40 Aniversario

« Móvil del futuro | Inicio | Fuente de problemillas »

24 mayo, 2010 - 12:08

Live Alone, Die Together (El final de LOST)

El conflicto entre hombres de ciencia y hombres de fe no terminará nunca porque la ciencia, por naturaleza, jamás resolverá las razones últimas de la existencia, el punto cero que los religiosos exigen.

Muchos espectadores de Lost estaban esperando de un modo especial Across the Sea, el capítulo quince de la última temporada. Sabían que la acción transcurría en un pasado remoto, y mostraba la infancia de Jacob y su hermano, los dos demiurgos que parecen manejar los destinos de la isla. A partir de ahí, muchos dedujeron que el capítulo tenía todas las papeletas para ser la explicación del mecanismo que ha provocado todos los misterios de la serie, la respuesta a la primera pregunta de todas, la que todos nos hacíamos, nuestra particular demanda religiosa: ¿Qué es la isla?

El capítulo, sin embargo, contó una historia que estaba lejos de funcionar como un Génesis: El relato de dos hermanos que llegaban a una isla que ya tenía su propio pasado, sus personajes y sus propiedades. Descubríamos que Jacob y su hermano podrían ser los causantes de de muchos de los fenómenos que habíamos presenciado en la serie, pero ellos, a su vez, no eran más que un episodio más en la historia de la isla. Ni uno era la encarnación del bien, ni el otro su opuesto elemental, sino dos seres humanos atrapados en otro conflicto más. 

Muchos seguidores de la serie, insatisfechos por esta traición a las promesas que ellos habían supuesto, habían trasladado sus esperanzas al último capítulo, al que ya se le pedía funcionar como la conclusión absoluta y unificada de todas la tramas.

Pero, al final, tampoco hemos tenido un Apocalipsis. La isla no se ha hundido. Algunos personajes han conseguido despegar en un avión, otros se han quedado en tierra. Muchos han muerto y algunos de los vivos han heredado responsabilidades que sugieren que la historia seguirá su curso... Aunque nosotros, como el pobre Jack, hayamos dejado de mirar. 

El símbolo que mejor lo expresa es el escenario que han utilizado para mostrar el corazón de la isla:  Un tapón en mitad de un caudal de agua del que nunca veremos el origen ni la desembocadura. Como en la ciencia ficción más honesta hacia la experiencia humana (la que escribe Stanislaw Lem, Arthur C. Clarke, Philip K. Dick, Bioy Casares, Borges o Stephen King) no somos capaces de comprender el total... aunque seamos capaces de comprender el drama. 

La conclusión del drama brilla sobre todo para los personajes que se han quedado en la isla, todos reencontrados con su naturaleza. No cabe duda de que Desmond, el eterno Ulises, intentará huir de ella una y otra vez ( y ese velero no le servirá de mucho, una vez más). Bejamin Linus volverá a ser el número uno de los segundones, y Hugo, la representación del fan dentro de la serie, se convierte en el nuevo protector de la isla. ¿Hay una forma más bonita de decirnos que, a partir de ahora, el legado de la serie es cosa nuestra?

En cualquier caso, lo que comparten todos y cada uno de los personajes principales, se hayan quedado en la isla o no, es la dimensión trágica de su desenlace: Y es que los que no están muertos acaban como empezaron, solos... ¿Para siempre? Cuando Juliet reventó a pedradas una cabeza nuclear en el clímax de la quinta temporada no abrió un universo paralelo al que pudiesen escapar nuestros personajes por un agujero, un “...y vivieron felices” interdimensional, sino algo mucho más complejo que nos daría para infinitas reflexiones (los interesados pueden empezar por aquí) y a la vez, mucho más simple: La posibilidad, más allá del tiempo y el espacio, de que estos personajes, que aprendieron que si no vivían juntos morirían solos, encuentren lo que les prometió la isla, pero no terminó de dar:  Después de vivir solos, al menos morir juntos.  

Mi artículo para El Periódico.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Comentarios

Very often I go to see this blog. It very much is pleasant to me. Thanks the author

oh my god ,thank you very much ,i want to write some famous and fashion replica handbags article ,your article give me some great idea.thanks again.

He llegado aquí de casualidad, pero me ha enternecido mucho lo que he leído. Yo también soy fan de Lost, y de temblar con el último capítulo llegué a la conclusión que tú aquí expones con tanta claridad... Morir juntos. A mí, a pesar de las eternas discusiones en el bar de siempre con mis amigos, me pareció precioso. Y adecuado. Una buena "salida al paso" de los guionistas, y un final al que no le puedes encontrar (que no exigir) puntos flojos.
En resumen. Meses después sigo siendo una freak :D Pero, bueno, quería agradecerte tu artículo, lo recomendaré cuando otros amigos, más tardíos, terminen la serie.

Un besín.

Hola amigo soy Cesar de Ecuador,me encanta tu blog,espero que te vaya todo bien,un abrazo.

Menos mal. No he leído, ni pienso, ni uno solo de esos 161 comentarios previos (y sé que escribo esto para mí). Pero menos mal que has escrito esto que has escrito, qué descanso para mi cabeza, una persona con criterio que, lejos de dejar ver claramente su propia alegría o frustración, elige el camino sensato de, al menos, no haber esperado milagros. Gracias, Nacho.

Pues yo he entendido así el final: los guionistas le dicen al público "Mirad, os hemos entretenido durante 6 temporadas, ¿qué más queréis?; ahora olvidaos de la serie y olvidaos de nosotros" Lo cual, sinceramente, deja la serie a la altura de una atracción de feria (puede ser divertida, pero no tiene nada detrás). Y, sinceramente, creo que se han dedicado deliberadamente a crear expectativas en el espectador que nunca han tenido intención de explicar. Eso, se mire como se mire, es una pequeña estafa intelectual. Stanislaw Lem o Edgar Allan Poe (en Las aventuras de Arthur Gordon Pym) nunca dan la impresión de querer explicar nada al final; esa es la diferencia.

Bigum, yo no hablo de cortar por el mismo patrón, hablo de coherencia interna en una historia. Puedes contar barbaridades, que internamente esas ida de perola acaban formando parte de esas mismas leyes, y según aumentan no dejan de ubicarse en un universo cuyas leyes se han de conformar. Por lo mismo, si Hitchcock no hubiera explicado la patología de Norman Bates, ni mostrado a su madre muerta, la película habría quedado inacabada. Lo que promete Hitchcock, argumentalmente, lo resuelve.

Tu cuenta una historia en la que en unos planos una persona tenga cabeza, y en otros no. Crearás una gran pregunta en el público: ¿por qué? Y querrán saberlo. No les des la explicación, y en efecto, habrás conseguido algo original, pero les habrás tomado el pelo. Quizá tu intención sea tomar el pelo, ¿por qué no? O no, pero te de lo mismo el público.

¿Puede haber errores, si el pedazo de viaje lo justifica? Sí. Será un solo viaje por supuesto. Y al volver a retomarlo perderá todo su sentido.

¿Se puede hacer lo que tu propones y funcionar? Sí, cuidando el producto internamente como digo, sin dejar flecos, o tener un autor con una gran personalidad que por inercia ingenie un universo sin flecos por mucha abstracción o metáfora que ponga. Y aún así, el público ha de estar predispuesto: si no te gusta Spiderman, dificilmente te vas a meter en una historia de Spiderman.

Los Cronocrimenes tiene mejor final que Lost. Es la metáfora del orden que necesita el ser humano para sentirse seguro, aunque sea matando: precisamente esa busqueda de orden es lo que hace que nos matemos entre nosotros; toda la película trata de `buscar un sentido´ a sus propios actos. El final de Lost es todo lo contrario, se van `al final de todo´ huyendo de la isla, y argumentan que el misterio debe seguir siendo un misterio, ¿por romanticismo? no, ¿porque para ellos no importa el orden de los hombres sino sus emociones? no: te están diciendo a la cara `macho, no vamos a contarte nada, no nos queda tiempo, ganas, ni imaginación, así que conformate con haberlo vivido, como lo hacen los personajes´.

Dragon Ball es una mezcla muy bizarra de muchas cosas. En parte su exito radica en eso, pero también tiene fallos garrafales de guión. Se suele salvar de la crítica en porque es una serie fantástica y como principio tiene más margen de error, porque son dibujos animados, y porque la personalidad de Toriyama brilla por encima de todo. ¿Qué ocurrió cuando la Z se pasó a la scifi? Pues que los fallos de guión se notaron más: la scifi en ese aspecto no perdona, ya que refleja al hombre social en su realidad, no a harry potter haciendo chirivitas; y sus rellenos con fantasía en la Z quedaron como un parche, igual que Lost. Yo no consideraría Dragon Ball una obra maestra. Es una serie de culto, igual que Lost, igual que Jess Franco o Paul Naschy; no tiene nada que ver con un mejor o peor trabajo, sino con el feeling y la simpatía, o el fenómeno popular o la moda de turno.

Vamos a ver, yo no tengo ni idea de guión, pero si se lo que me emociona y lo que no me emociona. Estoy harto de ver peliculas cortadas por el mismo patrón con unos desarrollos calcados y no solo americanas si no aquellas que supuestamente representan un tipo de cine con aspiraciones de arte. Y esto por lo menos es diferente. Los expertos diran que tecnicamente es de poca calidad, etc... Pero esos son los mismos que con el paso del tiempo serán arrollados.
Es como Los Cronocrimenes, podras encontrarle mil fallos (yo no seré...) pero es una pelicula cachonda y que lanza dardos. A la porra con las leyes!!!

Y quien dice que Bola de Dragon no sea una obra maestra en su contexto.

Fernando Hugo, cuando se escribe un guión hay que mantener una cierta coherencia con lo que te inventas. Lo que inventas puede no tener límite, pero su coherencia sí, consigo mismo, ya ni siquiera con el público, pero si en su discurso interno; porque ese discurso interno puede ser analizado profundamente y al desenmarañarlo encontrar fallos en su propia construcción, como es el caso. Esto es básico en literatura y en escritura de guiones.

Lost está plagado de mágia potagia. ¿Por qué los dos hermanos, Jacob y Némesis no pueden matarse entre ellos? Mágia potagia que no ha sido explicada. La mágia potagia está bien si se explica minimamente, pero: ¿la madre era también humo negro, o maneja a `un humo negro´, qué poderes tenía para destruir la base de los otros? ¿Por qué algunas almas que han hecho mal han de quedarse en la isla, y porque especialmente la madre original de Jacob y Némesis que en teoría solo es una víctima? ¿Por qué Nemesis sabe que con ruedas de molino la fuente puede `manejarse´ para viajar? ¿Y por qué siendo la madre adoptiva de los dos tan mala, no se queda en la isla como un alma errante? ¿Por qué Jack no se convierte en humo negro al volver a poner el tapón en la fuente? Durante 6 años nos han dado expectativas creadas para seguir enganchando al final de cada episodio, en plan Bola de Dragón, ¡que terrible suceso acontecerá ahora a Gokuh!, y solo eran eso, recursos para mantenerte enganchado: y eso son promesas narrativas incumplidas.

Inland Empire es abstracta, y es una ficción, y está poblada de simbolos.

TrackBack

URL del Trackback para esta entrada:
http://www.typepad.com/services/trackback/6a00d8341bfb1653ef0133ee4fe8cb970b

Listed below are links to weblogs that reference Live Alone, Die Together (El final de LOST):

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal