Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Mujeres (y gatos) contra el feminismo

Por: | 19 de agosto de 2014

¿Qué puede dar más de sí en Internet que un gatito? ¿Y que una hoja en blanco? Podrían ser varias cosas. En este caso: la unión de ambos. El movimiento Women against feminism nació en julio del pasado año en Tumblr. Su objetivo es enseñar que existen mujeres en contra del movimiento feminista. Y las hay. Miles de fotos lo demuestran: gráficos, dibujos, memes, y sobre todo, selfies de mujeres con carteles explicando por qué no les hace falta el feminismo.

Era previsible que consiguiera adeptos, críticos, indiferentes… Y sátiras, cientos de sátiras. La más nueva es Confused cats against feminism. Apareció justo un año después también en la plataforma de microblogging -hace apenas un mes- y ya hay casi tres millones de entradas en Google que hacen referencia a esos cientos de gatitos confundidos por el antifeminismo femenino. Una espiral que se adentra un poco más en el absurdo que pulula por la Red y que convierte su contenido en una explosiva caja de Pandora.  

Gatosandwich

Ninguna crítica hacia el movimiento ha tenido tanto éxito como la felina, que, de forma explícita, ridiculiza las explicaciones de las nuevas antifeministas. Entradas como “No necesito el feminismo porque soy el guardián del lavabo” o “No necesito el feminismo. Necesito el pan que estás a punto de comerte. Solo yo decido si soy carnívoro”, son un ejemplo de lo que David Futrelle, el creador del Tumblr gatuno, piensa acerca de los argumentos de Women Against Feminism, que también están presentes en Facebook y Twitter.

Futrelle explica en la página que “los gatos necesitan un lugar donde publicar fotos de ellos mismos con carteles que denuncien el feminismo por variadas y extrañas razones que no se acercan ni de lejos a lo que es el feminismo”. La web es a su vez un proyecto de Hunted the mammoth, una delirante e incisiva página contra la misoginia.

El nuevo odio hacia las mujeres, online y más mediático que nunca –como casi todo-, es el resultado de una demonización histórica que el sistema patriarcal ha hecho de la figura feminista. “Se le enseña a la gente que el feminismo es algo que no es. No es mujer contra hombre”, explica Asunción Bernárdez, profesora en la Universidad Complutense de Madrid (Semiótica de los Medios de Masas, Teoría de la Información y Comunicación y Género), directora delInstituto de Investigaciones Feministas de esa universidad y coordinadora del programa de Doctorado en Estudios Feministas y de Género.

Para Bernárdez, el feminismo “es un movimiento de personas que luchan por la igualdad de derechos porque piensan que hombres y mujeres son iguales. No hay una supremacía de uno sobre otro”. Esa idea, germen de la lucha desde la Ilustración, pretende que las mujeres tengan la misma libertad de movimientos por el mundo, de expresión, de acceso a los recursos… “Nada que no tengan los hombres. Es el reconocimiento que se produce de una desigualdad factible”.

No tan factible para las miles de mujeres que han colgado sus razones en el microblog antifeminista: “No necesito el feminismo porque no soy una víctima”, “No necesito el feminismo porque nunca me han dicho que no pudiera estudiar entomología por ser mujer” o “No necesito el feminismo porque me gusta que los hombres me hagan cumplidos por mi cuerpo”.



“Ignorancia” es la palabra que usa Angustias Bertomeu, presidenta de e-mujeres, para explicar ese tipo de argumentos: “Es signo de un desconocimiento total de la historia, de quién es quién dentro de ella y de por qué hemos llegado a esta situación”. Bertomeu pronuncia enfáticamente la palabra “tremendo” al otro lado del teléfono cuando escucha las razones de algunos de los carteles. Le sorprende más que ninguna otra la del victimismo: “Desgraciadamente lo somos, y no nos gusta serlo. Pero es así. En la puerta contigua a tu casa o al otro lado del mundo, el sistema patriarcal nos pone en situaciones muy difíciles”.

No cobrar los mismos salarios, no tene el mismo acceso a los puestos de poder, la cifra (objetiva) de mujeres asesinadas por violencia de género… No abrir los ojos a esa realidad es, para Bertomeu, una “deslealtad hacia sus hermanas. Porque además, si ellas pueden votar, caminar libremente en muchos países, tener acceso a la educación… es gracias a muchas feministas que se dejaron la piel porque eso sucediera”.

El antifeminismo ha acompañado al feminismo desde que se constituyó como tal en el siglo XIX. “Siempre ha habido mujeres en contra porque entienden el feminismo de una forma que no se debe entender. De forma prejuiciosa, sin saber qué significa”, argumenta la profesora Asunción Bernárdez.

¿Hay alguna otra forma de explicar que las propias mujeres estén en contra de un movimiento que las defiende? Tal vez sea una cuestión generacional. Bernárdez expone que hoy hay muchas mujeres jóvenes que ya han sido educadas en la igualdad, “parte de las últimas generaciones pueden creer que existe una igualdad total y absoluta porque así han sido educadas”. La realidad es que no existe esa realidad. ¿Se mueven con la misma libertad hombres y mujeres a las 4 de la madrugada? ¿Sienten más miedo los padres por las hijas o por los hijos? ¿Se siente amenazado un hombre si se cruza con un grupo de mujeres en algún lugar desértico y oscuro?

Para Bernárdez, el movimiento feminista es profundamente empático: “Qué me pasa y qué le pasa a otra gente. En este sentido hay mujeres que nunca llegan al pensamiento feminista”. Como muchas personas no llegan nunca a pensar durante un segundo que, a cinco metros o a mil kilómetros de su cocina, existen millones de personas que no pueden comer, “porque nunca lo han necesitado para explicar su realidad”.  Que a algunas no les haga falta el feminismo como ancla para luchar es una suerte conquistada tenazmente a lo largo de decenas de años, perdiendo y ganando pequeñas y grandes batallas. Y sobre todo, repleta de nombres de mujer.

Hay 140 Comentarios

Madre de dios, menudo nivel tiene la redactora de este bodrio; no solo el tumblr de los gatos es irrelevante en este asunto, sino que los carteles antifeministas no son mas que una respuesta a los infumables carteles profeministas que tambien inundan tumblr. Para saber más del asunto que la propia redactora del articulo busquen informacion sobre los women`s studies, los sjw y el feminismo americano de tercera generacion, alucinarán...

Que el feminismo se apodere de la igualdad de género es de pandereta. Feminismo tiene la raiz "mujer" en su palabra. Con semejante problema de branding, ya no es un movimiento global. En todo caso, dicho movimiento debería llamarse humanismo si realmente quiere representar a hombres y mujeres por igual.

Convendría leerse las noticias bien antes de hacer los comentarios.
Como los negros pueden votar, trabajar, etc ya no hay que defender la igualdad entre las personas con independencia de razas? Porque sea políticamente incorrecto ser racista ya no existe el racismo???
Cada uno que viva su vida como quiera, las mujeres que les guste que les digan que les digan piropos o quedarse en su casa y no trabajar tienen todo mis respetos, pero antes de criticar y descalificar habría que saber de qué se habla, y por cierto, hay muchos hombres feministas tb, porque la igualdad beneficia a todos. No a la discriminación ni positiva ni negativa para nadie.

Soy de las que no necesita el feminismo y que cree que lo único que han logrado las feministas es degradarnos y ser motivo de mofa.Las mujeres valemos por sí mismas, no queremos un grupillo de histéricas que nos digan lo que esta bien y lo que esta mal.En mi mundo las mujeres tienen su lugar y los hombres el suyo, pero el infantilsmo de las feministas no tiene lugar alguno.Me ha ido muy bien,en todos los sentidos, sin feministas en mi vida profesional, sentimental, social ,etc.Ergo no las quiero,ni las necesito.

El feminismo, como cualquier ideología, tiene muchas vertientes, no solo la que afirma Bernárdez. Gracias al movimiento feminista yo, que soy hombre, puedo dedicarle a mis hijos el tiempo que generaciones anteriores de padres jamás pudieron tener. Pero también he conocido a feministas que creen justo que los hombres debamos estar bajo el yugo de las mujeres -para contrarrestar injusticias históricas-, o que desear sexualmente a una mujer es machismo.

Leyendo estos comentarios, está claro que la FAES no os ha dado vacaciones ni en la segunda quincena de agosto. También me queda claro que ante tanta barbarie el feminismoes más necesario que nunca. Ni un sólo argumento capaz de responder a las preguntas que se plantea la profesora Asunción Fernández; todo descalificaciones sin conocimiento de causa. Me gustaría saber qué sucedería si las cifras de violencia de género que presenciamos cada año se correspondiesen con hombres y no con mujeres. Igual hasta sacaban los tanques a la calle.


Me hace gracia eso de si se mueven con la misma libertad hombres y mujeres a las 4 de la mañana. Como si esto fueran dos bandos y estas en uno o en otro. Yo soy un hombre, y no me siento seguro en una calle oscura a las 4 de la mañana. Y es cierto que quienes pueden darme problemas van a ser casi seguro hombres, pero leyendo lo que piensa esta señora, parece que si me encuentro a la gente equivocada, me van a dar un abrazo porque soy un hombre como ellos, y van a seguir buscando alguna pobre chica a la que agredir

Tanto el feminismo como el machismo estoy hasta las orejas. Igualdad, justicia, libertad para TODO ser humano y que se dejen de chorradas.

El problema del femisnismo es que da tanto la brasa con chorradas como quÍtame ese anuncio que es sexista y ofende a las mujeres(te molesta sólo a ti),que si miembros y miembras para no ofenderse...total,que llega un momento que las feministas se vuelven cansinas hasta para las mujeres.

Lo del feminismo tiene, desde mi punto de vista, un terrorífico parecido con lo que está sucediendo en Israel. Del mismo modo en que Israel escuda sus actuales barbaries en el hecho de que ellos las sufrieron en el pasado, el feminismo se ha convertido en una muestra de rencor que aspira a devolver a los hombres lo que han hecho en el pasado sin pararse a pensar que los hombres de hoy en día (al menos la mayoría) nada tienen que ver con la misoginia reinante en el pasado. Hoy en día, la mujer es, por lo general, respetada por su valía como persona sin ningún tipo de sesgo por cuestiones de género. El feminismo radical no tiene cabida en este mundo puesto que la igualdad no se consigue pisando al otro género como este movimiento pretende.

Toda mujer, tarde o temprano, necesitará el feminismo. Algunas cuando ya sea demasiado tarde y estén más pisoteadas que un felpudo.

Lo evidente es que, muchas mujeres no logran asimilar el significado de la palabra "feminismo", y se extravían haciendo comentarios absurdos.

Cuando movimientos feministas organizan debates bajo el lema "men are obsolete" (los hombres están obsoletos), es natural que mujeres que aprecian y, sobre todo, valoran a los hombres protesten o se posicionen en contra. Por ejemplo, Karen Straughan (visionar sus videos en youtube, por ejemplo su conferencia "are men obsololete?")

El feminismo no es un movimiento de personas que buscan la igualdad de derechos. Tendría que serlo. Quizás lo fue algún día. Pero ya no lo es. Y por eso existen mujeres que reniegan de él. Porque el feminismo se ha convertido en proselitismo de lo femenino y demonización de lo masculino. Porque el feminismo se ha convertido en un movimiento que exige al varón "quítate de ahí para que me ponga yo porque yo lo valgo". Pero peor de todo: el feminismo se ha convertido en un nuevo evangelio, lleno de normas, reglas y exigencias, puritanista y dogmático, que impone a las mujeres una forma de ser que muchas no sienten. El feminismo ha perdido el respeto a la mujer, no permitiendo que una mujer se salga del camino que marcan sus mandamientos. Y es victimista. Profunda y ridículamente victimista, hasta puntos que producen vergüenza ajena entre las propias mujeres. Y ciego a las desigualdades que sufren los hombres. ¿Empático el feminismo? Por favor...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal