Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

12 feb 2013

Si se queda, santo; si se va, santo

Por: José María Izquierdo

Fíjense que debería ser obligatorio esto de que dimitiera un Papa de vez en cuando. Oigan, mano de santo, que espero hayan advertido con qué propiedad habla el catavenenos: qué menos que hablar de miembros de santos cuando lo hacemos de sumos pontífices. Porque así no hay que leer que Bárcenas no existe, que Rajoy es inocente o que Rubalcaba es el culpable. Todo Papa. Todo. De arriba a abajo. Bueno, menos algún huequito.

Pero reconozco que tengo una gran duda con el Ojo de hoy. ¿Tiene algún sentido que les traiga aquí los mil y un artículos de todos los papistas que pueblan –que digo pueblan, atestan- los periódicos de nuestros amigos, donde un panegírico vergonzante de Benedicto XVI hace todavía más ridículo al panegírico vergonzante del anterior en la lista? ¿Recuerdan ustedes aquellos ditirambos hiperbólicos sobre el Papa anterior, que cómo sería Juan Pablo II que pronto se hizo, como su mismo nombre sobrevenido indica, santo súbito? La mayoría de aquellos comentarios, seguramente los recuerdan, se referían al suplicio por el que estaba pasando el bueno de Wojtyla, con aquellos mil y un achaques que le aquejaban, terrible dolor que ofrecía al altísimo para salvar nuestras almas.

Pues si con Juan Pablo II era sublime el aguante, con Benedicto XVI lo sublime es la renuncia a aguantar, pero los ditirambos son igual de ampulosos. Aunque en esta ocasión, miren ustedes que buena cosa es ésta de tener una religión relativista que tiene una herida para cada ungüento, son por lo contrario: se retira, y por hacerlo sufre, otra vez el suplicio, y sirve también como ofrecimiento al altísimo para salvar nuestras almas, etcétera, etcétera. ¿Quieren decir entonces quienes afirman que la renuncia del Papa es una saludable demostración de que Ratzinger no tenía un malsano apego al poder, que Juan Pablo II sí lo tuvo por permanecer? Seguramente estoy confundido. El caso es el panegírico sin medida ni rubor para el Papa que toque y haga lo que haga, se quede sentado o se tire desde el trampolín. Santos, santos, santos todos y cada uno de ellos. Es de sencillo…

Es que no sé ni por dónde empezar. Editorial, larguísimo, de Abc: “El último magisterio del Papa”. Parrafín: “En estos años de Pontificado, Benedicto XVI desarboló los tópicos con los que fue recibido, incluso por algunos sectores del catolicismo, como el representante del integrismo católico”. Volveremos a ver este argumento. En la página siguiente, artículo a toda página de su director, Bietio Rubido: “Un acto de extrema valentía y humildad”. Repito, las mismas palabras que se dedicaron a Juan Pablo II cuando hizo justamente lo contrario. Manuel Martín Ferrand: “Responsabilidad. La renuncia de Benedicto XVI conlleva un montón de lecciones, mensajes implícitos y actitudes, todas ejemplares, trasladables al más riguroso laicismo”. No diría yo, si me permite Ferrand, que todo sea trasladable al laicismo. Porque un señor con 85 años y la salud de Ratzinger, hacía ya muchos años que en cualquier empresa normal le habrían mandado al retiro. Solo en una organización tan atrabiliaria como la Iglesia, en la que al máximo dirigente lo elige el Espíritu Santo -¿digo bien?- es comprensible tal estado de cosas.

Pero no crean que acaban aquí los panegíricos al futuro jubilado. De eso nada. Hermann Tertsch titula su artículo “Ratzinger puro”: "Benedicto XVI, con su serenidad inamovible, ha irritado hasta el paroxismo a las ideologías del odio y al frente político y mediático de la tiranía de una corrección política que sólo sirve para perpetuar una hegemonía izquierdista de la cultura. Los ha puesto literalmente enfermos como se ha vuelto a ver en el alarde de simplezas, bajezas y zafiedad sin límites de que han hecho gala tanto políticos y periodistas. Especialmente por supuesto en España, donde somos campeones en el alarde de pestilencias culturales, odios gratuitos y mala educación”. Vamos, Tertsch puro.

También escriben sobre el Papa Ignacio Camacho, “El filósofo de la fe”, y, por supuesto, Juan Manuel de Prada, que no podía faltar en esta apretada reunión: “Escribo estas palabras consternado; si dijese lo contrario, estaría mintiendo a mis lectores. Creo en la naturaleza sobrenatural del ministerio petrino; creo que el Papa goza de una asistencia de la gracia divina única y especialísima, como vicario de Cristo en la tierra; y creo que la voluntad personal de un Papa declina ante la misión que le ha sido asignada”. Ya saben que Prada, además de en Abc tiene el indiscutido honor de escribir en L’Osservatore Romano, el periódico de la Santa Sede. Sus envidias le ha granjeado entre los cornetas, no crean…

La Razón lleva varias páginas sobre el Papa con artículos variados, entre ellos algunos de señores obispos. Tampoco es cosa de repetirlos aquí. El editorial grande se titula “El Papa de corazón fuerte”, que dicho así, y visto el estado de salud de Ratzinger, más bien parece una chanza de una chirigota de Cádiz, tan de actualidad en estos días de Carnaval. Sabemos que no era la intención de Marhuenda, pero a veces hay que pensarse dos veces un titular antes de imprimirlo…

El editorial de El Mundo se titula “Renunciar a ser Papa es tan difícil como ser mártir”. Lo dicho, si te quedas, santo, y te vas, santo. Último párrafo, con esa chocarrera comparación a la política: “No faltará quien se sorprenda de su decisión en una religión marcada por el concepto de eternidad, pero creemos que el Papa ha hecho lo que le dictaba su conciencia y ha dado un ejemplo que adquiere también relieve en el mundo de la política, donde hay dirigentes que se aferran al cargo por encima de toda racionalidad. Morir en la cruz resulta un acto de santidad, pero dejar el Papado puede ser incluso más difícil pues supone renunciar a ser mártir para no hacer daño a la Iglesia”.

Por completar. Rafael Rubio, Libertad Digital: “Benedicto XVI no ha sido un Papa de transición, su Pontificado pasará a la historia por decisiones de enorme calado”. Cuáles sean éstas debe dejarlas Rubio para otro artículo, porque en éste no figuran. Y vean cómo tratan nuestros amigos ultraliberales y economicistas todo lo que tocan: “Pero el Romano Pontífice no es sólo la voz autorizada de Dios en la Tierra, voz que durante estos ochos años se ha escuchado con contundencia, sino que ejerce también como responsable, el CEO de una institución tremendamente compleja que, según el Anuario Pontificio de 2012, cuenta con 5.104 Obispos, 412.236 sacerdotes, más de 750.000 religiosos y 1.196 millones de fieles”. A mí, la verdad, me parece abusivo esto de que el Espíritu Santo, además de un Papa, elige a un consejero-delegado…

Uno más. Pedro Fernández Barbadillo: “Hugo Chávez está empeñado en reinar sobre Venezuela aunque sea desde un quirófano. Cristina Fernández de Kirchner prepara la modificación de la Constitución argentina que juró para perpetuarse en el poder. Los presidentes de Bielorrusia y Kazajistán se han hecho reelegir una y otra vez desde los años 90. Vladímir Putin se alterna en la jefatura del Estado de Rusia con su compadre Dimitri Medvedev. En Corea del Norte se ha instaurado una monarquía comunista. Hosni Mubarak y Muamar Gadafi trataron de coronar a sus hijos. Bill Clinton se lamentó de que una enmienda constitucional le recortase su derecho a presentarse a un tercer mandato...”. Otro parrafito: “Y mientras los reyes del mundo se afanan en mantener el poder, el Vicario de Cristo nos habla en una lengua muerta, la que habló el Mesías, para anunciarnos su renuncia a la Cátedra de Pedro”. Pues fíjese Barbadillo que no creo que Jesucristo hablara mucho latín. Página del Opus Dei, que aquí no nos andamos con chiquitas cuando buscamos citas de autoridad. Francisco Varo: "Durante el siglo I en la tierra donde vivió Jesús hay constancia de que se utilizaban cuatro lenguas: arameo, hebreo, griego y latín. De todas ellas, la oficial y a la vez la menos empleada era el latín. La usaban casi exclusivamente los funcionarios romanos al conversar entre sí, y la conocían algunas personas cultas. No parece probable que Jesús hubiera estudiado latín ni que lo emplease en su conversación ordinaria o en su predicación (…) Sin embargo, aunque Jesús conociera y usara a veces el hebreo, parece que en la conversación ordinaria y en la predicación, Jesús hablaría de ordinario en arameo, que era la lengua más normal para el uso diario entre los judíos de Galilea”. Un erudito del Google este catavenenos…

Y algo de La Gaceta. Tomás de la Torre Lendínez: “Agradezco de corazón a Benedicto XVI su magisterio, sus orientaciones doctrinales, sus ejemplos de humildad y sencillez afable, y su hondo saber teológico que nos ha dejado en su amplia y profunda obra, que está traduciéndose al español toda entera. Seguiré rezando por la persona de Benedicto XVI, un Papa considerado de transición, pero que ha sido el más valiente de los últimos siglos: ha sabido estar cuando podía y se retira cuando sus fuerzas le limitan su misión de sucesor de Pedro”. Yo sigo con lo mío: ¿Pero el más valiente no fue Juan Pablo II por sufrir como sufrió?

LAS FACHADAS

Fachadas12

Abc titula “El Papa libre”. Sumario: “He llegado a la certeza de que ya no tengo fuerzas para ejercer mi ministerio”. Dice que “el Santo Padre tomó la decisión hace casi un año”. La Razón hizo ayer una edición especial con unas cuantas páginas en torno al Papa envolviendo el periódico que ayer les contábamos: “Benedicto XVI hace historia”. Sumarios: “El Papa renuncia ‘por falta de fuerzas’ y abandonará el Pontificado el día 28 de febrero”; “Es el segundo Pontífice que se va de forma voluntaria desde que lo hiciese Celestino V en el siglo XIII”. Y hoy hace una segunda portada –una cosa un poco rara- con que “El PSOE tumbó en 2007 limitar las donaciones de empresas a los partidos”. El Mundo titula “Benedicto VXI rompe la tradición de que el Papa muere ‘en la cruz”. Conserva un huequito para decir que “El ‘número 2’ de Montilla encargó espiar a la novia de Jordi Pujol jr.”. La Gaceta viene superior, superior: “La Iglesia, en manos del Espíritu Santo”. Con una ilustración del mismísimo Espíritu Santo, como pueden ver aquí al lado. Debe ser que hasta ahora estaba en otras manos…

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

Para abandonar por un momento –qué sofoco- tanto olor a cirio y santidad:

“Ante la dimisión coreada por el PSOE y la extrema izquierda, lo positivo es, tal y como están las cosas, que Rajoy permanezca y que se dedique íntegramente a la gestión gubernamental, dejando la del Partido Popular en manos expertas, que podrían ser las de José María Aznar, el único dirigente con autoridad personal para limpiar la podredumbre y enderezar el rumbo de la nave popular”.

Luis María Anson. El Mundo, 12 de febrero de 2013.

Hay 139 Comentarios

¡¡¡Viva este Papa, vivan todos los Papas, pero .... que no se amontonen!!!

que te den por culo imbécil!!!!!!!!!!!

Es tarde, no son buenos momentos para comentarios, por lo que intentaré volver de forma matinal.
Me parece, cómo decirlo, rabioso. Pero lo creo conveniente:
http://www.elconfidencial.com/comunicacion/2013/02/12/el-gobierno-invoca-la-mediacion-de-santander-caixa-y-telefonica-para-evitar-la-guerra-con-prisa-114730/

""El PP pagó a Bárcenas una cantidad fija al mes hasta diciembre de 2012.""
http://politica.elpais.com/politica/2013/02/12/actualidad/1360704551_942012.html
.
Bueno, me voy hacia la piltra porque esto empieza a ser demasiado para mi body.

Sí, aunque no sea por otra cosa, sólo por lo ripiosos que son ya joderia ser facha

...Si te dicen que caí,
me fui al puesto que tengo allí...
.
¡Qué tiempos aquéllos! ¡Qué hostis nos arreaba el padre Otilio!

Están
Presentes en nuestro afan

Aunque tengo el periódico aquí desde bien temprano, es ahora cuando he leído el artículo de Juan Goytisolo, en el que vapulea, pero bien, a los políticos que disfrutamos.
http://elpais.com/elpais/2013/02/05/opinion/1360093244_799872.html

Infalible el alemán.

"Digna imagen de la iglesia: A un despojo andante que se arrastraba a duras penas le sucede un anciano con un hilo de voz, impotente y triste en sus disquisiciones sobre bueyes y asnos..... "

Publicado por: Javier | 12/02/2013 19:13:12

La democracia y la bonhomía rebosan por tus poros. Demócrata, más que demócrata. Se te ve buena gente, madre mía... Te has retratado, chaval.

1 2 3 4 5 6 7 ... 13 14 Siguiente »

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal