10 (+2) esenciales del jazz en 2011

Por: | 26 de diciembre de 2011

JazzRM4

En parte debido a su eterna condición de música tan culta como marginal, el jazz siempre va por su cuenta. La figura del francotirador musical no sólo hace referencia al improvisador que busca nadar ajeno a la(s) corriente(s), exclusivamente fiel a su arte; también representa la necesidad de registrar la propia evolución, de fotografiar con cierta asiduidad el momento musical que vive en cada momento.

Por eso, independientemente de la(s) crisis(s) en el sector de la música, el jazz siempre produce toneladas de discos al año. La mayoría humildes (desde el punto de vista de la edición), pero siempre con la cabeza bien alta. Esa enorme producción hace que sea ridículo intentar elegir de forma definitiva “lo mejor del año”, más incluso que con otras músicas que generan centenares de listas en otros tantos medios y soportes, para gozo de los aficionados que buscan recapitular, descubrir discos que se les escaparon o despedazar al crítico de turno.

Lo que aquí vamos a comentar no es necesariamente lo mejor del año, así, a lo tremendo. Lo que sí podemos afirmar es que son un puñado de discos que están entre lo muy interesante y lo condenadamente bueno, la mayor parte de ellos en esta última categoría. Lo que si se ha buscado es presentar una selección variada y moderna, jazz que sea, en mayor o menor medida, hijo de la segunda década del siglo XXI. ¿Para todos los públicos? Algunas cosas más que otras, pero eso depende de cada uno. Os invito a que escuchéis y decidáis, siempre con las orejas bien abiertas.

Peter Evans – Ghosts (More Is More)

PeterEvansQuintet-GhostsPeter Evans es el músico de jazz del año. Lo suyo es de juego, set y partido: figura imprescindible del supergrupo Mostly Other People Do The Killing (tal vez, la mejor banda acústica del momento), instrumentista superdotado y músico tan brillante y avanzado que da auténtico vértigo. “Ghosts” es la confirmación de todo esto, una auténtica obra maestra en la que la improvisación muta a tiempo real y que tiene todas las papeletas de convertirse en un disco de culto.

 

Jon Lundbom & Big Five Chord – Quavers! Quavers! Quavers! Quavers! (Hot Cup)

Lundbom_'Quavers'_1El grupo de Jon Lundbom (el mismo, exactamente, que opera bajo el liderazgo de Bryan Murray como Bryan and the Haggards) ha parido este año un disco de una calidad insoportable. Sin fronteras y sin vergüenza, Lundbom, Jon Irabagon, Bryan Murray, Moppa Elliott y Danny Fischer tocan una música tan intensa como difícil de cuestionar. A este disco no le sobra ni un segundo y representa mejor que la mayoría que aún hay cosas nuevas que decir en el jazz.

 

The Resonance Ensemble – Kafka In Flight (Not Two)

Resonance kafka in flightKen Vandermark es un renacentista del free-jazz de las últimas décadas. Tanto le da dejarse la piel en reducidos dúos y tríos que escribir enrevesadas piezas para grandes formaciones. El Resonance Ensemble es su último gran invento, un tenteto intercontinental en el que coinciden ilustres compañeros de la escena de Chicago (Dave Rempis, Tim Daisy, Michael Zerang…) con nuevas figuras de la vanguardia europea como Per-Ake Holmlander o el trompetista de Atomic, Magnus Broo. Lejos de lo que hacía Vandermark con su Territory Band, en “Kafka In Flight” conviven decenas de tendencias, aunando la libertad total con el swing, siempre entre excitantes improvisaciones. Si Charles Mingus viviese, este podría ser su disco de 2011.

 

David Binney – Graylen Epicenter (Mythology)

David binney graylen_epicenterUn vistazo a la carpeta del disco ya anticipa lo que contiene. La crême de la crême de la escena neoyorquina está aquí, desde Chris Potter a Brian Blade, Craig Taborn, Kenny Wollesen, Ambrose Akinmusire o Gretchen Parlato. David Binney ahonda en su particular forma de componer y desarrollar, enfatizando en las melodías, en los voicings obsesivos y en enganchar al oyente con temas de armonías aparentemente sencillas. Trabajo de madurez para el saxofonista, “Graylen Epicenter” también está entre lo mejor de una ya de por sí intachable carrera.

 

Matana Roberts – Coin Coin Chapter One. Gens De Couleur Libres (Constellation)

Matana-roberts coin coinEs joven, negra y orgullosa y, sin embargo, la música de Matana Roberts es antagónica a la de la meliflua Esperanza Spalding, paradigma mainstream de ese exótico estereotipo. Roberts es pureza, autenticidad, verdad en dosis de alto calibre. “Coin Coin Chapter One” es una buena ración de historia afroamericana y un homenaje a la mujer negra. La joven saxofonista firma una suite en la que caben la improvisación libre, el cántico hímnico y la memoria histórico-musical de su pueblo en una escalofriante grabación en directo. No está tan bien como su “Chicago Project”, pero sí que sus discos con Sticks and Stones o su “Live In London”, publicado también este año. No lo dudéis, Matana is the real thing.

 

Arrive – “There Was…” (Clean Feed)

Arrive there wasLa escena de Chicago es una de las más activas y creativas del mundo, un hecho que no es precisamente nuevo, por mucho que la omnipresente Gran Manzana tienda a eclipsarlo. Arrive es un colectivo formado por cuatro músicos extraordinarios que están llamados a estar entre los grande del jazz que está por venir. Aram Shelton, Jason Adasiewicz, Jason Roebke y Tim Daisy llevan ya unos cuantos años dando fe de ello, y escucharles juntos es revelador. Y eso que esto sólo es un proyecto colectivo: tirando del hilo, escuchando los discos de cada uno de ellos como líder, es cuando se ve más claramente lo que se está cociendo entre las manos de Shelton, Adasiewicz o Daisy. Mucho cuidado con Chicago.

 

Bill Carrothers – Excelsior (Out Note)

Bill Carrothers excelsiorBill Carrothers es uno de los secretos mejor guardados del jazz americano. Está tan a buen recaudo, que el pianista graba y edita más en la vieja Europa que en su propio país. Irónicamente, también es uno de los músicos que más ahondan en la historia norteamericana –otra de sus grandes pasiones–, recuperando melodías tradicionales e interpretándolas con respeto y convicción. Maestro del piano a la altura de coetáneos más populares, en “Excelsior” ha entrado en un estudio sin tener un esbozo de lo que iba a grabar por primera vez en su carrera. El resultado es espontáneo, muy inspirado, y unos de los discos a piano solo más profundos y reflexivos de los últimos tiempos.

 

Ambrose Akinmusire – When The Heart Emerges Glistening (Blue Note)

Ambrose-akinmusireEste es uno de los discos “importantes” del año, porque Ambrose Akinmusire es una de las futuras estrellas del jazz: joven, dotado y con cosas muy interesantes que decir. Muy probablemente, “When The Heart Emerges Glistening” estará en las listas de 2011 de muchos críticos y publicaciones, y no es para menos, porque es muy bueno. Es un retrato perfecto de ese jazz norteamericano contemporáneo que es consciente de la época en la que vive. El disco es bueno, sí, y pasará a la historia como el gran debut de un gran trompetista (aunque es su segundo álbum), pero no hace justicia a Akinmusire. Descubridle y, cuando podáis, id a verle en directo.

 

Stefon Harris / David Sánchez / Christian Scott – Ninety Miles (Concord/Universal)

Ninety_miles-Si hubiese disco del verano en el jazz, en 2011 éste hubiese sido un gran candidato. Reunión en la cumbre de tres pesos pesados, lo que podría haber sido un all-stars petardo o un aburrido choque de egos se convierte en un auténtico disco colectivo; no sólo de Harris, Sánchez y Scott, sino de los cubanos Harold López-Nussa y Rember Duharte. Ambos se reparten las labores al piano capitaneando sendas secciones rítmicas “made in La Havana”, pero todo el disco suena compacto y en ningún momento caen en los tópicos que vulgarizan la música cubana. Este es un disco de jazz sin etiquetas; grabado en Cuba, sí, pero sin ningún ánimo insular. Sánchez y Harris están soberbios y al joven Christian Scott le sienta muy bien no ser el líder de la grabación.

 

Mr Rencore + Tim Berne – Intollerant (Auand)

Rencore berneEn “Intollerant” conviven free-jazz y rock con una especie de techno-noise industrial. Es ruidoso, eléctrico, visceral y muy excitante. La unión del trío italiano Mr. Rencore con el mítico saxofonista Tim Berne es una locura explosiva que nos ha dado uno de los discos más interesantes del año. A consumir con precaución, pero sin falta.

 

Anexo 1: Marcelo Camelo – Toque Dela (Universal)

Marcelo cameloLo que hace Camelo no es jazz, por mucho que la trompeta del genial Rob Mazurek esté presente a lo largo de todo su disco. Camelo hace bossa-nova, un género íntimamente ligado al jazz durante décadas que tiene en el brasileño a un auténtico renovador. “Toque Dela” suena como si el mejor Caetano Veloso fuese producido a medias por Joe Henry y T-Bone Burnett. Una auténtica delicia para los sentidos.

 

Anexo 2: Stan Getz – Quintets: The Clef & Norgran Studio Albums (Verve/Hip-O Select)

Stan_Getz_QuintetSiempre intento evitar las reediciones al destacar lo mejor del año, porque si no fuese así, el mejor disco de jazz de 2011 serían las Bootleg Series Vol.1” de Miles Davis, sin ningún tipo de duda. Aún así, hay que mencionar esta edición de Stan Getz porque ha hecho justicia a un periodo importantísimo del saxofonista que hasta el momento había sido saqueado y maltratado discográficamente. Esta reedición contiene las grabaciones de estudio de los quintetos junto a, entre otros, John Williams y el recientemente desaparecido Bob Brookmeyer, con un magnífico sonido y una presentación impecable. Sobresaliente.

 

Hay muchos (muchísimos) más discos interesantes en el jazz de 2011, pero aquí tenéis unos pocos. A pesar de las numerosas ausencias, podemos tirar del dicho popular y afirmar que, si bien no están todos los que son, garantizamos que son todos los que están. El año que viene, más.

Hay 11 Comentarios

"jaus", tipico de los que escuchais poca musica, os creeis con la "moral" de criticar al Jazz, desded vuestro analfabetismo cultural, as de saber que ha sido y es fuente de inspiracion para todo la musica que oyes, desde la mas mediocre hacia arriba, no se que seria de tu vida, si los esclavos en los campos de algodon en los USA, no hubieran creado, el Gospel, el Jazz, y el Blues y otras tantas vertienes de la musica afroamericana.

El Jazz esta en continua "reinvencion", hay cosas mediocras y no tantas, a criterio de todos, pero si "te aburre", es porque ni la escuchas, hay temas que levantan a mas de un muerto, por muy incultos e intolerantes que seais, ok? Salu2!!

Escucho mucho Jazz, pero no soy un digamos "Jazzista de pro", y estos "consejos" o "tips" me vienen de maravilla: David Binney rollo "fusionero" de maravilla, el vacio dejado por Michael Brecker (aunque no tenga nada que ver su saxo), con los Steps Ahead, hacia falta algo asi, por supuesto, en su estilo y personalidad, por supuesto. Marcelo Camelo, lo estoy descubriendo maravillado, despues de el descubrimiento de Seu Jorge, es mas frescura para la musica de Brasil, me fascina la musica del pais Carioca, pero ya es siempre lo mismo, y estas producciones le dan mucho oxigeno, seguro que me pierdo mas cosas de ese pais, es dificil encontrar algo original en los circuitos mas "underground" y mas con esta crisis, donde cierran discograficas independientes, fusiones, requetereediciones, nadie arriesga y eso hace que la musica se vuelva mediocre, repetitiva y nada creativa, gracias por esta "guia" de tantas que voy encontrando, desde el criterio particular de cada uno, y de los que escuchais mas musica, con respeto sigo sus consejos, salu2 desde Venezuela!

Bueno Jaus, te falta el "para mi", juas

El jazz es más aburrido que matar un cerdo a besos. Perdoneu, però algú ho havia de dir!

Sólo he escuchado tres de tu lista, pero dos de ellos están entre mis diez favoritos:

-Tim berne, J. black, N. cline (BB&C) - The veil

-Hera - Where my complete beloved is (Multikulti)

-Fire! with Jim O'Rourke - Unreleasing (Rune Grammofon)

-Peter Evans - Ghosts (More is more)

-Foton quartet - Zomo hall (Not two)

-Aram Shelton - there was (Clean feed)

-Daunik Lazro, B.Duboc, D.Lasserre - Pourtant les cimes des arbres (Dark tree)

-The ames room - Bird dies (Clean feed)

-Undivided - Moves between clouds (Multikulti project)

-Gerry Hemingway quintet - Riptide (Clean feed)

Y no podia faltar la gran despedida de uno de los grandes de esto:
-Bill Dixon - Envoi (Disques victo)

Me dejo fuera por muy poco a:

Rob Mazurek - Calma Gent
Darius Jones - Big Gurl, Smell My Dream (Aum Fidelity)
Darren Johnston - Cylinder (Clean feed)
Ran Blake with David “Knife” Fabris- Vilnius Noir (No bussines)
Satoko Fujii Orchestra New York – ETO (Libra)
Greg Ward - Phonic juggernaut (Thirsty ear records). Buen debut, lástima esa última canción.
Matthew Shipp - The Art of the Improviser (Thirsty ear records)
Amir ElSaffar - Inana (Pi recording)
Håkon Kornstad – Symphonies in my Head (Jazzland)

Como bien dices es imposible abarcarlo todo, y más escucharlo todo detenidamente y justamente.

Hacer listas con los mejores álbumes es una forma como cualquier otra de perder el tiempo, especialmente cuando es imposible conocer todos los trabajos discográficos que en el mundo se realizan. En cualquier caso, me llama la atención,a bote pronto, que en la lista no aparezcan, entre otros, trabajos como: Río de Keith Jarrett, Bird songs de Joe Lovano, Faithful de Marcin Wasilewski, Athens Concert de Charles Lloyd,...

Humm... Es difícil que los jazzeros nos pongamos de acuerdo en estas cosas, yo por ejemplo echo en falta en "Bird Songs" de Joe Lovano... y sí que me alegro de ver una lista que no se base solo en las ventas, que los discos de Gretchen Parlato o Trombone Shorty están muy bien, pero este año ha habido cosas más interesantes. En cualquier caso me apunto un par de nombres de esta lista...

Ando ya jubilado y por lo tanto lejano de cualquier revolución, pero también llevo unos cincuenta años como aficionado y apasionado por el jazz y eso también cuenta. Lamentablemente, cuando he escuchado las muestras que se podían de estos músicos del comentario no me han gustado lo que se dice nada. A duras penas soporto a Esperanza Spalding, pero es que todos estos me superan. Me acuerdo de hace año y pico, que fui a un concierto de Lee Konitz y me salí al rato porque aquello me ponía de mala lait.
Seguiré escuchando a mi Bill Evans y a Pepper Adams entre otros, que todavía tengo mucha tela por cortar.

¡YO VOTO POR RACALMUTO! ( "De nuevo en el infierno" )

Una farsa, vamos.

Muchas gracias por la seleccion, hay cosas muy interesantes, lo mejor del jazz es que es una legion de musicazos atemporales, despues de años sigo disfrutando dia a dia descubriendo a gente que murio en le 64 o 79 o 91, o a gente nueva que lucha por vender 10.000 o 20.000 copias en todo el mundo.
Saludos

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Muro de sonido

Sobre el blog

Conciertos, festivales y discos. Auges y caídas. Y, con suerte, sexo, drogas y alguna televisión a través de la ventana de un hotel. Casi todo sobre el pop, el rock y sus aledaños, diseccionado por los especialistas de música de EL PAÍS.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal