Paco Nadal >> El Viajero

06 may 2011

Morirse "en provincias"

Por: Paco Nadal

Esquela Galicia

Voy a confesar una pequeña manía que tengo cuando viajo "por provincias", como los madrileños centralistas y caducos llamaban a todo aquello que estuviera más al sur del Tajo y más al norte que la sierra de Guadarrama.

Cuando estoy de viaje por ese mundo rural.... me gusta leer las esquelas de los periódicos locales

¿Morbo?: no. Experimento empírico. Hace tiempo que empecé a detectar que "en provincias"...¡la gente se muere muy, muy, muy vieja.

Os lo juro. Comprobarlo si no me creéis: las esquelas de los periódicos locales son coto de octogenarios y nonagenarios. Coged la sección local de un periódico de Soria, de Palencia, de Ourense o de Jaén y echadle un vistazo a las esquelas. Es la demostración científica de que la vida rural o en pequeñas ciudades es mucho más saludable que en las grandes urbes, porque la peña no palma hasta bien pasados los noventa, ¡es cierto! Llevo años leyendo esquelas de periódicos "de provincias". Está más que comprobado.

De todas formas, para que esto no parezca una digresión, anoche mientras cenaba en un punto ignoto e indeterminado entre Ferrol y Cedeira, en lo más remoto de la provincia de A Coruña, cogí al azar una hoja de la sección de esquelas de La Voz de Galicia, edición local, y sumé. El resultado es el siguiente:

Dona Albina (obvio los apellidos por razones obvias): 87 años

Doña Ramona: 93 años

Don Marcial: 89 años

Don Domigo:  87 años

Doña María: 93 años

Don Luis Alberto: 61 (este era un chaval)

Doña Josefa: 82 años

Doña Carmen: 89 años

Doña Narcisa: 91 años:

Don Argimiro: 93 años

Media de esas 10 esquelas: 86,5 años de edad. Estadísticas oficiales de expectativa de vida en España a mayo de 2011: 81,2 años.

Luego queda demostrado que: ¡¡la gente de A Coruña vive 5,3 años más que los demás!!

¿Qué hago yo viviendo en Madrid? ¿Tiene sentido la alocada vida que llevamos en las grandes ciudades? ¿Se puede ser periodista de viajes viviendo en Betanzos?

Dudas existenciales que me hago sabiendo que por mi estresada vida en la gran ciudad... ¡¡dando gracias si llego a los  81,2!!

 

 

Hay 19 Comentarios

Empírico, querido Simón. Se escribe empírico. ;-)

"experimento empirico"? no soy de letras, pero un experimento siempre es empirico.

¿Morbo?: no. ¿Edad? Mmmmmm...

Yo no sé si irme a vivir al campo me dará más vida pero quizás si un poco más de tranquilidad, hay un libro por allí que se llama Triumph of the city donde el autor muestra como el invento más grande del hombre es la ciudad y todas las vritudes y grandes beneficios que traen a sus habitantes, incluso más que a los habitantes del campo. Lo sé por los comentarios que he leído, habrá que verlo. Solo quería comentar que este post me ha hecho pensar y reír mucho, un buen cronista o escritor de viajes nos trae de los lugares a los que va ciertas cosas que a nosotros se nos había pasado desapercibidos y los muestra con amenidad. Quién iba a ir a ver esquelas a provincias? Quizás nadie y de pronto llega Paco y nos muestra que detrás de una cosa tan simple como esa se guardan verdades, ocurrecias, llantos pero también risas. Enhorabuena viajero. Saludos

QUE RUTA TENES VOS?

¿Y nadie comenta sobre la esquela? pero si es espectacular. D.Manuel no pudo leerla pero arriba les espera a todos los chumbalakas para que se la cuenten. Saludos.

¿Y qué más da vivir 5 años más o menos? Me refiero a que lo importante, creo yo, es que te satisfaga tu vida vivendo en una ciudad o en un pueblo... Muchos se morirán en el campo aburridos perdidos sin importarles demasiado si viven 5 años más o menos. Y lo mismo puede ocurrirte en la ciudad. Quizás lo importante es vivir donde uno quiere y como quiere sin pensar en las estadísticas ¿no?

Bueno, Paco, morirse un poco antes o un poco después me parece que es menos importante que vivir como se quiere vivir, en Coruña, en Madrid, o de camino a cualquier parte como vives tu.
Y las estadísticas, además, son muy engañosas. Aquí nadie es capaz de leer su propia fecha de caducidad, por el momento, que todo se andará.
Besos

En parte darle la razon a Alatriste, yo todavia soy un adolescente, residente en una ciudad gallega muy romana, pero se ve como la poblacion está totalmente envejecida. Aqui la gente, como se lleva haciendo desde mediados del XIX emigra, y si, aunque parece un verbo muy fuerte, pero la gente emigra hacia donde hay trabajo, primero fue Argentina o Cuba, despues Alemania o Suiza y ahora las grandes ciudades españolas, quizas la esperanza de vida sea mayor, pero igual se debe a que aqui la proporcion de gente mayor, ancianos es mucho mayor que por ejemplo Madrid, tu date un paseo por cualquier ciudad gallega, o de provincias como los madrileños nos llaman, y exceptuando Vigo-Coruña-Santiago, solo veras gente mayor, los jovenes se van, quizas la esperanza de vida sea mejor, pero y las opciones de vida? las oportunidades para salir adelante?

PALO!! -ymedio-

Josefina Villaverde Fontela, una anciana de la Galicia rural que con 101 años será candidata al ayuntamiento de su pueblo Laxos. No es la primera vez que esta vecina figura en una lista electoral socialista, ya que también ocupó el puesto número trece en la candidatura de 2007.
Por cierto, qué fea ha quedado esa entrada de "provincias" de esos madrileños centralistas y caducos que llamaban a todo aquello que estuviera más al sur del Tajo y más al norte que la sierra de Guadarrama.
Te recuerdo que esos mismos provincianos denominaban "forasteros" a todos aquellos que no eran de su condición ... debe ser esa sensación acomplejada la que lleva a algunos a sombrear su territorio en Google Earth.

Es que la vida en las provincias es mucho más saludable que la vida en las grandes urbes!! Científicamente demostrado!!! Saludos.

PD: y más si somos gallegos!!!

Se parte de un silogismo falaz.
Cuántos niños hay entre Cedeira y Ferrol.?
Cuántos jóvenes.?
Cuántos adultos en edad de procrear.?
Si el índice de natalidad de éste País -el segundo en el ranking mundial de los más bajos- es de 1,2 niños y éstos estan en las grandes ciudades ...
Según un reciente art. publicado por éste diario en España hay 7900 ciudadanos centenarios, osea, un 0,000168085 de la población.
Morirnos, nos vamos a morir todos, eso está comprobado cientificamente. Ahora eso de querer llegar a ser nonagenario con andador, pañal, ventilación asistida, es opcional. Lo importante es llegar con la azotea bien lucida y locuaz, lo demás son paparruchas aqui, en Betanzos y en el más allá, de donde por cierto, ... nadie ha regresado para relatar tan fascinante viaje.
El albariño hace estragos.!!!

Como espero llegar a los 99 años y medio (por lo menos), yo vivo en provincias y tan a gustito.
Desde Gran Canaria, un saludo.

Hay que atarse al mastil ,no escuchar el canto de las sirenas,continuamos el viaje ,pidiendo que el camino sea largo ,lleno de aventuras,lleno de experiencias,...
Un abrazo.

Dije víceras?
QUISE
decir vísperas


De qué víceras me está hablando?

Y no olvides, tampoco, mi querido canalla, que, además, en provincias, y sobre todo en las pequeñas aglomeraciones de gente (pueblos), no necesitan salir a pasear con un ecuatoriano-acompañante, o rumano-muleta, o peruano-apoyo (es una manera de expresarme, que nadie se ofenda) y, de esa manera, son más rentables para la Seguridad Social.
Tu y yo , por ejemplo, como sigamos en Madrid, si se entera la Seguridad Social que llegamos a esa edad, somos hombres muertos.
Un abrazo, con cierta sorna e ironía.

Muy bueno. El problema es que no se puede ser periodista de viajes en Betanzos ni muchas otras cosas. Muchos vivimos en la gran ciudad porque no tenemos más remedio.

Publicar un comentario

Si tienes una cuenta en TypePad o TypeKey, por favor Inicia sesión.

El Viajero: Guía de Viajes de EL PAÍS

Sobre el blog

Un blog de viajes para gente viajera en el que tienen cabida todos aquellos destinos, todos aquellos comentarios, todas aquellas valoraciones que no encontrarás en otros medios.

Un espacio abierto a la participación con información diaria y actualizada sobre países y ciudades, alojamientos, transportes, gastronomía, rutas, ideas para ahorrar dinero o para gastárselo en lo mejor en lo que uno puede invertir su tiempo: en viajar. Todo contrastado y analizado en primera persona.

paconadalsl@gmail.com

Sobre el autor

Paco Nadal

Paco Nadal es viajero-turista antes que periodista y culo inquieto desde que tiene uso de razón. Estudió Ciencias Químicas pero acabó recorriendo el mundo con una cámara y contándolo. Escribe en EL PAÍS sobre viajes y turismo desde el año 1992. Es también escritor y fotógrafo, colabora con la Cadena Ser, además de presentar series documentales en diversas televisiones.

Último libro

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

El cuerno del elefante, un viaje a Sudán

Un relato trepidante por unos de los destinos menos turísticos y más inseguros del mundo. Un viaje en solitario lleno de emoción y melancolía a lo largo de una región azotada por constantes guerras y conflictos étnicos. Un viaje plagado de sentimientos que consigue conectar al lector con los sufrimientos y las esperanzas de África.

Los blogs de el viajero

El Viajero

  • Guía de viajes

    Guía de viajes

    Ideas, destinos, consejos y la mejor información útil para un viaje perfecto.

El País

EDICIONES EL PAIS, S.L. - Miguel Yuste 40 – 28037 – Madrid [España] | Aviso Legal