Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

Los dolores de ‘los otros’

Por: | 27 de mayo de 2012

PeticionImagenCAGBKK1R
En las pistas de Roland Garros, vendas, dolores y operaciones en la memoria. Novak Djokovic, Rafael Nadal y Roger Federer dominan el circuito sin tener la enfermería como referencia. Aunque el español sufre frecuentemente de las rodillas y el suizo de la espalda, sus carreras no han quedado marcadas por el quirófano. Pese a los dolores puntuales, especialmente en el caso del mallorquín, que llegó a renunciar a un Wimbledon, la consistencia es la nota común en la carrera de los tres rivales, que superan ampliamente los 60 partidos todos los años. Eso, en el siglo XXI, es absolutamente excepcional. Basta con repasar el historial de los cuatro tenistas en activo que han ganado un grande sin llamarse Djokovic, Nadal o Federer. Víctimas de la exigencia física de su deporte y de los constantes cambios de superficie, veneno para las articulaciones, sus biografías están llenas de padecimientos, bajas prolongadísimas, médicos e infiltraciones.

Juan Martín del Potro (Abierto de Estados Unidos 2009). Bajo el calor de la mañana parisina, el argentino apareció con una aparatosa venda azul en su rodilla izquierda y luego fue tratado por el fisioterapeuta. Sufriente en su victoria sobre Montañés (6-2, 6-7, 6-2 y 6-1), Delpo, que parecía destinado al número uno en 2010, nunca ha recuperado la movilidad que hizo de él un martirio: corría y defendía como un tipo de 1,80m, pegaba como un gigante de 2 metros. El de Tandil, de 23 años, llegó a ser el número 484 mundial y estuvo casi un año apartado de las pistas por una lesión de muñeca. A su vuelta, el ex número cuatro ha vuelto a instalarse entre los mejores, porque le sobran tiros y espíritu competitivo, pero siempre ha vivido pendiente de sus músculos: hombro, adductores, tobillo… Cuesta afinar de nuevo la armadura de un gigante. “Tuve muy mal año”, dijo sobre su 2010. “Durante tres o cuatro meses, nadie supo qué pasaba con mi muñeca. Eso fue malo para mi cabeza. Me quedé en silencio. Fui paso a paso hasta volver a jugar”.  

Andy Roddick (Abierto de Estados Unidos 2003). En 2011, el estadounidense abandonó el top-10 por primera vez desde 2002. En 2012 solo ha jugado 16 partidos, suficientes para eliminar a Federer en Miami. De pesada armadura, a los 29 años sufre para recuperar la forma: se retiró del Abierto de Australia con una lesión en los adductores y encadena problemas musculares desde entonces. “Uno se siente terrible y miserable cuando le pasa algo así”, dijo en Melbourne. Pocos han sufrido como él la dictadura de Federer: el suizo domina 21-3 sus enfrentamientos con el estadounidense, al que ha tumbado en tres finales de Wimbledon (video) y una del Abierto de Estados Unidos.

PeticionImagenCAEBQ4CZJuan Carlos Ferrero (Roland Garros 2003). El español vive encerrado en una pesadilla. A su debut en París (6-1, 6-4 y 6-3 al francés Dasnieres de Veigy), donde se le reservó la pista Suzanne Lenglen, segunda en importancia, llegó con solo 12 partidos en 2012. En 2011 disputó 31. Se ha operado de una muñeca y una rodilla. Ha pensado en hacer lo mismo con la cadera. Ha tenido uno y mil problemas: varicela, accidentes jugando al vóley playa… “Un calvario”, que resume Antonio Martínez Cascales, su mentor. Pocos números uno tienen una biografía tan accidentada, pocos se han planteado tantas veces y tan pronto la retirada, y pocos, a su vuelta a las pistas, encadenan con tanta rapidez victorias de prestigio, lo que le convence rápidamente para no tirar la toalla. Un ejemplo: en 2011, con solo cinco partidos en las piernas, el valenciano fue capaz de ganar en Stuttgart.  

Lleyton Hewitt (Abierto de Estados Unidos 2001 y Wimbledon 2002). El australiano, de 31 años, fue el tenista más joven en encaramarse al trono del tenis: conquistó el número uno mundial con 20 años, 8 meses y 26 días. En 2008 y 2010 se operó la cadera. En 2011, el pie izquierdo. Múltiples dolores afectaron a sus articulaciones durante su carrera, la herencia de su fogoso estilo de juego. “Juego por los grandes”, explica cuando le preguntan por qué sigue esforzándose en volver a las pistas. “En 2008 jugué con muchísimo dolor en la cadera… pero aprendí a bloquearlo en mi cabeza”.

Una esperanza para la Davis y los Juegos

Por: | 20 de mayo de 2012

PeticionImagenCA3LDFKQ

Hambrientos de triunfos, acabaron mordiendo sus trofeos. En Roma, Marcel Granollers y Marc López lograron (6-3 y 6-2) su primer título de Masters 1.000 ante el polaco Kubot y el serbio Tipsarevic. En el tenis español, eso es una rareza: La Armada solo ha celebrado otros cinco trofeos de esa categoría, que existe desde 1990, y llevaba 10 años sin conseguir triunfar sin Rafael Nadal entre los integrantes de la dupla. Seguramente un hombre celebró la Copa tanto como los campeones. Àlex Corretja, el nuevo seleccionador de la Copa Davis, apostó por la dupla Granollers-López cuando lo más sencillo habría sido intentar reconducir una relación rota, la que desunió en la pista a Feliciano López y Fernando Verdasco, los doblistas habituales en el espectacular ciclo que ha visto a España conquistar tres de las últimas cuatro Copas Davis.

"Marcel y yo nos conocemos muy bien y estamos bien acoplados", explica por teléfono López. "Él es el mejor doblista español. En la red es muy bueno y juntos metemos muchos restos dentro", continúa. "Luego, de galácticos no tenemos nada: ni el saque de Feliciano y Verdasco, ni su tiro tan fuerte. Lo nuestro, al no tener ese saque, es intentar construir jugadas"

"Hemos hecho un gran torneo. Es muy especial ganar con Marc, que es uno de mis mejores amigos", dijo Granollers. "Marc tiene un gran resto, buena derecha, es muy bueno en la red. Estamos jugando muy bien. Este resultado nos da confianza para Roland Garros, aunque sabemos que los grandes son torneos muy difíciles en los que están las mejores parejas".

El triunfo en Italia situó a la dupla española como la sexta mejor del año, bien colocada para competir en la Copa de Maestros de Londres. La tierra dio su primer título a una pareja plural, como quedó demostrado cuando alcanzaron las semifinales de Rótterdam, torneo que se disputa sobre pista dura y bajo techo. Además, López, que ocupa el número 18 mundial y suma más puntos en 2012 que los mismísimos gemelos Bryan, puede soñar aún con alcanzar el top-10 de la especialidad antes de que se cierre el corte de clasificados para los Juegos de Londres 2012 (Roland Garros), lo que le daría plaza directa. Si se produjera esa carambola, Granollers, que llegó a ser el cinco del planeta en dobles, podría tener que replantearse su presencia en Londres como pareja de Nadal.

Para la selección española, siempre a la búsqueda de los herederos de la dupla que formaron Sergio Casal y Emilio Sánchez Vicario, una chispa de esperanza. A falta del gran reto que supondrá enfrentarse en semifinales de la Copa Davis a la pareja estadounidense de los gemelos Bryan, los resultados dicen que hay pareja.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal