Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Comisarías para mujeres en Nicaragua

Por: | 15 de febrero de 2012

Por Mónica Hernández

Cartel de una campaña por la igualdad en Nicaragua. MÓNICA HERNÁNDEZNicaragua se sube al exiguo carro de países latinoamericanos que tipifican la violencia de género contra la mujer como feminicidio. México o Perú son otros ejemplos. A partir de ahora, “matar a una mujer en el marco de las relaciones desiguales de poder entre hombres y mujeres, ya sea en el ámbito público o privado...” se llama feminicidio y va a estar penado hasta con 30 años de cárcel. Esto supone, al menos, elevar las penas para agresores y homicidas con la aprobación de la nueva ley.

En un país como Nicaragua, con cinco millones de habitantes, sólo el año pasado fallecieron en torno a 70 mujeres por violencia machista (una cifra similar a la de España) y sólo cuatro de los asesinos fueron apresados (en pocos países latinoamericanos se conoce a ciencia cierta el número de víctimas de estas agresiones).

Las más de sesenta asociaciones de mujeres con las que cuenta el país centroamericano han celebrado la aprobación de esta ley con júbilo aunque no lo consideran una victoria total sino un paso más en la lucha por los derechos humanos de la mujer. En una década han muerto unas 800 féminas nicaragüenses por violencia machista.

Nicaragua es un país donde está muy arraigada la cultura patriarcal y los casos de abusos a mujeres fuera y dentro de la familia son frecuentes, así como la maternidad antes de los dieciocho años y el posterior abandono a la joven. Además está penalizado el aborto terapéutico (sólo un 2% de los países penalizan esta práctica, según Amnistía Internacional).

 

Seguir leyendo »

Las mujeres se rebelan contra los recortes

Por: | 13 de febrero de 2012

Manifestación de la 'marea violeta' en Madrid. DOMINIQUE FAGET (AFP)

Atrás, ni para tomar impulso. Ni recortes de derechos, ni de presupuestos. Con ese planteamiento, las organizaciones de mujeres tocan a rebato y han salido la calle para protestar cuando el Gobierno del PP lleva apenas mes y medio de ejercicio. El detonante ha sido el anuncio de la reforma del aborto, al que se suman los temores de rebajas de fondos en la línea de los ya realizados en una de las comunidades piloto del PP, Castilla-La Mancha. "Es una llamada de atención, porque no se pueden recortar los derechos de las mujeres", explica Carmen Martín, una de las pioneras de la Marea Violeta, el movimiento que surgió en Málaga y cuya mecha ha prendido en más de 40 ciudades, donde se convocaron manifestaciones el pasado viernes.

La marea, con el respaldo de más de 200 organizaciones del atomizado movimiento feminista y de asociaciones de hombres por la igualdad y de homosexuales, ha llegado también a las playas del primer partido de la oposición. La recién nombrada secretaria de Igualdad del PSOE, Purificación Causapié, se ha estrenado anunciando la convocatoria, para esta semana, de reuniones con organizaciones feministas, empezando por las afines al partido, como la Federación de Mujeres Progresistas. El objetivo es lanzar el aviso al Gobierno de que si quiere recortar fondos y derechos se encontrará con una oposición frontal. Como la que se encontró el pasado jueves la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, al dar cuenta de sus líneas de trabajo ante la Comisión de Igualdad del Congreso.

Seguir leyendo »

Para no ser sexistas, te llamaremos Macintosh

Por: | 09 de febrero de 2012

Jef Raskin, padre del Macintosh. APLo que hoy conocemos como un Mac, hace unos años era un Macintosh. Y el original fue el Lisa. Steve Jobs bautizó el primer ordenador de Apple con el nombre de su primogénita (detalle que tiene su miga porque en los ochenta la empresa aseguraba que era por: Lisa Invented Stupid Acronym o Lisa: Acrónimo Estúpido e Inventado). La segunda computadora a punto estuvo de llamarse Annie, pero no fue así gracias a un tipo sensible, inspirado posiblemente en el movimiento de liberación de la mujer. Recordemos, es 1979, estamos en California y estos chicos son unos frikis. Y unos hippies. “Como a [Jef] Raskin le parecía que resultaba sexista poner nombres de mujer a los ordenadores, lo renombró en honor a su variedad favorita de manzana, la McIntosh”, se cuenta en Steve Jobs, su única biografía autorizada.

Raskin cambió la grafía para evitar una pelea con otra empresa homónima. El nombre Apple (manzana) era otra gran ventaja en aquella época. ¡En el listín telefónico iba por delante de la poderosa Atari! Poco más de un puñado de mujeres aparecen en el libro de Walter Isaacson. Y queda claro que el padre del Mac, el iPhone, el iPod y del iPad era un mago, un genio a menudo odioso y, a ratos, misógino.

Seguir leyendo »

Eternas menores de edad

Por: | 08 de febrero de 2012

La libertad guiando al puebloGallardón no ve inconstitucionalidad en que las parejas homosexuales sean matrimonio. Qué suerte para los gais que un ministro de Justicia, por más impropio que pueda parecer, lance estas señales ante el tribunal que debe decidir sobre la cuestión. También el PP tiene recurrida la ley del aborto, pero sobre eso no se pronuncia el ministro, solo reafirma su progresismo anunciando cambios que devuelven a los tribunales el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo. Hay dos formas de condena sobre la mujer en este caso: al fuego eterno, vía pecado, la de la Iglesia; a la cárcel, vía tribunales, la del poder político.

¿Por qué no se usan los matrimonios gais para hacerle un gesto a la derecha montaraz y a las sotanas y sí el aborto o la píldora del día después? Hay que remontarse seis millones de años, como mínimo. Para no ir tan lejos, detengamos la máquina del tiempo en la Revolución francesa. Las mujeres lucharon allí con fiereza y convencimiento de que construían un mundo mejor, pero cuando las armas abrieron su espacio a la política y se sientan sobre el papel las bases de un mundo moderno ellas quedan desprovistas de razón para acceder a la ciudadanía. "Dejaron fuera de ese privilegiado grupo a las mujeres, los locos y los niños", explica Soledad Murillo, profesora de Sociología de la Universidad de Salamanca y experta en feminismo. "Es lo mismo que ha pasado en la plaza de Tahir, ellas luchan, pero luego no se reconocen sus derechos", añade. Si no son ciudadanas no pueden decidir por sí mismas, necesitan intérpretes de sus deseos, de sus criterios. Tutelaje.

Seguir leyendo »

Dos Españas ante lo sexual

Por: | 07 de febrero de 2012

Guia1
España ha sido un país de capillas y burdeles, de cilicio y de farras, de cabezas de familia de misa diaria que mantenían otro piso para la querida, de bodas con prueba de virginidad y de derecho de pernada. La versión castiza de la moral católica, estricta en lo referido al disfrute sexual pero con amplios márgenes para la hipocresía, preocupada sobre todo de las apariencias, está en nuestras raíces y en nuestras tripas. Fuimos durante siglos (junto a los Balcanes) la primera línea de la Europa cristiana frente al islam, devotos de Santiago matamoros, inquisidores de hoguera en la plaza. Tenemos grabado a fuego en nuestro carácter el clericalismo y también el anticlericalismo, por el rencor a una Iglesia que tomó bando en muchas de nuestras rencillas. La represión de lo sexual ha sido sobre todo de la libertad de la mujer, puesto que al hombre se le consentían los desahogos con las otras (perdonables con una simple confesión, lo que según Max Weber explicaba el abismo entre teoría y práctica en el mundo católico).

Asuntos que ya no deberían dividirnos, que parecían superados en la sociedad moderna, que tiende a ser respetuosa con el modo de vida que elige cada cual, siguen causando incendios en bocas de algunos obispos, de ciertos dirigentes, en las emisoras que ya saben, en ámbitos con influencia en el nuevo poder político. A la hora de hacer recortes, de subir impuestos o de recibir otras instrucciones de Merkel no se distinguen tanto los gobiernos de izquierda y derecha. Lo que parece separar a las dos Españas a estas alturas de la historia son, todavía, cuestiones relacionadas con la moral, particularmente con la moral sexual: la homosexualidad, la píldora del día después, la asignatura de educación para la ciudadanía, la enseñanza sobre sexo en las escuelas, la ley del aborto. Casi todas las quiere tocar el nuevo Gobierno de Rajoy, quien de entrada se muestra más sensible al factor religioso que, por ejemplo, lo fue Aznar. Con Aznar no varió la ley del aborto ("soy contrario, pero no me pidan que encarcele a las que abortan", decía), se aprobó la píldora del día siguiente (con receta), se crearon registros para las parejas de hecho (sin llamarlo matrimonio) e incluso se escribió en una ley el derecho del paciente a rechazar un tratamiento (sin llamarlo muerte digna). Tampoco, por supuesto, se restringió el divorcio, que los dirigentes del partido practicaron sin reparos.

Guia5Ahora, sin embargo, lo prioritario para Rajoy es que no se hable a los escolares de que hay parejas homosexuales, que las mujeres que abortan tengan que declararse deprimidas o volar otra vez a Londres, o que el domingo por la mañana algunas chicas deambulen en busca de un médico de guardia que les dé la pastilla poscoital. No nos esperábamos esto del nuevo PP, renovado por Rajoy dando peso a mujeres que enfadan a los obispos por casarse por lo civil o tener hijos in vitro, símbolos de la superación del viejo rol femenino por una derecha moderna. Ya pudimos intuir que algo se movía en la dirección del gusto episcopal cuando esas dos dirigentes, Soraya Sáenz de Santamaría y Dolores de Cospedal, corrieron a pregonar la Semana Santa o a presidir procesiones con mantilla. ¿Para estar en sintonía con los nuevos/viejos tiempos?

Seguir leyendo »

Paridad para dirigir el PSOE

Por: | 06 de febrero de 2012

Ejecutiva
La nueva Ejecutiva Federal del PSOE escucha a su líder el domingo. / GARCÍA CORDERO

Una dirección paritaria (17 mujeres y 19 hombres, si se incluyen los vocales) y una mujer, Elena Valenciano, de número dos. Son los primeros gestos por la igualdad que el nuevo secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha hecho nada más tomar posesión del cargo. Y solo tres días después de que se comprometiera con feministas de su partido a apostar por las políticas destinadas a las mujeres, sobre todo en el ámbito interno del partido. "En el PSOE tenemos un problema de cultura política en este sentido y se trata de predicar con el ejemplo", afirmó. Rubalcaba arrancó ayer esta nueva liturgia.

Seguir leyendo »

Bodas por lo notarial

Por: | 02 de febrero de 2012

Ruiz-Gallardon en la boda que ofició entre de dos hombres en 2006

De firmar escrituras a oficiar bodas y divorcios. Los notarios, depositarios en exclusiva de la fe pública tras duras oposiciones que garantizan un empleo para toda la vida, padecen la crisis del ladrillo. Ya no tienen los despachos a rebosar de firmantes de dueños de nuevos pisos con su consiguiente hipoteca; tampoco tienen que decir aquello de "ustedes se arreglan y yo vuelvo en un rato" antes de que fluyan los billetes de 500 euros. Con el mercado inmobiliario por los suelos y sus despachos silenciosos, el ministro de Justicia les propone una nueva tarea: encargarse de bodas y divorcios, previo pago eso sí. Y los notarios, encantados. Un nuevo nicho de mercado para ellos. Para los jueces, un alivio de la carga de trabajo, plantea Ruiz-Gallardón. ¿Todos contentos? No, ni mucho menos. Un PP tan partidario de la familia plantea un divorcio que previsiblemente sería aún más rápido que el exprés, que tanto criticaron.

A muchos les pone de los pelos de punta la boda en la notaría. En primer lugar, porque sería mucho más cara que ante el juez -es prácticamente gratuita- o ante el concejal -la tarifa varía en función del Ayuntamiento-. Sí, probablemente permitiría elegir fecha al gusto, aunque está por ver que los notarios dejaran tirar arroz en sus, a menudo rutilantes, oficinas. ¿Bodas para ricos y para pobres? Bodas privatizadas, en cualquier caso, fuera de las dependencias públicas. La ironía sería que las parejas firmaran lo que algunos demógrafos llaman "la boda de verdad", esto es la hipoteca, al tiempo que se casaran. A lo mejor los notarios hacían rebaja en este dos por uno.

Seguir leyendo »

El infierno de las palestinas

Por: | 01 de febrero de 2012

Por Mercè Rivas Torres

Una mujer se calentaba junto al fuego el mes pasado en los restos de una casa destruida tras una ofensiva israelí en la Franja de Gaza. ALI ALI (EFE)

Mientras la comunidad internacional debate sobre si los palestinos pueden tener su propio Estado, las mujeres siguen sometidas a sufrimientos y agresiones que les conducen a estados depresivos. Las causas son múltiples, pero existen pocos medios para enfrentarse a ellas ya que el conflicto continúa. Naciones Unidas afirma que las mujeres “constituyen la mayoría de los enfermos mentales debido a las presiones y tensiones de sus vidas”. No hay mujer en Gaza o Cisjordania que no tenga en su familia hijos o marido que no estén en prisión o hayan fallecido. La alta tasa de natalidad es de 5,8 y eso unido a la escasez de trabajo, a que sus viviendas han sido derruidas por el ejército israelí, a una sanidad deficiente o a la falta de movilidad con intimidaciones sufridas en los check points (puestos de control), hace que sus vidas estén al límite. La gran mayoría de ellas se han convertido en responsables del grupo familiar, tanto desde el punto de vista económico como del cuidado de hijos y ancianos. Su situación socioeconómica se deteriora día a día y los índices de pobreza y desempleo (el 67% y el 40%) socavan su energía.

Conseguir un trabajo es complicado pero todavía lo es más cruzar los 500 controles de seguridad o los 400 kilómetros de muro que separa terrenos, familias o poblaciones. Aquejadas en su mayoría de desnutrición crónica, hace que pierdan a más de la mitad de sus hijos paridos. Pero esta situación puede empeorar si viven en los campos de refugiados palestinos de Líbano, Siria o Jordania. Tampoco nos podemos olvidar de las prisioneras, que aunque no representan una cifra muy elevada, son tratadas sin ningún tipo de respeto. La mayoría de ellas están recluidas en las prisiones de Telmond, Ramleh y Haifa, situadas fuera del territorio palestino, saltándose el artículo 76 del Convenio de Ginebra, a pesar de que Israel firmó la Convención contra la Tortura y otros tratos o Penas Crueles. Existen casos documentados, por numerosas organizaciones internacionales, que narran el caso de mujeres torturadas y humilladas. Organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional denuncian que viven en condiciones extremas debido al hacinamiento en celdas, escasez de comida, falta de luz e higiene y una comunicación limitada con el exterior ya que sólo pueden enviar cartas a través de Cruz Roja después de ser revisadas por oficiales israelíes.

Seguir leyendo »

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

Enlaces

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal