Mujeres

Mujeres

Este espacio nace para contar los cambios que está aportando la mujer a un mundo en transformación, para detectar desigualdades y para albergar debates bajo esta premisa clave: una sociedad desarrollada y libre no puede funcionar si no permite idénticas oportunidades a la mitad de la población.
Hombres y mujeres sois bienvenidos.

Más autobuses contra el acoso a las mujeres en México D.F.

Por: | 23 de marzo de 2012

Resulta difícil imaginar que un país que acepta a una mujer como candidata a presidir el Gobierno tenga que separar por sexos a los usuarios del transporte público para que las “damas” viajen seguras. Un mexicano diría de esto que su país es “puro contraste”. Así, mientras Josefina Vázquez Mota trata de hacerse con la jefatura del Estado, miles de mujeres se sientan a diario en reservados del metro o viajan en autobuses rosa fucsia, color que pretende dejar claro a los hombres que ese no es su sitio.

Rosas
 FOTO: PRADIP J. PHANSE

Creados en 2008, los buses rosas han pasado de cubrir dos líneas a 50, mientras las usuarias demandan que la flota siga creciendo. Ariadna Montiel Reyes, directora general de la RTP (Red de Transportes de Pasajeros del Distrito Federal) y mentora del servicio, rechaza de plano el argumento de que se trate de una forma de segregación. “Las mujeres lo perciben más bien como un triunfo, sienten que el Gobierno las mira de manera especial”, afirma.

Aunque las estadísticas sobre el tema son escasas, ya que son pocas las mujeres que denuncian el acoso sexual, el Instituto de la Mujer deriva a una encuesta de 2006 en la que el 60% de las mujeres mayores de 15 años aseguraba haber sufrido algún tipo de acoso, verbal o físico, fuera del ámbito privado. Montiel considera que es un problema que está enquistado en la sociedad mexicana e incluso se refiere a él como una “costumbre”. Una intolerable costumbre.

La directora de Transportes reconoce que el servicio no resuelve el problema, pero sí está orgullosa de permitir a las mujeres del DF el “acceso a una vida libre de violencia”. Al menos mientras cruzan la ciudad en uno de los buses rosas que, además del color chillón, están decorados con la imagen de las 200 mujeres más relevantes de la historia mexicana.

¿Y qué diría Frida Khalo si viera su cara en uno de ellos? Difícil imaginarlo. Ella, convertida hoy en un símbolo feminista que ya vestía pantalones hace casi 100 años y bebía cervezas en las cantinas rodeada de hombres.

A un lado de la cara siempre seria de la pintora mexicana, Jessica Guadalupe, de 34 años, agarra con firmeza el volante. Unas cortinas de corazones rojos, colocadas desde el día de los enamorados, la resguardan del sol de mediodía. Guadalupe es una de las 50 conductoras que trabajan en la red. Coincidiendo con la puesta en marcha del servicio, Montiel aprovechó para incorporar mujeres a una plantilla de casi 4.000 hombres. Su llegada no solo sorprendió en la empresa, algunas usuarias se asustaban al ver a una mujer al volante e incluso las hubo que se negaron a subir. Hasta que se acostumbraron. “Había gente que se desesperaba porque iba lenta, pero ahora ya levanto el pie”, dice Guadalupe orgullosa.

Lo que sí puede llegar a desesperar es la poca frecuencia de los servicios. Hay rutas en las que el bus puede tardar más de una hora. Pese a todo, más de 31 millones de mujeres han viajado en ellos desde 2008, con una media de 23.500 usuarias al día.

Los autobuses, llamados Atenea como la diosa griega, y los vagones exclusivos del metro forman parte del programa del Instituto de la Mujer del Distrito Federal Viajemos Seguras. Su portavoz, Margarita Argot, calcula que el 30 o 40% de las usuarias del transporte público sufren algún tipo de acoso sexual y en lo que va de año,  a través de los cinco módulos de atención instalados en estaciones del suburbano, han atendido 54 casos de delito sexual. “Lo más alarmante es que no se sabe cifra real, sabemos que son delitos que se cometen impunemente y que la gente no los está denunciando”, lamenta.

Ayer comenzó la primera campaña electoral en México en la que una mujer se juega entre hombres la presidencia del país. Lejos de los mítines un tipo cualquiera se cuela en el reservado solo para mujeres. Las usuarias lo miran y se alejan de él, aunque no haya hecho nada. Ya es costumbre. Una intolerable costumbre en un país de “puro contraste”.

 

Hay 23 Comentarios

Hace falta ser facha y machista para utilizar ese concepto retrogrado de hombría en plena era de la igualdad.

La solución no es los autobuses, ni la división entre mujeres y hombres, el acoso esta en todas partes por la falta de políticas de igualdad en nuestro país.

La existencia de autobuses para mujeres lo que hace es perpetuar la discriminación. El problema no es que las mujeres tengan que viajar en otros buses, el problema es la impunidad que existe hacia los acosadores sexuales varones. Si se persiguiera el acoso sexual, no tendrían que poner buses (rosas: ridículo) para las mujeres. Las cosas no cambian segregando por sexos, cambian educando en la igualdad y en el respeto.

El problema más grave del machismo no es el machismo entre los hombres, es el machismo entre las mujeres. Y este autobús aunque su finalidad sea apoyar a las mujeres, es un autobús machista. Es un autobús que reconoce y promueve que las mujeres no pueden viajar en el mismo transporte compartido con los hombres porque son más débiles e indefensas. Todo ello disfrazado de cortesía mexicana. Y lo dicho, no tiene éxito por ser exclusivamente de mujeres, sino porque estos autobuses no tienen comparación con las cajas de cerillas llamados peseros. Cuántos años tienen los peseros que funcionan en la ciudad de México ? qué requisitos tienen que cumplir los conductores de peseros en la ciudad de México? Mexicanos, explicad a los ilusos y criticones españoles cuánto cuesta sacar la licencia para manejar un pesero en México.

Pues si eso es machismo, una panda de cobardes lo que lo hacen, los que lo toleran, los que hacen gracias y los que lo miran a otro lado. Eso es violencia y ninguna gallardía. ¿Hay hombres?

Yo no he dicho que en España no haya machismo, lo hay, lo que te digo es que ya se ha avanzado mucho más en materia de igualdad que México por mucho que te ofenda. Y sí, me atrevo a asegurarte que en las cantinas, en los peseros, en las colonias desde la Merced hasta Bosques de las Lomas, desde Zaragoza hasta Santa Fe, pegar a un mujer no está tan mal visto. Y no es solo que no este mal visto, es que ni lo quieren ver!!! En el DF un tipo se lía a tiros con un autobús escolar porque no le dejaba pasar y nadie ve nada!!! Es es la realidad de México sin distorsiones señores. Y esa obcecación por no verlo es lo que hace que pongan autobuses para mujeres.

Mira Iván, vivo en el DF desde hace 7 años y aunque parezca increíble no tengo coche. Yo sí tomo el transporte público del DF, y me meto muchas veces en el apartado de mujeres, no a "arrimar el camarón", sino a amortizar los impuestos que pago desde hace 7 años y que me excluyen como si fuera un depravado. Lo extraño de México no es que manejen las mujeres el pesero, lo raro es encontrarte un conductor de pesero con licencia y con un vehículo en unas condiciones optimas para circular. Empecemos por exigir un mínimo de civismo a los conductores de peseros y taxis, y luego sigamos con los autobuses para las mujeres. Ahora dime que nunca te has montado en un taxi o en un pesero y has escuchado un corrido a todo volumen con un alto contenido sexista y discriminatorio.

Jordan, como se nota que ni pisas el metro, ja,aj! medio tren!! cuando? Solo son tres vagones para la mitad de la poblacion que toma el metro y solo en horas pico y para el sentido del flujo. Te digo que en esos tres vagones las mujeres no vamos comodamente sentadas, llevamos el culo de otra mujer en la cara (si estas sentada) o las tetas en la espalda. Pero bueno, prefiero llevar el culo de una mujer a que un senhor restriege sus partes contra mi culo, aprovechando que estamos como sardinas en lata. Cuando los hombres dejeis de hacer guarradas como esa (que me ha tocado), dejeis de ensenharnos vuestra pirula (que tambien me ha tocado), y de mirarnos con cara de posesos sin pestanhear (y sabiendo que os estais haciendo una paja/chaqueta mentalmente mientras me miran), pues podremos ir tranquilamente en el mismo compartimento, que ademas es lo que queremos las mujeres....

Que curioso, estas piden lo contrario. Si es que Dios le da pan a quien no tiene dientes
http://www.webislam.com/articulos/38356-musulmanas_protestan_en_eeuu_contra_separacion_de_sexos_en_mezquita.html

Si hubiera autobuses azules y vagones especiales en el metro para los hombres, donde no tuviéramos que ir como sardinas en lata como pasa ahora mientras las mujeres van todas cómodamente sentadas (tienen la mitad del tren reservado en exclusiva para ellas), pues no me parecería mal la medida. Pero tal y como funciona ahora mismo es una medida discriminatoria y segregacionista, pero todos sabemos que Ebrad, con tal de amarrar unos cuantos votos más de féminas, acabará haciendo hasta parques y otros lugares públicos exclusivos para mujeres. BASTA DE DISCRIMINACIÓN!!! TODOS PAGAMOS LOS MISMOS IMPUESTOS Y NO HAY DERECHO A QUE NOS TRATEN COMO ANIMALES Y COMO PRESUNTOS CULPABLES SÓLO POR EL HECHO DE SER HOMBRES!!!

Respondiendo al último comentario de la persona española. Al parecer la realidad que percibes sigue muy distorsionada por los medios; siendo mexicano puedo decirte que nadie daría el visto bueno a una persona que se ufane de golpear a su mujer (a menos claro que se trate de un energúmeno o alguien del siglo XIX), no obstante todos los mexicanos reconocemos que aún hay un alto grado de machismo en la sociedad. Por otro lado, la sugerencia que haces al comparar la situación de México y España queda fuera de lugar, pues todos saben (los mismos españoles) y está documentado en estudios realizados por la UE, que la sociedad española es altamente machista pese a todos los avances sociales que han tenido. No veas la paja en el ojo ajeno.

Yago. Totalmente de acuerdo. Y es lo que termina pasando. Y la medida no funciona totalmente, porque las paradas del metro bus se saturan frecuentemente y es cuando se dan los llamados cariñosamente por la sociedad mexicana "arrimones".

Perdonen los afectados, y los que consideran distorsionada la realidad. La foto que aparece ahí, es un autobús como dios manda, precioso y nuevo. No ponen la otra alternativa que son los peseros o los taxis y las condiciones en las que circulan. Y el mero echo de que pongan zonas reservadas en sitios públicos, dividan el metrobus en dos, que las paradas de metro y del metrobus estén llenas de publicidad antiacoso... no os da mucho que pensar?.. y esto en el DF!!!. Y las mujeres de Hermosillo y las de Tuxla ¿por qué no se hace allí? Eso es lo que distorsiona vuestra realidad. Y contesto a la duda de uno de los ofendidos. Hace tiempo que en España la violencia de género se condena por la mayor parte de la sociedad. Para que me entiendan, desde hace tiempo está muy mal visto comentar en una cantina que pegas a tu mujer.

No estoy de acuerdo con el enfoque de la nota. Si esto lo hicieran en Noruega dirían que es porque es uno de los países más avanzados del mundo en la materia, pero como se trata de México, entonces a criticar...

Espero que también tengan autobuses azules para los chavales... menos mal que somos todos iguales.

En ningún caso niego que es un problema real, ahora bien, esta forma de solucionar, no soluciona nada, solo abre la brecha del sexismo.

Si fuese al contrario se consideraria machismo. La solución es castigar y punir a los acosadores, no marcar a todos los hombres como tal.

Ahora con que moral dirán que no hay igualdad, si se fomenta desde el gobierno

Claro, Aurora, claro. Ellos. Todos ellos. Todos los hombres. Porque ya se sabe que todos los hombres son de entrada culpables, por si acaso.

No creo que sea tan dificil de solucionar. Mas vigilancia con castigo eficaz, sin tener que separar ...las aceras por sexos.
Poner en ridículo al machote creo que sería para pensarselo otra vez.

El problema, Anónima, es que en el primer paso de tu plan, serían y son muchas las mujeres las que tienen que sufrir abusos. Y habiendo sufrido yo misma tocaciones en autobuses en Santiago de Chile, puedo decirte que es una experiencia horrorosa, que no se olvida y que no sé si se puede pedir a nadie experimentar mientras el machismo desaparece.

Yo no he usado el servicio de Atenea, entre otras cosas porque tarda mucho y no me viene bien para ir a casa. Pero si es muy agobiante ir en el metro y que un tipo no deje de babear mirandote, aunque vayas normalita vestida y ya madurita como yo. De todas formas no es exclusivo de Mexico, que en Espanha tambien me ha pasado. Lo que ocurre es que aqui en hora punta los buses y el metro va a tope, algo que si no lo vives no puedes saberlo. No te bajas, te bajan aunque no sea tu parada, de la cantidad de gente que hay. En esas circunstancias, tener que ir apelotonada apoyando tu cara contra la espalda de alguien, pues es mucho peor que sea un hombre. Tendriais que poner una foto de los vagones de metro en hora pico para que la gente entendiera porque es necesario resguardar vagones para las mujeres.

He vivido en Df más de año y medio y este servicio sí funciona. Sun embargo no creo que ayude para nada a solucionar el problema,más bien creo que lo agrava.Es un país machista,donde no puedes caminar por la calle sin que te digan cualquier grosería y el hecho de separar a las mujeres aumenta los casos de acoso.Los hombres no tienen educación de respeto a las mujeres y cuando ven a dos mujeres en su mismo vagón de metro se les quedan mirando con obsesión.Creo que la eliminación de estos servicios haría a las mujeres pelear más por su igualdad y a los hombres les ayudaría a ver a las mujeres cono iguales.Obviamente es un proceso duro donde es importante reeducar a los hombres.Pero hay que hacerlo,de la otra manera sólo se evita el problema y así nunca México dejara de ser un país machista

http://nelygarcia.wordpress.com. Creo que otra forma más eficaz, sería incentivar la cultura de autodefensa en las mujeres y al mismo tiempo, fomentar la igualdad, en la educación y castigar a los acosadores.

seria interesante que dado que son ellos los que agreden fueran ellos los que viajaran en transportes segregados y con baja frecuencia, al menos hasta que demuestren que son capaces de convivir

...Y parecía que lo del "empuje" de la vida era sólo una frase hecha...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Ricardo de Querol y Ana Alfageme.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

Enlaces

Especial 8-M Día de la Mujer 2014

El mundo de la cultura se moviliza por el derecho a elegir de la mujer

Viaje a Polonia, el país del aborto clandestino

El 'femicrime', tendencia al alza en la novela negra

Las científicas y técnicas cobran un 30% menos que ellos

La nueva mujer china: "No somos muñecas sumisas"

"Los altos cargos se reparten en noches de copas mientras ellas lavan niños"

Sin igualdad no hay hermanos

Los museos las prefieren monas

Sexismo a golpe de WhatsApp

Las 'primaveras' recortan los derechos de las mujeres árabes

De maltratador en maltratador

¿Quieres atajar la malnutrición? Haz que las mujeres vivan mejor

Sexo débil, por Santiago Roncagliolo

Las saudíes desafían la prohibición de conducir

No soy madre porque no quiero

Las reinas de las colinas de Bamenda, por Lola Huete

Radiografía del posfeminismo

Testosterona SA

"Han hecho sufrir demasiado tiempo a Beatriz"

Amina: sola frente a los radicales

El poder que se escapa a la mujer

Nancy Huston: "El feminismo más puritano nunca ha sabido qué hacer con la coquetería"

Recuerdo para San Valentín: no todos eligen a su pareja

Alemania, ¿un país de machos?

8.000 mujeres se ofrecen como consejeras

La policía, el segundo terror para las violadas indias

Sabrina, Rosario, Iris... 43 asesinadas por sus parejas

La lección de la niña Malala, por Ángeles Espinosa

Cámaras, acción... ¡velo! El regreso del hiyab a la televisión egipcia

Cenicientas con medalla

El mundo en sus manos: Gennet, la primera sordociega con título universitario

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal