Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

28 sep 2010

¿Chulos, golfos?: macarras

Por: José María Izquierdo

Vamos hoy en monográfico, como corresponde, con la huelga. Con todas las cartas sobre la mesa, solo queda azuzar el fuego. Un punto histéricos, nuestros chicos de la fiel infantería  sacan a pasear la galería de insultos y para qué vamos a quedarnos cortos que ya nadie nos lo va a agradecer. Ya les advierto que se van a adentrar en espacios cuasi pornográficos. Menores de edad y almas sensibles elijan cualquiera de los blogs a los que acompaño en este gran periódico que nos acoge. Trending Topics, por ejemplo, que es moderno y relajante. O El comidista, que la cocina siempre relaja. O Juan Cruz y Lluis Bassets, que son medicina y golosina.

De lo que van a leer a continuación a mí no me digan nada. Son ellos.

En La Razón, sus editorialistas, cuando menos, tienen algunas dudas y nos hacen partícipes de ellas: “Si las encuestas están en lo cierto, la mayoría de los trabajadores y ciudadanos no secundará la huelga general de mañana, aunque esa misma mayoría considera que hay razones suficientes para su convocatoria. Es decir, la opinión pública coincide con el lema sindical de la huelga para decirle al Gobierno ‘Así, no’, pero al rechazar el paro, le replica a los sindicatos ‘Así, tampoco”. Bueno. Es una forma de contarlo sin comprometerse a nada. Pero la fiel infantería llega para poner las cosas en su sitio y acabar con tantos melindres. El sobrevenido legionario Javier González Ferrari lo tiene bien claro en su columna “El tongo”, como fácilmente puede apreciarse. Vamos a repetir las mismas tres o cuatro machadas de nuestros guías, mil y una vez repetidas, a ver si nos dejan entrar en el club  de los CMFDELF (Comentaristas Más Feroces De Entre Los Más Feroces), que aquí no se trata de ser original, sino de hacer más grande el mismo agujero, tal que la sutileza de una Black and Decker. Uno: “Se trata de dar leña a los únicos que son capaces de crear riqueza y por lo tanto puestos de trabajo, que no son otros que los empresarios”. Dos: “Por si faltaba algo en la huelga-montaje, el sábado salieron a escena los subvencionados de la ídem, los actores, cantantes y escritores de la ceja...”. Tres: “...los parados les importan un bledo. El objetivo es crear una suerte de ilusión de protesta contra el Gobierno mientras se envían constantemente mensajes y consignas contra el PP y la patronal con un interés muy especial en hacer daño a Esperanza Aguirre”. ¿Creían que se libraban, eh? Y última, que cansan: “Por eso Pilar Bardem y el resto de sus mariachis de la ‘gauche divine’ se han prestado al tongo, a la farsa”. Este catavenenos no querría molestar a González Ferrari, pero me permitirá, cuando menos, que le diga que ya está bien de repetir cual pájaro exótico eso de los únicos que crean riqueza. ¿Quiere ello decir que sus centenares de empleados de Onda Cero, empresa que él preside, no crean riqueza? ¿Sólo él lo hace con su omniscencia? ¿Para qué pagar, entonces,  en bienes semovientes, también conocidos como asalariados, si de nada sirven ni crean riqueza alguna?

Francisco Capella, profesor que es de muchos sitios, lo explica aún mejor que Ferrari en Libertad Digital: “Generalmente [la huelga] es contra los empresarios, esos presuntos explotadores malvados que siempre parecen encontrarse en posición de dominio sobre los pobres y débiles empleados: o al menos así los ven quienes resentidos, vagos o incompetentes varios, carecen por completo de espíritu empresarial, son incapaces de organizar a grupos de personas en proyectos productivos y no hacen gran cosa aparte de escaquearse y quejarse de quienes les dan trabajo y un sueldo”. Se van a sorprender con lo que dice, también en La Razón ese gran intelectual que es Carlos Rodríguez Braun: “...Para ello la huelga tiene que llevarse a cabo pero intentando que el seguimiento no sea ni nulo ni masivo. De ahí que el Gobierno imponga unos servicios mínimos, simulando defender al pueblo, y los sindicatos quizá no perpetren muchos desmanes y, reveladoramente, hayan anunciado esta huelga con meses de anticipación, lo que reduce algo los daños de los ciudadanos. Y siempre los malos son los del PP, empezando por Esperanza Aguirre”. Novedoso razonamiento, señor Rodríguez Braun.

¿La ubérrima pluma de Luis María Anson, en El Mundo,  quizá nos proporciona un hálito de originalidad? “Huelga general de compromiso la de mañana, sin otro riesgo que los incontrolados y la ojeriza de Zapatero contra Esperanza Aguirre”. Parece que el académico se ha zocateado con la fruta ya pasada... Pero en el periódico de Pedro J. las cosas ya van por dónde deben ir. Primera página: “Los sindicatos recurren a la amenaza por miedo al fracaso”. Sumarios: “En Asturias ‘anuncian piquetes informativos y convencitivos’ / En Canarias advierten del ‘grave riesgo’ para los niños que vayan al colegio / En Cataluña ‘no será un día normal’ y en Madrid ‘no garantizan los servicios mínimos”. ¡Asombrosos acontecimientos, diría yo! En Asturias va a haber piquetes; los sindicalistas canarios, con preferencia los liberados, van a perseguir a los niños por calles y plazuelas con horcas y cuchillos, mientras en Cataluña, ¡0h, maravilla!, será un día distinto a cuando no hay huelga general y en Madrid los sindicatos no garantizan unos servicios mínimos que la señora presidenta ha impuesto por sus mantones. ¿Qué terribles amenazas, verdad? Pues les digo el título del editorial y les ahorro comentarlo: “Una huelga inútil, impopular y perjudicial”.

Seguro, se dirán ustedes, que Abc ha encontrado otra veta informativa un  poco más original. Pues juzguen ustedes mismos, a la vista del gran titular de primera página: “Los sindicatos vinculan el éxito de la huelga al bloqueo de Madrid”. Vamos, como en las cuatro anteriores, si ustedes tienen a bien echar la vista atrás o en casos similares a los de mi provecta edad mirar las hemerotecas.

¿Saben ustedes lo que les digo? Que ya está bien de paños calientes con esto de la huelga y vamos, de lleno, con el macizo de la raza, el núcleo más liberal de todos los liberales que han sido, son y serán en el mundo mundial: el ejército de Libertad Digital, que dirige con su fina batuta Federico Jiménez Losantos, y que hoy se han conjurado para la denuncia callejera: graben y lleven las barbaridades de los piquetes a la policía o a los juzgados. Sean valientes y juéguense la vida en defensa de las libertades de occidente. Les voy a dejar que se explayen, que luego nuestros trolls de cabecera me dicen que malinterpreto o tergiverso. Ya les digo que este ejercicio es sólo para lectores avezados de este blog, que luego se me ponen malos y me echan la culpa. Respiren hondo, descansen entre figura y figura, hagan estiramientos... En fin, con atención y mucho cuidado. Ánimo, valientes míos.


Empezó la cosa Juan Ramón Rallo, Jefe de Opinión de LD: "¿Podemos hacer algo frente a esta marabunta discivilizadora y anticapitalista que son los sindicatos y sus piquetes parapoliciales? Sí, sirvámonos de nuestra dispersión y de nuestras conexiones en red; valgámonos de todos los instrumentos audiovisuales –cámaras, móviles, netbooks...– que ese capitalismo que tanto detestan ha abaratado y puesto a nuestro alcance. Si los sindicatos buscan un golpe mediático impidiendo que los ciudadanos vayan a trabajar, los ciudadanos podemos responderles con un contragolpe grabando y fotografiando los violentos métodos con los que esperan lograr sus objetivos. Coloquemos millones de cámaras registrando por todos los puntos del país sus pacíficas movilizaciones.
Puede que ellos consigan controlar las portadas de los rotativos de papel, pero nosotros tendremos internet. No es suficiente todavía para contrarrestar su propaganda, pero al menos podremos ponerle fin a la mediática impunidad con la que operaban hace apenas diez años. El 29-S, grábelo todo”.


Le siguió Jorge Valín, al que también tenemos en gran aprecio en este Ojo: “Nosotros,  los ciudadanos, estamos más avanzados que los retrógrados sindicales. Nos adaptamos al momento y somos pacíficos. No hace falta seguir sus pasos de violencia contra las personas ni contra las propiedades. Si los sindicalistas no le dejan entrar en su lugar de trabajo, haga fotos. Vaya por donde pueda retratando con su cámara o móvil a esos delincuentes y cree grupos en Facebook denunciando este acoso o coméntelo en los que ya existen: 'Estoy hasta los huevos de pagar impuestos para los sindicatos'; 'Estos sindicatos no nos representan. Son una vergüenza!!'; '¡No a la huelga general! Por una sociedad civil libre y próspera!'. Cuelgue sus relatos en su blog o foros. Denuncie a estos sociópatas con caras, nombre y apellidos. Envíe su material fotográfico a esta casa u otros medios de comunicación. Seguro que podremos amontonar miles de atropellos y actividades delictivas. Si destrozan su propiedad privada, grábelo. Denuncie tal crimen o asóciese con otros para hacer demandas conjuntas a los responsables. Tome parte en la huelga como ‘contrapiquete’ silencioso. Simplemente consiste en decir ‘alto’ al crimen de los sindicatos. A esa gran mafia que vive de nuestros impuestos y coarta nuestra libertad e individualidad”.

Y por fin, rubricando la iniciativa, el gran jefe, Federico Jiménez Losantos: “Gran idea la de Juan Ramón Rallo: grábelo. Si ve que le increpan o avasallan, si ve que abusan de alguien, si observa la violencia de una de esas pandillas facinerosas que se hacen llamar piquetes informativos, cuando son incapaces de informar de nada y a nadie le extrañaría que escribieran ‘huelga’ sin hache, grábelo. Cualquier fechoría, grábela con su móvil, en foto o en vídeo. Grábelo y súbalo a YouTube. O envíenoslo a los medios que estamos realmente en contra de este atropello salvaje a los bolsillos y libertades de todos los ciudadanos. Compongamos entre todas las víctimas del Gobierno y sus secuaces sindicales, es decir, de los sindicatos y sus cómplices gubernamentales un inmenso mosaico de imágenes que muestre a los españoles de mañana la horda de politicastros que se ahorraron por no vivir ayer. Graben las chulerías y macarradas de los piqueteros. Graben las obsequiosas genuflexiones de Pepiño. Graben las melifluosidades de ZP. Graben las elusiones de MR12 [se refiere a Mariano Rajoy. Nota del catavenenos] Graben las bobadas condescendientes del centrismo pepero. Graben las cobardías arrojadizas de Gallardón. Graben a los titiriteros de la zeja a babor y la subvención a estribor. Graben a los tochos amenazadores. Graben a los cándidos zampabollos. Graben a la policía que no actúe. Graben a los que quieren convertir el miércoles 29 de Septiembre de 2010 en una jornada de oprobio a la ciudadanía y de prueba de impunidad retroprogre y carquibolchevique, de rojo azúl mahón. No haga frente a los miserables violentos que quieran robarle su jornal, salvo que pueda ganarles la pelea. Pero grábelos. Es tan miserable el elenco de actores de este esperpento de Huelga General dizque contra el Gobierno, pero cuyo primer huelguista es el Gobierno, que bastará juntar sus imágenes para descalificarlos. Fotografíe el rostro de la barbarie sacamantecas. Filme el rostro de estos liberados de la penosa tarea de trabajar, pero no del placer de cobrar lo que no se ganan. Grábelo y pásenoslo. Contra la Huelga General de los déspotas, grábalo, pásalo”.

Aquí les dejo unos segundos de relax que ya sé, por experiencia, que la cosa es dura. Tómense su tiempo. Un paseíto, quizá; una infusión calentita, a lo mejor. Y sobre todo, la respiración, Esto es cosa de acompasar la respiración. A ver: uno, dos, uno, dos.

Si ya se encuentran recuperados y con las fuerzas suficientes, hoy podíamos acabar este agitado día con uno de esos secundarios de lujo que tanto quiere Hollywood y que ya he traído a este blog en otras ocasiones: Federico Quevedo, que dice estas cosas en La Gaceta. “Tenemos el corazón partío entre hacer la huelga para darle con ella en las narices a Rodríguez, o no hacerla y darle también en la napias a Méndez y Toxo. Ambas posturas son lógicas, pero incompatibles”. Y lo explica: “Rodríguez se merece más que una huelga: nos ha llevado a la ruina. Nos ha engañado, mentido y traicionado. Ha sido y es el peor presidente que haya tenido nunca este país, ha gobernado con rencor y con malicia, ha dividido, enfrentado y provocado a los ciudadanos. Ha roto todos los elementos de unión que teníamos y destruido el edificio que levantamos pacíficamente en la Transición. Nos ha conducido a la peor de nuestras crisis y ha matado cualquier esperanza en el futuro. Por todo ello, una protesta como la de pasado mañana tendría toda la lógica del mundo”. Sí, claro, pero es que fíjense lo que pasa: “Pero también la tiene que nos neguemos a quedarnos en cada para no hacerles el juego a unos sindicalistas golfos y egoístas, que han actuado con una complacencia humillante con el Gobierno hasta el punto de convocar una huelga general casi con el beneplácito del Ejecutivo de Rodríguez que está más que satisfecho contribuyendo con unos servicios mínimos de pacotilla a que la huelga salga medianamente bien y así salvarles la cara a Méndez y Toxo y luego obligarles a seguirle el juego una vez más. Pura farsa. Descarada pantomima”.

Solución, que ustedes mismos juzgarán si es salomónica, esquizofrénica o simplemente estúpida: “Pero podemos, y debemos, hacérselo pagar y para ello yo les propongo algo: no hagan huelga, vayan a trabajar como puedan, aunque sea andando, pero que la huelga fracase y que el fracaso sea sonado. Pero luego, por la tarde, vayamos todos a la manifestación y más allá de los lemas que propongan los corifeos sindicales, plantemos un grito unánime en nuestras calles: “¡Zapatero, vete ya!”. Hacerlo así tiene una doble virtud: el fracaso de la huelga acabará con la mafia sindical, y el gran éxito de la manifestación pondrá en aprietos al presidente del Gobierno. Piénsenlo y actúen en consecuencia”.

Si después de la paliza de hoy no me odian es que son ustedes unos santos.

Hay 95 Comentarios

de los 6mil millones que se dan a los curas,debía quitarse al menos el 15%

Fanatismo, sectarismo, visceralidad, rabia... Por más que escriban en periódicos y se las den de intelectuales, sigue vigente para ellos aquello de Antonio Machado: "En España, de cada diez cabezas, nueve embisten y una piensa."

Ea, para no romperles el estereotipo de pdrogdre que se da la gran vida, voy a ponerme guapa para salir en los videos de los patriotas de hojalata. uhmmm, no se si el mono de gucci o el armani con chirucas.
Como canta Paco Ibañez, musicando a Gabriel Celaya, a ver si es verdad que mañana ponemos a España en Marcha ( y al resto de Europa).
http://www.youtube.com/watch?v=WW_EzR4yWws&feature=player_embedded

Sr. Izquierdo, me hace reir como pocos. Es un excelente escritor y un gran humorista. Claro que tiene un equipo de colaboradores de primera categoría que le facilitan la tarea. Que le facilitan digo, casi que se la dejan hecha. El problema es que tanta gente se tome en serio ese discurso que a Usted y a mí nos hace tanta gracia. Para decirlo con una frase hecha: Sería muy cómico si no fuera tan dramático.

Pues sí fedya, no aportan absolutamente nada. 0% heurística, 100% hermenéutica. Es el periodismo pit bull. Cualquiera puede ejercer como tal, siempre que no muerda la mano que le da de comer...

Realmente lo sorprendente de lo que publican los chicos esos que llaman en el blog la "fiel infanteria" es su dominio de la adjetivación.
Los contenidos por deleznables y poco razonados no aportan nada.
El estilo me recuerda a la literatura posterior a la victoria de los rebeldes en el año de 1939.
Lenguaje grosero,muy viril o eso al menos creían, próximo a la expresión en situaciones de ebriedad y muy propio de casas de lenocinio que tanto gustaban de visitar muchos de los vencedores.
¿Realmente tratarán, en la actualidad, de la misma manera a todos los que no estén de acuerdo con ellos, en el caso de que ellos o alguno de sus adlateres llegue a conseguir el poder?
A pesar de sus estudios, que a buen seguro tendrán, poco han avanzado. La ebriedad es la misma y las mancebías es posible que más limpias, por lo demás ellos quedaron allá. Peor para ellos.
f

La pancarta de mi amigo Ipaminondas:"LOS SEIS MIL MILLONES QUE REGALAIS A LA IGLESIA,MEJOR EMPLEADO ESTARÍA SI FUESE DESTINADO A LOS QUE YA NO COBRAN NINGÚN SUBSIDIO"

Buenas noches: ¿Por qué le íbamos a odiar?, darnos a conocer lo que se gruñe no es odioso. Me sorprenden algunos de los graznidos que nos ha traído hoy, parece que en este país hay muchísimos empresarios y muy pocos trabajadores. También he podido entender, entre las babosidades vertidas, que estos petrimetres afirman que los sindicalistas no son ciudadanos, ¿lo son ellos?.
En fin, mañana no iré a la huelga, pero admito que otros lo hagan. Y no por ello se me rasga nada; como en Francia, Bélgica y otros países en que las huelgas no generan sentimientos de guerra incivil. Salud Sr. Izquierdo,

Los trabajadores deberían de dejar que organizaran las huelgas los patrones.

mi opinión es que la huelga la secundará muy poca gente ¿porque ? pues en primer lugar por que la gente no tiene un duro y hacer un día de huelga le supone perder dinero (y no están los tiempos para eso) y en segundo lugar, y más importante, los sindicatos no han realizado como en huelgas anteriores, un gran esfuerzo para que así sea , la hacen un poco para que el obrero se calle y no les digan nada , pero a mi trabajo pocos sindicatos nos han venido a informar y poca propaganda nos ha llegado y no como en otras huelgas que vinieron a intentar convencernos de la necesidad de hacer huelga , incluso hubo piquetes informativos en muchos sitios ( bueno y menos informativos) recuerdo la primera huelga que le hicieron a Gonzalez, y otras porteriores, me fastidia coincidir con algunos comentaristas de la derecha de que esta huelga es un paripé , pero es la sensación que desgraciadamente yo tengo, y no es que en otras ocasiones de huelga general las cosas se hubieran hecho peor que ahora y el paro y el obrero estuviera en peor condiciones que ahora, es que entonces los sindicatos estaban por la labor y ahora no ,( no voy a comentar la opinión que tengo de ellos), no obstante quizá esté equivocada y tenga un seguimiento masivo , ¡ojalá sea así! mañana se verá.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal