Ir a Planeta Futuro
Mujeres

India se levanta por el respeto a las mujeres

Por: | 01 de enero de 2013

Delhi
Los llantos de dolor y gritos de ira se han instalado en las calles. La muerte de “la hija de India” ha conmocionado al país. Las manifestaciones que piden justicia han sido constantes desde que el 16 de diciembre una estudiante de fisioterapia de 23 años fue brutalmente violada por seis individuos en la capital, Nueva Delhi. Algunas de estas concentraciones han estado marcadas por los enfrentamientos entre los ciudadanos y las fuerzas de seguridad y dispersadas con agua, gases lacrimógenos y palos. Un policía y un periodista murieron y hubo más de 140 heridos.
El sábado miles de personas hicieron luto tras enterarse que “Amanat” (nombre con el que le llamó la prensa, pues su nombre real no fue revelado) perdió la lucha por su vida en un hospital de Singapur, donde había sido trasladada. El domingo fue cremada de acuerdo a los rituales hindúes en una ceremonia privada.
Por su brutalidad, esta violación ha sacudido consciencias en India y en todo el mundo. Ha puesto en evidencia la desigualdad en que viven las mujeres en ese país. Los ciudadanos cada vez están menos convencidos de que el Gobierno y la policía sea capaz de protegerlas. El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon ha pedido a las autoridades que den los pasos necesarios para hacer justicia y evitar nuevos crímenes. “Cada mujer y niña tiene el derecho de ser respetada, valorada y protegida”, reza un comunicado.
De Amanat, que se ha convertido en un símbolo de lucha para la igualdad de las mujeres, se sabe poco. Que era la mayor de tres hijos de un hombre que trabaja como cargador en el aeropuerto, que era una estudiante brillante, que ayudaba económicamente a su familia asistiendo a niños a hacer sus tareas. El día del crimen Amanat y su novio, el hombre de 28 años con el que pensaba casarse, según dijeron sus amigos a los medios, fueron al cine.

Al salir, abordaron un autobús que confundieron por público, pero que había sido robado por seis hombres que “habían bebido y buscaban algo de diversión”, según los informes policiales. Estos hombres golpearon bestialmente a sus víctimas con una barra de hierro en la cabeza y el abdomen. A Amanat la violaron por más de una hora y le perforaron los intestinos introduciéndole la barra por la vagina.  Después, la pareja  fue arrojada desde el autobús en movimiento. Después de tres operaciones, la salud de la chica seguía “extremadamente crítica” y fue trasladada al hospital en Singapur, donde murió. La policía arrestó a los seis sospechosos y ha comenzado un juicio rápido.  Se espera para la próxima semana la comparecencia de los presuntos responsables.
Nueva Delhi ostentaba ya el tremebundo sobrenombre de “la capital india de las violaciones”, pero tras este crimen su imagen empeorado todavía más.  “La actitud de la policía hacia las mujeres es el mero reflejo de cómo somos tratadas en general: menospreciadas y acosadas”, dice Anita Sharma, una manifestante.  El enojo es tal que en las calles y en las redes sociales algunos piden castigar la violación con muerte o castración química. Intentando calmar los ánimos, las autoridades han prometido endurecer las penas por violación y aumentar la seguridad en los autobuses, con más controles policiales y evitar los vidrios tintados. Cuelguen culpables
Las organizaciones de mujeres y estudiantes piden que los otros aproximadamente 100.000 casos de violación que existen en India también sean acelerados. Aseguran que es un crimen que es muy pocas veces denunciado por miedo de las víctimas, por la corrupción y falta de sensibilidad de la policía y que, además, es excepcionalmente castigado. Por ejemplo, en Nueva Delhi, en donde los casos van en aumento vertiginosamente, las 635 denuncias de violación que se han registrado este año, han desencadenado en 745 arrestos, pero sólo una condena.
Es una sociedad patriarcal y misógina, explican. En una India en desarrollo las mujeres exigen más igualdad y los hombres sienten amenazado su poder. Para Kalapana Sharma, periodista especializada en temas de mujeres, la violencia contra ellas no se aborda de la manera correcta. “La sociedad asume que son las mujeres deben tomar medidas de precaución y no que los hombres son responsables de los ataques y que el Estado es responsable de protegerlas”, dice.
De hecho son varios los funcionarios que han hecho públicos sus comentarios al respecto. Hace tres años tras de que una reportera de televisión fuera asesinada al volver a las tres de la mañana de su trabajo la propia gobernadora de Nueva Delhi, Sheila Dikshit, aseguró que “una no debe ser tan arriesgada”. La gobernadora fue abucheada cuando quiso presentarse en las manifestaciones por la violación de Amanat.
En una rueda de prensa en agosto pasado, el ex jefe de policía de la capital, BK Gupta aconsejó a las mujeres que no fueran solas por la noche. “No pueden viajar solas a las dos de la mañana y luego decir que Delhi no es segura”. Estas declaraciones causaron indignación. En las manifestaciones de los últimos las mujeres llevaban pancartas expresando su malestar en este sentido: “No me digas a mí como vestirme. Diles a ellos que no violen”.
Mujeres encadenadasPara muchas mujeres las violaciones son sólo el extremo del acoso que sufren a diario. “Cuando voy por la calle me siento constantemente amenazada por las miradas de los hombres y en varias ocasiones me han tocado. No nos respetan”, cuenta indignada una de las manifestantes de estos días. 
Y por ahora las cosas no parecen muy cerca de mejorar. En medio de la furia de los capitalinos y de los intentos del Gobierno de controlar el descontento, el miércoles pasado se reportó una nueva violación en grupo en Nueva Delhi.

Hay 11 Comentarios

El maltrato a la mujer solo desaparecerá si educamos en el respeto y en la igualdad. Es el primer paso y el más importante
http://mujerimantada.blogspot.com.es/2013/01/i-have-dream.html

Tracio, llevo leyendo todas las informaciones que veo sobre este tema y aún no he podido descubrir qué ha sido del pobre novio de Amanat. Un pobre chaval al que pegaron también una paliza, posiblemente tuvo que presenciar la violación de la mujer que amaba y a quien tiraron de un autobús en marcha. Pero será que él no es importante.

La india es un país que admiro por su cultura y tradiciones, pero al enterarme de esta situación tan brutal, me ha dejado un sabor muy amargo: Aun intento comprender por qué un país que respeta la vida, ha asumido tan natural la violencia contra las mujeres... Es hora que todos los gobiernos hagan algo en serio y si estos no lo hacen, es nuestra obligación como humanos que somos... No mas este tipo de actos y que sean castigados...

Cuanto sufrimiento

Gracias India por esta respuesta a la violencia, aunque también haya implicado más violencia... La violación es la punta del iceberg de la cultura patriarcal, una cultura violenta que se reproduce de forma inconsciente por hombres y mujeres socializados en sus creencias. Comparto mis posts escritos también en El País Comunidad Valenciana sobre el tema.

http://blogs.elpais.com/creas-lo-que-crees/2012/07/luz-y-sombra-en-egipto.html

http://blogs.elpais.com/creas-lo-que-crees/2012/10/de-mariana-de-pineda-a-malala-.html

http://blogs.elpais.com/creas-lo-que-crees/2012/04/take-back-the-night-toma-la-noche-valencia-y-el-mundo.html

...a pesar de la lamentable e irreperable pérdida de la vida de esa chica, ha servido para lanzar una masiva y espero efectiva llamada de atención a las autoridades hindues y al mundo en general...celebro la unión del pueblo hindú, hombres y mujeres unidos clamando justicia y reprobando el comportamiento de algunos hombrecillos despreciables...Descansa en Paz Amanat...

Menos tu vientre http://cort.as/2x7u

Creo entender que las consercuencias sufridas por él no son comparables, pero echo de menos un leve comentario acerca de lo que le pasó a la pareja de esta muchacha. Mas que nada, por no dar la impresion de que no es importante. Otra cosa. Dejen de definir estas situaciones como "actos de los hombres". Esos no son hombres.
La historia, lamentable, como todas las agresiones injustificadas y desproporcionadas.

Es tremendamente injusta las situación que se vive en muchisimos países del mundo. La violación de esta chica servirá para despertar conciencias un par de semanas pero en los ambientes rurales de Asia, América y África estas situaciones se repiten a diario sin que sus gobiernos hagan nada ni los nuestros les exigan absolutamente nada. ¿Para que tanta ONU?
http://diariodeunacleptomana.blogspot.com.es/2013/01/cuando-la-vida-te-da-la-espalda.html

http://nelygarcia.wordpress.com. Pues ¡ya era hora que el pueblo despertara!, ¿cómo pueden suceder salvajadas como esa y seguir viviendo?, Si la brutalidad de los hombres, proviene del sexo, todas las posibilidades pueden ser válidas, para erradicarlo. Me temo que un país con culturas atrasadas, pueda cambiar en poco tiempo, pero las mujeres no deben de abandonar la lucha, para conseguir respeto y dignidad.
http://www.facebook.com/nely.garcia.3557

En este caso hay más que una violación sexual, hay una agresión física añadida, hay especial salvajismo, hay asesinato y hay agresión también al acompañante de la mujer. La manera de educar contra las agresiones a mujeres no es sólo de palabra, es estableciendo en la ley la igualdad radical entre ambos sexos y no dejar que las agresiones queden impunes, como parece que está sucediendo en la India y otros países. No se trata de la pena de muerte, se trata de que las violaciones se castiguen en serio.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Ricardo de Querol y Ana Alfageme.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

Enlaces

Especial 8-M Día de la Mujer 2014

El mundo de la cultura se moviliza por el derecho a elegir de la mujer

Viaje a Polonia, el país del aborto clandestino

El 'femicrime', tendencia al alza en la novela negra

Las científicas y técnicas cobran un 30% menos que ellos

La nueva mujer china: "No somos muñecas sumisas"

"Los altos cargos se reparten en noches de copas mientras ellas lavan niños"

Sin igualdad no hay hermanos

Los museos las prefieren monas

Sexismo a golpe de WhatsApp

Las 'primaveras' recortan los derechos de las mujeres árabes

De maltratador en maltratador

¿Quieres atajar la malnutrición? Haz que las mujeres vivan mejor

Sexo débil, por Santiago Roncagliolo

Las saudíes desafían la prohibición de conducir

No soy madre porque no quiero

Las reinas de las colinas de Bamenda, por Lola Huete

Radiografía del posfeminismo

Testosterona SA

"Han hecho sufrir demasiado tiempo a Beatriz"

Amina: sola frente a los radicales

El poder que se escapa a la mujer

Nancy Huston: "El feminismo más puritano nunca ha sabido qué hacer con la coquetería"

Recuerdo para San Valentín: no todos eligen a su pareja

Alemania, ¿un país de machos?

8.000 mujeres se ofrecen como consejeras

La policía, el segundo terror para las violadas indias

Sabrina, Rosario, Iris... 43 asesinadas por sus parejas

La lección de la niña Malala, por Ángeles Espinosa

Cámaras, acción... ¡velo! El regreso del hiyab a la televisión egipcia

Cenicientas con medalla

El mundo en sus manos: Gennet, la primera sordociega con título universitario

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal