Paco Nadal >> El Viajero

26 abr 2010

Un playazo como para volver en taxi

Por: EL PAÍS

Lo mejor de la playa del Médano, la más famosa y concurrida de Los Cabos, en Baja California, es que desde la tumbona estás viendo el Arco, el paisaje más espectacular de Baja: una cadena de peñascos puntiagudos que salen del mar como muelas del juicio y marcan el final de la península de Baja California en una orgía de olas, rompientes, islotes colonizados por leones marinos y pelícanos y playas de arena color del oro a las que solo se puede acceder en barco. El lugar donde el Mar de Cortés se junta con el océano Pacífico. Un paisaje de postal. Pero no por postalero menos bello.

.
Al atardecer hay muchos barcos que hacen excursiones para ver el Arco con la caída del sol, todo bien regado con música, tequilas y margaritas (ojo, hay de todo; algunos barcos son tan horteras y turísticos que os negaréis a confesar que estuvisteis a bordo si no es en presencia de vuestro abogado).
A mi si me dan a elegir, en vez del Médano, prefiero playas casi solitarias y bellísimas, como la de Chileno o la de Santa María, arenales enormes y orlados por cactus gigantes que pese a estar en pleno corredor turístico entre San José y Cabo San Lucas te hace sentir bucanero en una ínsula barataria. Pero sin barco pirata.
Otro playazo de quitar el hipo es Cerritos , paraíso de surferos, cerca de Todos Santos. El mar es un tanto bravo como para chapotear, pero te puedes dar un paseo tan kilométrico por la arena que al final te tienta pedir un taxi para regresar, de lejos que has dejado la sombrilla y la toalla.

Las cabañas que veis en la foto acaban de construirlas en la playa de Cerritos; son una pasada y cuestan 125 ? la noche.

Hay 14 Comentarios

Si alguna vez vais a visistar Mexico yo os recomiendo que os alojeis en el hotel en el centro Mexico Room Mate Valentina http://valentina.room-matehotels.com , yo estuve hace un par de semanas y es un hotel de diseño muy bonito!
Buena noticia, me ha gustado mucho.

El duende sigue pasado de tequila y no me deja loguear. Playa d epostal? (eso me recuerda algo... ;-)Tampoco soy yo de tumbarme en la playa, pero sí soy de mar para pasearlo, admirarlo, fotografiarlo, contarle cuentos y navegar por él. Bucear en plan superficial (con mis gafitas, y eso de los piesqueahoranomeacuerdocmosellama). Mar para nadarlo. Para vivirlo. y olerlo. Ay que me pierdo.

Mientras seguis en "Baja Cali" te digo que sigo disfurtando de tu book Sa'es? pero me parece que descubrí una errata (doy Fe) o igual soy yo que estoy disléxica: En la pag 130 dice que el cura Hidalgo nació en 1753 y se ordenó sacerdote en 1720 ¿¿Qué ye eso, gachupín??PD: seguiré cual duende vigilante. Voy a revisar el prólogo de Mastretta, igual tiene algún error gramatical...

Impresionantes las playas... pero Paco, bien sabes que no hace falta irse tan lejos para disfrutar del paraíso. Espero volver a ese lugar en breve. [;)] Cuídate.

Increibles las playas, lo que daria por estar alli. Un saludo.

(espero que no salga repe) Decía yo... que supongo que el barco que te acercó a hacer esa foto del Arco no sería nada hortera, al contrario, tendría estilo y mucho glamour, como corresponde a la ocasión (perdona pero es que aún me sigo riendo).A mi las playas, sobre todo, me gustan de noche, a pleno sol no me pillan a mi en la playa y, con respecto a las cabañas, me estoy preguntando si el precio es por persona o por cabaña ¿cuántos caben? No es que vaya a ir mañana pero... ¿quién sabe?Besos

Paco, al igual que tú prefiero las playas solitarias. Es una pena que la mayoría de estos lugares se hayan convertido en pijolandias llenos de gente escandalosa. A mi los grandes espectaculos de la naturaleza me inspiran reverencia y en una atmósfera fiestera y banal me darían ganas de salir corriendo.

A mi particularmente no me gustan los sitios muy masificados, los cuales con el tiempo acaban deteriorandose. Interesante sitio donde poder perderse durante un tiempo y alejarse del mundanal ruido.

(morning skulk).No me gustan mucho las playas. Sólamente para el paseo, que puede ser una gozada, siempre y cuando los bungalows no se muestren como un 'antro-de-turistas-emperifollaos'.Un abrazo, joven.

Me parece magical por lo que deseo como en el anuncio ,que aparezca a caballo la guapa de turno .Lo digo porque en nuestra iberia estos dias aparece publicidad de Mexico y finaliza el anuncio deseando que aparezca Banderas a caballo.Muchas gracias ,un abrazo.

No se como andara tu agenda para el 2011, me encantaria que incluyas en alguno de tus viajes nuestras playas, no se asemejan a las de Baja California, pero tienen su encanto. Rafo Leon es nuestro Paco Nadal peruano , y ...como tu, sabe contar de viajes.http://libros-san-francisco.blogspot.com/2010/01/guia-de-la-costa-norte.html

Paco, hablando de lugares paradisiacos, todavía te falta visitar Fernando de Norohna, en el norte de Brasil. Turismo controlado, cuidado de la naturaleza y playas solitarias, entre otros. Abrazos.

Me pilla muy lejos que si no ´disfrutaría de esa belleza tan impresionante. Un abrazo

¡¡Qué bueno eso de las playas kilométricas y solitarias!! ¡Hecho tanto de menos esas caminatas por lugares donde te podés llegar a sentir que estás sola en el mundo, que estás en un lugar aún no descubierto!. "Baja" es super

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal