« Los Oscar, minuto a minuto | Inicio | Dos tipos de pajas »

26 febrero, 2007 - 13:01

Un momento

Cuando uno mismo es el nominado al Oscar y no le cae el premio, encuentra miles de motivos para consolarse, partiendo del simple hecho de que jamás te habías planteado llegar hasta ahí y asumiendo que sería vergonzoso no sentirse un privilegiado. Cuando es a un colega al que no le dan la estatuilla, es sencillo, al menos en el momento: No te hace ni puta gracia.

En el corte a publicidad siguiente al no-oscar para los cortometrajes españoles, los que nos encontramos en el gallinero nos levantamos para salir a la zona de relajo, al menos hasta la siguiente pausa en el show. Hemos estado una hora de cocktail, mezclando sin prudencia margaritas, champán y whisky, y tan sólo un cuarto de hora en el auditorio, pero Mariví quiere fumar y todos los que estamos en el descansillo tenemos ganas de respirar un poco de aire fresco, quizá encontrarnos con Cobeaga y poder abrazarle, aunque ya suponemos que seguirá tan feliz como en los últimos cientos de horas. 

Sergio y Nahikari salen primero. Tomo del brazo a Mariví y los tres la acompañamos hasta la única terracita donde se puede fumar. Yo soy más discreto, pero a ella no le importa exteriorizar la poca puta gracia que le ha hecho el asunto.

Marta, recién llegada de las primeras filas, Nahikari y Sergio están charlando con  Mads Mikkelsen, el villano de Casino Royale, que participa en una de las películas nominadas a mejor película de habla no inglesa. Ayudo a sentar a Mariví en un banco, me coloco a su lado y me doy cuenta que junto a nosotros están sentados Stephen Frears y Kirsten Dunst.

Estoy sentado en un banco con Stephen Frears, Kirsten Dunst y Mariví Bilbao.

Saludo. “Hola”. “Hola. Qué tal”, dice la actriz. “Me temo que acabamos de perder un Oscar”, “no importa, ahora os podéis fumar un porro, os podéis emborrachar”, responde ella.

“No, si ya estamos borrachos”.

Marivi, que no sabe inglés, me pregunta sin disimulo - ¿Qué dice ésta?
-Que ahora que ya nos hemos quedado sin Oscar nos podemos fumar un porro y nos podemos emborrachar.
-Anda, mira. Pregúntale a ver si no ha desayunado bien y por eso dice gilipolleces.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Comentarios

He oido que Stephen Frears y Kirsten Dunst tienen un proyecto juntos para hacer Maria Antonieta 2. Con eso de que los dos se han especializado en personajes monarquicos. Pero bueno, si habeis visto Maria Antonieta 1 (La mejor pelicula de la familia Coppola), sabreis que la peli acaba con dificil continuacion para la protagonista.

Pues yo de quien soy un devoto confeso es de Ramón Barea. Grande.

Mariví tiene mi devoción absoluta. El momento es conmovedor, Nacho. En lugar de cagaros en la puta madre del primero que se os puso por delante, hicisteis lo que teníais/podíais hacer. Tú, comedido y como no podía ser de otra manera, inicias una conversación banal; ella, con la licencia que permite tener determinada edad y supongo que dando rienda suelta a su forma de ser, expresa verdades como puños. Ni Cobeaga ni Fresser han vuelto con la estatuilla… Desde aquí es muy fácil, lo se, pero es que… ME CAGO EN LA PUTA

Vale que merecía ese Oscar por las películas que todos sabemos, pero tengan presente que siempre que Scorsese esté nominado, su labor como director será muy superior a la del resto de finalistas.

Así que bien por ese Oscar.

Muy interesante la crónica. Qué privilegio, y a cuántos nos hubiera gustado estar allí...

Ah! y que felicidades por su trabajo señor Gavilondo

Pues a mi Kirsten me mola y si le apetece ir de enrrolluti sugiriendo hacer el malote, pues que lo haga, que bien buena que está

Orgullo, modestia y derrota.

Supongo que ese mismo sentimiento tuvo nuestra actriz mas internacional del momento –muy a mi pesar- “nuestra” “Pe”. (¿Quién le buscó el nombre de pila por cierto?)

Ella sabía del cierto que no sería la ganadora a pesar del múltiple apoyo y las muestras de respaldo que avalaban el ánimo de la actriz. Pero de puertas para dentro, había la incertidumbre, el conocimiento de derrota y la modestia de la aceptación de la inferioridad demostrada. En fin, tenia muchos motivos para consolarse: des del orgullo de ostentar la nominación hasta la vanidad de lucir uno de los modelitos mas elegantes de la gala –sí, ese plumífero “color chicle de fresa”-.

Me hubiera gustado ver la reacción de “Pe” si la premiada hubiera sido la veterana Carmen Maura, a mi parecer, la mejor actriz de esta comedia agridulce...

En fin, la popularidad prima sobre la autenticidad.

Mítica Mariví Bilbao.
Pues creo que Kirsten Dunst aprendió español en un campamento de intercambio en el pirineo aragonés.


Todo eso, a pesar del mal sabor de boca, es muy mítico. Ha sido una putada parda, una hijoputez, pero hay que disfrutar el momento y me consta que así ha sido. Esta noche ha sido nefasta. Mejor olvidar.

Eso sí, no deje de contar más anécdotas.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef00d834e7024253ef

Listed below are links to weblogs that reference Un momento:

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal