De estos padres, estos hijos

Por: | 24 de noviembre de 2010

Robert_federer1 

La rivalidad, entendida en los virulentos términos con que la vivieron Jimmy Connors y John McEnroe, queda desmentida por la realidad. No es cosa de relaciones públicas, no es trabajo de agentes de márketing, nada tiene que ver con los aparatos de propaganda. El observador externo que viaje con el circuito bien puede deducir que el sentimiento es verdadero. Rafael Nadal y Roger Federer no se odian, como exigían hasta hace nada los cánones del tenis, sino que se respetan. Hay veces que la explicación más adecuada de la realidad es la más sencilla. Basta repasar varios instantes profesionales, fotografías de sus vidas públicas, para comprender algo de la raíz de su comportamiento.

            En Londres, Robert Federer, padre del 16 veces campeón de títulos grandes, se subió a una valla el viernes para disfrutar junto a un amigo del entrenamiento de Nadal, que precedía al de su hijo. El español acudió inmediatamente, sorteando varios obstáculos, para apretarle la mano al progenitor del que debiera ser su enemigo. Luego, el martes, una vez terminado el encuentro del número dos, el Sr. Federer permaneció en su palco, en silencioso y muy personal homenaje, para presenciar en directo la entrega a Nadal de los trofeos que le reconocen como número uno y jugador más deportivo de 2010. Muchos otros espectadores ya habían abandonado el recinto. La escena, señal de respeto, recordó a una conversación ya añeja: “Tie break!, tie break!”, le decía a Toni Nadal el padre de Federer con una sonrisa, socarrón el suizo, tras ver al español llegar a la final de Roland Garros 2008 con una exhibición frente a Djokovic que acabó en la muerte súbita. “Tie break, tie break!”, repetía… “pero felicitaciones”. Nadal esperaba en la final a su hijo. El espíritu deportivo, sin embargo, marcaba la previa de la final.

            Del otro lado, todo se resume en un video. Hay que rebobinar hasta 2008. Nadal, tras dos finales seguidas perdidas en Wimbledon, tiene el título, su sueño desde niño, lo que más desea, a tiro: punto de partido. Federer lo levanta (desde el segundo 52 en el video) con un pasante increíble. Esta es la reacción de la familia del mallorquín en el palco: sorpresa (normal) inicial… y aplauso en reconocimiento del genial tiro del suizo.

Con estos padres, estos hijos.

Hay 9 Comentarios

Nadal es exquisito.............

¿Porque el grupo de Rafa, el n1º, jugó un día después del de Federer?. ¿porque los semifinalistas del grupo de Federer tuvieron un día de descanso, el viernes, justo antes de las semis y los del grupo de Rafa no? Si Rafa hubiera podido descansar el viernes aun teniendo una semi muy, muy dura, probablemente hubiera llegado más fresco y con más opciones.

Gracias por acercarnos el tenis, y gracias por Nadal porque por él y por lo que proyecta nos hemos hecho auténticos tifossi. Es un ejemplo de humildad, valentía y saber estar.

Nadal no ha jugado bien,Federer ha ganado demasiado facilmente no me gusta nada todo el rollo que envuelve a Federer, es una pena que Nadal no haya podido jugar su mejor tenis, no ha sido el suizo el contrincante más complicado, una pena.........

Me ha encantado la entrada del blog, espero que muchos aficionados tomen nota de estos dos grandes deportistas y personas, a veces el fanatismo llega a cegar lo que es en realidad, un deporte, me encanta que dos grandísimos deportistas sean así, cada uno con sus cosas es cierto, también porque los caracteres son diferentes y que uno tiene un carácter más abierto que otro pero eso no quita con que es una rivalidad bien entendida, creo que los partidos benéficos que juegan para sus respectivas organizaciones son claro ejemplo de esto. Ojalá esto sirva para los chavales jóvenes que una cosa es el deporte y otra cosa es el respeto y la relación fuera de las pistas.

Otro detalle: Roland Garros 2009. Rafael y Toni Nadal, tras caer frente a Söderling, manifiestan abiertamente que prefieren que el torneo lo gane Roger Federer, a pesar de que eso supone más posibilidades de perder el puesto nº1 en el ranking ATP, como de hecho sucedió unas semanas después.

Jajajaja! Genial la foto. No parece el padre de Federer uno de esos que van por ahí increpando en los torneos de alevines. Lo imagino más en la cafetería tomando Glühwein mientras su chiquillo iba metiendo roscos.

La verdad es que se agradece ver gente tan normal en lo más alto, pero a veces se echa un poco de menos lo que viene siendo el pique, la carnaza.

Qué bien estaría si muchos padres del deporte base tomaran ejemplo de este comportamiento.
Ya se sabe: "padres tambores, hijos 'porrom-pon-pon'"

En efecto, es algo admirable, y no sólo porque el tenis sea y haya sido tradicionalmente un deporte de caballeros (y que siga así por mucho tiempo) sino porque esta maravillosa generación de deportistas hace que se aposible una competitividad sin enfrentamientos personales ni enemistades obvias y públicas. Rafa y Federer están dando a nuestros hijos el mejor ejemplo de lo que puede ser la rivalidad en la pista y el respeto dentro y fuera de ella. Tan alejado del fútbol y todo lo que lamentablemente ha perjudicado al deporte de alta competición...

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal