Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Michelle, la clave de sol del pentagrama Obama

Por: | 20 de junio de 2013

Michelle ObamaTecleamos las palabras Michelle Obama. Una primera búsqueda en Google y… ahí está. Discursos que no quiere que interrumpan, una mujer sin tiempo para la primera dama china, su biografía, su perfil en Twitter, su perfil en Pinterest… En definitiva, una mujer posicionada en la red y posicionada en La Casa Blanca en un lugar estratégico. No paran de sucederse las noticias sobre ella, ni los comentarios. Es protagonista casi diaria en todos los medios de comunicación del mundo. Adopta un papel casi único con respecto a otras mujeres de presidentes.

Pero Michelle Obama es especial. De eso no hay duda. Lo demostró en la primera campaña electoral del 2008, y lo volvió a demostrar en la última del 2012. Ella tiene madera de líder y como tal lo ejerce de la manera más estratégica. Si bien no siempre acierta, Michelle es más que una primera dama. Es la clave de sol del pentagrama Obama. Ella es un símbolo que representa, que estiliza. Representa los sonidos más agudos de La Casa Blanca. Es la “clave” del presidente, el sol siempre presente.

Ella es… diferente a otras damas. Y está marcando tendencia entre el rol que éstas deben tener. Mujer, esposa y madre. Pero también presente en aquellos temas relacionados con la presidencia y que requieren de una atención “diferente”, “aguda”. Otro empoderameinto. Comparar a Michelle Obama con otras mujeres de otros presidentes sería un error. Y su presencia en los medios también. Porque su papel es único y ha ido evolucionando al tiempo que la política de su marido. Y su papel en la comunicación estratégica también. Cada salida está medida. Cada sonrisa. Pero, ojo, al igual que su mujer, Barack Obama también es un símbolo. Es esa melodía del pentagrama que ningún presidente posterior sabrá representar.

Las últimas noticias que han publicado los medios de comunicación con respecto a la esposa del presidente de los Estados Unidos no han sido música agradable. Pero criticar a Michelle Obama por sus errores, por sus tropiezos en escena y por su quizás demasiado empleo del "puesto" que ocupa, no servirá de nada. Analizar el pentagrama Obama sí servirá. Michelle, la clave de sol, ya marcó la nota de la representación al entrar en La Casa Blanca. Una nota que seguimos todos con atención. Sólo depende de ella que suene bien… que sea sublime. 

 

Imagen: Portada de la edición de abril de Vogue USA / VOGUE

Hay 14 Comentarios

Una de las cosas más ridículas que he visto y que en Estados Unidos y otros países se mantiene plenamente en vigor a estas alturas es eso de "apellido de soltera" y "apellido de casada".

¿Y por qué "Michelle OBAMA"? Por qué "señora de"? ¿Por qué las mujeres aceptan esas cosas? El machismo empieza por las mujeres, que lo asumen y colaboran con él. No hablo de todas, claro está.


En tiempos de cambio, en que se habla de igualdad, de feminismo y demás, lo que hay es mucho desconcierto, pero no en los hombres exclusivamente, como muchas veces se dice. No, en las mujeres tanto como en los hombres.

para mi es un misterio total, en francés usamos la palabra "charme" (hechizo+atracción+carisma+encanto creo en castellano ?), pero es más que esto, no sé por qué pero esta mujer me atrae como un iman, no me lo puedo explicar

Las primeras damas y los primeros damos.


Seguimos como siempre: la fiel mujercita y esposa que está de bastón de apoyo al "cabeza de familia" (ella no sé qué otro órgano será) y presidente de los Unitedestatesofamérica.


En todas las campañas electorales de ese país hecho a base de robar territorios a otros, y no sólo a los indios, cada candidato tiene que presentar a toda su familia, como si la familia fuera a gobernar. Incluso creo que en elecciones pasadas, cuando se presentaba el papi de Bush el último, el de las mentiras para hacer la guerra y otras cosas, una de las cosas que hacía subir puntos en las encuestas a Bush padre era lo bien que hacía los postres su amada esposa.


Bueno, esto parece de coña pero es muy real. Es como si en unas oposiciones a barrendero municipal, o a administrativo, o a juez, hubiera que presentar a esposa o esposo, hermanos, hijos, tíos, primos y demás familia.

Por eso la votamos....LOL

hahaha

@wigstock: Te ha faltado la mitad de la cita. Te la recuerdo: "Que si tercia de otra forma, ya la ayudaré yo a subir". Es decir, que si es ella la que tira hacia arriba, ya le subiré YO la compra, ya le haré YO la sopita, ya le limpiaré YO la ropa y ya le cambiaré YO los pañales. Cuidadín con las manipulaciones. Te retratan.

@wigstock: ¿Miedo a competir con las mujeres? Mientras sea en igualdad de condiciones, ninguno en absoluto. Pero no es eso lo que quieres, ¿verdad, listilla? Tú quieres auparte en tu victimismo, que nos aten las manos a la espalda antes de luchar y utilizarnos para escalar a nuestra costa. Lo has dejado bien clarito. Ya te lo había dicho: Eres de esas que sólo saben subir pisoteando a los demás. Tú y tu ombligo. Aciertas en una cosa. Soy divorciado. Felizmente divorciado. Y lo soy gracias a haberme quitado de encima a una que era como tú. Una para quien lo que no fuese su único y propio interés era digno de ser pisoteado. Alguien para quien los demás solo son medios para sus fines. El conocimiento vino antes, no después. No estoy resentido. Me siento tremendamente aliviado. Tremendamente ligero.

@crudo: Reivindico una mujer que sea compañera. Que me ayude a subir si así se tercia y que ambos subamos juntos.
Sí, claro, claro, la compañera que te ayude a subir... que suba tu compra, que te prepare cada día una sopita calentita, que limpie tu ropa y tu casa y que te cambie los pañales de paso, no? Lo dicho, por mucho que la mona se vista de seda, mona se queda. Así que no intentes camuflar lo que es evidente: MACHISTA!

@wigstock: Ya tuvo que salir la resentida despechada. Aprende a leer: ¿Alguien ha dicho que el sexo sea una limitación para algo? Lo que se ha dicho es que hay más opciones para la mujer que tratar de ser una superwoman. Y para un hombre, faltaría más. Yo no reivindico una mujer sumisa: Reivindico una mujer que sea compañera. Que me ayude a subir si así se tercia y que ambos subamos juntos. Que si tercia de otra forma, ya la ayudaré yo a subir. No que sea un lastre ni que me arrastre hacia abajo. Tienes pinta de ser de estas últimas. Aquellas para quienes sólo existe su propio ombligo.

Ya tuvo que salir un nostálgico del antiguo régimen a reivindicar a su mujercita sumisa ideal. Pues no, el sexo no puede ser limitación a la hora de ejercer el rol que sea. Ah, y va por los machos también.

Nely García. Perdón, quise decir (Michelle).

http://nelygarcia.wordpress.com. Creo que ambos se complementan: Michele se sirve del lugar privilegiado de primera dama, para fortalecer libremente, a Obama como Presidente.

Si no lo veo, no lo creo: Una oda desde este blog a una mujer que es el paradigma del rol femenino. Mujer, esposa, madre. Quizás se pudiese haber elaborado un poco más esta entrada y analizar que su ejemplo muestra cómo un reparto de roles puede hacer llegar a una familia más arriba de lo que lo haría un reparto igualitario, por ejemplo. O cómo no es necesario tener una amplia carrera profesional para dar sentido a tu vida. O que hay alternativas al modelo de superwoman que también pueden hacer felices y admirables a las mujeres. Pero lo entiendo: Sería tocar demasiadas fibras sensibles en una época de hipersensibilidad.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Ricardo de Querol y Ana Alfageme.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

Enlaces

Golada al machismo

El poder de la resistencia feminista en Marruecos

"Inteligente como papá, bonita como mamá"

Risas de mujer en Turquía contra el discurso ultraconservador

Se buscan mujeres para dirigir Europa

Los recortes frenan el avance de la mujer en la ciencia

El PIB de la esclavitud sexual

Más mujeres, señores consejeros

Ellas hacen avanzar América Latina

Rescatadas por la educación

Especial 8-M Día de la Mujer 2014

El mundo de la cultura se moviliza por el derecho a elegir de la mujer

Viaje a Polonia, el país del aborto clandestino

El 'femicrime', tendencia al alza en la novela negra

Las científicas y técnicas cobran un 30% menos que ellos

La nueva mujer china: "No somos muñecas sumisas"

"Los altos cargos se reparten en noches de copas mientras ellas lavan niños"

Sin igualdad no hay hermanos

Los museos las prefieren monas

Sexismo a golpe de WhatsApp

Las 'primaveras' recortan los derechos de las mujeres árabes

De maltratador en maltratador

¿Quieres atajar la malnutrición? Haz que las mujeres vivan mejor

Sexo débil, por Santiago Roncagliolo

Las saudíes desafían la prohibición de conducir

No soy madre porque no quiero

Las reinas de las colinas de Bamenda, por Lola Huete

Radiografía del posfeminismo

Testosterona SA

"Han hecho sufrir demasiado tiempo a Beatriz"

Amina: sola frente a los radicales

El poder que se escapa a la mujer

Nancy Huston: "El feminismo más puritano nunca ha sabido qué hacer con la coquetería"

Recuerdo para San Valentín: no todos eligen a su pareja

Alemania, ¿un país de machos?

8.000 mujeres se ofrecen como consejeras

El mundo en sus manos: Gennet, la primera sordociega con título universitario

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal