ocupas y preocupas de los derechos humanos en el mundo musulmán. Por cierto, por qué en la "pacífica" revolución árabe de Egipto han muerto ya más de mil personas (que se sepa)? Dejemos de lado ahora las revoluciones no tan pacíficas de Libia o Siria.

Oriano Fallaci, solo con decirte que no propongo a Marruecos como modelo, se cae todo tu argumento. El modelo hay que buscarlo más arriba y no más abajo. Y para ello, primero hay que darse cuenta de que mal padecemos.

"Los occidentales, sometidos por una oligarquía financiera, no distinguen ya entre realidad y mentiras. No saben ya ni quien les informa, ni en que objetivo se les informa".

¿Y quién eres tú para emitir sentencias? ¿Qué modelo propones? Si Marruecos es el buque insignia del mundo árabe, como dice Rajoy, apaga y vámonos ¿Dónde hay esa libertad y esa verdad que tanto echas en falta en la sociedad occidental? ¿A quién representas? Lo que hay que leer!

Para Elena: Mira Elena, yo también se cocinar, planchar, fregar, poner lavadores y lavavajillas y todas esas cosas de tipo doméstico, y las hago a diario. (Me lo enseñaron mis padres, ambos, pues hacían lo mismo, al únísono) Antes cuando tenía pareja lo compartíamos todo. He cambiado más pañales que el 80 % de las mujeres (posiblemente), y no por eso se me caen los anillos. Es algo que entiendo que tiene que hacer cualquier persona, independientemente del sexo. Mi madre ni mi padre, fueron sobreprotectores, sencillamente en su sistema de educación a nosotros, varios hermanos, todos hombres, entendieron que era algo que había que hacer, de lo cual, ahora nos enorgullezco, así como todos mis hermanos. Esa misma educación la he transferido a mis dos hijos (chico y chica), sin distinción de sexo.


creo que no sucedan tales sucesos solo en turkiye. y tambien podemos ver tales sucesos en otras partes del mundo como en inglaterra o en otros paises....antes, yo habia leido tales muchas noticias que sucedieron en, por ejemplo, inglaterra, USA, avustralia, alemania, etc...

¿Cuándo podrá la especie humana proteger de una vez por todas a sus niños?

Todo esto se produce por incultura y no creo que se erradiquen estas situaciones si no se fomenta la cultura. Ahora con la crisis económica y de ideas seguira existiendo mucho tiempo, desgraciadamente.

En Turquía eso es una salvajada para el derecho. Aquí la gente confunde las normas con los delitos que se cometen invocando cualquier religión o conveniencia.

mujweres al poder , no sabes lo que dices (al menos en algunos puntos) ... premia la fijeza en el puesto de trabajo para las mujeres mayores y muy mayores... No sabes lo que dices. Lo único que ocurre es que no castiga, en este caso por maternidad. Lo hace por edad, como a los hombres. Hay gente de 50 que es despeduida porque cuestan menos que uno de 20. y con las reformas laborales va a ser así, salvo que la señora o el señor sean imprescindibles.

Te casas con una mujer como tu madre que gane tanto o más que tu y arreglado tu problema económico. Eso sí, mejor no tengáis hijos que iggual la despidenn. Como tu madre pero sin tí.

Yo aprovecho para abrir el debate de los matrimonios tardíos en España. Nuestro sistema laboral premia la fijeza en el puesto de trabajo para las mujeres mayores y muy mayores, mientras que las jóvenes se tienen que conformar con contratos basura. Por eso las españolas no son libres para ser madres o vivir en pareja desde su juventud, tienen que dejarlo para una edad madura. Tengo amigas que se hubiesen casado con 16 o 18 años, pero en España es una entelequia. Creo que las españolas deberían asociarse y exigir una paga digna por hijo, así no haría falta que trabajaran. Pero no 100 euros, sino 600 euros al mes. Porque luego los hijos son para el país, no para las madres. Vosotras teneis el poder, sólo teneis que cogerlo.

Miren por donde, en esta dirección se da una explicación: no son 12, son 14.
http://es.catholic.net/estudiososdelderechocanonico/217/647/articulo.php?id=7363

Miramos a Turquía... y si miramos al entorno más próximo, dígase iglesia católica? En lo que yo sé, y si estoy equivocado alguien me corregirá, dicha iglesia permite el matrimonio de niñas de 12 años (procreación se llama la figura, fin último del matrimonio), y nuestros códigos penales permiten las relaciones sexuales consentidas con menores de 18. ¿En qué quedamos? ¿Aberración o bendición?

Por cierto, la foto que ilustra el artículo es sobrecogedora.

Para Pirro: ",,, mi madre estaba demasiado ocupada trabajando fuera de casa " suena a reproche, tal vez ahi empezo tu visión negativa sobre las mujeres.Parece que hubieras deseado más atención de mama y te dedicastes a sacar conclusiones sobre el genero femenino. El cliché de mujer aprovechada y dependiente, tambien puede ser el producto de un padre machista y dominante que perpetua el machismo en sus hijos,

Una observación al comentario hecho por T.F. de la Viga. El canibalismo también es cultura para algunos pueblos y digo yo, ¿hay que respetarlo también?.

Una niña de 11 años embarazada es una aberración, no sólo desde el punto de vista moral, sino meramente biológico. A esa edad su cuerpo aún se está formando y tanto la penetración, como el embarazo como el parto conllevan riesgos serios para la salud de la niña. Está claro que Turquía no está preparada para entrar en la UE por muy bien que le vaya la economía.

¿cultura o tradición? porque apelando a la tradición se ha realizado verdaderas barbaridades

Ojo! que se trata de un país considerado como abanderado del mundo musulmán en cuanto a laicismo, tolerancia y modernidad en muchos aspectos. Los imbéciles de la UE incluso acuñaron un término a propósito,- democracia islámica moderada de Turquía. Hay que j0derse. ¿Es esta la multiculturalidad obligatoria que nos están imponiendo nuestros políticamente correctos dirigentes?

Para Elena: Deberías de saber que sé poner lavadoras y además cocino muy bien y no porque me lo enseñara ninguna mujer, mi madre estaba demasiado ocupada trabajando fuera de casa así que aprendí a hacerlo por mi cuenta. Si me gusta la independencia es porque lo llevo haciendo toda la vida. El cliché del hombre desastre es el producto de una madre sobreprotectora y dominante que perpetua el machismo en sus hijos.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Ricardo de Querol y Ana Alfageme.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

Enlaces

Especial 8-M Día de la Mujer 2014

El mundo de la cultura se moviliza por el derecho a elegir de la mujer

Viaje a Polonia, el país del aborto clandestino

El 'femicrime', tendencia al alza en la novela negra

Las científicas y técnicas cobran un 30% menos que ellos

La nueva mujer china: "No somos muñecas sumisas"

"Los altos cargos se reparten en noches de copas mientras ellas lavan niños"

Sin igualdad no hay hermanos

Los museos las prefieren monas

Sexismo a golpe de WhatsApp

Las 'primaveras' recortan los derechos de las mujeres árabes

De maltratador en maltratador

¿Quieres atajar la malnutrición? Haz que las mujeres vivan mejor

Sexo débil, por Santiago Roncagliolo

Las saudíes desafían la prohibición de conducir

No soy madre porque no quiero

Las reinas de las colinas de Bamenda, por Lola Huete

Radiografía del posfeminismo

Testosterona SA

"Han hecho sufrir demasiado tiempo a Beatriz"

Amina: sola frente a los radicales

El poder que se escapa a la mujer

Nancy Huston: "El feminismo más puritano nunca ha sabido qué hacer con la coquetería"

Recuerdo para San Valentín: no todos eligen a su pareja

Alemania, ¿un país de machos?

8.000 mujeres se ofrecen como consejeras

La policía, el segundo terror para las violadas indias

Sabrina, Rosario, Iris... 43 asesinadas por sus parejas

La lección de la niña Malala, por Ángeles Espinosa

Cámaras, acción... ¡velo! El regreso del hiyab a la televisión egipcia

Cenicientas con medalla

El mundo en sus manos: Gennet, la primera sordociega con título universitario

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal