Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

Pezoneras, stripteases y parches

Por: | 26 de noviembre de 2010

Djokovic 

Si hay un tenista que es el sueño de las marcas y los patrocinadores, ese es Novak Djokovic. Un día, en Londres, se sintió entre tinieblas: vinieron los médicos y le revisaron el ojo mientras perdía. Al otro, con la clasificación para semifinales de la Copa de Maestros en juego, salió a la pista con un parche pirata. Aquí estoy, decía su sonrisa, y hoy veo.

El serbio, campeón del Abierto de Australia 2008, es un jugador de una pieza. Tira fuerte y duro. Busca con Serbia el título de la Copa Davis, cuya final jugará en Belgrado y contra Francia. 'Nole' ha detenido el retroceso de su juego, erosionado bajo la égida de Todd Martin y el empeoramiento de su servicio. Siempre está en las rondas finales, apuntalando sus victorias sobre un juego de fondo que es una delicia. Nada de eso le importa a las marcas. Otras son las cosas que observan con esperanza promotores y ejecutivos.

Simplemente, no hay ningún otro jugador en la elite que sea tan extravertido, que juguetee tanto con los periodistas, que empuje los límites de la buena relación con sus compañeros y que se atreva a tantas cosas y ante todas sonría. Empezó con imitaciones públicas de otros tenistas, luego actuación estrella en la fiesta de jugadores de Montecarlo. Siguió vistiendo disfraces para entrar a la pista: de El Zorro a Groucho Marx hace poco más de una semana. Y en breve, seguramente, dará un nuevo paso: si Serbia gana la Davis, seguro que en Belgrado da más que un discurso. Aquí, una selección de sus actividades extratenísticas en las pistas.

El anuncio de las pezoneras Cantando I will survive Con John McEnroe Imitaciones

De estos padres, estos hijos

Por: | 24 de noviembre de 2010

Robert_federer1 

La rivalidad, entendida en los virulentos términos con que la vivieron Jimmy Connors y John McEnroe, queda desmentida por la realidad. No es cosa de relaciones públicas, no es trabajo de agentes de márketing, nada tiene que ver con los aparatos de propaganda. El observador externo que viaje con el circuito bien puede deducir que el sentimiento es verdadero. Rafael Nadal y Roger Federer no se odian, como exigían hasta hace nada los cánones del tenis, sino que se respetan. Hay veces que la explicación más adecuada de la realidad es la más sencilla. Basta repasar varios instantes profesionales, fotografías de sus vidas públicas, para comprender algo de la raíz de su comportamiento.

            En Londres, Robert Federer, padre del 16 veces campeón de títulos grandes, se subió a una valla el viernes para disfrutar junto a un amigo del entrenamiento de Nadal, que precedía al de su hijo. El español acudió inmediatamente, sorteando varios obstáculos, para apretarle la mano al progenitor del que debiera ser su enemigo. Luego, el martes, una vez terminado el encuentro del número dos, el Sr. Federer permaneció en su palco, en silencioso y muy personal homenaje, para presenciar en directo la entrega a Nadal de los trofeos que le reconocen como número uno y jugador más deportivo de 2010. Muchos otros espectadores ya habían abandonado el recinto. La escena, señal de respeto, recordó a una conversación ya añeja: “Tie break!, tie break!”, le decía a Toni Nadal el padre de Federer con una sonrisa, socarrón el suizo, tras ver al español llegar a la final de Roland Garros 2008 con una exhibición frente a Djokovic que acabó en la muerte súbita. “Tie break, tie break!”, repetía… “pero felicitaciones”. Nadal esperaba en la final a su hijo. El espíritu deportivo, sin embargo, marcaba la previa de la final.

            Del otro lado, todo se resume en un video. Hay que rebobinar hasta 2008. Nadal, tras dos finales seguidas perdidas en Wimbledon, tiene el título, su sueño desde niño, lo que más desea, a tiro: punto de partido. Federer lo levanta (desde el segundo 52 en el video) con un pasante increíble. Esta es la reacción de la familia del mallorquín en el palco: sorpresa (normal) inicial… y aplauso en reconocimiento del genial tiro del suizo.

Con estos padres, estos hijos.

Tres gurús para ocho maestros

Por: | 21 de noviembre de 2010

Cuatro cosas unen a estos tres hombres: superan ampliamente el centenar de torneos grandes cubiertos, tienen las maletas gastadas de tanto viaje, cuentan con el respeto de los campeones de hoy y los ex campeones de siempre, y reciben a los periodistas novatos con la benevolencia de quien está dispuesto a ayudarles a desanudar los misterios de un deporte que marcha a velocidad de vértigo, mientras se suceden a ritmo trepidante los partidos, las noticias y las entrevistas. Si hubiera un grupo de periodistas merecedores de formar un club bajo la etiqueta de gurús del tenis, ellos estarían en la Junta directiva. Neil Harman, del The Times; Miguel Ángel Zubiarrain, de la cadena Ser y Grand Slam Tenis; y Philippe Bouin, de L’Equipe, analizan la Copa de Maestros a través de un puñado de preguntas.

¿Quién es el favorito?

Harman: Murray. No es un juicio patriótico. Jugar al mejor de tres sets le va bien, como la pista. Tiene un buen récord bajo techo y le encantaría ganar un gran torneo en su país. No le teme a nadie.

Zubiarraín: Creo que Federer es el jugador más en forma en estos momentos. Está jugando bien y sin presión se siente cómodo. De ahí que haya ganado dos torneos seguidos, Estocolmo y Basilea. Además no jugar a cinco sets como en los Grand Slam juega a su favor.

Bouin: Me reservo la opinión (ver última respuesta). 

¿Cuál es la mayor dificultad de la pista para Nadal?

Harman: La pista de Londres no estará para nada cerca de lo rápida que era la de Bercy: seguramente Rafa vio esa y se dio cuenta de que iba a tener muy pocas probabilidades de tener un impacto en el torneo. La bola pica terriblemente baja, así que, simplemente, no iba a tener suficiente tiempo para ponerse en la posición de dar esos golpes enfáticos a la pelota que tanto le gustan.

Zubiarrain: La pista es indoor y muy rápida. Son dos factores en contra de Nadal, pero siempre hay que considerar que Rafa se crece en los momentos difíciles. Es capaz de superar esas dificultades, por algo es el número 1 del mundo.

Bouin: No creo que la velocidad sea lo que afecta a Rafa en Londres. Primero, porque no es una pista tan rápida. Eso se ve si se compara con Paris-Bercy, que es mucho más rápido, aunque no lo sea tanto como lo solía ser hace 15 años. Para Rafa, en mi opinión, el problema está más en la altura del picado de su pelota y en los efectos. Quizás, también, en las pelotas. Siento que esta superficie no coge su top-spin tanto como otras. Hay otro factor: al ser pista cubierta, es más fácil servir aces y saques ganadores, por la ausencia de perturbaciones metereológicas como el viento.  

¿Puede repetir David Ferrer la final de 2007?

Harman: Sí. Al perder con Melzer en tercera ronda de Paris-Bercy, tuvo la oportunidad de descansar y recargar las baterías. Es uno de los atletas más impresionantes del tour. Parece extremadamente en forma y el hecho de que ya lo haya hecho implica que nada debería impresionarle.

Zubiarraín: No veo a David en condiciones de llegar a la final. Está muy irregular y con muchas dudas. Quizás ya viéndose clasificado, algo que no esperaba al inicio de la temporada, puede darle confianza y convertirse en el luchador nato que es.

Bouin: Nunca diré nunca, pero creo que será difícil: Rafa, Roger y los demás parecen en mejor forma que entonces. Además, a David no le veo tan fuerte como entonces.

¿Quién es el tapado?

Harman: Ferrer.

Zubiarrain: Creo que el tapado, entrecomillas claro, es Rafa. Nunca ha ido preparado a un Masters, quizás porque las temporadas le resultaban agotadoras y siempre arrastraba problemas físicos. En esta ocasión y tras un año magnífico quiere poner una guinda final al 2010. Ha renunciado a Paris-Bercy para preparar a conciencia el torneo de Maestros y puede ser la sorpresa, si sorpresa se puede considerar que gane un torneo el número 1 del mundo.

Bouin: Soderling es un peligro. Ya ha estado dos veces en la final de un torneo grande. Se ha acostumbrado a las grandes finales. La pista es perfecta para él. Ya ha ganado a Rafa y a Roger, así que no le impresionan tanto como antes…aunque todo esto es casi igual de cierto para Berdych.

¿Volverá Federer a ganar algo grande?

Harman: Estoy convencido. Quizás uno o dos grandes más, Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos especialemente. Seguro que gana un par de masters 1000 más. Sigue pareciéndome motivado y muy en forma. No ‘perderá’ su juego en los próximos dos años.

Zubiarrain: No le va a ser sencillo por lo que indicaba en la primera pregunta. Los cinco sets y siete victorias para ganar un Grand Slam le empiezan a pesar. De todas formas y teniendo en cuenta la irregularidad de jugadores como Djokovic y Murray tiene más posibilidades. Rafa siempre ha sido demasiado obstáculo en las finales que han jugado y lo puede seguir siendo en el 2011. A más largo plazo las dificultades serán cada vez mayores. De todas formas hay que darle un margen de confianza. Federer es Federer

Bouin: Sí y sí. Ha pasado su época de esplendor, eso es verdad. No creo que pueda recuperar el número uno en mucho tiempo. Sin embargo, aún es capaz de jugar mejor que nadie en el circuito. Su mejor nivel sigue siendo mejor que el mejor nivel del resto, quizás con la excepción de Nadal. Tiene el problema de mantenerlo. La Copa de Maestro parece el lugar perfecto para demostrarlo, porque el formato le permite pasar un día malo y aún así ganar el torneo. Y con esto, quizás, he contestado a la primera pregunta.

Carlos no tiene miedo

Por: | 17 de noviembre de 2010

Cm 
Antes de anunciar su retirada a los 34 años, cuando el título de Roland Garros, el triunfo en la Copa Davis o el número uno del mundo aún eran una quimera, Carlos Moyà, por entonces un chaval, aceptó definirse en una entrevista con este periódico: “Soy un joven que no le tiene miedo a nada”. Ahora, en la despedida de un tenista que abrió fronteras, de los primeros españoles verdaderamente competitivos en pista dura (final en el Abierto de Australia, semifinal en el de Estados Unidos) o cubierta (final de la Copa de Maestros), el Moyà jugador se redescubre a través de las entrevistas que fue concediendo durante los últimos años a, entre otros, Manel Serras, Carlos Arribas o Ángels Piñol

1997. (Nace la moyamanía: acaba de llegar a la final del Abierto de Australia)

"Ya no puedo ir ni de marcha"

1997. (Con 20 años llega su primera derrota en la Davis, el gran objetivo de su carrera)

"Soy un top ten y lo asumo: debo hacerlo bien en todos los torneos y debo aspirar a todo. Creo que lo que me diferencia de Sampras o de los mejores en estos momentos es que ellos mantienen un gran nivel 15 de las 20 semanas que juegan y yo aún no".

2000. (Estaba lesionado)

"Me resigné. Hice cosas que nunca había hecho, estudiar francés, hacer submarinismo, estudiar guitarra. A mí me gusta estar descansado, pasar una tarde en el sofá, pero sólo si sé que al día siguiente volveré a estar entrenándome a las nueve. Si no, lo paso mal".

2003. (Era top 10 y hablaba antes de la final de la Copa Davis)

“No es justo que se dude tanto de

“Aún no sé lo que es ganar la ensaladera. Las sensaciones que tuve en septiembre, cuando gané a [Gastón] Gaudio, en Málaga, el quinto punto de la semifinal frente a Argentina, no las tuve ni cuando me impuse en París ni cuando fui el número uno mundial. Era algo diferente. Ser el número uno y ganar una competición del Grand Slam es increíble, pero esa sensación de jugar ante 14.000 personas que te apoyan, de defender a tu país, de resolver una eliminatoria que se nos había complicado, y más teniendo en cuenta que había jugado mal el primer día, fue algo muy especial”

“He conseguido algo muy difícil: atravesar una lesión grave y volver a ser el de antes. La estadística demuestra que hay muy pocos que lo hayan logrado. A Kuerten, Ríos [Marcelo, chileno] y Henman [Tim, británico] les está costando mucho. Fueron momentos muy difíciles”

2006 (Antes del Abierto de Australia)

P. ¿Puede haberse sentido picado por la irrupción hasta lo más alto de Rafa Nadal?
“Los objetivos de Rafa y los míos son diferentes. Él lucha para ser el número uno del mundo y yo en esa guerra no puedo entrar, por lo que no puede haber pique. Al contrario, me motiva estar con un amigo que puede ser el número uno y me ayuda poder entrenarme con él, a su ritmo increíble”

“Siempre creo que uno mismo se puede exigir más. También he estado cinco años entre los diez primeros, lo que no es nada fácil. Pero soy consciente de que siempre se me ha pedido más. Siempre se ha dicho lo mismo, que tenía mucho talento. Pero sólo con no se puede estar tanto tiempo entre los mejores. También ha habido trabajo y esfuerzo”.

“En Melbourne, me siento diferente. Todo empezó aquí hace diez años, la moyamanía, la fama... Y la gente de aquí me lo recuerda siempre. Es un sitio especial para mí y siempre lo será. Si estuviera Rafa, todas las miradas serían para él, sí, pero antes ya hubo años en que me miraban más a mí. Esa presión la tengo asumida y no me crea problemas.”

2007 (Era número 15)

¿Tan impactante fue ganar la Copa Davis en 2004?
“Significaba mucho. La verdad es que hice un grandísimo esfuerzo mental y físico. Llegué muerto. Al ganar me vine un poco abajo, me quedé casi sin energías y, mentalmente, sin objetivos, porque era lo que me quedaba por ganar”.

"De lo que más orgulloso me siento es de ver que mi juego sigue siendo válido después de que hayan pasado varias generaciones”.

P. ¿Cuánto ha influido su nuevo entrenador, Luis Lobo?
“El cambio de entrenador es una reprimenda a mí mismo. Un 'venga va, vamos a ponernos bien, a ponernos serios, a competir, a tener la sensación de que soy competitivo todavía'. La ayuda de Lobo y su equipo es fundamental: el hambre que tienen ellos hace que yo no de un punto por perdido”.

2009 (Última página del diario)

“Siempre he sido muy curioso con la historia, la política, las ideologías, con los porqués de las cosas. Todavía me falta mucho por conocer, pero cuanto más leo más me gusta. Tengo ganas de saber".

“Mandela pasó muchos años en la cárcel injustamente, y aún así es capaz de perdonar. Te preguntas qué hubieras hecho tú. Muy poca gente hubiese actuado como él. Es un luchador con capacidad de perdonar, con todo lo que eso conlleva: perdonar y luego, a la que puedes, no intentar hacer daño. Él, según lo que he leído, perdona de verdad. No sé si hay otra versión de sus detractores, pero... ¡30 años en la cárcel por defender unos valores! Por poder comer en los mismos restaurantes que los blancos, por poder ir en sus autobuses. Es fuerte".

¿Dónde está Del Potro?

Por: | 14 de noviembre de 2010

En seguida llega la Copa de Maestros, reunión de los ocho mejores tenistas del curso. El resto es pasado. El resto son resultados muertos. El resto son torneos terminados, un año más cerrado por el tenis, que en el caminar de la temporada descubrió a un buen puñado de protagonistas inesperados. Galería de secundarios.

Juan Martín del Potro. El campeón del Abierto de Estados Unidos 2009 solo jugó seis partidos en todo el 2010. Se operó de la muñeca. Sufrió meses de inactividad, rodeado de rumores y de la atención de un país, Argentina, que le tiene subido en el pedestal de los iconos. El circuito le echó de menos. Era un tenista destinado a discutir de tú a tú con Nadal y Federer, a los que ganó camino del título en Nueva York. Queda ver si lo sigue siendo, si mantiene el mazo de su derecha, si sigue alérgico al vértigo de las alturas, si todavía quiere y puede. Su deporte le necesita. Un Del Potro sano vale para el espectador su peso en oro: cierra 2010 como número 259 del mundo.

ALGUNOS DE LOS MEJORES TIROS DE LA FINAL DEL US OPEN 2009

Marin Cilic. El número 15 arrancó el curso con una semifinal en el Abierto de Australia. Un año antes Rafael Nadal le señaló como uno de los jugadores con mejor futuro del circuito. Con esos dos precedentes, su temporada puede considerarse una decepción. Naufragó ante cualquier prueba de altura. Todavía se le espera: alguien con ese saque y esa fuerza puede ponerse a ganar en cualquier momento.  

CILIC LLEGA A SEMIFINALES DEL ABIERTO DE AUSTRALIA

Albert Montañés. Que el español acabara la temporada como el 25 del mundo es un tributo al afán de mejora, al deseo de superación y la competitividad extrema. Monty pudo conformarse con ser un terráqueo, uno de esos españoles que antes sobrevivían gastando piernas sobre la tierra. En 2010, sin embargo, logró su mejor resultado en un grande (octavos del Abierto de Estados Unidos, sobre cemento), venció a Roger Federer (antes de ganar el título de Estoril), se impuso en Stuttgart y siempre rompió con estereotipos y etiquetas limitadores. Chapeau.

'MONTY ELIMINA A FEDERER'

Ernest Gulbis. El letón terminó como número 24 sin hacer nada verdaderamente notable. Ganó a Roger Federer en Roma, sí, pero siempre pareció a un mundo de las posibilidades que le aprecian sus compañeros. A Gulbis, un gigante de variadísimo saque y brillante revés, millonario de nacimiento, le encanta viajar y las películas de Almodovar. Eso, quizás, más que el tenis.

Aleksander Dolgopolov. El número 48 no logró ningún gran resultado. Su juego, sin embargo, despertó la admiración de muchos aficionados. Se reveló como un tenista diferente, de extraño armado en los golpes, anárquico y alegre, chisposo. Rafael Nadal le sufrió en Madrid, cuando le venció por inercia, despistado por el jeroglífico del juego del ucranio. Lejos de los grandes objetivos, es un hombre a seguir en 2011. Asegura disfrutar de lo distinto.

LAS INCREÍBLES DEJADAS Y EXTRAÑOS GOLPES DE DOLGOPOLOV

Michael LlodraVerle jugar fue un continuo regalo. En la victoria y en la derrota, Llodra se atrevió a todo. Fue un tenista de otra época: agresivo en la carga a la red, con una volea de revés preciosista y decisión para marcar con su nombre varios momentos de la temporada. Asesorado por Amelie Mauresmo, él solo eliminó a España, doble campeón, en cuartos de la Copa Davis. Él, probablemente, también marcará la final que enfrentará a Francia contra Serbia. No es ningún chaval. Juega con la pureza y el disfrute de un niño: este año, contra un tal Roger Federer, se atrevió a sacar de cuchara en un punto de break (ganó el punto. Hacia el minuto 6 del video) 

El relevo generacional. Thiemo de Bakker cerró el curso como número 43. Es, quizás, el mejor talento joven del tenis. Tiene 22 años. No hay nadie con menos entre los 100 mejores. Se ha acabado, por ahora, el asalto de los adolescentes. Faltan caras nuevas. Se marchan poco a poco algunos: James Blake, por ejemplo.

Verdasco: el grito y la toalla

Por: | 12 de noviembre de 2010

PeticionImagen 
Fernando Verdasco, un tenista mercurial, no estará en la Copa de Maestros de Londres. David Ferrer, un jugador de acero, sí acudirá a la cita más prestigiosa de la temporada. Un encuentro, el que perdió el madrileño en París contra Gael Monfils tras tener dos puntos de partido, decidió el destino de ambos. Ese cruce en el último masters 1000 también resumió en cuatro fotos el sudor y el esfuerzo, la energía y el desgaste de nervios que supone todo un curso de continua labor en busca de ese codiciado objetivo, ya logrado con antelación por Rafael Nadal. A Verdasco le faltó un centímetro: tras una brillante temporada sobre tierra, naufragó en Asia y en las pistas de cemento cubiertas. A Ferrer le sobró todo: constantemente deja la pista vacío. En la cancha, da igual el rival o el torneo, siempre se quedan su sudor, su corazón y esa derecha como una maza.

Queja 
Grito 
Toalla 
 

 

Y Federer se pagó unas pizzas

Por: | 08 de noviembre de 2010

Pizz 
El campeón se reunió con los recogepelotas tras ganar el torneo de Basilea y compartió con ellos unas pizzas. Fue un reconocimiento entre iguales. Hace muchos años, cuando Roger Federer aún no era Roger Federer, tuvo la suerte de que su talento como junior le permitiera conocer al mítico Jimmy Connors (disculpas por la mala calidad de la foto), de paso por Suiza.

CAJDKB58CAWXE2DLCAY99AOJCAQL2RK7CAN3TZ9MCADS776GCACTU4OJCA7UZNQBCADARLKRCAGDZVE3CAHLGKNOCAN455X6CAID22B6CAM7GZL6CA4WYIBHCAQPXIDTCAXZP8ZOCAGL3DA7 
El domingo, muchos años despúes, volvió a ganar el torneo de su ciudad, esta vez ante el serbio Novak Djokovic, y confirmó que en la recta final de su carrera busca refugio en donde más cómodo se sintió al principio: las pistas rápidas y cubiertas. Ha ganado Estocolmo y Basilea tras perder la final de Shanghai. Aguarda ahora París y luego la Copa de Maestros. Está en forma. Como siempre, aunque ahora reparta pizzas, es un peligro. 

Esta es una semana clave. La última oportunidad. Cuatro hombres se juegan en el torneo de París, último masters, las tres plazas directas que quedan libres para participar en la Copa de Maestros. Irán ocho jugadores más los suplentes. Tomas Berdych marcha sexto en la clasificación (3.665 puntos). David Ferrer, séptimo (3.645). Andy Roddick cierra el grupo de los que acuden directamente con 3.485 puntos, perseguido por Fernando Verdasco (3.150). Igual que en la bolsa, hay tenistas que suben y bajan. Ferrer, campeón en Valencia, y Roddick, semifinalista en Basilea, llegan al último masters con buenas sensaciones. Berdych, que ha caído en 11 de los 18 partidos que ha jugado desde que llegó a la final de Wimbledon, asegurado por su ventaja. Y Verdasco, diluido en el final del año (ha vencido un solo partido desde el Abierto de Estados Unidos), depende más del resto que de sí mismo. ¿Quién de ellos llegará a Londres? ¿Tienen derecho a soñar Youzhny y Melzer, muy alejados? 

            En Londres estarán Rafael Nadal, ausente de París por una tendinitis en el hombro; Roger Federer, coronado en Basilea; Novak Djokovic, perdedor de esa final; Andy Murray y Robin Soderling, derrotados en su caminar en Valencia. Han sido los mejores de 2010. Aún esperan compañía. Esta semana se juega al límite en París, donde cuatro tenistas defienden la bolsa y la vida. Una cosa no les habrá gustado: ver la alegría y el deseo con el que Federer celebró el penúltimo punto de la final de Basilea y el título. El número dos, lo muestra el video y lo demuestra la foto de arriba, tiene hambre. 

Después de la 'huelga'

Por: | 04 de noviembre de 2010

Mariajosemartinez
Las seis mejores jugadoras españolas disputarán finalmente la Copa Federación en 2011, tras la mediación de Consejo Superior de Deportes. La desconvocatoria de la ‘huelga’, según las tenistas originada en las “promesas incumplidas” de la FET, que consideró “incomprensible” el asunto, tantas de las reclamaciones de las tenistas habían sido ya cumplidas, según su versión, permite un breve repaso de la situación del tenis femenino español para poner en perspectiva el conflicto.

Tenistas entre las 10 mejores: 0

Total de títulos ganados en 2010: 1 (Roma, María José Martínez)

Tenistas entre las 30 mejores: 1 (María José Martínez, número 26)

Tenistas entre las 50 mejores: 1 (María José Martínez, número 26)

Tenistas entre las 100 mejores: 4 (Carla Suárez, número 57; Arantxa Parra, número 64; Anabel Medina, número 71; y Lourdes Domínguez, número 84).

La temporada 2010, que arrancó tras el éxito de ver coronadas a Martínez y Nuria Llagostera como las mejores doblistas del planeta en 2009, gravitó alrededor de tres tendencias: Una, la que confirma a María José Martínez como un peligro para cualquier tenista. Otra, la que mostraba a Carla Suárez como una de las mejores 20 jugadoras del año, antes aún de que llegara la tierra, y hasta una grave lesión de tobillo. Y la tercera, que habla de jugadoras sin peso en los grandes torneos: ninguna alcanzó los cuartos en un torneo del Grand Slam y España perdió contra Australia en la Copa Federación, lo que supuso que hubiera que jugar para evitar el descenso del Grupo Mundial II.

Las tenistas, según sus comunicados, creen que el problema de presente y de futuro está en la falta de inversiones, en que su opinión y la de sus técnicos no se escucha y en que no tienen acceso preferente a instalaciones públicas (el CAR o la Federación catalana) para preparar sus actividades privadas (su competición individual), punto este subrayado por los federativos. La Federación lo ve de otra forma: dice haber hecho una inversión de cientos de miles de euros en tenis femenino; y el seleccionador lleva más de 15 años en el cargo, con lo que es de suponer, señalan los federativos, que las jugadoras tengan su móvil y puedan llamarle cuando quieran.

Una cosa está clara. Ninguna otra modalidad deportiva, solo el tenis, se ha enfrentado con sus federativos tantas veces en tan poco tiempo. Primero, lo hicieron los hombres, durante el mandato de Pedro Muñoz (2008). Ahora, con José Luis Escañuela en el cargo, ha sido el turno del tenis femenino, siempre mediatizado por la nostalgia de las irrepetibles Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez.

El coronel y el espatarrat

Por: | 01 de noviembre de 2010

Las fotografías corresponden a los grandes momentos de la semana.

1. Kim Clijsters se proclamó campeona de campeonas pese a sufrir un accidente de tráfico. Venció 6-3, 5-7 y 6-3 a la danesa Wozniacki en la final de la Copa de Maestras.

Cl 

2. Caroline Wozniacki, en individuales, y la pareja Dulko-Pennetta, en dobles, se confirmaron como las número uno de sus especialidades pese a no haber ganado nunca un grande. Las doblistas sí vencieron en el torneo de maestras. 

Pp 

3. Heider-Maurer firmó una peculiar historia: derrotado en la previa de Viena, fue recuperado por la organización ante la baja de Gulbis, derrotó a Thomas Muster, ex número uno del mundo de 43 años en primera ronda...y se plantó en la final, donde llegó a sacar por el título (Al final, ganó Melzer).

Hh 

4. Elena Dementieva, la campeona olímpica, anunció su retirada y dejó a Vera Zvonareva, mujer de fornidos brazos, como única rusa entre las diez mejores. Nadie lo hubiera pensado hace unos años 

Zz 

5. Nicolás Almagro y Albert Montañés llegaron a semifinales en dos torneos de pista dura cubierta (Viena y Montpellier, respectivamente), confirmando que el tenis español ya no entiende de fronteras.  

Aa 

6. Mikhail Youzhny, el coronel, que podría decirse, se confirmó como uno de los grandes rivales de David Ferrer y Fernando Verdasco en la carrera por ocupar una de las ocho plazas en la Copa de Maestros. Perdió la final del torneo de San Petersburgo por 3-6 y 6-7 ante el kazajo Kukushkin (La foto es de semifinales)

Delpo 

7. Y esta semana se juega el torneo de Valencia, fundamental para esa Copa de Maestros...David Ferrer está dispuesto a todo.

PeticionImagenCA64T6LP 
 

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal