Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Uruguay sí avanza hacia una ley de plazos para el aborto

Por: | 27 de enero de 2012

 Aborto

Por ALEJANDRO REBOSSIO

Mientras el nuevo Gobierno español del PP anuncia una reforma de la ley de plazos de 2010, algunos países de Latinoamérica están avanzando hacia legislaciones que consagran el aborto como derecho. Uruguay ha dado un paso en ese sentido para convertirse en el segundo país en permitir el aborto libre en las primeras 12 semanas de embarazo, pero aún falta que dé otro más para que el proyecto se convierta en ley. El Senado uruguayo aprobó el pasado 27 de diciembre por 17 votos contra 15 la iniciativa que impulsa el Gobierno de José Mujica, del progresista Frente Amplio. Sin embargo, todavía prevalecen las dudas de si este país sudamericano se unirá a Cuba en la despenalización del aborto, política que también han adoptado la ciudad de México y Puerto Rico (estado asociado de EE UU) como excepciones en la región. Sucede que cuatro de los 50 diputados del Frente Amplio han manifestado sus reparos a apoyar el proyecto en la discusión que se desatará en marzo próximo, y ese puñado de votos resultará imprescindible para la sanción definitiva.

Uruguay se adelantó en Latinoamérica a separar a la Iglesia católica del Estado en 1919. Es uno de los países de la región más laicos: solo la mitad de los ciudadanos se declara católico, un 14% es ateo; un 11%, protestante y muchos otros creen en Dios pero no profesan ninguna religión específica.

En ese contexto, desde que la democracia volvió a Uruguay, en 1985, el Parlamento ha debatido siete veces la despenalización del aborto. En otros países latinoamericanos este asunto muchas veces no llega a discutirse en los congresos. En las seis primeras ocasiones fracasó el proyecto en Uruguay. Ésta es la séptima. La ley actual castiga la interrupción del embarazo con entre tres meses y dos años de cárcel, aunque los jueces pueden reducir o eliminar la pena si la mujer comprueba que abortó para proteger su honor, porque fue violada, si corre riesgo de vida o padece angustias económicas. En la práctica, ninguna mujer termina yendo a prisión, pero las de clases alta y media abortan en sitios clandestinos pero seguros y las pobres, no, como sucede en la mayoría de los países latinoamericanos. "La ley vigente es ineficaz, discriminatoria e injusta porque algunas pueden llevar adelante sus decisiones y otras no", opinó la senadora uruguaya Mónica Xavier, del Frente Amplio. La encargada de género del Ministerio de Salud Pública de Uruguay, Cristina Grela, aclaró que en su país las mujeres han dejado de morir como consecuencia de los abortos ilegales porque una ley de salud sexual y reproductiva de 2008 habilitó su atención previa y posterior.

Aquella ley también incluía dos artículos que despenalizaban el aborto. Había sido sancionada por ambas cámaras del Parlamento, dominadas por el Frente Amplio, pero el entonces presidente de Uruguay, el médico Tabaré Vázquez (2005-2010), del mismo partido, acabó vetando los artículos referidos a la interrupción del embarazo. Vázquez alegó motivos éticos y científicos. Su posición irritó a sus correligionarios, que al año siguiente incluyeron el aborto en la plataforma electoral. En 2010, Mujica asumió la presidencia uruguaya y hace unas semanas, después de la aprobación del proyecto en el Senado, dijo al periódico La República que él no vetará la norma. Recordó que en 2008 la había apoyado cuando era legislador. “El aborto no lo quiere nadie, ni siquiera quienes lo practican”, declaró Mujica. “El problema es cuál es, ante los hechos, el mejor camino para salvar la mayor cantidad de vidas posible. Cuando las mujeres llegan a esa amarga decisión, hay que trabajar con ellas y apoyarlas; si se hace, en muchos casos se revierte la decisión porque no se sienten solas, porque se sienten respaldas y amparadas”, añadió el presidente.

La iniciativa no sólo permite el aborto libre en las primeras 12 semanas de gestación del feto sino que también lo autoriza sin plazos en los casos en que el embarazo ha sido fruto de una violación, si está en riesgo la salud de la mujer o si existen "malformaciones fetales graves, incompatibles con la vida extrauterina". La propuesta fue rechazada por todos los obispos católicos de Uruguay, que llegaron a amenazar con excomulgar a aquellos legisladores que la aprobaran. Políticos de todos los colores, incluso algunos que se oponen al aborto, rechazaron la presión eclesiástica. En la oposición de centroderecha, el Partido Colorado (más liberal) ordenó votar en contra y logró domar así a un senador que estaba dispuesto a apoyar el aborto y en el Partido Blanco (más conservador) solo un legislador aprobó la norma.

En la Cámara de Diputados, cuatro integrantes del Frente Amplio ponen en duda la aprobación de la norma. Uno de ellos, Andrés Lima, se manifiesta “a favor de la vida”. Otro, Víctor Semproni, apoya la despenalización, pero se opone a la legalización del aborto, es decir, a que los hospitales públicos atiendan a las mujeres interesadas en interrumpir sus embarazos. Las diputadas progresistas Ivonne Passada y Daniela Payssé aún no saben cómo votarán. Payssé comparte el criterio del expresidente Vázquez y propone que la cuestión se resuelva en un plebiscito. El grupo del Frente Amplio se reunirá en febrero, después de las vacaciones del verano austral, para convencer a estos cuatro diputados de que apoyen la iniciativa. Si al menos logra que dos de ellos la respalden, requerirá además del apoyo de los dos diputados del Partido Colorado que también están a favor. El escollo radica en que esta fuerza política, la del expresidente Julio María Sanguinetti, ha invocado la disciplina partidaria para obligar a los suyos a votar en contra.

FOTO: NICOLAS CELAYA (XINHUA)

Hay 12 Comentarios

Pues un hombre también sufre psicológicamente por un aborto, quien opine que no, no sabe de qué está hablando. Y realmente me refería al caso contrario al que plantea alguien, ¿qué pasa si el hombre quiere que se siga adelante con la vida que ambos han creado juntos?. Si ella no quiere cuidar a ese hijo, quizás él sí. ¿O pensáis que todos los hombres lo que quieren es decidir sobre las mujeres, o peor, sobre la vida que viene?. Eso sí es hipocresía. Si yo no quiero, nada, pero si sí quiero y tú no. te jodes. No sé muy bien...

Por desgracia muchos infdividuos ven en el aborto, pues no les afecta en su cuerpo, otro método anticonceptivo. Una manera de controlar la natalidad o de no tener problemas ni un hijo. Cuando se trata de este tema se olvida que el aborto lo sufre la mujer pero no siempre es la única que lo decide, exactamente lo mismo que el embarazo. Hay individuos que se ocupan de tener relaciones , pero se desentienden del resultado. De ahí que el aborto se dé más en unas culturas que en otras.

Cuando una pareja o una mujer decide abortar ¿ a la mujer, que sufre las consecuencias del aborto, le hacen un favor?
Cuando un señor casado o uno soltero "exigen" un aborto ¿es eso en favor a quién?
Lo que piden algunos hombres es simplemente poder decidir sobre el cuerpo de la mujer y cuando a ellos les interese.
El mundo está lleno de hijos sin padre.

Pues yo soy padre y soy macho, esta palabra que está tan mal utilizada y valorada, porque intuyo que el comentario anterior es despectivo, y cumplo con creces con mis responsabilidades como progenitor. Cuído de mi hijo, hago la compra, hago la comida, no hay mucho que su madre pueda hacer que yo no pueda, excepto darle el pecho...

Me parece mal que para algunas cosas tener hijos se considere cosa de dos y en cambio para no tenerlos, abortar, la decisión sea sólo de la madre. No es justo, la ley obliga al padre a muchas cosas y a la madre a muy pocas.

Contradicciones del feminismo. (¿Para todo, para nada o sólo para lo que interesa?)

Hacer un niño no tendría que ser como tomar café ... , pero de eso no se preocupan los machitos.

El proyecto no dice una palabra, una sola, en ningún momento, sobre el no nacido. Eso es nazismo puro, se lo mire por donde se lo mire: a una categoría de seres humanos se les niega el derecho a la vida. Hay que ver las fotos de los baldes de las clínicas donde tiran los miembros que van sacando a pedazos, y preguntarse si de verdad uno quiere apechugar con eso. Me parece necesario para enfrentar realmente el tema y no hablar por hablar.

Es aborto legalizado hasta los 9 meses en cualquier circunstancia, porque por "salud" el proyecto de ley entiende "estado de bienestar bio-psico-social", y por tanto, cualquier malestar psicológico por el embarazo habilitaría a exigir el aborto como un derecho ante cualquier centro de salud. Además se elimina el art. 325 del Código Penal. y se lo sustituye por otro que sólo habla de unas "penas alternativas" que no se concretan. Abortar va a ser como tomar café: la ley no dice nada al respecto. La religión no tiene la exclusiva en la defensa del derecho a la vida, o sí?

Sorprendente que el Partido Colorado, considerado mas a la izquierda durante muchos años, obligue a sus legisladores votar en contra. Además, el líder J.M. Sanguinetti publicó un excelente artículo a favor en El País de Madrid y La Nación de Buenos Aires. además de permitir, que con su voto en Comisión se pudiera llegar a que el Parlamento aprobara la Ley, vetada injustamente por el presidente Vázquez.

¿Es más importante la opinión de unos posibles abuelos que la de un posible padre?. Parece que la opinión del hombre no cuenta, ya sé que hay casos en los que él no está, no quiere saber, o incluso no se sabe quién es el padre, pero en general no es así, y su opinión, por ley no cuenta. Una cosa, en caso de que el hijo nazca, la responsabilidad sí existe, en caso de que ella decida interrumpir la gestación él no tiene nada que hacer ni decir. Un aborto no es un juego, es un fracaso y es una tristeza muy grande que tiene secuelas para toda en la vida. Y esto lo dice alguien que lo sabe y no habla de oídas. Tema aparte me parecen los embarazos producidos por violaciones.

Hablando de si es cosa de uno o de dos. Una cosa que no se tiene en cuenta. Por ejemplo, viendo el número de abortos de mujeres de escasos recursos, notablemente de latinoamérica (que son países católicos) es la falta de co-responsabilidad de los maridos o novios, ¿por el hecho de que no son ellos los que han de abortar y eso es cosa de mujeres? Algunos parecen que opinan sólo cuando quieren ellos o cuando se trata de otros (otras más bien).

Solo una cosa Nely,
Concierne a las mujeres, y a los hombres, no?? No se si será si o será no. Pero lo que sea tendrá que ser para todo.

http://nelygarcia.wordpress.com. En épocas pasadas las clases acomodadas, abortaban en Inglaterra; me parece bien que el aborto solo sea posible en las primaras semanas, pero retroceder es dejar desamparadas a mujeres humildes y a las violadas. Tampoco me parece justo que algo que concierne a las mujeres, les marquen las pautas a seguir religiones machistas.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal