Ir a Planeta Futuro
Mujeres

Las 'guardavidas' de los refugiados

Por: | 27 de noviembre de 2015

Por MERCÈ RIVAS y ELENA HERREROS

La argentina Fiorella Crotti y la alicantina Sara Bernabeu son lo que ellas denominan “guardavidas”, socorristas del mar. Desde hace unos meses forman parte del equipo de Proactiva, ONG que trabaja en la isla griega de Lesbos rescatando refugiados.

Fiorella Crotti. FOTO: Proactiva

Fiorella tiene 28 años, fue nadadora profesional y trabajó como socorrista cuatro años en Argentina y dos en España. A pesar de afirmar que el paso por Lesbos fue una “experiencia “enriquecedora” a nivel humano, dice haberse visto “desbordada desde el minuto cero”. “No tienes tiempo de pensar, es el momento de actuar, de estar al cien por cien, porque sabemos que no vamos a salvar a todo el mundo. Pero también somos conscientes de que de nosotros depende la vida de mucha gente y eso te hace estar en estado de alerta”, añade Fio, como la llaman sus compañeros.

Para Sara, de 22 años, estudiante de medicina en su último curso y socorrista en verano, esta experiencia es muy “difícil de definir”. “Gratificante, por supuesto. Ayudas y eso se ve reflejado en la cara de las personas. Una vez allí ves el grave problema y en mi caso, por ejemplo, te das cuenta de lo poco informados que estamos aquí en España”, añade Sara.

Seguir leyendo »

Judith Butler en Barcelona: contra la subordinación

Por: | 20 de noviembre de 2015

  Butler

Mientras quienes viven en Madrid y alrededores tuvieron la oportunidad de asistir a la multitudinaria manifestación contra la violencia de género celebrada el 7N, en esas mismas fechas quienes residimos en Barcelona o alrededores tuvimos el placer de escuchar a Judith Butler, teórica del movimiento queer y ante todo una feminista de pensamiento global, quizás la feminista con más predicamento internacional y la que está llamada a dejar una huella mayor.

Vino invitada en el marco de la exposición +Humanos por el CCCB, Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona, que nos regala programaciones dignas de una capital europea de alto nivel sin la cual nuestro horizonte cultural de expectativas (Jauss) sería mucho más pobre. No es la primera vez que Butler visita Barcelona, siendo la última si no me equivoco en 2010, cuando vino para dictar una conferencia sobre la violencia de Estado. En ella insistía en que pertenecer al movimiento queer conllevaba una defensa de la alianza entre diversas minorías "a través de la diferencia", es decir, que conseguir "una alianza fuerte de la izquierda" pasaba por combatir políticas favorables a la discriminación, citando sobre todo a las minorías sexuales, raciales, religiosas y a las mujeres (Violència d'Estat, guerra, resistència, Barcelona, CCCB, 2010; Violencia de Estado, guerra, resistencia, Barcelona, Katz, 2011).

Sobre estas cuestiones y otras de igual calado abundó en su estancia barcelonesa, que a la conferencia dictada frente a una numerosa multitud en el CCCB (Butler tiene un gran poder de convocatoria) sumó una entrevista pública, también ante un numeroso público, a cargo de la periodista y ex directora de TV3 Mònica Terribas que tuvo lugar en el Centre Cultural Born, dentro del ciclo "D.O. Europa" en el que estuvo el mismísimo Varufakis. Los barceloneses tuvimos pues doble ración de Judith Butler, una pensadora no siempre fácil de leer, pero que en cambio resulta enormemente inteligible cuando se la escucha. Ella misma alude a “la claridad incomunicable” de la filosofía en Deshacer el género, aunque en ese mismo libro se confiesa como una pensadora que escribe en contextos interdisciplinarios en un tiempo en que la filosofía se encuentra a sí misma fuera de sí misma (Hegel).

Seguir leyendo »

Mujeres en el arte: Sofía Bassi emocionaba también desde la cárcel

Por: | 18 de noviembre de 2015

Sofía Bassi, retratada en la cárcel de Acapulco por Paulina Vista

Sofía Bassi (Sofía Celorio Mendoza) nació en Ciudad Mendoza (Veracruz, México) en 1913 y desde muy joven mostró una gran inquietud hacia el mundo artístico. Estudió filosofía en la Universidad Nacional Autónoma de México, si bien su formación artística es totalmente autodidacta.

Casada por segunda vez con Jean Franco Bassi, que era descendiente de la nobleza mexicana, adoptó su apellido como nombre artístico. En plena madurez y viviendo en Acapulco descubrió el surrealismo y desde entonces produjo una obra tranquila y llena de sensibilidad que fue capaz de conmover a la alta sociedad mexicana, en la que se movía con desenvoltura. Aparte de ello, también fue respetada por igual tanto por los artistas coetáneos como por la intelectualidad de la época. Concretamente el pintor, dibujante, escritor, grabador, escultor e ilustrador José Luis Cuevas se refirió a ella como "una pintora que realmente emociona”.

En 1964 realizó su primera exposición individual obteniendo una crítica muy positiva; al año siguiente expuso en la Galería Plástica de México e inmediatamente después ya pudo ver su obra colgada en la Lys Gallery de Nueva York. Sorprendentemente, en 1968 se entregó a la policía y fue inmediatamente encarcelada por el asesinato del conde Cesare D’Acquarone, esposo de su hija, cuyo cuerpo amaneció flotando en su piscina privada. Bassi se había autoinculpado manifestando que había disparado accidentalmente el arma cuando enseñaba a su yerno las técnicas de caza.

Seguir leyendo »

¿La igualdad conseguida? ¿Es una broma?

Por: | 13 de noviembre de 2015

Marcha contra la violencia machista el pasado día 7 en Madrid (DANIEL OCHOA DE OLZA, AP)

Existe el temor de que las movilizaciones no sirvan para nada, pero sirven. Que manifestarse por la igualdad entre los sexos en la calle –en España, en Brasil, en México, en India, en Canadá-, que romper el silencio en los medios o en las redes sociales no vaya a hacer ceder la presión del machismo. Y es verdad que el machismo no va a desaparecer después de una marcha ciudadana o de una campaña en Internet, pero también lo es que poco a poco va avanzando la mentalidad de la población. Continuarán las noticias de mujeres asesinadas, las cifras de maltratadas, seguirá la discriminación salarial y laboral, el techo de cristal que bloquea el ascenso profesional de las mujeres, continuará el acoso callejero, las violaciones y los abusos, seguirán produciéndose infinidad de micromachismos: bromas groseras, desprecios, manoseos, faltas de respeto, mensajes tóxicos en medios de comunicación.

No va a desaparecer el machismo pero hay que arrinconarlo. Lo primero es conquistar el debate público para ir ganando terreno en el privado. Que las mujeres que sufren y soportan la violencia sepan que no tienen que aguantar ni un minuto más, y que no están solas. Que los bravucones que desprecian a la mujer, aunque lo hagan desde una falsa galantería paternalista, se encuentren con la respuesta de su entorno. Que los que presumen de varoniles por ser rudos y agresivos no reciban el aplauso de sus amigotes. Que los machos alfa no se crean atractivos. Que las mujeres luchadoras que siguen adelante tengan al menos esperanza de que los obstáculos empezarán a moverse. Que las personas que tienen poder o influencia, que tienen micrófonos y despachos, los utilicen con responsabilidad y sensibilidad.

Seguir leyendo »

Contra el neoliberalismo sexual

Por: | 04 de noviembre de 2015

 El último libro de la profesora Ana de Miguel, Neoliberalismo sexual, nos interpela directamente a nosotros -“Agradeceríamos a nuestros hermanos, los hombres, que se sentaran a pensar quiénes son, qué hace la sociedad patriarcal con ellos y qué quieren llegar a ser, que plantaran cara a lo que el sistema espera de ellos”- , tras haberse preguntado “dónde está el hombre nuevo”. Esa es una de las conclusiones a las que llega la filósofa feminista tras haber reflexionado sobre la perversión de un momento histórico en el que vivimos “sociedades formalmente igualitarias” pero en las que asistimos a una permanente reproducción de las relaciones de poder propias del patriarcado.

Un orden cultural y simbólico que se ha convertido, siguiendo la brillante categorización de Alicia Puleo, en un “patriarcado por consentimiento”, es decir, en un orden que propicia la aceptación de la desigualdad mediante la socialización diferencial encubierta, las arraigadas prácticas discriminatorias en el mercado laboral y la difusión de mitos patriarcales a través de los medios de comunicación. Esta suma de factores ha visto potenciadas sus negativas consecuencias en un momento en el que, con el pretexto de la crisis económica y la "necesidad" de políticas de austeridad, se está abriendo la puerta a una cada vez más descarada discriminación, directa e indirecta, de la mitad de la Humanidad.

El subtítulo del libro, El mito de la libre elección, nos sitúa ante la clave a la que pretende dar respuesta la autora, que no es otra que la conversión de una aparente libertad “en igualdad de condiciones” en la justificación perversa de la prórroga de un sistema sexo/género que continúa situando a las mujeres en inferioridad de condiciones.

Seguir leyendo »

Sobre los autores

Tenemos diferentes puntos de vista, distintas edades, diversos perfiles. Somos un grupo de periodistas, especialistas y colaboradores coordinado por Isabel Valdés.

Libros

EL POSMACHO DESCONCERTADO

EL POSMACHO DESCONCERTADO

Ricardo de Querol

“Como quien dice, acabamos de salir de la cueva. No se borran de un plumazo milenios de reparto rígido de papeles, de trogloditas que salían de caza mientras ellas recolectaban y cuidaban de niños y ancianos, de bravos guerreros y abnegadas esposas, de amas de casa confinadas al hogar y hombres que acaparan toda la vida pública, de burkas de todo tipo, de dotes, de pruebas del pañuelo”. Las reflexiones del autor sobre la relación entre los sexos en el siglo XXI publicadas en el blog Mujeres, recopiladas en un libro electrónico. Puedes comprarlo en Amazon y en Google

Enlaces

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal