Ir a Planeta Futuro
Mujeres

La mala vida de una buena madre

Por: | 20 de septiembre de 2013

Vidademadre2
El primer cómic de Gemma Sesar empieza así: "28-01-2012. Sábado. Otra vez sin chica. Me he pasado todo el día en la cama, con fiebre, dolor de cabeza y sudando una barbaridad (esto último seguro que adelgaza, o elimina toxinas, o ventila el cuerpo, así que está bien). Baldo se ha encargado de la casa y de los niños, que hoy parecía que tenían la solitaria porque han hecho un camino de su habitación al cajón de las galletas".

Gemma Sesar es la directora de El Patito Editorial, un pequeño sello dedicado al cómic y los libros ilustrados radicado en Santiago de Compostela, la autora del blog Vida de Madre y la madre de Olivia y Antón, de cuatro y tres años. También es la pareja de Fausto y la amiga de Marta y... en realidad no tiene tiempo para ser nada de esto último y ha de conformarse con ser, esencialmente, madre y empresaria en crisis.

En 2010 estrenó un blog sobre esa nueva identidad -la maternal- que ha engullido a casi todas las demás. Todos tienen una teoría de la maternidad que a menudo choca con la que posee cada madre. Sesar se siente distinta aunque está hermanada con todas las madres trabajadoras del mundo por algo común: ir corriendo detrás de la vida con la lengua fuera. ¿Cómo? Café y renuncias. "Desde hace cuatro años, primero soy madre, luego empresaria y, finalmente, si sobra algo de tiempo, soy mujer. Soy buena madre, aunque cometa al día cientos de errores; aunque no sea la madre que nos quieren vender los psicólogos, estudiosos, libros de autoayuda, abuelas perfectas y madres delicadas", escribe en la introducción a la obra.

Vida de madre (El Patito Editorial, con versión en gallego y castellano) es el título del cómic que recoge las experiencias de Sesar en el que ella pone el guion, Ramón Marcos las ilustraciones y Jorge Castelli el color. Es la historia de dos niños felices -los hijos- y dos adultos sobrepasados -los padres- que tienen que mantener todos los malabares de la vida en el aire procurando que ninguno se rompa.

Gemma pasa por sucesivas fases. Cae en la trampa de la superheroína que puede con todo tras encadenar fallidas experiencias de asistencia doméstica. Enferma, se concede treguas, finalmente admitirá ante sí misma que necesita ayuda en la casa y en un momento delicado se romperá su fuerza en mil añicos. Porque todo lo anterior ocurre simultáneamente en la vida de una empresaria que, en 2012, es desgarrada por la crisis. Y que debe repensar cosas, idear iniciativas, defender proyectos, esto es, que necesita la vehemencia y la energía de un titán justo en un momento en que dos felices criaturas se la succionan por completo. Vida de madre parece un cómic sencillo pero aborda algo tan complicado como la vida de una madre empresaria que no desea renunciar a ninguna de las dos cosas. Y que no tendría por qué hacerlo.

Y es, lo haya pretendido o no su autora, un tebeo de denuncia social: una prueba más del agujero de las políticas de igualdad y conciliación que existen en este país para contribuir a que las mujeres tengan hijos -algo muy interesante para la madre en particular y el futuro de la sociedad en general- y facilitar al tiempo que las mujeres tengan vidas... profesionales.

Hay 28 Comentarios

En mi casa éramos cinco. Mi padre tenía dos trabajos, mi abuela otros dos y mi madre también trabajaba. La guardería era la casa de los vecinos y la calle. De la limpieza de la casa nos ocupábamos todos. Eran otros tiempos y ahora no hay esa cultura del sacrificio. Ahora vivimos tiempos mejores. Mi madre jamás hubiese sacado tiempo para hacer un tebeo y yo prefiero que ahora se puedan hacer y no queramos llevar una vida de chinos emigrantes. Por cierto, que el comic es bueno.

Buenas tardes
Me gustaría compartir mi artículo ya que va en sintonía con este. Enhorabuena por vuestro trabajo. Un saludo
http://www.rededuca.net/kiosco/comentando/que-vivan-las-mujeres

Buenas tardes
Me gustaría compartir este post que va en sintonía con vuestro artículo. Un saludo y enhorabuena por vuestro trabajo

Qué pereza! otra madre coraje "que se va a la pelu mientras los niños están en inglés"....otra madre que se cree diferente, innovadora, sacrificada y estupenda por hacer lo mismo que vienen haciendo madres y padres de toda la vida....luchar es salir adelante con tres hijos y un sueldo miserable en la familia, no deliberar si quieres servicio doméstico o no.

De acuerdo también, en parte, con el comentario de Crisis que empieza diciendo "Disiento de la versión de madre que da el cómic".

Tiene su buena parte de razón.

Disiento de la versión de madre que da el cómic. las de las doble jornada (han aceptado que los trabajos domésticos son suyos porque el marido gana más) cuentan unas cosas muy raras. Yo las veo en la oficina dedicándose a su casa y su familia y produciendo bajo rendimiento. Es lamentable que en la administración una de las razones de la baja productividad sean estas señoras que vienen a justificar no sé qué cosotas gordas como que son unas mártires o unas heroinas. todo antes de que el padre o los adolescentes-hijos hagan algo. Son mujeres que tienen problemas para aceptar los cambios. Quieren seguir siendo las reinas del hogar y le pegan 200 bofetadas al igualitarismo. a la vez son pasivas agresivas. unas masoquistas que a pesar de que trabajan y su madre les ayuda, quieren tener la casa tan limpia como su madre. en fin, viven la neurosis del ama de casa, trabajando fuera de casa.
Los países allende los Pirineos ya han llegado a la conclusión de que en la primera etapa de tener hijos uno de los dos debe pasar a media jornada. Existen políticas muy coherentes que han analizado que si una persona, hombre o mujer, renuncia a 10 años de vida profesional el Estado tienen que hacerse cargo de compensar a esta persona.
lo que no se puede es ser ama de casa y una gran trabajadora fuera del hogar. Es incompatible o solo es compatible con políticas públicas. por ejemplo poner guarderías en los centros de trabajo. son ideas muy básicas que no se han hecho en este país a favor del marujismo, el talibanismo del yo "puedo con todo". Los costes en salud de esta actitud ya se han analizado y las de la doble jornada terminan la crianza enfermas, generalmente muy enfermas. han sido trabajadoras forzadas a lo largo de la mayor parte de su vida: sin horario,sin reconocimiento, haciéndose cargo de lo que nadie quiere hacer, aveces con un desprecio inaudito.


La gente tiene hijos esperando, ¿qué? ¿que se críen solitos, como animalitos salvajes? La verdad no entiendo el objetivo de comic, al final muestran a la mamá planchando la colada COMPLETA -porque a ella le dio la gana de ponerse en esas a media noche- ¿para qué? ¿Era tan urgente planchar TODA la ropa? ¿Sería que necesitaba ponerse de víctima? ¿para mostrar que el papá se acostó a dormir y ella siguió sacrificándose por la familia? Lo que no entiendo es ¿Por qué entonces se embarazó de ese "vago"? (si no la ayuda de "casada" seguro de novio era igualito). A lo hombres en dos meses de relación se les ve todo el pelambre, si se sigue con ellos a pesar de los defectos que se les ven pues ya es una responsabilidad nuestra creo yo,¿ no? ...

Publicado por: Paula | 20/09/2013 20:46:45
------------------------------------


Totalmente de acuerdo, Paula.


Es un problema de INCONSECUENCIA, de no atreverse a ser consecuente, de mucho bla, bla, bla pero acomodarse a la situación, y sabiendo desde el principio lo que iba a pasar, y aceptándolo. Una vida de autómatas, de hacer todo por inercia, porque es la costumbre.


Y es que las muchísimas mujeres que se comportan así no superan su propio machismo.

La gente tiene hijos esperando, ¿qué? ¿que se críen solitos, como animalitos salvajes? La verdad no entiendo el objetivo de comic, al final muestran a la mamá planchando la colada COMPLETA -porque a ella le dio la gana de ponerse en esas a media noche- ¿para qué? ¿Era tan urgente planchar TODA la ropa? ¿Sería que necesitaba ponerse de víctima? ¿para mostrar que el papá se acostó a dormir y ella siguió sacrificándose por la familia? Lo que no entiendo es ¿Por qué entonces se embarazó de ese "vago"? (si no la ayuda de "casada" seguro de novio era igualito). A lo hombres en dos meses de relación se les ve todo el pelambre, si se sigue con ellos a pesar de los defectos que se les ven pues ya es una responsabilidad nuestra creo yo,¿ no? ...

Voy a sacar yo también un cómic quejándome de que mi trabajo como basurero nocturno no me deja ni tiempo ni fuerzas para pintar al óleo, una actividad a la que no tendría por qué renunciar. Que se organice el mundo como sea, pero yo no tengo por qué renunciar a pintar al óleo. Mandaré el cómic a donde haga falta, incluido el Tribunal de la Haya.
Bueno, ahora que caigo en la cuenta, voy a renunciar a hacer el cómic porque tampoco tengo tiempo para hacerlo. Oh, la vida no es justa ni está hecha a la medida, de mis necesidades, ¡¿cómo es posible?!

Mi padre trabajaba tanto que sólo nos veía despiertos los fines de semana....!!!y no todos, que por temporada también trabajaba sábados y domingos...Un padre también es lo mejor del mundoooo

Pues en las regiones mas desarrolladas de europa ya las mujeres se estan dando cuenta que eso de la maternidad no es gran vida, por mucho que se hagan miles de camapañas y subsidie el estado el hecho de ser madre, nada que anima a las jovenes a meterse en ese asunto. Yo. como hombre, les doy la razon, hasta que la sociedad deje de ver el hecho de ser madre como una debilidad o ver a las mujere mama en las empresas como una carga de problemas , tienen toda la razon las jovenes en no sacrificar sus metas por que toca ser mama. Eso de ser madre es para que le gusta, lo malo es que cada vez son menos mujeres europeas a las que le gusta y la taza de crecimiento demografico lo mantienen las mujeres de culturas diferentes a la europea donde ser madre es la principal meta.

Pues para hacer un comic sí que ha sacado tiempo... y no creo que se haga en un par de horas. Eso sí, la publicación y su edición tiene salida entre las manejadoras de los hijos del feminismo y alguna que otra subvención para publicaciones afines. Si un hombre hace un comic sobre su día a día (que es similar, aunque en algunos casos no con las mismas tareas), se lo come con patatas y se lo enseña al portero y a su cuñado, tres días después, su mujer lo tira al cubo de la basura.

Sí, mandilón, Joan. Lo puedes consultar en el diccionario de la RAE o en el Diccionario del español actual de Manuel Seco.

¿Mandilones? ¿Eso es lo que llaman batas en unos sitios y babys en otros? ¿O, en Valencia, "baberos" ?(aclaro: a los que los demás llamamos baberos, ellos llaman "pechitos")
A ver si nos aclaramos, leche!

Tenemos una hija que cumple 4 años el mes que viene, trabajamos los dos, ella va al cole, y nuestra casa está hecha un asco. Yo hace siglos que no me compro ropa, por falta de tiempo; hace siglos que no voy al quiropráctico o a darme un masaje, que tengo la espalda destrozada, por falta de tiempo. Hace siglos que no voy al cine ni me tomo una caña con amigos. Vivimos en una ciudad dormitorio y trabajamos en una gran ciudad, perdemos media vida en el trasporte. PERO ESTO NO ES UNA QUEJA. Soy feliz, tengo lo que deseaba tener. Porque sabemos perfectamente que no podemos llegar a todo, y la prioridad es pasar tiempo con nuestra hija. No podemos dejar de trabajar los dos (por ahora, ya veremos con el tiempo…), no podemos trabajar desde casa (por ahora), pero nuestra prioridad es pasar el mayor tiempo con nuestra hija. Todo lo que pueda esperar, esperará. Como barrer y fregar el suelo.

@Appelsin: Si tan maravillosos son los hijos cuando eres hombre, ¿qué es lo que impide a las mujeres adoptar esas misteriosas estrategias que hacen de las vidas de los hombres algo tan - aparentemente - sencillo? Las opciones para ambos son practicamente las mismas... ¿Quién obliga a las mujeres a llevar vidas tan infelices comparadas con las de sus compañeros? Es una cuestión que me intriga...

"Los hijos deben ser maravillosos cuando eres hombre, o eres suficientemente rica para pagar niñeras"
Genial.. mi vida es maravillosa, levantándome a las 6:45 de la mañana para estar ocho horas en los tejados friendome de calor o de frío según la estación con mi espalda jodida. Comiendo de tapers todos los días. Sin opción de dejar ese maldito curro, porque si no no llega el sueldo a mi casa porque en este puto país es difícil por no decir otra coas que mi mujer encuentre un curro. decente. No voy a ir de santurrón, pero leer esa frase me ha puesto negro también. Tengo dos magníficos hijos y no me sabe mal renunciar a cosas por ellos. Las madres son maravillosas, pero los padres no somos unos vividores, sabéis...

Los hijos deben ser maravillosos cuando eres hombre, o eres suficientemente rica para pagar niñeras o no tener que trabajar. En esta sociedad, para una mujer trabajadora, tener familia se convierte en un infierno. Nos dan a elegir entre susto o muerte: no tengas vida y ten hijos (y unas ojeras de aquí a Lima, y una vela encendida para no tener problemas con el marido), o ten vida y vive al margen de la sociedad (sip, serás la solterona desesperada, y será tan dificil hacer amigos como amigas ya que unos y otras creerán que sólo piensas en cazar a un tipo, y por supuesto te lo dejarán caer siempre que tengan oportunidad...)
Me considero una persona cálida y con instinto maternal, pero tal y como están las cosas, prefiero ser una solterona marginada que una esclava.

completamente identificada jaja ja

Una madre es lo mejor del mundo

@Agnes: ¿Quién ha dicho que los empresarios renuncien a tener una familia? Renuncian a pasar tiempo con ellos. Todo lo que dices es cierto, pero tal como se plantea en el comic, delegar esas tareas te convierte en "mala madre". ¿Es necesario ponerse a planchar dos babis y, de paso, planchar toda la colada? No. Así que me da a mí que la alternativa a la "la mala vida de una buena madre" es "la buena vida de una mala madre". ¿Servicio doméstico? Claro que sí. Sólo que para pagarlo - puesto que es un lujo - necesitas ganar un dinero extra que - vaya - te va a obligar a pasar más tiempo fuera de casa y lejos de tu familia. O vas a tener que esclavizar a tus padres jubilados...

Soy madre, trabajo y lucho también por compaginar todo. Pero según mi experiencia si tienes una pareja estable (si el padre o la madre están solos ya es otra cuestión) no es una cuestión de políticas sociales sinó de repartir con la pareja y de asumir que no se puede tener todo. Cuando decides tener hijos, inicas una etapa vital que te aporta muchas cosas y disfrutarlas es lo que te compensa de aquellas otras cosas a las que renuncias por falta de tiempo ó de dinero.

Para crudo: los empresarios no renuncian a tener una familia, tienen personas a su alrededor que se ocupan de los hijos (su mujer o exmujer, servicio, etc), así que no veo por qué las empresarias no pueden contar con la misma ayuda, las mujeres empresarias o trabajadoras no tienen la necesidad de hacerlo todo ellas, se trata de tener la ayuda del padre de las criaturas y/o servicio doméstico.

Comic de muy agradable lectura. Felicidades.
Solamente anado que, soy madre y me preocupo de mi muchisimo, es cuestión de armonía en las decisiones. :)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Ricardo de Querol y Ana Alfageme.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

Enlaces

Especial 8-M Día de la Mujer 2014

El mundo de la cultura se moviliza por el derecho a elegir de la mujer

Viaje a Polonia, el país del aborto clandestino

El 'femicrime', tendencia al alza en la novela negra

Las científicas y técnicas cobran un 30% menos que ellos

La nueva mujer china: "No somos muñecas sumisas"

"Los altos cargos se reparten en noches de copas mientras ellas lavan niños"

Sin igualdad no hay hermanos

Los museos las prefieren monas

Sexismo a golpe de WhatsApp

Las 'primaveras' recortan los derechos de las mujeres árabes

De maltratador en maltratador

¿Quieres atajar la malnutrición? Haz que las mujeres vivan mejor

Sexo débil, por Santiago Roncagliolo

Las saudíes desafían la prohibición de conducir

No soy madre porque no quiero

Las reinas de las colinas de Bamenda, por Lola Huete

Radiografía del posfeminismo

Testosterona SA

"Han hecho sufrir demasiado tiempo a Beatriz"

Amina: sola frente a los radicales

El poder que se escapa a la mujer

Nancy Huston: "El feminismo más puritano nunca ha sabido qué hacer con la coquetería"

Recuerdo para San Valentín: no todos eligen a su pareja

Alemania, ¿un país de machos?

8.000 mujeres se ofrecen como consejeras

La policía, el segundo terror para las violadas indias

Sabrina, Rosario, Iris... 43 asesinadas por sus parejas

La lección de la niña Malala, por Ángeles Espinosa

Cámaras, acción... ¡velo! El regreso del hiyab a la televisión egipcia

Cenicientas con medalla

El mundo en sus manos: Gennet, la primera sordociega con título universitario

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal