Sobre el autor

(Madrid, 1946) fue redactor
jefe de Diario 16, subdirector de Informaciones y
corresponsal de EFE en La Habana. En 1983
se incorpora a EL PAÍS como jefe de Edición,
donde fue redactor jefe y subdirector. En 1989
se incorpora como director de los Servicios
Informativos a Canal+. En 1995 vuelve a
El País como director adjunto.
Desde setiembre de 2005 hasta
noviembre de 2009 fue director
de los Informativos Cuatro y de CNN+.

Sobre el blog

El catavenenos probaba la comida para sus señores, fueran Agripina o cualquiera de los Borgia, y les informaba: ojo, aquí puede haber cicuta (o cianuro, o belladona). El autor asume esta profesión de riesgo y se sumerge en lo más profundo de la derecha española, tan vociferante y venenosa. Pero a la vista de que esas fuerzas ya han alcanzado sus objetivos, ha decidido rebajar la universalidad de la prueba y concentrarse en unas catas selectivas: unas aquí, otras allá. Cree que es justo que su trabajo, tan severo hasta ahora, se haga más reposado. Como el buen tequila. Mismos grados y fortaleza… pero un poco de sosiego.

Nuevo libro

¿Para qué servimos los periodistas? (hoy)¿Para qué servimos los periodistas? (hoy) (Editorial: Libros de la Catarata). En un momento en el que los despidos, los cierres y las pérdidas económicas en los medios de comunicación están llegando a cifras más que alarmantes y en el que la consideración social sobre los periodistas no es precisamente alta, José María Izquierdo reflexiona en este ensayo sobre la necesidad del oficio de contar y las muchas razones que justifican su existencia.

Leandro, el fantasma de la MoncloaLeandro, el fantasma de la Moncloa. Con ilustraciones de Fernando Vicente. (Editorial: La Hoja del Monte). "Leandro, narrador de estas historias monclovitas (...) es observador, perspicaz, irónico y a veces malvado. Gracias a su agudeza, no solo comprendemos la psicología de Rajoy, sino la de todos los que pasan por su despacho, sean ministros o visitantes ocasionales". Del prólogo de Juan José Millás.

Historias de José KHistorias de José K (EL PAÍS Selección). Un sórdido panorama de corrupciones y desvergüenzas bajo la mirada de un peculiar jubilado de Chamberí que pierde la compostura cuando el veneno de la política revuelve su estómago.

Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles Fuego amigo o cuando Rajoy era el más inútil entre todos los inútiles (EL PAÍS Selección). Mediocre, perdedor, zombi, maricomplejines mariacomodado, antropófago político, avieso, falso o tiranuelo fueron algunos de los calificativos que dedicaron a Mariano Rajoy sus hoy propagandistas, Anson, Jiménez Losantos o Pedro José Ramírez.

Otros: Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna (Aguilar). Los cornetas del apocalipsis (Ilustraciones de Tomás Ondarra). Elogio del panfleto y reivindicación de la demagogia. Historias de José K. Ilustraciones de El Roto. Editorial La hoja del monte

09 jul 2013

El caso de la fotocopia veraz

Por: José María Izquierdo

Tenemos hoy a Pedro José de gran estrella entre algunos de nuestros amigos porque ha entregado a la Audiencia Nacional un papel del mismísimo Bárcenas. Lo que pasa es que es el original de la fotocopia que ya publicó El País el 31 de enero, con lo que nuevo, nuevo, lo que se dice nuevo, no hay ni un solo dato. ¿Los sobresueldos a Rajoy? Ya. Los datos pueden consultarlos desde hace meses en El País,  incluso con un buscador creado al efecto. Pero está bien, como el mismo diario dice, que ya nadie podrá decir que se trata de fotocopias. Aunque no nos olvidemos de que aquellos papeles ya habían sido validados por los peritos policiales y por la Fiscalía Anticorrupción. También estaban ya contados desde entonces los abultados pagos efectuados a la cúpula del PP, incluso cuando Rajoy, Rato, Cascos, Arenas o Mayor Oreja ya eran ministros, lo que era ilegal. Veremos si Ruz investiga ahora estos papeles y estos sobresueldos.

Papelesamarillo

Y conste que aún queda por ahí otra parte del león: las donaciones ilegales de cientos de empresas al PP, sobre todo en las campañas del 93 y, muy especialmente, en la del 96, las elecciones que finalmente ganó José María Aznar.

Tela. Queda tela.

Mientras, La Razón renquea en este asunto de Bárcenas, que los pobres no saben por dónde tirar, aunque el fin es evidente: el PP, y por supuesto, Mariano Rajoy y el resto de la cúpula no sabía nada de los manejos de Luis Bárcenas Gutiérrez, bucanero solitario más malo que la quina. ¡Quita, bisho! ¿Y Abc? Ni está ni se le espera, que la culpa es de los demás, como dicen sus más conspicuos comentaristas.

Arrancamos por el editorial de El Mundo, visto lo visto. Título: “Ya nadie podrá decir que sólo son fotocopias”. No está mal. Alguna broma de Pedro José: “Si decíamos que Luis Bárcenas debe contar todo lo que sabe ante el juez y entregarle todos los documentos que obren en su poder sobre la presunta contabilidad B del PP, El Mundo actuó ayer con ese mismo criterio: el director de este periódico acudió a la Audiencia Nacional para entregar el original de una hoja manuscrita por el ex tesorero del PP arrancada de un cuaderno, en la que figuran pagos a dirigentes del partido”. No queda claro, si tanto afán por colaborar con la justicia enciende el corazón del director de El Mundo, por qué acudió ayer, después de publicar su información del domingo, y no cuando Bárcenas le entregó la hoja. El mercadeo acostumbrado cuando hablamos de quien hablamos. Minucias, al fin.

Lean este bonito párrafo: “Hay que reiterar que lo que nuestro periódico publica hoy es la reproducción fotográfica de esa hoja manuscrita del puño y letra de Bárcenas. Cuando El País publicó lo que desde el PP denominaron ‘fotocopias de fotocopias’ se insistió en que podían estar manipuladas mediante el procedimiento de corta y pega. Esa hipótesis queda ahora descartada. También la de que todo se había escrito de una vez, simulando una contabilidad de años: cualquiera que lo examine observara las distintas texturas e incluso tintas de la escritura. Además, los propios peritos de la Audiencia corroboraron que la letra era de Bárcenas, haciendo la salvedad que al tratarse de fo-tocopias sus conclusiones no podían ser seguras”. O sea, que eran fotocopias fidedignas al cien por cien, aunque intentaran desde varios disparaderos, el propio Bárcenas incluido, quitar importancia –y veracidad- a aquellos papeles.

Curioso, por cierto, el artículo de Luis María Anson. Solo el último párrafo: "Se terminaron los silencios, los aplazamientos y las componendas. La fórmula arriólica de los monos de Nikko -no oír nada, no ver nada, no decir nada- servirá de poco en esta ocasión. Si Bárcenas le cuenta al juez lo que ha dicho a Pedro J. Ramírez y aporta pruebas, Mariano Rajoy se verá obligado a dar la cara. Más vale que en Moncioa se abandone la prepotencia y la suficiencia. Y no solo porque está en juego el futuro político de Mariano Rajoy. Unas elecciones generales anticipadas darían el poder, en las actuales circunstancias, no al PSOE sino a un Frente Popular ampliado, lo que abriría las más alarmantes incógnitas para el futuro de España". ¿Mejor dejarlo, entonces?

Sostres, página 14. En el centro. Imposible no verlo.

Gracioso editorial sobre Bárcenas en La Razón. ¡A estas alturas de la película! Mal día para la lírica, ya les dijimos que ayer silenciaron la información de El Mundo, y hoy tienen que ir  a rastras. La primera, para intentar engañar al respetable: “El ‘caso Bárcenas’ ha llegado a ese punto de confusión en el que se requiere mantener las ideas muy claras para no dejarse llevar por intoxicaciones informativas muy interesadas. Y el primer interesado en ellas es, precisamente, el protagonista, el ex tesorero del PP Luis Bárcenas. Las confesiones sin prueba alguna de financiación ilegal es evidente que sólo buscan derivar las responsabilidades personales, que es de lo que debe dar cuenta y por las que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz está instruyendo el sumario y cumple, de momento, prisión preventiva”. Y la segunda, ya puestos, que la vergüenza no nos deje mostrar la desvergüenza: “Desde la sede del PP, su secretaria general, María Dolores de Cospedal, fue clara: ‘Las mentiras no se documentan’. Es decir, sobre una mentira, no se puede levantar una causa. Recordó, además, que el ‘caso Gürtel’ ‘se beneficiaba y aprovechaba de cierta parte de la estructura del PP’, por lo que es el propio partido el primer interesado en aclarar el caso, de ahí que haya realizado un ejercicio de transparencia en su contabilidad que, por lo menos, debería ser imitado por otros partidos políticos porque lo pide la sociedad española”. Aplausos, por favor, y elijan ustedes, si son taurinos, de quién se pasea orejas y rabo. Si no gustan del arte de Cúchares, aplaudan y enciendan mecheros.

Abc sigue a lo suyo en los editoriales. El primero es para una enmienda a la totalidad al último papel de los socialistas: “El error federalista del PSOE”. Da igual lo que hubiera hecho. Usted y yo, y seguro que Rubalcaba, ya sabía lo que iba a decir Abc desde antes de pensar en redactarlo. Esto, por ejemplo: “Un partido con vocación de gobierno no debería alumbrar documentos tan poco elaborados, tan orientados a sus crisis internas, con la excusa de una cuestión tan esencial como la organización territorial del Estado”. El segundo editorial es para hablar del Papa. Bien, sí.

Y en este quitarse de encima a Bárcenas, hay quien riza el rizo. Por no callar. Edurne Uriarte. Inicio: “Los papeles de Snowden querían convertirse en la perdición de Obama como los de Bárcenas en la de Rajoy”. Y sigue: “Y algo parecido pasa con Bárcenas, por mucho que sus portavoces periodísticos sean bastantes más. Que se le ha puesto cara de vulgar chorizo y su causa política es la de su propia conveniencia, para salir de la cárcel y mantener el botín a buen recaudo. Y sus métodos, el chantaje en rocambolescos capítulos periodísticos, de una suciedad tan nauseabunda que hasta los abogados lo abandonan, no vaya a ser que acaben tan enfangados como su cliente”. Lo nauseabundo, amiga, no es solo la fortuna de Bárcenas. Son las donaciones ilegales de prohombres de la sociedad, son las comisiones, son Gürtel y sus cohechos, son los sobresueldos, son las mentiras repetidas de todos los dirigentes… Efectivamente: nauseabundo.

Hermann Tertsch, más de lo mismo, pero en escatológico: “Si no hay algo más que esas ‘confesiones’ del presidiario, la gran bomba atómica va a acabar en bombita fétida. Un asco, sin duda. Es más, un repugnante ascazo. Pero para derribar a un Gobierno con una mayoría absoluta en un país razonablemente civilizado del Primer Mundo, van a necesitar algo más que pestilencias. Algo más que la peste resultante de la combinación de una soberbia confundida de un reo, la vanidad estratosférica de algún periodista, la agitación antisistema de una izquierda política hundida y sin principios, una izquierda mediática crecida y encanallada y los aires misioneros de ciertos personajes en la justicia. ¿Que todo huele a mierda? Cierto. También lo es que los aires fétidos jamás se combatieron con excavadoras. En la situación de emergencia de España, cuando a duras penas comienza a estabilizarse un poco algo, pero todo puede hundirse aun definitivamente, hace falta ser irresponsable, necio, golpista, amoral o todo a la vez, para querer dinamitar lo único que nos mantiene y nos da esperanza de salir a flote, la estabilidad política”. ¿Mierda, dice Tertsch? Léanse las últimas líneas del párrafo anterior. En efecto: mierda. Y en este caso –del que estamos hablando- del PP.

LAS FACHADAS

Portadamartes

El Mundo es hoy protagonista, pero requiere un poco de explicación. A ver. Antetítulo: “El director de El Mundo entregó ayer el documento a la Audiencia Nacional”. Título: “Los originales de Bárcenas incluyen pagos de sobresueldos a Rajoy cuando era ministro”. Bien. Explicaremos que se trata de una hoja original de los famosos ‘papeles de Bárcenas’ que El País ya publicó el 31 de enero, las famosas fotocopias. No hay, por tanto, ni un solo dato que no se supiera ya. Pero está bien que ahora -¡ahora!- quienes dudaron de su autenticidad no tengan más remedio que tragarse el sapo. Poco más de interés en la primera página de El Mundo. La Razón o la desesperada huida hacia adelante a ver si salvamos los muebles: “Bárcenas mintió a sus abogados sobre las cuentas suizas y los ‘papeles”. “Su defensa renuncia y con ello pone en evidencia la credibilidad del ex tesorero”; “Cospedal insiste en que no hay nada que comprometa al partido porque ‘las mentiras no se documentan”. O sea, este tipo es malísimo y ni el partido ni nosotros tenemos nada que ver con él. La foto, claro, para la tragedia de Ávila. Abc da la portada a este último asunto: “Nueve muertos en el peor accidente de los últimos 5 años”. La Gaceta: “Baño de sangre”, “El Ejército egipcio mata a tiros a 51 partidarios de Morsi”. Sobre el tema del día sorprende –dentro de lo que La Gaceta puede sorprender al catavenenos a estas alturas- este titular: “Pedro J. entrega a Ruz un posible original de los papeles de Bárcenas”. ¿Aún es un posible original? Y es, por cierto, el único diario que no lleva en su portada la tragedia de Ávila.

EL AFAMADO MUSEO EL OJO IZQUIERDO
(Documentos y testimonios de la vida en las cavernas)

Título: “La usurpación del saber por la consigna”

Texto: “En el campus FAES se acaba de descubrir el Mediterráneo: sus ponentes han sentenciado que la izquierda domina la educación y el imaginario cultural de esta nación descalabrada. Han tenido que pasar treinta y cinco años para que el supuesto pensamiento liberal e independiente se rasgue las vestiduras ante la evidencia de que a las últimas generaciones de españoles se les ha usurpado su educación y el saber académico por las ramplonas consignas salidas de la intelligentsia marxista y el nacionalismo de parque temático, ideologías totalitarias y reaccionarias.

“A excepción de nombres tan preclaros como Julián Marías, quien ya tuvo la feliz idea de despachar el marxismo en dos párrafos en su obra Historia de la Filosofía (1941), el panorama intelectual español sigue dominado por las patrañas culturales de la izquierda y el nacionalismo, con grandes réditos para ambas castas, sin que la derecha, apoyada por una intelectualidad católica cuya tibieza se contradice con las valientes máximas de Escrivá de Balaguer, haga nada para defender los principios humanistas de nuestra próspera sociedad occidental. Sólo se ha limitado a ocupar el poder cuando las urnas le son favorables, pero la inefable progrez izquierdosa y los fanáticos nacionalistas han tomado el aparato educativo y administrativo del Estado juancarlista para modelarlo a sus intereses estatalistas e hipotecar definitivamente la libertad de los ciudadanos. Y ahora tenemos un macroestado descabezado en diecisiete estaditos donde impera el pensamiento progre, sectario y colectivista en todos sus estamentos: judicatura, educación, sanidad, medios de comunicación, etcétera.

“Los ciudadanos de esta piel de toro pueden abandonar toda esperanza de que todas estas castas, sobrealimentadas y mantenidas con los abrasadores impuestos, hagan algo por devolver el protagonismo a la sociedad civil y reconstruir una nación en la que este tinglado administrativo inútil, corrupto, injusto e inservible, derivado del monopolio cultural de la izquierda y el nacionalismo, se diluya en la nada. El PSOE (patético) acaba de rubricar su sumisión al fanatismo nacionalista y la derecha rajoyesca está ensimismada en su populismo demoscópico, sin proyecto ni valentía para emprender la regeneración. (El PP ni caso hace del think tank FAES, aunque no deja de ser un pensamiento muy tutelado por la progrez prisaica).En definitiva, no hay vientos favorables para quien no sabe adónde va. Es la eterna tragedia de España: la realidad usurpada por la consigna”. 

José Bastida. Libertad Digital. 8 de julio de 2013. 

Hay 78 Comentarios

EREs un Campeón. ¡GAL, GAL, GAL!

Ahí vamos!

Hitler el reinado del mal, la están poniendo en la sexta 3. Una frase de un periodista ante la avanzada del nazismo: "lo que no podemos hacer es no hacer nada". Lo que era válido contra hitler es válido contra Rajoy ¡A trabajar!

Hola, amigos. Por mucho menos acaba de caer el presidente MORSI en Egipto. Es hora de la primavera de España. Tumbemos RAJOY el mentiroso. La Puerta del Sol es la nueva Plaza Tahir. ¡Abajo RAJOY y su gobierno mentiroso!

Hay que empezar a moverlo, organizar la marcha del millón, del millón y medio o de los 5 para pedir la dimisión del gobierno y la convocatoria de elecciones, tenemos que salir a la calle y llenar Madrid, en un movimiento transversal como fue aquel no a la guerra, tenemos los ejemplos en otros países, cercanos y lejanos. DEMOS, NO DEBEMOS DEJAR ESTO CORRER, si no paramos esto, este país se va a la puta mierda de la mano de estos completos ineptos, salvapatrias de los cojones
Una marea en Madrid, que sea imposible ignorarnos.
Alguien mas lucido que yo que proponga fecha... no faltare
Bona nit

En el PORTAL DE BELEN,(antigua genova13) huele a MIERDA QUE APESTA a un kilometro a la redonda, preguntada la srta. COSPI, dice que es lo normal, son las cagadas del burrito y el buey.

" Siéntate en la puerta de tu casa y veras el cadáver de tu enemigo pasar ", haber si se realiza este proverbio árabe y vemos pasar el cadáver de nuestro enemigo aquel que ha rebajado las prestaciones sociales, la educación, la sanidad, el seguro de desempleo, la asistencia para los dependientes etc etc.

Esperanza Aguirre: “Si ha habido irregularidades, habrá que reconocerlas”
.
Si sera hipócrita esta VIEJA CACATUA ..........!
Pues que empiece por limpiar sus bragas .................!
Que muy mal huelen desde su putrefacto TAMAYAZO .........!

En otro país, con otra gente, con otra oposición, con otro cuajo, con otra dignidad, Rajoy habría dimitido sí o sí. Pero aquí siempre hemos sabido que Castilla es ancha y que la oposición come en la misma mesa que el gobierno. Lustrosos, amancebados con el poder, no los despegas ni con agua caliente.
Ahora una herejía: Susana Díaz va a aportar ilusión, ilusión y más ilusión a un partido que está ilusionado y a una Andalucía ilusionada... Y qué más va a aportar usted, señora... yo, ilusión, mucha ilusión... Por favor (me han dado ganas de decir por favor en marciano, pero dejémoslo estar)
Se acostumbran al poder, y mantienen un discurso ridículo, ofensivo para el buen gusto y la decencia, ya ni se preocupan en cambiar el mantra, le han perdido el respeto al pueblo. Les importa una mierda que la izquierda pierda credibilidad, que se dilapiden en unos pocos años lo conquistado en más de un siglo. Qué más da, con tal de que ellos se instalen. Perezca el mundo tras de mí. Lo dicho, ni con agua caliente.

No obstante ello, pienso, junto a la buena gente vieja de mi barrio, que los que ironizan sobre un niño hambriento son unos hijos de puta, con metáfora y sin metáfora.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal