Delpo dice basta

Por: | 24 de marzo de 2014

Dev

El gigante ya no puede más. Juan Martín del Potro vuelve a tener que operarse una muñeca (ahora la izquierda), dolencia que ya le hizo perder su puesto entre los 400 mejores del mundo hace cuatro años, cuando venía de ganar el Abierto de EEUU 2009 y parecía extendida la alfombra roja hacia el trono del tenis. El gigante de Tandil (1,98m) ya no puede controlar el dolor, ni competir como un dragón con un solo ala, porque muchas fueron las veces que se tuvo que dedicar a golpear reveses cortados en lugar de sus cañonazos a dos manos, para proteger la articulación. Delpo se da de baja, quién sabe por cuánto tiempo, y deja un vacío como un agujero negro.

“Lógicamente, no es la decisión más fácil ni el momento más feliz de mi carrera. Tengo la experiencia de una situación parecida y sé lo duro que es estar fuera del circuito, las ganas de querer volver, las semanas interminables de recuperación y también lo complicado que es comenzar a pelear por los primeros puestos nuevamente”, dijo en un comunicado.

Pocas cosas reflejan mejor lo que pierde el tenis sin Del Potro que el último Wimbledon. Sobre la hierba de Londres se plantó un tenista que sufre sobre esas canchas. Obligado a doblar constantemente el espinazo, un ejercicio extenuante, mil veces repetido contra la tendencia cómoda y natural de quedarse tieso, el argentino llegó a cuartos con la rodilla izquierda vendada tras un escalofriante resbalón. Nada más empezar el partido, sufrió otro. Entonces, la articulación se mueve aparatosamente. Es la hora de abandonar. Saca bandera blanca, Delpo. Despídete, no arriesgues. Eso deben pensar quienes más le quieren. Y Delpo que hace lo contrario. Sobre una pierna se marca un partido espectacular que es solo el aperitivo de lo que hará luego: competir una semifinal extraordinaria contra Novak Djokovic en la que solo la falta de pericia en la red le priva de su primera final de Wimbledon.

Aunque le falte algo de variedad, Del Potro es más que mazazos. Es callado fuera de la pista y vociferante en la cancha. Un tenista capaz de medirse de tú a tú con Nadal, Djokovic, Federer o Murray. Pimienta en el guiso. Sal en el circuito. Conoce el camino de vuelta de una lesión, y eso debe ayudarle, porque es más fácil hacer algo cuando ya se sabe que es posible. Que vuelva bien. Hasta entonces, el tenis le echará en falta.               

Hay 1 Comentarios

A ver si se recupera pronto. Hasta ahora, uno de los pocos que podía ganar de forma "regular" a cualquiera de los 4 dominadores del circuito.
El problema para él, será que por fin, la nueva generación comienza a despegar (Dimitrov, Nishikori, Raonic...) y le va a costar recuperar el ranking que tenía.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Ojo de halcón

Sobre el blog

Un ojo de halcón para mirar al tenis, compartir historias y hablar sobre un deporte que de enero a diciembre inunda la libreta de héroes, villanos, partidos y detalles.

Sobre el autor

Juan José Mateo

es master en periodismo por la Universidad Autónoma de Madrid / El País, redactor de la sección de deportes y cubre los Grand Slam.

Eskup

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal