Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Dos Españas ante lo sexual

Por: | 07 de febrero de 2012

Guia1
España ha sido un país de capillas y burdeles, de cilicio y de farras, de cabezas de familia de misa diaria que mantenían otro piso para la querida, de bodas con prueba de virginidad y de derecho de pernada. La versión castiza de la moral católica, estricta en lo referido al disfrute sexual pero con amplios márgenes para la hipocresía, preocupada sobre todo de las apariencias, está en nuestras raíces y en nuestras tripas. Fuimos durante siglos (junto a los Balcanes) la primera línea de la Europa cristiana frente al islam, devotos de Santiago matamoros, inquisidores de hoguera en la plaza. Tenemos grabado a fuego en nuestro carácter el clericalismo y también el anticlericalismo, por el rencor a una Iglesia que tomó bando en muchas de nuestras rencillas. La represión de lo sexual ha sido sobre todo de la libertad de la mujer, puesto que al hombre se le consentían los desahogos con las otras (perdonables con una simple confesión, lo que según Max Weber explicaba el abismo entre teoría y práctica en el mundo católico).

Asuntos que ya no deberían dividirnos, que parecían superados en la sociedad moderna, que tiende a ser respetuosa con el modo de vida que elige cada cual, siguen causando incendios en bocas de algunos obispos, de ciertos dirigentes, en las emisoras que ya saben, en ámbitos con influencia en el nuevo poder político. A la hora de hacer recortes, de subir impuestos o de recibir otras instrucciones de Merkel no se distinguen tanto los gobiernos de izquierda y derecha. Lo que parece separar a las dos Españas a estas alturas de la historia son, todavía, cuestiones relacionadas con la moral, particularmente con la moral sexual: la homosexualidad, la píldora del día después, la asignatura de educación para la ciudadanía, la enseñanza sobre sexo en las escuelas, la ley del aborto. Casi todas las quiere tocar el nuevo Gobierno de Rajoy, quien de entrada se muestra más sensible al factor religioso que, por ejemplo, lo fue Aznar. Con Aznar no varió la ley del aborto ("soy contrario, pero no me pidan que encarcele a las que abortan", decía), se aprobó la píldora del día siguiente (con receta), se crearon registros para las parejas de hecho (sin llamarlo matrimonio) e incluso se escribió en una ley el derecho del paciente a rechazar un tratamiento (sin llamarlo muerte digna). Tampoco, por supuesto, se restringió el divorcio, que los dirigentes del partido practicaron sin reparos.

Guia5Ahora, sin embargo, lo prioritario para Rajoy es que no se hable a los escolares de que hay parejas homosexuales, que las mujeres que abortan tengan que declararse deprimidas o volar otra vez a Londres, o que el domingo por la mañana algunas chicas deambulen en busca de un médico de guardia que les dé la pastilla poscoital. No nos esperábamos esto del nuevo PP, renovado por Rajoy dando peso a mujeres que enfadan a los obispos por casarse por lo civil o tener hijos in vitro, símbolos de la superación del viejo rol femenino por una derecha moderna. Ya pudimos intuir que algo se movía en la dirección del gusto episcopal cuando esas dos dirigentes, Soraya Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal, corrieron a pregonar la Semana Santa o a presidir procesiones con mantilla. ¿Para estar en sintonía con los nuevos/viejos tiempos?

Las bases del PP de hoy, bastante diversas, ya no son las que tuvo la Alianza Popular de Fraga. No coincide el voto católico con el del PP, como bien saben los dirigentes del PSOE que gobernaron Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, las regiones más religiosas según todos los indicadores (bodas, asistencia a templos, bautizos) y feudos de la izquierda hasta anteayer. Bono cuidaba el voto devoto, como Barreda después, ambos desmarcándose de ciertas medidas del Gobierno central. En otros ámbitos corrió más la securalización. El PNV, que aun mantiene señas de haber sido un partido confesional, ahora apuesta por la laicidad, en consonancia con lo ocurrido entre los vascos, que son los menos practicantes del Estado. Los nacionalistas vascos acabaron apoyando la reforma del aborto de 2010.

Guia2Nada es blanco o negro. Hay amplios sectores católicos cercanos a la sociedad de hoy, con más conciencia social que obsesión por la castidad (asunto que, por cierto, parecía ocupar poco al Jesús de los cuatro evangelios). Pero entre los obispos aún se escuchan mensajes como este, oído al obispo de Tarragona: "A las mujeres de mi iglesia siempre les digo lo mismo: A quien tienes que cuidar más es a tu marido, él es el hijo más pequeño de la casa. Ya sabéis por qué lo digo. Lo tienen que cuidar, no se pueden descuidar”. ¿Eh? ¿El hombre es un pequeñín, ya sabes cómo es, perdónale sus cosillas, complácele? A la mayoría de la población, también la católica, esos mensajes le suenan a chino.

Todo invitaba a pensar que esta legislatura iba a enfocarse a la economía y que el presidente, que detesta meterse en líos, pasaría de puntillas por cuestiones ideológicas, de las que hacen cavar trincheras a cada bando. Pero no. ¿Qué molestaba de Educación para la Ciudadanía para que tenga que ser suprimida tan rápidamente? No tanto el adoctrinamiento político (para colmo Wert dio un falso ejemplo) como el afectivo. Que se explique, por ejemplo, que no todas las familias son idénticas y que algunas se forman de otra manera: dos hombres, dos mujeres, o un padre solo, o parejas reconstruidas y con hijos de relaciones anteriores. Algo que no sé yo si sorprenderá mucho a nuestros adolescentes, que conocerán en su entorno a ejemplos de estos nuevos modelos. Ciudadanía, por cierto, no incluía la educación sexual, de la que andamos flojos porque es un contenido trasversal que queda al criterio del colegio.

Guia3El aborto. Asunto delicado. A muchos, no solo católicos, les disgusta la idea de acabar con un embrión; en efecto, es una desgracia llegar a eso. A muchos otros, incluidos algunos católicos (aquí pueden leer las opiniones de Jon O'Brien, entrevistado por María Sahuquillo) les preocupa también que a una mujer se la pudiera obligar a culminar un embarazo contra su voluntad, o se la empuje a terminarlo en una insegura clandestinidad. Otro drama. Pugnan las concepciones del aborto como derecho o como excepción bajo tutela médica, pero eso es pura ideología. Si el Gobierno quiere es reducir el número de abortos (efectivamente muy elevado: 110.000 al año), seguramente no encuentre oposición a la hora de mejorar las muy mejorables ayudas a la maternidad. Lo que no tiene eficacia es endurecer la norma. La OMS ha demostrado que el número de abortos no depende de la legalización o criminalización, y casi todos los países desarrollados consideran más prudente dar una salida legal a este fenómeno. La ley del aborto de 1985, que el PP combatió en su día y ahora reivindica, dejó abierto el coladero del riesgo psicológico, que valía para todo: a ver quién iba a negar que una maternidad indeseada causa daños psicológicos. La ley de 2010 era de plazos, como es el modelo dominante en Europa: durante un plazo (de 14 semanas de gestación) se respeta la decisión de la mujer sin obligarla a dar una justificación. A cambio, la nueva norma es más restrictiva para cortar embarazos avanzados, lo que parece razonable desde el punto de vista ético, pues a partir de 22 semanas un feto es viable. El aspecto que más irritó en amplios sectores era la rendija que permitía abortar a menores desde los 16 sin informar a sus padres, y que será definitivamente cerrada. Los conflictos que ello acarrée quedarán en la intimidad familiar.

El tradicionalismo católico, a menudo falto de matices, condenaba por igual un aborto de un día que de siete meses; es tan pecado el infanticidio que congelar un embrión, tomar la píldora o desperdiciar una gota de semen. El debate bioético en el siglo XXI es menos simplista: ahora que Gallardón habla de la protección del nasciturus, los expertos apoyan que se gradúe a lo largo del proceso de formación de la vida, que no es un instante, y eso podría encajar en la doctrina constitucional. Los plazos parecen un sistema más transparente y menos hipócrita que los supuestos.

El asunto no es si se reforma la ley sino para qué. ¿Para que otra vez ciertos jueces citen a declarar a decenas de mujeres por un aborto en el pasado, como ocurrió en el fabricado caso de la clínica Isadora? ¿Para tranquilizar conciencias pensando que todo aborto responde a una razón médica? La solución a los embarazos indeseados está sobre todo en la educación sexual desde pequeños, en las facilidades para la contracepción y, como último recurso, en la píldora del día después cuya libre dispensación depende ahora de un estudio encargado por Ana Mato. Si el estudio es técnico, y no moralista, tienen difícil restringir el acceso al fármaco, pues se revela eficaz, es falso que su uso esté siendo abusivo y sus efectos no son abortivos según los expertos, asunto no menor.

Guia11No todo es retroceso, pese a la presión de los más conservadores. El uso de anticonceptivos está tan extendido entre creyentes como entre no creyentes, y cada día se revela más insostenible la doctrina tradicional de la Iglesia, apartada desde hace décadas de la tímida línea aperturista del Concilio. Por no hablar de la indefendible condena del condón allí donde campa el sida. La mayoría social de este país, también los votantes del PP, ve con normalidad el matrimonio entre homosexuales, y la ausencia de este asunto en el programa de Rajoy hace pensar que no se va a remover, al menos mientras el Tribunal Constitucional no dé una sorpresa. Otros avances que tocan la sensibilidad religiosa, como la fecundación artificial o el uso de células embrionarias para curar enfermedades, parecen cada día menos discutibles o recortables.

De este paquete de rearme conservador, de este guiño del Gobierno a parte de sus bases, se ha quedado fuera el debate del divorcio, afortunadamente superado. Los obispos criticaron incluso al Gobierno franquista que legalizó, en 1967, el matrimonio civil, tachado de "concubinato"; a la UCD por regular el divorcio en 1981 y al PSOE de Zapatero por traer, en 2005, el divorcio exprés. Ahora Gallardón plantea un divorcio más rápido todavía, ante notario. Los fedatarios públicos también podrán oficiar bodas, quizás vestidos de Elvis Presley en ese nuevo Las Vegas que se proyecta en Madrid.

Causa escalofríos que vuelvan a mirar mal a una vicepresidenta casada por lo civil, o a una presidenta autonómica que fue madre sola, que perviva una visión tan miope de la mujer y de su libertad. Uno quiere pensar que el ciudadano medio, el simpatizante del PP también, está más cerca de las mujeres laicas del equipo de Rajoy que de las ideas del obispo de Tarragona sobre la mujer. (Por cierto, que nunca oímos reproche episcopal alguno a la divorciada que entró a formar parte de la Casa Real con todas las bendiciones. Aún hay clases. Y estamentos).

Uno va por la calle y no ve señales de esa intolerancia con los que se apartan de una moral muy determinada. Más bien veo a gente que vive de acuerdo a su conciencia sin interés alguno por imponérsela al vecino. Quizás pervivan dos Españas por sus sensibilidades sobre lo sexual, pero uno sospecha que se están agitando debates que ya no nos importan tanto.

Guia22

P.D: Imágenes tomadas de la 'Guía de la buena esposa', supuesta publicación de los años cincuenta aleccionando a las mujeres ante el matrimonio que ha hecho furor en la Red. Su autenticidad parece descartada, pues es una adaptación artística y anónima, seguramente reciente, de otro folleto similar estadounidense de procedencia igualmente dudosa. La Sección Femenina no lo utilizó, aunque lo que decía no era demasiado diferente. Da igual: ¡resulta tan creíble escuchando a algunos!

Hay 40 Comentarios

yo cumplo todos los requisitos de la esposa ideal.,cocino -no hablo para no molestar,me arreglo para que me vea ideal,no me quejo de nada.hablo bajo para no molestarle,ya
veis que chollo tiene conmigo,yo no puedo decir lo mismo
Publicado por: PILAR | 09/02/2012 21:35:09

Perdona, Pilar, pero creo que estás desfasada. Una mujer moderna que se precie NO cocina (aparte de pizzas congeladas y sanjacobos); no para de hablar sin importarle si molesta o no (porque ella lo vale); se arregla para que "otros u otras" la vean ideal de la muerte; se queja sin cesar, sobre todo " de la discriminación que sufre por el solo hecho de ser mujer"; alza la voz sin necesidad... En fin, un chollo para cualquier hombre. Será por eso que hoy en día los hombres "se mueren" por casarse y no piensan en otra cosa que pasar por el altar.

yo cumplo todos los requisitos de la esposa ideal.,cocino -no hablo para no molestar,me arreglo para que me vea ideal,no me quejo de nada.hablo bajo para no molestarle,ya
veis que chollo tiene conmigo,yo no puedo decir lo mismo

Me sorprende lo mucho que los españoles se critican. Hablan de que esas cosas solo pasan en la España católica. Por supuesto, no han vivido el puritanismo anglosajón también con el doble estándar. En Estados Unidos no hay iglesia oficial, pero es como si lo hubiese. En Alabama se aprobó en 2006 una enmienda a la constitución del estado que se llama Enmienda sobre la santidad del matrimonio, así como reza, santidad, para prohibir los matrimonios gais. Con ese mismo pretexto la iglesia mormona invirtió millones de dólares para que se aprobara la Propuesta 8 en California que ganó y ahora declaró inconstitucional un tribunal de apelaciones del estado. Esos matices religiosos fueron los que en muchos estados prohibieron el matrimonio de personas de distintas razas. Los hijos del pueblo escogido por Dios no podían casarse con los cananitas.
Y si creemos que esto pasa solo con los cristianos léanse el caso de la familia afgana musulmana de apellido Shafia que emigró al Canadá, familia millonaria y no practicante de la religión musulmana, no iban a la mezquita. Tanto el padre como la madre y un hermano salieron convictos por haber matado a tres hijas y la primera mujer del marido por haber faltado al honor de la familia. entiéndase que se habían occidentalizado. Por favor, no sean tan crueles con ustedes mismos.

Qué gran artículo!!! Es que es la puñetera verdad!! La derecha española es la que aplaude a las buenas amas de casa, las tardes de procesiones y las corridas de toros. Dentro de poco se nos volverá a acusar a las mujeres de provocar nuestras violaciones.. tiempo al tiempo..

Felicito al autor por las ilustraciones de este artículo. No tienen desperdicio! Parece mentira que hubiera un momento -no muy lejano- en que este tipo de mensajes eran considerados "normales".

A mi esos dibujos no me parecen españoles. Creo que son viñetas de alguna publicacion americana en las que tradujeron el texto para publicarlas en España.

La verdad es que España está muy atrasada. Y estas cuestiones lo ponen de manifiesto muy bien. Es una pena que haya tanta hipocresía. Ojalá la gente reaccione de una vez.

Violencia gramatical de género. DRAE
-marido. Hombre casado, con respecto a su mujer.
-Mujer casada, con relación al marido.
Hombre casado respecto a su mujer; indica posesión, propiedad o pertenencia.
La mujer adjetivada como casada lo es con relación al marido, no indica posesión sino una correspondencia con él o trato de carácter amoroso.
para leer el artículo completo
http://morenolinares.over-blog.es/

Bravo. Compartimos tu texto.

Tanto ha triunfado la iglesia catolicasna que no queda ya nada más que una cultura de autodesprecio, culpabilidad y rencor. Tanto cristianismo ha conseguido al final hacer de todos unos "eternos judíos" de leyenda, errando sin hogar. España se ha vuelto un país de pandereta porque no hay países de panderetas en plural, cada vez que alguien dice "país de pandereta" se refiere exclusivamente a "este país". Son sinónimos. Con el "estepaisismo", los de siempre van a seguir ganando y así nos han tomado el pelo.
Ya vale de cuentos y de intentar entender lo inexcusable jugando a resolver el puzzle guerracivilista . Sólo hay dos españas, la madrileña y la catalana, y las dos son la misma, un monstruo bifronte, porque el resto estamos en tierra de nadie.

No si tal como vemos y relata el artículo, a casi todos y casi todas nos gusta follar. ¿En qué somos diferentes, en ocultarlo?

Me pregunto en que pais vive Querol y de qué Partido Popular habla.
-
Desde luego no en el mismo que yo, el de las grandes manifestaciones "en defensa de la familia"... Estoy de acuerdo con el Dr Johnson en que se trataba precisamente de esto. El PP no ha disimulado nada. Ahi ha estado, dándole fuerte a cualquier iniciativa reaccionaria y moralista, oponiendose con mentiras patéticas y ridículas a normas que son costumbre en Europa en paises derechistas y católicos (EpC, ley de plazos, divorcio, etc.). Sigue siendo nacional-catolicista, dirigido por un hombre que se inició en política con Gonzalo Fernández de la Mora en un partido que no apoyó la constitución , presidido por un falangista confeso y manejado por dirigentes formados en Alianza Popular. A siglos luz de la derecha europea. Ni han entendido la tolerancia, ni la democracia ni el fair play ni tienen sentido institucional.
.
Siguen donde estaban. Ojala cambien. Lo mas revolucionario que podria haber en España es un partido conservador de verdad. Necesitamos otra derecha. Con urgencia.

SI SEÑOR.

SI Señor. Da gusto leer cosas como esta de vez en cuando, joder.

No solo en España se padece esta castrante herencia de la iglesia Católica.
Es inutil seguir pretendiendo que a punta de oscurantismo y privación se evíten problemas.
Ojalá la tecnología como nos brindo esos minutos de risa con las fotos del manual también apunte a solucionar nuestras necesidades actuales

Pues yo creo que la actitud con el sexo y la crisis son exactamente lo mismo. La libertad y seguridad en el sexo, su promoción y disfrute no cuesta un duro y hace a la gente feliz. No la obliga a consumir que es lo que es religión también para el neoliberalismo. Por eso lo atacan, barato, felices y libres para pensar. ¡Que peligro!

El artículo esgenial. ¿Por que a estas alturas la moral de una parte de la sociedad debe imponerse a la otra?

Carla
www.lasbolaschinas.com

"Todo invitaba a pensar que esta legislatura iba a enfocarse a la economía y que el presidente, que detesta meterse en líos, PASARIA DE PUNTILLAS POR CUESTIONES IDEOLOGICAS, de las que hacen cavar trincheras a cada bando."
Bendita ingenuidad. ¿Pero aún no se han enterado de que la cosa iba PRECISAMENTE DE ESTO?
¿Pero no recuerdan ya que toda la feroz campaña anti ZP empezó desde el primer día de la primera legislatura cuando la economía alcanzaba las cotas más esplendorosas de éxito? ¿las indecentes campañas (indecentes por falsas y mentirosas) contra el matrimonio gay y la ley del aborto bajo el increible pretexto de la protección a la familia y ¡a la vida!? ¿Pero ya no se acuerdan, no recuerda el autor de este artículo, las campañas contra la Educación para la Ciudadanía (probablemente el asunto más grave, pues se atrevía a mostrar que en la vida puede haber opciones que no coincidan exactamente con la "adoctrinación católica") incluida la convocatoria a la insubordinación?
¿Ya no se acuerdan de los obispos, arropados por dirigentes del PP, convocando manifastaciones (según ellos) multitudinarias? ¿No han reparado en que el núcleo del enorme aparato mediático propagandístico de la derecha hace gala de catolicismo militante? ¿No se enteran de que HAY QUE PAGAR los servicios prestados?.
Miren, ES ESTO lo que verdaderamente les importaba. ¿La crisis? Para ellos no ha sido más que una suerte maravilosa (ayuda divina seguro que creen algunos de ellos) para poder alcanzar sus fines: Acabar con el pecado en España, y sobre todo reconquistar el añorado poder. ¿La crisis? ya se ocupará Dios de ella.

Los publicitarios son deprimentes. Pero no veo mayor liberación de la mujer con abortos, que le destruye la vida, los anticonceptivos, que no se conoce aún todos sus efectos a largo plazo, el condon que solo asegura un 80% de protección contra enfermedades. Creo que se ha convertido más en objeto de adorno, con los estereotipos de aspecto, juventud, esclavizada de la estética, del sexo, porque no tiene respeto de si misma ni pudor.
Jesús es quien le da dignidad a la mujer 1º en su madre, la Virgen María, luego a la adùltera que no condena y le dice: vete y no peques más.

No me extraña que tantos años el Tango, y el resto de bailes de pareja haya sido prohibido por la jerarquía eclesiástica, si los de la sotana se ponen cachondos viendo monaguillos.

Vale pero la España de burdel y la de santo matrimonio son las dos caras de la misma moneda o de la misma medalla. Más que de religión... puro machismo, y ningún bando se libra.

El artículo me parece genial. No soy española, pero estoy casada hace 30 años con un gallego q llegó a mi país, Argentina en 1965. Su hermana padecío una enfermedad q le dejó como secuela una desviación de columna por lo cual pasó ingresada 7 años en un hospital en Coruña, por aquellas épocas 1945 en adelante, bajo régimen de monjas. Era muy devota, enferma y bajo unos frios húmedos
tremendos como los de Buenos Aires, ella iba infaltablemente a misa cada tarde de lunes a lunes, en casa apartaba la vista si veía chicas ligeras de ropas en tv, o una pareja besándose nada más...yo no podía entenderla. Ahora, luego de haber vivido 6 años aquí en España y leyendo mucho sobre su historia ...es q he logrado entender a mi cuñada, su devoción y su fanatismo hacia la iglesia. Lo felicito por el artículo, es muy objetivo.

AQUÍ Y ALLÁ, GOBIERNOS E IGLESIAS FUERA DEL ARMARIO…
http://www.junglerias.com/2011/09/homofobia-revolucion-sexual-y-violencia.html

Le recomiendo que se informe. La píldora del día después produce efectos anticoagulantes que podrían producir a su vez trastornos tromboembólicos, patología arterial y venosa. Sí existen varios casos documentados al respecto. Precisamente la revisión propone un control de su ingesta y de las personas que lo toman, que podrían no conocer sus efectos. Por lo demás, no limita en este sentido el acceso al fármaco dentro de unos límites seguros, cualquiera puede acceder a él si respeta la moderación y los límites establecidos.

España está dividida en dos en todos los aspectos..políticamente, confesionalmente, futbolísticamente....pero si es verdad..como dicen muchos de ustedes, que España sigue siendo un país machista...en muchos aspectos..yo creo que eso es algo que arrastramos desde luego por culpa de la religión, que siempre ha difundido una sociedad en el que el papel de la muejer queda muy por debajo del papel del hombre..

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal